dijous, 15 de gener de 2015

la empatía




La imagen nos dejó helados. Durante el atentado terrorista del otro día, en Francia, dos de los atacantes a punto de irse hirieron a un gendarme. Mientras el hombre gesticulaba en el suelo, se acercaron, le dispararon un tiro para rematarlo y, sin más volvieron hacia el coche para huir.

Realmente hay un esfuerzo importante para mantener la sangre fría y controlar la rabia que generan estas acciones. En realidad no son tan diferentes de las imágenes de verdugos decapitando prisioneros y de muchas otras acciones absolutamente inhumanas que se hacen en el mundo y de las que no nos llegan imágenes. O a veces si, incluso demasiado impactantes.
 
Una pregunta que es normal hacerse es, como pueden actuar con esta tranquilidad? Mientras lo pensaba recordé un artículo de un psicólogo en una revista especializada. Era un estudio hecho hace tiempo y que había comentado en el blog en un tono mucho más informal. La idea era ver cuáles eran las bases mentales de la empatía. Ese mecanismo por el cual asumimos que las otras personas tienen una mente como nosotros, de modo que podemos ponernos en su lugar para tratar de entendernos.
Es tremendamente importante ya que la empatía es la base de toda sociedad. Es el mecanismo mental que hace que entre nosotros nos identificamos como seres humanos. No sentimos empatía por un grano de arena o por una pulga. Podemos sentir simpatía por muchas cosas, pero sin empatía las otras personas pierden la característica de humanos y nos resulta mucho más sencillo actuar como si fueran, literalmente, "cosas".

El estudio se titula  "El estudio de la neuroimagen sobre los componentes básicos de la empatía" y resulta muy esclarecedor sobre cómo actuamos las personas. El planteamiento era sobre discriminaciones sociales de diferentes tipos para entender lo que nos pasa por la cabeza cuando discriminamos alguien. En el fondo todos lo hacemos de un modo u otro, en un grado u otro, por lo que es útil saber cuál es el problema para tratar de corregirlo. Y lo que detectaron era, como siempre, el grado de activación de diferentes zonas del cerebro al interactuar con diferentes personas u objetos.
Resulta fácil distinguir áreas que se ponen en funcionamiento sólo cuando interaccionamos con personas.

  

 El cerebro tiene que hacer cosas, que aún no entendemos demasiado, para extrapolar la forma en que una persona piensa o siente, para anticipar sus reacciones y para poder interactuar con ella de manera eficiente. Por eso si alguien está contento, nosotros tenemos facilidad para sentirnos alegres y si alguien llora, nos ponemos tristes. Lo interesante es que esto no es un fenómeno general y que hay grupos con los que activamos mucho menos las zonas del cerebro relacionadas con "interactuar con humanos".
 
El ejemplo divertido que se usaba era el de las imágenes de chicas en bikini. No despertaban empatía en los hombres sino que sólo se activaban las áreas del cerebro correspondientes a interactuar con "cosas". Básicamente nos dice lo que ya sabemos. El machismo se basa en considerar a las mujeres como objetos supeditados a la voluntad de los machos. Pero el fenómeno es más frecuente de lo que podemos pensar. 

Se ha visto que cuando vemos vagabundos o sin-techo sucede lo mismo. No se activa la empatía, inconscientemente los deshumanizamos y nuestra relación con ellos se reduce al mínimo. Podemos hacer el esfuerzo de ponernos en su lugar, y esto nos hace mejores como sociedad y como personas, nos hace civilizados. Pero la clave es que debe ser un esfuerzo consciente ya que no se da el automatismo mental. Y probablemente en muchos otros problemas raciales, sociales o culturales está pasando lo mismo. A los "otros" no los vemos como seres humanos similares a nosotros.
 
Este hecho no es una característica biológica sino el producto de un determinado ambiente. Y, por supuesto, hay diferentes niveles. No hay nada maleable que el cerebro y determinados estímulos que pueden promover o bloquear la empatía frente a determinados grupos con relativa facilidad. Esto ayuda a entender muchas cosas de poca importancia hechas por el sentimiento de pertenencia a un equipo de fútbol, una raza, un género, una cultura o una clase social. Si estos estímulos relativamente sencillos tienen tanto efecto, que no ha de poder hacer la religión, uno de los estímulos más potentes que se puede someter una mente.
Según como, el fanatismo religioso no es muy diferente de una enfermedad mental, altamente contagiosa, que entre muchos aspectos actúa bloqueando la capacidad de sentir empatía por el resto de los humanos que no comparten sus creencias. De hecho, todos los fanatismos lo son, pero el religioso es de los que sobrepasan en su capacidad infecciosa.
 
Aquellos terroristas no son creyentes ni personas religiosas sino enfermos que han perdido la capacidad de ver a los demás como personas. Un hecho que no les exime de responsabilidad, por supuesto. Pero recordarlo me ayuda a evitar infectarme de su odio fanático
contra los "otros", incluso cuando los "otros" son terroristas.


Las fotos son sacadas de Internet, incluida la de "El Jueves".Serán retiradas a petición.

15 comentaris:

KRT ha dit...

Interessant el que expliques sobre l'empatia. Certament, no tothom l'experimenta, i menys envers persones a qui, per les raons que sigui, són considerats "diferents" o "inferiors". En nom de religions i ideologies s'han comès barbaritats enormes, i és trist veure que els seus autors n'estan orgullosos, perquè creuen (o diuen creure) que "era la seva obligació" o que "Déu ho volia". Tots els fanatismes irracionals fan molta por.

Josep, m'alegro de veure't novament en acció, després d'uns quants dies de festes en què has estat inactiu, per causes de força major sens dubte, que espero que estiguin superades. Bon any i una abraçada!

Miquel ha dit...

Cierta tu exposición. Y comparto contigo sobre lo que dices del fanatismo.
Este se puede presentar en cualesquiera de formas, religioso, futbolístico e incluso musical...pero lo que hace es cerrarte las puertas a otras visiones y otras experiencias y cortarte las alas del saber, y eso no es bueno.
El fanático sólo habla de un tema y sino habla de él, la conversación la desviará para que se de esa manera.
Un abrazo y salut

Montse ha dit...

Hola, Josep. Ciertamente has hecho un trabajo magnífico, imagino el esfuerzo que hay detrás de él. Cuando las cosas están hechas, no solemos darles importancia.¡Qué bien! Es lo que decimos, y yo también lo digo pero con el reconocimiento del esfuerzo efectuado.
Después de leer el post, de alguna manera, me has tranquilizado. Porque una de las cosas que más me horrorizan, es el hecho de que este rechazo, natural por un lado, pero impetuoso e irreflexivo, acabe apoderándose del sentido común. Yo espero que esa palabra maravillosa "La empatía" y todo lo que significa, no nos abandone nunca.
Los hechos, los asesinatos fríos y aterradores que han ocurido en Francia, nos pueden conducir a ese odio racial, y ¿cómo no? al miedo. Ambas cosas unidas son muy peligrosas.
Esperemos que los gobiernos, todos los partidps y las fuerzas de orden público se unan en esta lucha contra el terrorismo mundial. Esperemos que sean lo suficientemente eficientes y no se vuelvan a repetir hechos tan dolorosos cómo los vividos en Francia.
Felicitats. Una abraçada.

Josep ha dit...


Hola, KRT. Moltes gràcies per tot. Esperem que tot això es repeteixi les menys vegades possibles. Sentir-se així és molt emprenyador. Per sort ús tinc a tots vosaltres.

Sobre l'empatia ja havia escrit un cop, però no fa ser ta formal com ara. Era dels tems de Zapatero. ho vaig trobar en una revista especialitzada. De tot plegat penso que no està del tot equivocat, encara que podríem fer més lectures, però la fi crec que sempre seria la mateixa. A les grans ciutats hi ha molta gent massa desarrengada i els polítics no els hi fa massa cas, i no se'ls dóna el que necessiten o busquen. Com pot ser que la mateixa gent neixen al mateix lloc, després fan tan mal? Que la societat no ho fa bé és clar, però per on es pot començar a solucionar-ho?

Molt agraït

Josep ha dit...

Hola, Miquel.
Siempre ha habido fanatismos religiosos y políticos, en primera posición. Luego los demás que ya vamos citando ... de muchos tipos. Incluso la música, ya lo creo. Pero hace sólo unos 40 o 50 años no se había manifestado como ahora, con la rabia y odio añadidos (religión y política, si) ... Necesitamos mirar atrás y analizar que nos ha llevado hasta aquí. Lo considero esencial. Sin embargo esta gente no creo que hable en nombre de ningún dios. Dices que esta gente solo habla de un solo tema, ...o quizás de ninguno, porque esto no es dialogar de nada. Tu te imaginas que alguien hiciera esto en nombre de Jesús? Verdad que no?

Salut.

Josep ha dit...

Hola, Montse, no, de ninguna manera es un trabajo magnifico, ojalá lo fuera.Pero bueno, si de alguna manera te he tranquilizado ya he ganado algo.
Pienso, como le decia a KRT que si, qe creo que no hay empatia, pero es que no la hay en muchos sitios, incluso actividades deportivas.
hay otra lectura sobre esto (y siempre el final es el mismo, empatia) En este caso los occidentales lloramos con razón lo que nos ha ocurrido, pero porque nos ha pasado en plena Europa. Sin embargo mientras ocurre en sus paises parece que no tenga importancia. Estos dias vi un video en televisión de dos niños no más grandes de 10 o 12 años pegandole un tiro en la nuca a dos hombres arrodillados y atados. Que nula empatia, verdad?
Sin embargo pasa desapercibido (como el hambre) porque ocurre fuera de nuestras casas.
Es un placer contestarte, Montes.
Una abraçada molt gran.

xavier pujol ha dit...

Empatia seria una mica com la "caritat" si li eliminem les connotacions religioses.

Montse ha dit...

Hola, no pretendo ser maestra de nada, ya que no lo soy en nada. Pero creo que la palabra "empatía" no sé si la tenemos muy clara, al menos su significado. Con todo el respeto Xavier, la empatía no tiene nada que ver con "la caridad". Ni tiene porqué tener ninguna connotación religiosa.Sí psicológica. Así de memoria no sé bien la definición, pero viene a decir algo así como: "Es la capacidad del ser humano de ponerse en el lugar del otro, de sentir lo que el otro siente, comprendiendo así su comportamiento" La compasión no ayuda mucho. El resto se da,se otorga por añadidura. Hay una empatía "d'estar per casa", que bueno, algo es algo.
Más o menos...Josep, me corriges?? O lo complementas??
Una abraçada!!

Loreto Giralt Turón ha dit...

Per això durant les guerres s'esforcen tant en deshumanitzar la part contrària, si no el poble no podria suportar-les.

Franziska ha dit...

He leido tu comentario con gran interés y también he pasado al enlace que propones sobre el tema de la empatía.

Quiero felicitarte porque para mi ha sido tan sencillo entenderte que cuando me he metido en las tediosas descripciones de los estudios de neurociencia, he acabado aún más convencida de lo clara que es tu exposición sobre el tema.

Me llama la atención -no sé si es que yo no lo entiendo bien- que para nada se haga mención a la necesidad que tenemos de practicar el respeto, ya que no, a veces, no es posible comprender ciertas acciones, si, al menos, tomaramos la postura de no exigir a los demás que piensen como nosotros y por lo tanto que sigan la misma moral y normas de conducta, el mundo en el que vivimos, podría ser mejor. Quizás el respeto es una forma de empatía. Mirad, no os entiendo pero tampoco os odio. "Odia el delito y compadece al delincuente". Es enormemente significativo. Tú lo has dicho muy bien.

Ahora, no podemos convertir a todos en terroristas, lo mismo que no convertimos en delincuentes ni en asesinos a todos los ciudadanos porque haya entre nosotros, un porcentaje que si asesina y delinque, roba, abusa, estafa, miente, viola, etc. La policia debe hacer su trabajo y tienen ahora más medios que nunca para controlarlos.

Fomentar el odio es malo para todos y no hará más que sembrar más muerte, más sufrimientos y más desastres humanitarios.

Si no nos queremos, al menos, tratemos de vivir en paz y respetarnos.

En Madrid murió gente inocente que viajaba en los trenes de cercanías camino de la universidad, del trabajo, gente que no había hecho daño a nadie, inocentes.

Los seres humanos que poblamos este pequeño punto en el espacio infinito, tenemos una enorme capacidad para hacer daño, esto hay que revertirlo. Es tarea de todos no dejarnos envenenar, no dejar que el odio se desarrolle en nuestra vida. Es mi deseo ferviente.

Un enorme abrazo. Franziska

Josep ha dit...


Xavier, ho sento molt, però en aquesta ocasió no aconsegueixo entendre el teu comentari. Per a mi empatia no té el mateix significat de caritat. És que no comprenc que entenem per "connotacions religioses"
El que va passar a França es repeteix en qualsevol escola d'EUA i no hi ha religió en cap moment, crec ...
Ho sento, ho sento.
una abraçada

FG ha dit...

El fanatismo puede darse en cualquier campo, sea religión, sea afición, sea lo que sea, y llevarlo a un extremo hace que la persona precisamente deje de ser eso “persona” y entonces entramos en ese estado en el que pienso que le da todo absolutamente igual, a no ser que sea lo mismo que él piensa, todo lo demás hay que echarlo por tierra, destruirlo y erradicarlo.
Lo que no se dan cuenta (o sí) es que con ello tan sólo generan odio y más odio, y lo que es peor, un odio que se genera de forma irracional. Cualquier cosa que se les diga, siempre será tomada como ofensa y para ellos es la excusa ideal para tomar revancha, y así se crea un círculo vicioso del que no desean salir.

Es difícil sentir empatía cuando ves algo así, despiadado y frío, calculado y con el único fin de matar, matar y matar.

Una abraçada!!!

Josep ha dit...

Motse, yo tengo la misma opinión que tu, de no ser así ya no lo hubiese escrito. De todas formas es muy posible que no entendamos a Xavier. Es una persona muy inteligente, En su estupendo blog no leeremos nada que no entendamos. Todo él, la fotografia-magnífica siempre- la poesía, y los textos son insuperables. Pero hoy tampoco lo he entendido yo. No lo se, quizás nos quiera decir algo que no comprendemos en estas palabras:"caritat" si li eliminem les connotacions religioses.
Muchas gracias, Montse. y por supuesto a ti no tengo nada que corregir, en todo caso tendria que ser al revés.Lo único que puedo hacer es decir lo que he dicho. Que viniendo de Xavier, no lo entiendo.
Moltes gràcies, Montse.
Una abraçada.

Josep ha dit...

Efectivament, Loreto. Amb poques paraules ho has explicat amb una precisió, insuperable.
Una abraçada.

Josep ha dit...

Hola, Franzisca, no me des las gracias por favor. Todo lo expuesto viene a raiz de todos los actos terroristas que se cometen en el mundo. Los que más por religión, y le sigue la política, las guerras. Loreto explica antes de tu comentario, y dice:"Por eso durante las guerras se esfuerzan tanto en deshumanizar la parte contraria, si no el pueblo no podría soportarlas"
Tiene toda la razón y aquí no sabemos si hay o no religión.
Y en el futbol, y en un mini-reportaje en tv de dos niños de 10/12 años que mataban de un tiro en la nuca a dos hombres"enemigos de estos niños".
Tu misma lo dices:"
Quizás el respeto es una forma de empatía. Mirad, no os entiendo pero tampoco os odio. "Odia el delito y compadece al delincuente". Es enormemente significativo."
Es así, pero entonces no habrian peleas, guerras...ni nada que no pudiese solucionarse pacificamente.
Recuerda que en la guerra de Vietnam, los pobres soldados de Estados Unidos al volver a sus casas, sus propios compatriotas no los querian porqué se habian desiquilibrado y ya no pensaban como sus propios compatriotas.
Es muy complicado, verdad?
hay muchas cosas referentes a la empatia. Supongo que un violador puede muy bien entrar en esta especie. Se está hablando en estos dias de un hombre en Belgica que pide la eutanasia porque se ve incapaz por mucho que le expliquen que él no volverá a violar. Aquí se compadece al violador y se odia el delito.

Un gran abrazo, Franziska.