diumenge, 25 gener de 2015

Find a cure before i grow boobs.





En uno de sus cuentos, Jorge Luis Borges inventó la lotería de Babilonia, controlada por una organización cada vez más secreta y poderosa que acaba dominando las vidas de todos los habitantes. El premio en algunos casos era la muerte y la lotería, una variante del destino. Babilonia no es otra cosa que un infinito juego de azares, escribió el argentino.


En el mundo real, elcáncer es también un infinito juego de azares. Gran parte de los tumores conocidos no se deben a factores externos y evitables, como fumar, ni a razones hereditarias escritas en los genes, sino también al puro azar. Ahora, un estudio ha cuantificado cuánto pesa ese factor suerte en el cáncer. Sus resultados, publicados en Science, confirman que la “mala suerte” explica dos tercios de todo el riesgo de cáncer en un tejido mientras que las variables genéticas y ambientales explican otro tercio.
Fijaros que  los humanos nos gusta buscar un motivo a todo. Seguramente es parte de nuestra programación mental, que nos hace ser chismosos y buscar los motivos de las cosas. Por eso nos molesta pensar que las cosas pueden, simplemente, no tener ningún motivo. Y por eso ha sorprendido el descubrimiento de que muchos de los casos de cáncer se deben sólo a la "mala suerte". Detrás no hay ninguna causa que lo desencadene. Y es verdad que afrontar una mala noticia como esta y poder buscar un culpable ayuda a asumir esto. Supongo que debe ser como la necesidad humana de buscar la protección de un Ser Superior, de un dios. El culpable puede ser la contaminación, el tabaco, el exceso de sol o lo que sea. Pero ayuda poder enfocar la rabia que se siente. Para  muchos, todo les parece que da cáncer, los microondas dan cáncer, los móviles dan cáncer, todo lo que suene a electricidad, a química, los aditivos, los conservantes y colorantes.

Por ejemplo, un microondas no produce cáncer ya que la longitud de onda de una microondas es enorme comparado con el tamaño de una célula, si sabemos que necesitamos cambios que nos alteren el ADN, queda descartado.

Sabemos muy bien que hay factores que aumentan la probabilidad de padecer un cáncer. Básicamente son agentes que tienen la capacidad de dañar el ADN. En la raíz del cáncer hay errores en el material genético. Allí se controla buena parte del funcionamiento de la célula, y muy concretamente, el número de veces que se ha de dividir y qué aspecto debe tener. Si los genes que regulan esto se dañan, fácilmente aparece el cáncer.

Cuando fumamos incorporamos a nuestro organismo productos que se meten al lado del DNA y generan reacciones químicas que rompen. Tenemos mecanismos de reparación, pero no siempre funcionan correctamente, por tanto, fumar aumenta las mutaciones y, antes o después se generará alguna relacionada con el cáncer.

Pero los errores pasan inevitablemente. Nuestro ADN contiene tres mil doscientos millones de nucleótidos (de "letras") y cada vez que una célula se divide debe hacer una copia exacta de todo este ADN. Por eficiente que sea el sistema, es previsible que habrá algún error. Normalmente son errores sin demasiada importancia, pero si la célula se dividirá una vez, y otra, y otra ... y en cada ocasión comete algunos errores, al final es de esperar que le toque a un gen relacionado con el cáncer.

La cuestión es si este es un fenómeno habitual u ocasional en los casos de cáncer. Lo que han hecho ha sido mirar si hay relación entre el número de veces que las células de un tejido se dividen y el número de casos de cáncer que tiene el tejido en cuestión. Como las células que deben dividirse son las células madre adultas, las encargadas de ir reponiendo todas las que se mueren, han mirado las veces que se dividían las mismas. Y el resultado ha sido muy interesante.

Resulta que hay una muy buena correlación entre el número de veces que la célula se divide y la probabilidad de padecer cáncer en un tejido. Las células del corazón se renuevan poco y los casos de cáncer de corazón son escasos. En cambio, las de la piel o del intestino se renuevan constantemente y estos son cánceres mucho más frecuentes.

Lo que resulta de todo ello es que hay determinados tipos de cáncer que los podemos atribuir a determinados factores. Cáncer de hígado por el virus de la hepatitis C; Cáncer de pulmón y varios otros, por el tabaco; Melanoma por la radiación solar; Cáncer de colon por la dieta. Pero hay otros en que la única causa es que en función del número de veces que las células de ese tejido se han dividido, toca determinada probabilidad de cáncer independientemente de dietas, hábitos de vida o tipos de genes que llevamos. Pura y dura mala suerte. Por otro lado hay quien fuma toda la vida pero no desarrolla cáncer ... quizás tiene unos buenos genes, pero más probablemente es alguien que ha tenido "buena suerte".


Un llanto de alegría. La lucha contra el cáncer de mama. Basado en una historia real.
Es un problema porque puede hacer llevar a la gente a pensar que no hay que esforzarse en prevenir ya que hay una parte que está fuera de nuestro control. Pero sería un razonamiento muy simple. Hay loterías malas en las que todos tenemos algunos billetes. Estos no los podemos eliminar, pero lo que parece absurdo es acumular más de los inevitables.


La mala suerte se debe a “mutaciones aleatorias que suceden durante la división normal de las células madre cuando estas se producen en genes que intervienen en el desarrollo del cáncer”,
Vamos a explicarlo de una manera sencilla para que todos lo entendamos
Vamos a ver este video:
La mala suerte se debe a “mutaciones aleatorias que suceden durante la división normal de las células madre cuando estas se producen en genes que intervienen en el desarrollo del cáncer”, explica el estadístico y matemático de la Universidad Johns Hopkins (EE UU) Cristian Tomasetti, coautor del trabajo.
Vemos que una única mutación no genera cáncer, por lo que el cáncer no se hereda en según que casos. Se hereda la predisposición genética a tener un tipo de cáncer, porque vamos acumulando mutaciones y genes supresores de tumores. 

Si son necesarias 5 mutaciones distintas y en tu familia con el tiempo se acumularon 3, naces con sólo dos mutaciones necesarias para tener dicho cáncer. Si por lo contrario no tienes ninguna, tu predisposición genética es muy baja.
 Por eso haya personas que dicen: " Mi abuelo fumó hasta los 90 y no murió de cáncer" Porque igual era afortunado y empezó de cero, pero hay miles de personas que heredan más mutaciones en dichos genes y esto, en el tabaco, los llevan a la tumba.



¿te ayudo?
 foto de internet
enlaces aeecc (permitidos)

dijous, 22 gener de 2015

un "follet" que canta / un duende que canta







Puc dir que el meu nom és Montse, que encara ara m’encanta seure sobre  l’arena i tocar-la. Escolto les cançons de taverna i la llibertat de viure la vida des del meu cor mariner.
Era petita quan el meu pare em va ensenyar el que era la mar, amb molta delicadesa m'apropava una petxina a la meva oïda, i em deia:
- Amor meu, escolta atentament.
-I Ho vaig fer.
-En aquest instant vaig comprendre que la mar era molt més del que veien els meus ulls.
M’agradava seure a l’arena i mirar allà lluny, a l'horitzó. Era l’època que veia els nàufrags de les pel·lícules que enviaven un s.o.s , en una ampolla de vidre que tiraven al mar. I jo estava allà esperant molta estona per veure si arribava alguna d'elles una mica tard. Creia que ella s'enfadaria si no ens veiem.

 Cada dia de les meves vacances, generalment al capvespre li dedicava aquesta estona, i em sentia la nena més feliç del món quan les ones no duien cap ampolla. Això volia dir que no hi havia ningú a qui hagués de salvar, que podia dormir tranquil·la.
Quan van acabar les vacances em vaig endur dues precioses petxines a casa i de tant en tant agafava una a cada mà me les acostava a les orelles i escoltava el so del mar. Eren instants meravellosos!
I així va ser com va començar el meu amor per elles.

                            
Un petó mariner.
Montse.



La seva veu sona a Mediterrani, a fado i flamenc. El jazz, sempre el jazz, corre per les seves venes. Tot en ella és autèntic, essencial. De la seva aparent fragilitat sorgeix, poderós, un crit de llibertat. En el seu rostre de nena habita el poble, tots els pobles, i en la seva mirada somiadora, reneixen Lorca, Alfonsina, Chicho i tots els poetes bojos que van canviar el món. El seu cor és d'havanera; la seva ànima, ànima gitana, i ella una dona humil i senzilla en la qual viuen tots els somnis. Aquesta és la grandesa d'aquesta catalana universal que és capaç de cantar des del més profund el lament de qualsevol poble oprimit, el dolor de qualsevol cor trencat o la sempiterna malenconia de tot el que mai va haver de deixar d'haver estat. El seu nom és Silvia. Silvia Pérez Cruz, va néixer a Palafrugell, (Girona, Catalunya), terra de vent i llum que ha enllumenat genis, i viu al cor de tots els que l'escolten. Aquesta vegada també ha estat la meva amiga Montse qui m'ha presentat la lletra duna havanera molt coneguda però que jo no coneixia tota la lletra. És, Vestida de nit.

Vestida de nit

“Pinto les notes d'una havanera
blava com l'aigua d'un mar antic.
Blanca d'escuma, dolça com l'aire,
gris de gavines, daurada d'imatges,
vestida de nit.

Miro el paisatge, cerco paraules,
que omplin els versos sense neguit.
Els pins m'abracen, sento com callen,
el vent s'emporta tot l'horitzó.

Si pogués fer-me escata
i amargar-me a la platja
per sentir sons i tardes del passat,
d'aquest món d'enyorança,
amor i calma, perfumat de lluna, foc i rom

Si pogués enfilar-me a l'onada més alta
i guarnir de palmeres el record,
escampant amb canyella totes les cales
i amb petxines fer-lis un bressol


Els vells em parlen plens de tendresa,
d'hores viscudes amb emoció.
Joves encara, forts i valents,
prínceps de xarxa, herois de tempesta,
amics del bon temps.

Els ulls inventen noves històries,
vaixells que tornen d'un lloc de sol.
Porten tonades enamorades.
Dones i Pàtria, veles i flors.

Si pogués fer-me escata
i amargar-me a la platja
per sentir sons i tardes del passat,
d'aquest món d'enyorança,
amor i calma, perfumat de lluna, foc i rom

Si pogués enfilar-me a l'onada més alta
i guarnir de palmeres el record,
escampant amb canyella totes les cales
i amb petxines fer-lis un bressol”

 

Després d'escoltar l'havanera, jo l'anomeno una ànima -o un "follet"- que canta.

Aquesta noia canta de ben endins encara amb el rubor de la innocència i la vergonya d'una nina, d'una al.loteta que sap que sap cantar bé i expressar la seva ànima generosa i sensual sens que li demanin explicacions d'on i per què. 
 Cal veure i escoltar la interpretació que fa aquesta noia de Palafrugell d'He mirat aquesta terra, el poema d'Espriu musicat per Raimon, per sospitar que no parlem d'una percepció de la realitat arran de terra sinó que pot ser ve de més enllà: des de les altures que miren la petitesa del nostre món o des de l'altra banda de l'espai tems. I és la innocència dels orígens en el seu El cant dels ocells. I és la melangia, o la Sauleda, o al quejio, en les seves versions de Compañerodel alma Miquel Hernandez/Enrique Morente o de pequeño vals vienès de Garcia Lorca / Leonard Cohen. 

O en les seves versions de Mercè de Mariadel Mar Bonet i Abril del 74 de Lluis Llach.O en les colpidores Corrandesd'exili de Pere Quart, amb tots els seus matisos de ràbia i melangia, d'ironia i d'enyorança...


"M'agrada la idea de fer una revolució emocional en aquest temps de desànim i tristesa que vivim"Gallo Rojo”, és aquesta:


Gallo Rojo/Gallo Negro

Cuando canta el gallo negro
Es que ya se acaba el dia
Si cantara el gallo rojo
Otro gallo cantaria

Ay! si es que yo miento
Qu'el cantar qué yo canto
Lo borre el viento
Ay! qué desencanto
Si me borrara el viento
Lo que yo canto.

Se encontraron en la arena
Los dos gallos frente a frente
El gallo negro era grande
Pero el rojo era valiente

Se miraron cara a cara
Y ataco el negro primero
El gallo rojo es valiente
Pero el negro es traicionero

Gallo negro, gallo negro
Gallo negro, te lo advierto
No se rinde un gallo rojo
Mas que cuando está ya muerto 

Aquí la tens cantant "Veinte años" al costat del seu pare


 
La seva participació en la banda sonora de la pel·lícula "Blancaneus" amb aquest punyent "quejio" va fer que molts la van descobrir.



Fins aviat!.
 
CASTELLANO

Puedo decir que mi nombre es Montse, que aún ahora me encanta sentarme sobre la arena y tocarla. Escucho las canciones de taberna y la libertad de vivir la vida desde mi corazón marinero.
Era pequeña cuando mi padre me enseñó lo que era el mar, con mucha delicadeza me acercaba una concha al oído, y me decía:
- Amor mío, escucha atentamente.
-Y Lo hice.
-En ese instante comprendí que el mar era mucho más de lo que veían mis ojos.
Me gustaba sentarme en la arena y mirar a lo lejos, en el horizonte. Era la época que veía los náufragos de las  películas que enviaban un sos, en una botella de vidrio que tiraban al mar. Y yo estaba allí esperando mucho tiempo para ver si llegaba alguna de ellas, aunque fuese un poco tarde. Creía que ella se enfadaría si no nos veiamos. Cada día de mis vacaciones, generalmente al atardecer le dedicaba este tiempo, y me sentía la niña más feliz del mundo cuando las olas no traian ninguna botella. Esto quería decir que no había nadie a quien tuviera que salvar, que podía dormir tranquila.
Cuando terminaron las vacaciones me llevé dos preciosas conchas a casa y de vez en cuando cogía una en cada mano, me las acercaba a los oídos y escuchaba el sonido del mar. Eran instantes maravillosos!
Y así fue como empezó mi amor por ellas.

Un beso marinero.
Montse.



Su voz suena a Mediterráneo, fado y flamenco. El jazz, siempre el jazz, corre por sus venas. Todo en ella es auténtico, esencial. De su aparente fragilidad surge, poderoso, un grito de libertad. En su rostro de niña habita el pueblo, todos los pueblos, y en su mirada soñadora, renacen Lorca, Alfonsina, Chicho y todos los poetas locos que cambiaron el mundo. Su corazón es de habanera; su alma, alma gitana, y ella una mujer humilde y sencilla en la que viven todos los sueños. Esta es la grandeza de esta catalana universal que es capaz de cantar desde lo más profundo el lamento de cualquier pueblo oprimido, el dolor de cualquier corazón roto o la sempiterna melancolía de todo lo que nunca debió dejar de haber sido. Su nombre es Silvia. Silvia Pérez Cruz, nació en Palafrugell, (Girona, Cataluña), tierra de viento y luz que ha alumbrado genios, y vive en el corazón de todos los que la escuchan.

Vestida de nit (Vestida de noche)
«Pinto las notas de una habanera
 azul como el agua de un mar antiguo.
Blanca de espuma, dulce como el aire,
gris de gaviotas, dorada de imágenes,
vestida de noche.
 Miro el paisaje, busco palabras,
que llenen los versos sin inquietud.
Los pinos me abrazan, siento como callan,
el viento se lleva todo el horizonte.
Si pudiera hacerme escama
y esconderme en la playa
para oír sonidos y tardes del pasado,
de aquel mundo de añoranza,
amor y calma, perfumado de luna, fuego y ron.
Si pudiera trepar a la ola más alta
y adornar de palmeras el recuerdo,
esparciendo con canela todas las calas
y con conchas hacerles cuna.
Los viejos me hablan llenos de ternura,
de horas vividas con emoción.
Jóvenes aún, fuertes y valientes,
 príncipes de red, héroes de tormenta,
amigos del buen tiempo.
 Los ojos inventan nuevas historias,
barcos que vuelven de un lugar de sol.
Llevan tonadas enamoradas.
 Mujeres y Patria, velas y flores.
Si pudiera hacerme escama
y esconderme en la playa
para oír sonidos y tardes del pasado,
de este mundo de añoranza,
amor y calma, perfumado de luna, fuego y ron.
Si pudiera trepar a la ola más alta
y adornar de palmeras el recuerdo,
esparciendo con canela todas las calas
y con conchas hacerles cuna».
 
Después de leer la habanera, yo lo llamo un alma, o un "duende" que canta.

"Me gusta la idea de hacer una revolución emocional en este tiempo de desánimo y tristeza que vivimos "Gallo Rojo/Gallo negro, es ésta:
Gallo Rojo/Gallo Negro

Cuando canta el gallo negro
Es que ya se acaba el dia
Si cantara el gallo rojo
Otro gallo cantaria

Ay! si es que yo miento
Qu'el cantar qué yo canto
Lo borre el viento
Ay! qué desencanto
Si me borrara el viento
Lo que yo canto.

Se encontraron en la arena
Los dos gallos frente a frente
El gallo negro era grande
Pero el rojo era valiente

Se miraron cara a cara
Y ataco el negro primero
El gallo rojo es valiente
Pero el negro es traicionero

Gallo negro, gallo negro
Gallo negro, te lo advierto
No se rinde un gallo rojo
Mas que cuando está ya muerto 



Hay que ver y escuchar la interpretación que hace esta joven de Palafrugell de He mirat aquesta terra, el poema de Espriu musicado por Raimon, para sospechar que no hablamos de una percepción de la realidad a ras de suelo sino que puede ser viene de más allá: desde las alturas que miran la pequeñez de nuestro mundo o desde el otro lado del espacio temes. Y es la inocencia de los orígenes en su El cant dels ocells . Y es la melancolía, o la Sauleda, o al quejío, en sus versiones de Compañero del alma Miguel Hernandez / Enrique Morente o de pequeño vals vienés de García Lorca /Leonard Cohen.


O en sus versiones de Mercé de Maria del Mar Bonet y Abril del 74 de Lluis Llach. O en las sobrecogedoras Corrandes d'exili de Pere Quart, con todos sus matices de rabia y melancolía, de ironía y de añoranza ...
Y aquí la tienes cantando "Veinte años" junto a su padre


Su participación en la banda sonora de la película "Blancanieves" hizo que muchos la descubrieron. 


Hasta pronto! 

Fotos de internet. Serán retiradas a petición