diumenge, 1 març de 2015

A veces de las prohibiciones nacen los sueños





Cuando en otras materias es super lento, que puede tardar no sé cuántos años en tomar una decisión, el Tribunal Constitucional español  ha fallado por unanimidad  suspender la consulta catalana , la que sí se celebró de manera simbólica, con aquellas entrañables urnas de cartón parecidas a microondas.


  Ello ha desagradado a casi toda Catalunya. Digo casi toda porque  algunos lo han celebrado, mostrando  la misma alegría que cuando unos diputados  aplaudieron  lo que acababa de salir de la cocina  del Constitucional, y sin embargo a mi me dio una  pena terrible. No por el hecho,  (porque ya estamos acostumbrados), no por suspender de nuevo otra cosa (la que sea contra Catalunya) sino porque  es muy triste, muy penoso  el esperpento  del aplauso... y la historia negra. 
 Os dais cuenta que aun tenemos gente que se burla cuando prohiben que la gente vote lo que quiera?.
 Porque esta alegría espontánea, este momento  rancio “del más puro  patriotismo  español” nos recordó a muchos que la tradición del "viva las cadenas" y "muerala  Inteligencia" es muy  de este país  y no  hay forma de quitarla de en medio. Es  el de una España oscura que nunca supo configurarse desde el respeto entre naciones, sino desde el desprecio.

Que cada uno saque sus conclusiones. Cuando se toma esta decisión, demasiado rápida, sabiendo cómo es de rápido el TC, es imposible evitar pensar en que turbios intereses políticos impiden que asuntos que Gran Bretaña ha llevado ejemplarmente (lo de Escocia) y Canadá también (lo del Quebec), aquí no se hayan podido llevar con la suficiente calma para resolverlos.


Ellos saben perfectamente que todas estas grandes manifestaciones de la Diada Nacional de Catalunya de cada 11 de Septiembre, las últimas quiero decir, no son de gente adoctrinada ni nada de eso. Son gente que tiene una manera de ver la vida diferente, un sentido del humor diferente, unas inquietudes culturales e intelectuales diferentes. 

Y más aún con la suspensión del juez Santiago Vidal, que cualquiera se da cuenta de que es más por motivos políticos e ideológicos, cuando colegas suyos españoles tienen una ideología que deja que pensar...

A veces de las prohibiciones nacen los sueños que no se tenian!!

Pero esto no significa en absoluto ir en contra de nadie, en contra de unos ciudadanos de otros lugares, al contrario, se es respetuoso  con quien quiere ser como es, pero  que  admiten que hayan diferencias. Esto es Democracia.

fotos de internet. serán retiradas a petición

dilluns, 23 febrer de 2015

Elegies de Bierville / Elegías de Bierville





Tristes banderes
del crepuscle! Contra elles
sóc porpra viva.
Seré un cor dins la fosca;
porpra de nou amb l’alba.”


(Carles Riba: Del joc i del foc, 1946; tannka XXXVI)

Enllaç a l'estudi d'Enric Sullà sobre Les tannkas de Carles Riba (veure especialment les pàgines 331 i 332)
 Carles Riba



Carles Riba.
Elegías de Bierville.
Edición bilingüe.
Traducción y prólogo de
Marta López Vilar.
Libros del Aire. Jardín Cerrado. Madrid, 2011.

A finales de enero de 1939, Carles Riba (Barcelona, 1893-1959), poeta, catedrático de griego, católico y republicano, atravesaba la frontera de Francia camino del exilio en un penoso viaje compartido con Antonio Machado.

Aquel viaje y aquella frontera que lo reducía a la condición de desterrado marcaban una línea roja, delimitaban un antes y un después en la vida y la poesía de Carles Riba, que rememoraba aquel trauma diez años después, en el prólogo a la segunda edición de sus Elegías de Bierville, uno de los libros más bellos y más intensos de la poesía europea del siglo XX. Fue una experiencia que me sumergió de lleno dentro del sentimiento del exilio. Entré en él como en la muerte.

Y así, en aquel antiguo molino de Bierville, se inicia una aventura espiritual y literaria que le permitirá remontarse desde la nada hacia sí mismo en un viaje de regreso en el que le asisten Ulises y Orfeo, en un viaje interior del juego al fuego, de la superficialidad de la vanguardia a la transcendencia y a la honda comprensión del mundo y de sí mismo. Un viaje, por cierto, similar al que realiza la cultura europea tras las experiencias postraumáticas de las dos guerras mundiales.

Fue en Bierville donde Carles Riba escribió las cinco primeras elegías y donde tuvo la primera revelación de lo que habrían de ser las doce que componen el libro. Maravilla y sorpresa fue para mí el primer verso nacido súbitamente completo y armado de una exigencia de renovación, explicaba admirado el poeta.

Como Rilke recibió a la orilla del mar el regalo del primer verso de las Elegías de Duino, Riba recibió el primer verso de la primera elegía:

Era secret el camí, fabulós de tristeses divines...

Una revelación cuyo ritmo adaptaba al sistema de la métrica silábica y acentual de las lenguas románicas el ritmo cuantitativo de los dísticos griegos de la elegía antigua. Y además de Rilke, resuenan en estos textos, en la coherencia interna de cada uno de ellos y en su sentido global las voces de Hölderlin, Valéry y Eliot, de los clásicos griegos a los que había traducido, de los metafísicos ingleses del XVII y los místicos españoles del XVI.

Pero eso es lo de menos. Lo importante es que entre la revelación de ese primer verso y el silencio que sucedió al último de la última elegía, los doce poemas o el poema único que se desarrolla en doce tiempos, el poeta realiza un viaje de regreso hacia sí mismo, el viaje purificador del hijo del destierro, una iluminación de la realidad y una búsqueda de sentido mediante la palabra.

Un viaje interior que arranca del vacío, de la conciencia de la desposesión y la insuficiencia de la palabra, para transformarse en un recorrido iniciático y órfico que le revela el sentido de la vida y de la muerte.

Cuando Carles Riba comenzó a escribir estas Elegías de Bierville – explica Marta López Vilar en su espléndido prólogo, La palabra en transparencia- supo que regresaba. ¿Dónde? Esa respuesta sólo incumbe a la poesía: ese lugar transparente que está y no se explica, igual que nosotros no podemos explicarnos ante un espejo. Todo poema es una forma de regreso a uno mismo, y eso quedó marcado en la voz poética de Carles Riba.

La voz de un creador que se siente como un desterrado de la patria y del paraíso y evoca la libertad que defendieron los soldados de Salamina, el sueño de una isla verde, el recuerdo de una Grecia lejana que se confunde con la Cataluña perdida o la contemplación de la luz plena de junio.

Son algunas de las estaciones de paso para ese viaje de vuelta al pasado, a la patria perdida, pero sobre todo a su propia identidad. Y así esa experiencia del desposeído va más allá de su propio y limitativo carácter doloroso, bucea en lo más hondo del lamento por la pérdida para emprender el retorno hacia sí mismo y darle un nuevo sentido al presente y a la realidad.

De manera que el libro nace de la pérdida, pero contiene una iluminación en la sombra, es una elegía pero también una oda en la que el exilio es el punto de partida del regreso y lo funeral acaba transformándose en ímpetu creador y en impulso hímnico de salvación con la memoria.

En 1942, un año antes de regresar del exilio, publicaba Carles Riba estas Elegías con un falso pie de imprenta en Buenos Aires. Aunque de manera parcial, veía clandestinamente la luz uno de los libros esenciales de la poesía catalana. Un libro que tuvo su edición definitiva en 1949 en Santiago de Chile, con un pie de imprenta auténtico, con un prefacio a la segunda edición en donde Riba explica el proceso de creación y el sentido último del libro, y con unas notas finales que esclarecen las imágenes y las alusiones sobre las que se vertebra cada poema.

Descatalogada y prácticamente inencontrable la edición bilingüe que publicaron en 1985 Marca Hispánica y la Diputació de Barcelona con la traducción de Alfonso Costafreda del año 56 y con prólogo de José Agustín Goytisolo, esta nueva edición bilingüe que publica Libros del Aire con prólogo y traducción de Marta López Vilar recupera en español la voz de uno de los poetas imprescindibles del siglo XX, que nos dejó versos tan memorables como estos, de la Elegía II:


Original en catalán:


 "Elegies de Bierville"
II
Súnion! T’evocaré de lluny amb un crit d’alegria,
tu i el teu sol lleial, rei de la mar i del vent:
pel teu record, que em dreça, feliç de sal exaltada,
amb el teu marbre absolut, noble i antic jo com ell.
Temple mutilat, desdenyós de les altres columnes
que en el fons del teu salt, sota l’onada rient,
dormen l’eternitat! Tu vetlles, blanc a l’altura,
pel mariner, que per tu veu ben girat el seu rumb;
per l’embriac del teu nom, que a través de la nua garriga
ve a cercar-te, extrem com la certesa dels déus;
per l’exiliat que entre arbredes fosques t’albira
súbitament, oh precís, oh fantasmal! i coneix
per ta força la força que el salva als cops de fortuna,
ric del que ha donat, i en sa ruïna tan pur.
Carles Riba


 CASTELLANO



"Elegías de Bierville"
II
¡Sounio! Te evocaré de lejos con un grito de alegría,
a ti y a tu sol leal, rey del mar y el viento:
por tu recuerdo que me eleva, feliz de sal exaltada,
con tu mármol absoluto, antiguo y noble yo como él.
¡Templo mutilado, desdeñoso de las otras columnas
que al fondo de tu salto, bajo la ola sonriente,
duermen la eternidad! Tú velas, blanco en la altura,
por el marinero que por ti dirige su rumbo;
por el ebrio de tu nombre, que a través del desnudo carrascal
viene a buscarte, extremo como la certeza de los dioses;
por el exiliado que entre oscuras arboledas
súbitamente te divisa, ¡oh preciso, oh fantasmal! y conoce
por tu fuerza la fuerza que lo salva a golpes de fortuna,
rico por todo lo que ha dado y en su ruina tan puro.
Carles Riba

De: “Elegías de Bierville”
Traducción de Marta López Vilar
Ed. Libros en el aire – Col. Jardín Cerrado – 2011©
ISBN: 978-84-938154

De: “Elegies de Bierville” – 1939 – 1942
Carles Riba i Bracons nació en Barcelona, el 23 de septiembre de 1893.
Filólogo, escritor y poeta en lengua catalana, fue así mismo traductor de textos griegos, tanto clásicos como modernos.
Murió el 12 de julio de 1959.


 http://encuentrosconlasletras.blogspot.com.es/2011/06/carles-riba-elegias-de-bierville.html
 Fotos de internet, serán retiradas a petición

23 F la dansa del sabre / la danza del sable






Quan escoltàvem per la ràdio 
el vot de la investidura 
amb tricorni i metralleta 
treu el cap la dictadura 
i ens quedem esparverats. . . .garratibats 
Quin cobriment que va agafar-nos 
quin espant i quin canguel·lo 
quan la veu enrogallada 
va cridar "todos al suelo" 
començant a disparar. . . . . . . ratatata

Llavors ens diuen que a València 
per acabar de fer la guitza 
va la cosa adelantada 
i un catxondo els hi organitza 
unes falles pel febrer . . . . . Ai quin merder! 
Ja ens veiem tots altra vegada 
ballant la dansa del sabre 
que si algú no se'n recorda 
és la dansa més macabra 
de les que es fan i es desfan. . . . Oi tant!

Llavors, quina nit, quina nit! 
estàvem amagats sota el llit 
però amb serenitat 
i amb el cul apretat 
no en poséssim pas nerviosos! 
Tranquil, Jordi, tranquil 
que és la Guàrdia Civil 
tu tranquil. 
Ai, mama, por!

I se'ns donava la consigna 
demà tots cap a la feina 
"porque aquí no pasa nada" 
segadors no esmoleu l'eina 
que podríem prendre mal . . . . . en general

I sobretot serenitat! 
però si guanya el del mostatxo 
valdrà més estar borratxo 
i deixar-se de punyetes 
corre, agafa les maletes 
i no paris fins a Perpinyà . . . . . Ja s'ho farà! 
I l'endemà quan va arreglar-se, 
quina cosa més estranya 
fins i tot els més escèptics 
tots cridaven "Viva España 
i viva la Constitució", . . . . mira per on!

I visca el rei . . . . . ves quin remei! 
I és que no saps mai 
de qui carai has de refiar-te 
si serà per bé o per mal 
però ben segur que mai més res no serà igual. 




 CASTELLANO



Cuando escuchábamos por la radio la sesión de investidura
con tricornio y metralleta irrumpió la dictadura
sin tener invitación, que educación!

Qué patatús tan tremebundo, que soponcio y qué canguelo
al oir la voz afónica bramar “¡Todos al suelo!”
empezando a disparar, ratatata.

Llegan noticias de Valencia que un decreto muy extraño
va y ordena en plan cachondo que las fallas ese año
vengan con antelación. Ay! qué follón.

Ya nos temíamos de nuevo los que andamos de paisano
ver que la danza del sable fuera el ritmo del verano
y cuarenta veranos mas, ya me dirás!

Qué noche la de aquel día
aquello fue un melodrama
pasamos la función
todos bajo la cama.

No nos pongamos nerviosos.
El pueblo por lo visto
dio pruebas de gran madurez
y una repentina invalidez.

Y así este pueblo tan maduro
¡qué tragedia, que sainete!
se pasó toda la noche
encerrado en el retrete
escuchando el transistor,
conmovedor.

Mantengan la serenidad
pues si gana el del mostatcho
es mejor no estar borracho
y dejarse de puñetas
corre coge las maletas
y no pares hasta Perpiñán.
Alons enfants.

Y cuando tudo hubo pasado
resultaba algo inaudito
escuchar al más escéptico
exclamar a voz en grito
“Viva la Constitució!”
Ay! qué ilusión.
Y “Viva el Rey!”
como es la ley.

Y es que nunca sabes de quién tienes que fiarte
pues con tanta madurez ya nos libramos por los pelos esta vez
y con este estado de tensión nos va a fallar el corazón.

diumenge, 22 febrer de 2015

tot és passatger i efímer / todo es pasajero y efímero




El plazo legal es de una semana, señor” em diu una veu anodina, mecànica, sense emoció, ni el més mínim rastre d'empatia.
"Ja, però ja fa cinc dies que estic sense llum, se fet malbé tot el menjar de la nevera, treballo des de casa i no tinc Wifi, no hi ha aigua calenta, ni rentadora, ni res de res, avui plou i la casa sembla una cova i el que és pitjor; què faig amb els meus néts?, que els tinc perquè els seus pares estan per uns dies treballant fora ... "-dic desesperat -.

"Ha entendido lo que le he dicho, señor. El plazo legal es de una semana, que pase usted un buen día”, amb la mateixa veu gèlida s'acomiada.
Què és la fe? Què és l'agraïment? Com és sentir que sempre i en tot moment estem guiats pel nostre millor bé? Quan un pregunta, corre el risc d'obtenir una resposta, i la resposta arriba, però mai en forma de paraules, arriba en forma d'experiència, i normalment es troba amagada.

Mentre escric això somric, des de la finestra de la biblioteca on em puc connectar a la tarda, i miro com plou, la situació no és agradable, em sento impotent i petit, lluitant contra els gegants de les companyies elèctriques espanyoles. El més graciós, és que des de fa uns mesos estic pagant la llum d'un desconegut del poble del costat perquè diuen els de la Companyia que aquell rebut està al meu nom, i jo no tinc llum. "España va bien,...." Em repeteixen una vegada darrere l'altra!..., Escolto a les Elèctriques i em fan ràbia. A qui li pago el rebut, també em fa ràbia perquè abusa de mi, i l'advocat perquè com no és important  va deixant el cas. Ell també em fot molte ràbia.



Als polítics que ens manen i em segueixen regalant l'estúpida frase de: "España va bien,...."La gente ya trabaja!”..."Ya no hay crisis!...–diuen-. Però a la gent se'ls desnona, i no fan gens de cas dels que van a menjar als Menjadors Socials,...són molts, i els bancs tenen més guanys que mai. Tinc moltes ganes d'anar-me’n lluny d'aquí, d'aquest país on sento al president reclamar contínuament el deute de Grècia. I penso: “em deuen els grecs 550 euros, cada un i Bankia 1500 euros” ... Jo a un  grec li regalo, però a un corrupte espanyol, no!


En fi, tot tipus d'emocions. Fins que llavors m'aturo, respiro a fons i torno a somriure. Truquen a la porta amb els artells; obro, és un comercial de les Elèctriques per veure si em vull canviar de Companyia. Tanco lentament la porta després de donar-li les gràcies. Pobre home, segurament a casa tampoc té subministrament des de fa dies.

Entenc llavors a una bona amiga que diu que sigui el que sigui el que un visqui, el sol sortirà de nou, res és permanent,
que tot és passatger i efímer. I d'altra banda, quina sort perquè demà, segurament, no serà ni com ahir, ni com avui. Millor o pitjor. No ho sap, però diferent. Puc experimentar l'agraïment, que transmuta tota emoció que em contrau. Ella diu que  un dia és  fatal i l'endemà sortirá el sol.


 CASTELLANO
El plazo legal es de una semana, señor”, me dice una voz anodina, mecánica, sin emoción, ni el más mínimo rastro de empatía.
"Ya, pero ya llevo cinco días sin luz, se me ha estropeado toda la comida del refrigerador, trabajo desde casa y no tengo Wifi, no hay agua caliente, ni lavadora, ni nada de nada, hoy llueve y mi casa parece una cueva y lo que es peor ¿Qué hago con mis nietos, que los tengo porque sus padres están por unos días traba… “, -digo desesperado- .

"Ha entendido lo que le he dicho, señor. El plazo legal es de una semana, que pase usted un buen día”, con la misma voz gélida se despide.
¿Qué es la fe? ¿Qué es el agradecimiento? Como es sentir que siempre y en todo momento estamos guiados por nuestro mejor bien? Cuando uno pregunta, corre el riesgo de obtener una respuesta, y la respuesta llega, pero nunca en forma de palabras, llega en forma de experiencia, y normalmente se encuentra escondida.

 Mientras escribo esto sonrío, desde la ventana de la biblioteca donde me puedo conectar por las tardes, y  miro como llueve, la situación no es agradable, me siento impotente y pequeño,  luchando contra los gigantes de las compañías eléctricas españolas. Lo más gracioso, es que desde hace unos meses estoy pagando la luz de un desconocido en el pueblo de al lado porque dicen los de la Compañía que aquel recibo está a mi nombre, y yo no tengo luz. "España va bien,...." me repiten una y otra vez!..., 

Escucho a las Eléctricas y me dan rabia, al que le pago el recibo también me da rabia porque abusa de mi, y al abogado porque como no es importante lo va  dejando.
 A los políticos que nos mandan y me siguen  regalando la estúpida frase de:”España va bien!” "La gente ya trabaja". Pero a la gente se les desahucia, y no hacen puto caso de los que van a comer a los Comedores Sociales, y los bancos tienen más ganancias que nunca. 

Tengo muchas ganas de volar lejos de aquí, de este país donde oigo al presidente reclamar la deuda de Grecia. Y pienso: "me deben los griegos 550 euros y Bankia 1500 euros... yo a un  griego se lo regalo pero a un corrupto español, no"!
 En fin, todo tipo de emociones. Hasta que entonces me paro, respiro y vuelvo a sonreír. Llaman a la puerta con los nudillos; abro, es un comercial de las Eléctricas para ver si me quiero cambiar de Compañía. Cierro lentamente la puerta después de darle las gracias. Pobre hombre, seguramente en su casa tampoco tiene suministro desde hace días.

 Entiendo entonces a una buena amiga que dice que sea lo que sea lo que uno viva, el sol saldrá de nuevo, nada es permanente, que todo es pasajero y efímero. Y por otro lado, es una suerte, porque mañana, seguramente  no será ni como ayer  ni como hoy. Mejor o peor. No lo sabe, pero diferente.  Puedo experimentar el agradecimiento, que transmuta toda emoción que me contrae. Ella dice que un día es fatal  y al día siguiente saldrá el sol.