dissabte, 17 de novembre de 2007

¿QUIEN TIENE MI QUESO? (2ª PARTE)

2 comentaris:

blanca ha dit...

Siempre pensé, Josep, que no hay mal que por bien no venga.

Ante una adversidad, sacamos fuerzas de donde no parece haberlas.Sólo hay un objetivo: salir del tunel.

Todo vale, hasta los atajos.

JDIANA ha dit...

Me encanta el cuento El portero del prostibulo. Me gusta mucho tu blog, poco a poco ire recorriéndolo. Gracias por visitar mi jardin.