dijous, 12 de novembre de 2009

pecados


Juan Antonio Martínez Camino, portavoz de la Conferencia Episcopal, acaba de amenazar a sus propios fieles a ser considerados herejes en caso de que no desaprueben el aborto. Hay que mencionarle al señor Martínez Camino que actualmente el aborto legal existe en España, y que por tanto, debería aclarar los términos de su chantaje, porque si la amenaza es contra el apoyo a cualquier forma de aborto, este avispado monseñor ha puesto a su propia organización en riesgo de perder millares de sus socios y de abandonar el privilegio de ser la primera organización religiosa en nuestro país.


OPINIÓN

Señor Martinez Camino : usted tiene el derecho de recordar a sus feligreses las normas de su institución, ahora bien, si yo formo parte de todo esto le voy a pedir por favor que ya puede mandarme la excomunión por ser un pecador.

En cuando yo la reciba, usted también recibirá una carta y en ella le explicaré cuantos pecados comete usted en nombre de no se quien.

Es pecado de soberbia la forma que usted nos amenaza.

Es pecado de ira, la voz que lanza desde el alzacuellos

La pereza con la que defiende los pobres del mundo y se prodiga contra las guerras (cuando nos manifestábamos contra la guerra de Irak ¿dónde estaba usted?) porque usted a la calle no salió para nada, y esto también es pecado.
También es pecado l
a gula cuando come con los poderosos , y la avaricia con la que ayuda a llenar los bolsillos de los poderosos también es pecado, la envidia con la que critica a los que tratan de defender a los menos pudientes es pecado y la lujuria con la que se abraza a los pudientes, a los que quieren recortar los derechos de los trabajadores, a los banqueros, al poder económico y financiero contra los que pasan hambre y sed y no precisamente de salvación sino real y física, esto es pecado"

Si es cierto que Dios es justo, usted también tiene una hoguera, lo único que pido es no compartirla con usted

8 comentaris:

Isol ha dit...

Te responderé con estas palabras,cuando se sentencia de ese modo siento que están mirando la paja en el ojo ajeno,y con tu texto me queda claro cual es la viga que hay en los ojos de ellos.
Siento que no se debe mezclar creencias con leyes civiles,cada uno tiene derecho a su fé,y al mismo tiempo todos tenemos derecho a leyes que den garantías a todos,muchas mujeres cuando deciden hacer un aborto terminan en lugares que las ponen en riesgo,para eso están las leyes para que no vayan a lugares así,a mi el aborto no me gusta,no lo haría bajo ninguna circunstancia,pero mi opinión no cuenta porque las leyes están hechas para mi y para quien desee hacerlo todos por igual.Además siento mucho respeto por quienes pasen por algo tan traumatico,ya demasiado sufren con la elección que toman como para ser juzgadas duramente por ello.
Siento que la misión de la iglesia no es condenar y condenar,sobre todo cuando hay muchas cosas que no están bien en esta institución.
Un abrazo Josep.

Alfonso ha dit...

Esta jerarquía eclesiástica ha perdido la cabeza, y lo peor, ha perdido el corazón. Esta noche escribiré algo sobre el tema. Qué complicado es escribir sobre religión sin que nadie se sienta alterado. Qué malo por Dios.. .nunca mejor dicho. Abrazos desde el sur, amigo.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

Que asco me da este tío Josep, no lo soporto !Petonets.

Madreselva ha dit...

Mejor que se preocupen de su verdadera misiòn,la de dar consuelo y ayuda a los necesitados.
Y se dejen de moralismos hipòcritas.
Abrazos.

Charo ha dit...

Muy bien dicho, Josep. Pero claro, ellos se confiesan cada día y quedan libres de pecado, para volver a cometer los mismos. Ahí está la gran estafa. Si yo aborto, pero me confieso, pues ya no estaré en pecado ¿no?

Una forta abraçada

Ro ha dit...

Lo cierto es que deja caer las palabras como rocas lapidando a su víctima es un hecho que dañará a quien la recibe, hay formas de decir las cosas sin que pierdan el sentido de lo que se quiere transmitir. Ahora bien, ¿qué podemos esperar de quien cree 'fielmente' en lo que afirma, de quien está en el 'deber' de hacer saber a todos lo que supuestamente predica. Cada cual tiene la libertad de expresar lo que quiera o pueda, pero sentenciar, lapidar, golpear ha sabiendas de lo que está provocando, merece lo que recibirá de regreso.
Es mi opinión, gracias por el espacio y este post que nos lleva de la mano a reflexionar.

Un abrazo fraterno de
Ro

josep estruel ha dit...

HOLA A TODOS¡
SI NO OS IMPORTA MI CONTESTACIÓN SERÁ PARA TODOS PUES EN REALIDAD LAS CONTESTACIONES SERIAN MAS O MENOS IGUALES.
La Conferencia Episcopal cada vez lo hace peor.
Yo quisiera ver a cualquiera de estos "enviados del Señor" si dirian lo mismo si alguna sobrina o porque no una hija -porque supongo que puede pasar- tenga que abortar por violación.LA DE ÉL
A quien mandaría entonces a la hoguera?

Afortunadamente no vivimos en el siglo XV, por tanto, libres de morir quemados en la hoguera; en vista de ello, Rouco Varela y sus acólitos se tienen que conformar con enviar al infierno a quienes cometan semejante afrenta.
Un lugar que ahora parece volver a existir,(ya lo habian quitado) según ellos, y que debe de ser maravilloso, porque es donde acabaremos todos aquellos que vivimos con cierta coherencia y de acuerdo a nuestra condición humana.


MUCHAS GRACIAS A TODOS.

Fugaz ha dit...

Mira Josep, creo que cada vez se les esta yendo todo mas de las manos, porque ademas hablan sin pensar en lo que dicen, creo que piensan que todavia estan en los tiempos de la inquisicion y que pueden decir lo que se les antoje para que los demas como corderitos sigan al pie de la letra sus deseos sin preguntarse siquiera si tienen o no razon. Es increible a estas alturas que se atrevan a decir "... en caso que no desaprueben..." pero!!! que se han creido?? Puede que sean dueños de lo que piensen ellos, pero hoy en dia no seran dueños de lo que piensen los demas. (y menos mal)