dimecres, 13 de gener de 2016

El meu record a Joan Bautista Humet / mi recuerdo a Joan Bautista Humet





“…A ese niño que tiene que dejar la escuela
en tanto no pueda
ponerle madre medias suelas,
a ese no.
No le finjan ternura,
señoras del consuelo,
no mezclen con el cielo
a quien maldice su ventura.
No le vendan la luna,
no le ensucien el suelo…”

Joan Baptista Humet


Mi recuerdo a Joan Bautista Humet, que murió en Barcelona, La madrugada del 1 de diciembre de 2008  , con varias de sus más bellas y escuchadas canciones que parece estar escrita para ahora mismo…
Clara es el contraste entre ambas, entre la amable melodía con el despreocupado silbador inicial y la pura y dura historia que nos contó Joan Baptista Humet, el remate de una canción tan redonda como Clara.
Siempre un poco al margen, siempre por libre, aparentemente poco “comprometido” con su época, pero con  Clara muchos empezaron a ver de otra forma a los drogadictos.

 “Hay que vivir”
Habrá que hacernos a la idea
que sube la marea
y esto no da más de sí.
Habrá que darnos por vencidos
y echarnos al camino
que no hay nortes por aquí.
Al sueño americano,
se le han ido las manos
y ya no tiene nada que ofrecer,
sólo esperar y ver si cede
la gran bola de nieve
que se levanta por doquier.
¡Hay que vivir!, amigo mío
antes que nada hay que vivir,
y ya va haciendo frío,
hay que burlar ese futuro
que empieza a hacerse muro en ti.
Habrá que componer de nuevo
el pozo y el granero
y aprender de nuevo a andar.
Hacer del sol nuestro aliado
pintar el horno ajado
y volver a respirar.
Quitarle centinelas,
al parque y a la escuela,
columpios y sonrisas volarán.
Sentirse libre y suficiente
al cierzo y al relente,
mientras se va dorando el pan.
Habrá que demoler barreras,
crear nuevas maneras
y alzar otra verdad.
Desempolvar viejas creencias
que hablaban en esencia
sobre la simplicidad.
Darles a nuestros hijos,
el credo y el hechizo
del alba y el rescoldo
en el hogar.
Y si aún nos queda algo de tiempo,
poner la cara al viento
y aventurarnos a soñar.
Joan Baptista murió sin poder llegar a ver la realización de un acto de reconocimiento que sus compañeros de profesión acordaron rendirle en cuanto se hizo público su gravísimo estado de salud. Humet fue una persona querida y respetada, pero quizá menos conocido popularmente que la mayoría de nombres que subieron al escenario para homenajearle. Y es que este cantante desde niño, fue un cantautor especial, en el sentido de que voluntariamente permaneció siempre al margen de otros cantantes, la que dominaba el mundillo de los cantautores catalanes 30 años atrás.
Además, Joan Baptista Humet, adelantado a su tiempo, huyó de las letras de combate, y apostó por un compromiso que no obviara la calidad en los textos y en la música.  Humet ya creaba orquestaciones que añadían valor a sus canciones, cuidando la producción como no hacían entonces otros artistas.

Entre su temas más conocidos en castellano están el optimista "Hay que vivir", "Que no soy yo", su declaración de principios, y "Clara", una canción que hace treinta y tantos años ya hablaba de modo tan delicado como firme de las consecuencias de las drogas para los jóvenes enganchados; de sus temas en catalán destaca "Gemma", que siempre que la oigo me recuerda a mi querida MªAngels Puig, vecina, amiga y compañera del club donde hacían deporte mis hijos, y a quien le encantaba que se la pusiéramos en los guateques que organizábamos muchos domingos a la vuelta de muchas carreras que habían hecho ellos.
GEMMA


Y en fin, Humet, hombre sensible, honesto y de izquierdas, nos ha legado "Layetana abajo" -Triste comisaria en Barcelona en el franquismo- , esa maravilla de canción que hace décadas ya hablaba a las claras del problema del maltrato femenino, y que termina con aquella frase animosa dirigida a una mujer que padece ese problema: "Coge tu carnet, tu dinero, y ves Layetana abajo"; es decir, rompe con todo y rehaz tu vida".

Que la terra et sigui lleu, Joan Baptista, company.

Que la tierra te sea leve, Joan Baptista, compañero.


Layetana abajo

(Joan Baptista Humet)
Te acostumbraste hace ya tiempo
a las durezas en su piel
a su caricia algo tosca
y a complacerle en silencio
y en silencio él se llevaba la rutina
envuelta en un papel
para almorzar en silencio
entre toberas de fuel

Te acostumbraste a ver llegar
anochecido a un hombre gris
grasiento bajo las uñas
y óxidos en el aliento
a quitarle importancia a su lamento
no grites Luis
tuvimos tiempos peores
cuando llegamos aquí

Y hace tres días que no aparece
¿que le ha podido pasar?
no tardó tanto otras veces
lo presentías
quizá el trabajo
coge tu carnet, tu dinero y ve Layetana abajo.

Te acostumbraste a hacer con su dinero
de tripas corazón
improvisando milagros
para acabar la semana
por un arroz una mañana
tragando escoria y fundición
Por un carrito de niño
lo que usted quiera patrón

Te acostumbraste a acariciar la vida
por el envés
para agachar la cabeza
sin demasiadas preguntas
para aceptar que tú eres tú
y que nunca serás usted
usted te paga las horas
y tú le abrigas los pies.
(1975)


CLARA
Clara,
distinta Clara,
extraña entre su gente, mirada ausente.

Clara,
a la deriva,
no tuvo suerte al elegir la puerta de salida.

Clara,
abandonada
en brazos de otra soledad.

Esperando hacer amigos por la nieve
al abrigo de otra lucidez,
descubriendo mundos donde nunca llueve,
escapando una y otra vez.

Achicando penas
para navegar...
estrellas negras vieron por sus venas
y nadie quiso preguntar.

Clara
se vio atrapada,
abandonó el trabajo,
se vino abajo.

Clara
languidecía
perdida en un camino de ansiedades y ambrosías.

Clara
no dijo nada
y un día desapareció.

Recorriendo aceras dicen que la vieron
ajustando el paso a los demás,
intentando cualquier cosa por dinero
para incarse fuego una vez más.

Esa madrugada
Clara naufragó,
tenía el mar de miedo en la mirada,
las ropas empapadas
y el suelo por almohada,
y lentamente amaneció.

Joan Baptista Humet
La matinada de l'1 de desembre del 2008 va morir a Barcelona a l'edat de 58 anys, a causa d'un càncer d'estómac.

La madrugada del 1 de diciembre de 2008 murió en Barcelona a la edad de 58 años, a causa de un cáncer de estómago.


Siempre procuro dar la referencia editorial, y espero que se entenderá que lo hago desde la admiración y con ánimo de recomendarles -no con ningún ánimo de lucro, obviamente, ni con intención de perjudicar los derechos de nadie, todo lo contrario-.
Fotos de internet. 
Si en algún caso se detecta en este post conflicto de copyright o de cualquier otro tipo, agradeceré que me lo hagan saber y  lo suprimiría inmediatamente. Fotos de internet. Muchas gracias

17 comentaris:

Miquel ha dit...

Tengo todos los discos de él
y llevo siempre silvando las melodías...
fue el mejor...el mejor
no te quepa duda..
el mejor
Salut y gracias por ponerlo....nadie se acuerda de los humildes
salut

Mari-Pi-R ha dit...

Pues tan solo tenía las dos primeras canciones así que he completado su carpeta, siempre me ha gustado.
Un abrazo.

Josep ha dit...

Cuánto realismo impregnaba las canciones de Joan Bautista Humet .. Con su tono de voz tan particular todo lo ensamblaba, contrastado a veces el gozo, el dolor, la ternura, el error, la humanidad. Creaba siempre la mejor letra para el entendimiento y las conciencias. Eran como vitaminas para sobrevivir ...
Salut.

Josep ha dit...

Mari-Pi-r.
Me gustaria que las tubieras todas, solo te he dejado cuatro, que no te falte ni una. Pienso que fue uno de los mejores poetas de nuestra musica, y paso de puntillas.
Te dejo esta, es preciosa

A ese niño

(Joan Baptista Humet)
A ese niño que nace fuera de su tierra
de flores y piedras,
y crecerá donde Dios quiera,
a ese no.

A ese niño que empieza a andar medio desnudo
mocoso, menudo,
al pie de algún portal oscuro,
a ese no.

A ese niño que corre a jugar despacito,
el rostro marchito
de azufre para los mosquitos, no.

No le finjan ternura,
señoras del consuelo,
no mezclen con el cielo
a quien maldice su ventura.
No le vendan la luna,
no le ensucien el suelo,
anúdense el pañuelo,
que aquí no harán fortuna.

A ese niño que tiene que dejar la escuela
en tanto no pueda
ponerle madre medias suelas,
a ese no.

A ese niño que aprende a dibujar sentado,
sin lienzos ni halagos
tras la puerta de algún lavabo,
a ese no.

A ese niño que sueña más que sus mayores,
dinero, honores
y un traje pa' encender amores, no.

Un abrazo.

Montse G. ha dit...

Creo que no se le ha hecho justicia, a pesar de la popularidad en su momento. Sus letras escandalosamente humanas y realistas denunciando realidades a veces molestas para algunos. Clara especialmente. O quizás lo es para mí por la cercanía con muchas Claras durante mi vida profesional. Gracias por recordarlo, Josep.

Una abraçada.

Lectoracorrent ha dit...

Feia temps que no escoltava ni sentia aquestes cançons tan boniques. Amb aquesta entrada me les has fet recordar. Joan Babptista Humet va passar discretament pel món de la cançó tot i que algunes de les seves obres van fer-se molt populars.

xavier pujol ha dit...

J.B. Humet: un dels grans.
Gran lletrista, músic i intèrpret. El cantautor total.
Per a mi la seva obra: "Fins que el silenci ve" és magnífica. Un poema musical i espiritual.

Josep ha dit...


Montse, quienes lo conocieron no lo olvidarán nunca, tampoco lo olvidarán quienes en los años setenta y ochenta se hicieron adultos con sus canciones, aquellos que se veían reflejados en sus textos y llevaban sus melodías como banda sonora vital. Yo formo parte de ambos grupos y con este comentario hacia ti quiero aportar un modesto homenaje sentimental en su recuerdo. Las canciones de Humet siempre han estado presentes en mi vida, como Serrat y otros, pero eran diferentes, Joan Baptista, siempre fue como un niño que creció con estos grandes problemas, con la distancia que dan los años recuerdo el barrio de mi infancia, un barrio obrero igual a tantos otros, podría ser perfectamente aquel que describía el autor en su tema: Un barrio, donde a la mañana le daba igual si el aire era de cristal -Clara- o de cemento y el sol parecía querer abrazarlo a la ciudad; donde todos sabíamos que solo éramos seres humanos, luchando cada día por salir adelante, donde el Amor de aficionado nos alcanzó de improviso, donde cada uno, para sí, pensaba: Que no soy yo, que aún no soy yo, y como en El invento, creíamos que nos sentíamos seguros en lo que amábamos, pero la angustia seguía por dentro.
Te dejo con una preciosa canción de él.
Muchas gracias.
Una abraçada.

Sabes, hoy me encontrado contigo
Entre papeles dormidos
Que alguien me devolvió.
Llevas sobre tus dieciséis años
Un traje de tus hermanos
Y el beso del rubor.
Fuiste lo más real de mi vida,
Mi adolescencia suicida,
Yo soy lo que quedó.
Pero eso dejémoslo, ya pasó
Y ahora descansa.
Sabes, tus ojos no eran tan verdes
Tarde o temprano se pierden
El brillo y el candor.
Sabes, no me han servido de nada
Ni tus raíces cuadradas
Ni aquel despertador.
Nunca te pagaré lo bastante
Que te pararas delante
De un viejo trovador.
Pero eso dejémoslo, ya pasó
Y ahora descansa.
Sabes, fuiste un patán pendenciero
Que se burlaba del miedo,
Y el miedo no se fue.
Sabes, tu cuerpo no era pecado
Pero no pases cuidado,
Luego me lo cobre.
Mira yo no te culpo de nada,
Tu vida estaba marcada
Por eso te maté.
Pero eso dejémoslo, ya pasó
Y ahora descansa en paz.

Rodericus ha dit...

Mi favorita es "A Mi Adolescencia". Quizás porque me veo reflejado en su letra, y he vivido algo parecido.

Coincido contigo en que los arreglos musicales de sus canciones eran muy, muy cuidados. Un autentico lujo

Mientras le recordemos, a el y a su música, nunca morirá del todo.

Un abrazo.

Montse G. ha dit...

Gracias Josep. El comentario lo merece. Recordar estas letras, que quizás en su momento no las escuchaba como ahora, los años. Supongo que será esto.
Y...¿Por qué no emprendes el desafío de escribir un libro, una novela? Creo que lo sacarías con nota! Tienes mucho que contar y sabes contarlo. En serio, soy una fan de tus palabras escritas.

Muchas gracias, Josep.

Una abraçada.

Rodericus ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
hada Isol ha dit...

Ellos no mueren sus canciones quedan en quienes las han disfrutado y en quienes sin conocerlo las heredan de sus seres queridos y amigos,las letras son preciosas,y tu homenaje es muy sentido,es hermoso! yo estoy en Salta una provincia preciosa de paseo,conocì una de las momias de Lullaillaco,impresiona Josep.que bien conservado estaba,parecìa que estaba en el preciso momento en que fue entregado en ofrenda ,en su rostro ,postura piel,se nota el frìo atroz que sintiò al morir,y su pena,abandonar la vida de ese modo que creuldad,para pedir a sus dioses una buena cosecha,que no haya enfermedades,los Incas al igual que muchos hoy en dìa matan por sus creencias,hace quinientos años estos tres niñitos fueron elegidos para morir,claro que los Incas pensaban que no morian sino que iban al encuentro de sus antepasados,que locura! NO sabes Josep son unas momias que se conservaron congeladas sus organos adentro estàn intactos solo un pocos mas pequeños por la deshidrataciòn,ha sido uno de los primeros paseos que hicimos,te mando un abrazo mañana toca ir al cerro San Bernardo y subir en un telesfèrico,besos y buenas noches!

Josep ha dit...

Hola, Lectoracorrent. En Joan va estar molt temps sense pujar a cap escenari, 20 anys crec. Entre la seva germana Gemma, el seu germà i ell van acabar amb quasi tot, només li va faltar les discogràfiques. Quan va pujar a l'escenari per primera vegada estava sort. Suposo que ja tenia càncer. Molt mala sort la d'aquest noi. Després també cantava cançons que, o encara no s'entenien (Clara) o altres que no eren gaires enteses pel públic. Era magnífic!

Josep ha dit...

Xavier, si t'hi fitxes la majoria de cançons, o gairebé totes eren de la lluita a favor de la vida. Cantava com ell era. No va tindre sort. Molts anys amb malalties familiars la seva inclosa fins a la mort. 40 quilos es va emportar el seu càncer i no volia a anar a veure ni a la volguda germana també malalta. A més és curios, cada un tenim una cançó d'ell. Com ara "Fins que el silenci ve"
Moltes de les seves cançons crec que en Serrat les podia cantar perfectament.

Josep ha dit...

Rodericus, podria contestarte igual que a Xavier, en el aspecto de que cada uno tenemos una canción suya. "a Mi adolescencia" la puse en los comentarios. La dediqué a Montse, no porque fuese "su" canción sino porque igual que Clara eran las canciones de su trabajo. Que dicho de paso ser una profesional de personas como la joven Clara hasta su muerte...
En el tema musical es verdad, hasta que llegó él todos (incluso Llach) que estuvo dos años de telonera cantaban solo con una guitarra, él ya no. A mi también me gustaria que no muriera del todo.

Josep ha dit...

Montse, eres muy amable, pero yo seria incapaz de escribir nada. Estas cuatro palabras solo han sido una respuesta a tu comentario y a la admiración que siento por ti como profesional.
Moltes gràcies.
Una abraçada gran.

Josep ha dit...

Isabel, si no te sabe mal me gustaria que la respuesta a este comentario te lo hiciera por e-mail. No quisiera que nadie se molestara en no poder ver lo que quiero explicar. Se trata de estas momias que dices en Salta. Vi muchas fotos en un blog, también toda la explicación, y lo comentabamos varias veces por lo interesante del tema. Todo ello es muy largo, por esto me inclino en hacerlo de esta forma.

Por el tema de Joan Baptista Humet, tienes razón. Fue un hombre muy comprometido en causas que ni se sabian, La droga por ejemplo. Lo que llegaba a hacer mortalmente. Su infancia, el cáncer que padeció durante 18 meses y lo mal que lo pasaba en aquellos tiempos, y a pesar de ello hizo lo que pudo y más. Cada canción es algo que va dirigido a cada grupo de personas que les ocurria algo y en aquellos tiempos estaba muy mal visto hablar de ello. Muchas gracias por la información.
Si alguien puede estar interesado en este tema de las momias de Salta no tendré ningún inconveniente en hacerlo saber, por larrgo que sea.
Muchas gracias.
Abrazos!!!