dijous, 8 de novembre de 2012

quina trepa / que pandilla



Fa pocs dies van oferir per televisió i en diferit la 30a edició Saló Internacional del Còmic de Barcelona. Enguany entre les habituals mostres que amaneixen aquesta festa del còmic, trobem una exposició dedicada als 50 anys de la revista Cavall Fort, publicació a la que  vull dedicar aquest post.



Primer cal recordar que aquest mig segle d’història situa els orígens de la revista en una època que no tothom recorda  -i alguns no volen recordar- en que publicar en català era un acte sospitós quan no il·legal. En aquell context, llençar una revista orientada a promocionar la lectura en català entre els marrecs era una opció arriscada que va necessitat l’aval de l’església catalana per poder esquivar  la censura.
No puc parlar per boca de totes els generacions de nens i nenes catalans que han crescut en companyia de Cavall Fort, però si puc parlar dels anys d’infantesa, dels meus fills, i ara dels nets, quan la televisió tenia dos canals i quinzenalment rebia a casa aquella revista (Cavall Fort s’adquiria i s’adquireix per subscripció) que tant bé va saber exercir de transmissor cultural d’un catalanisme progressista i  benintencionat, lleugerament cristià, en un temps on la oferta de publicacions en català era mínima i el país, immers en la transició, s’anava fent.




Per a mi, i vist des de la distancia, Cavall Fort va ser sobretot  la finestra que em va obrir la porta al còmic franco-belga, amb autors sorgits sovint de les pàgines de la revista Spirou com el gran Franquin, que ens obsequiava amb el Sergi Grapes i les mítiques histories de la colla formada pel  Marsupilami, Spirú i Fantàstic; lAquiles Taló de Greg; les aventures d’en Gil Pupila, de Tillieux; els barrufets, Benet Tallafero o en Jan i Trencapins, de Peyo. Tot plegat una excel·lent mostra del còmic que es feia a les fèrtils terres de l’altra banda dels Pirineus i que ens llegíem amb comptagotes quinzenal a les pàgines de Cavall Fort.
El gran Sergi Grapes, conegut en la seva versió original com Gaston Lagaffe


I no oblidem, es clar, els il·lustradors catalans que han adornat les seves pàgines, des dels clàssics consagrats com la incombustible PilarínBayés, Madorell o Picanyol, fins la pedrera de noves generacions d’il·lustradors que han tingut a Cavall Fort una oportunitat per començar a publicar i consolidar la seva carrera, com Francesc Infante, Lluïsot o Alfons López.
Ja fa molts anys que vaig cometre l’error de créixer, però no vull cancel·lar la  meva subscripció a la revista, em produeix una certa benaurança veure que aquella revista de casi  la meva infancia,  i tots els valors que representa segueix publicant-se i evolucionant en aquesta època en que les opcions d’oci infantil han passat des d’aquells dos canals de la UHF a una infinitat de mitjans audio-visuals, virgueries electròniques, novetats editorials i activitats extra escolars.




La revista va ser dirigida per Josep Tremoleda, després  Albert Jané  i actualment Mercè Canela. n’és la directora des de 1997.
La galeria d’escriptors que han passat per Cavall Fort  és molt important  i destaquen; JoaquimCarbó, Josep Vallverdú, Pep Albanell, Salvador Espriu, Pere Calders, MariaAurèlia Capmany, Montserrat Roig i  Tísner entre d’altres.
Si parlem dels il·lustradors cal destacar  Cesc, Picanyol, Fina Rifà, PilarínBayés.
Cavall Fort també ha comptat en els 50 anys amb les col·laboracions d’artistes destacats com Joan Miró, Antoni Tàpies i Josep Maria Subirachs.






CASTELLANO
Hace pocos dias ofrecieron  por televisión y en diferido la 30 ª edición  del Salón Internacional del Cómic de Barcelona. Este año entre las habituales muestras que aderezan esta fiesta del cómic, encontramos una exposición dedicada a los 50 años de la revista Cavall Fort, publicación a la que quiero dedicar este post.
Primero hay que recordar que durante este medio siglo de historia sitúa los orígenes de la revista en una época que no todo el mundo recuerda -y algunos no quieren recordar- en que publicar en catalán era un acto sospechoso cuando no ilegal. En ese contexto, tirar una revista orientada a promocionar la lectura en catalán entre los chiquillos era una opción arriesgada que necesitó el aval de la iglesia catalana para poder esquivar la censura.
No puedo hablar por boca de todos las generaciones de niños y niñas catalanes que han crecido en compañía de Cavall Fort, pero si puedo hablar de los años de infancia de mis hijos, y ahora de mis nietos. Antes cuando la televisión tenía dos canales y quincenalmente recibía en casa aquella revista (Cavall Fort adquirida y se adquiere por suscripción) que tan bien supo ejercer de transmisor cultural de un catalanismo progresista y bienintencionado, ligeramente cristiano, en un tiempo donde la oferta de publicaciones en catalán era mínima y el país, inmerso en la transición , se iba haciendo.
Para mí, y visto desde la distancia, Cavall Fort fue sobre todo la ventana que me abrió la puerta al cómic franco-belga, con autores surgidos a menudo de las páginas de la revista Spirou como el gran Franquin, que nos obsequiaba con el Sergi Grapas y las míticas historias de la pandilla formada por Marsupilami, Spirú y Fantástico, el Aquiles Talón de Greg, las aventuras de Gil Pupila, de Tillieux, los pitufos, Benedicto Tallafero o Jan y Trencapins, de Peyo. Todo ello una excelente muestra del cómic que se hacía en las fértiles tierras del otro lado de los Pirineos y que nos leíamos con cuentagotas quincenal en las páginas de Cavall Fort.
El gran Sergi Grapes, conocido en su versión original como Gaston Lagaffe

Y no olvidemos, claro, los ilustradores catalanes que han adornado sus páginas, desde los clásicos consagrados como la incombustible Pilarín Bayés, Madorell o Picanyol, hasta la cantera de nuevas generaciones de iluminación • ilustradores que han tenido a Cavall Fort una oportunidad para empezar a publicar y consolidar su carrera, como Francisco Infante, Lluïsot o Alfonso López.
Ya hace muchos años que  cometí el error de crecer, pero no voy a cancelar mi suscripción a Cavall Fort,  me produce una cierta bienaventuranza ver que aquella revista de casi mi infancia, y todos los valores que representa sigue publicándose y evolucionando en esta época en que las opciones de ocio infantil han pasado desde aquellos dos canales de la UHF a un sinfín de medios audiovisuales, virguerías electrónicas, novedades editoriales y actividades extra escolares.
La revista fue diriguida por Josep Tremoleda, después por   Albert Jané  i actualmente por  Mercè Canela, es  la directora des de 1997.
La galeria d’escriptores que han pasado per Cavall Fort  es muy  importante  y cabe destacar; Joaquim Carbó, Josep Vallverdú, Pep Albanell, Salvador Espriu, Pere Calders, Maria Aurèlia Capmany, Montserrat Roig i  Tísner entre otros
Si hablamos de los  ilustradores  destacaremos a   Cesc, Picanyol, Fina Rifà, Pilarín Bayé.
Cavall Fort también ha contado en  los  50 anys con las colaboraciones de Joan Miró, Antoni Tàpies i Josep Maria Subirachs
.

Fotos de internet. Serán retiradas a petición.



11 comentaris:

Miquel ha dit...

que buenos dibujantes.....salut

Josep ha dit...

Si que lo son, Miquel. Pienso que para mantener una revista tantos años seguidos hay que tenerlos, y no solo a ellos sino a colaboradores de prestigio.

Salut.

Hada Isol ♥ ha dit...

Los dibujos son lindos y atractivos para niños,yoque no se de su historia si me la mostrabas sin ecirme nada puees veria una entretenida revista ,me gustarían sus viñetas ,ahora al leerte además se la función social que ha desempeñado y lo que les habrá costado llevarla adelante ,aprendí un poco más y sabes que eso me encanta!un abrazo!

Amelia ha dit...

Que buen post Josep, no tenía ni idea de tal cómic, pero ya veo lo importante que ha sido para muchísimos catalanes. Una apuesta muy valiente y de profunda convicción de lo que entendían que debían defender pesar a los pesares.
Que buen post ajiseco, gracias por ayudar a nuestra generación entender como a un pueblo se le limitó hasta su forma de expresar. Un beso. Amelia.

Josep ha dit...

Hola Isabel. Pues si, era y es una revista muy entretenida. No verás una biblioteca que no esté. Tu como además de argentina, y habiendo pasado las de Caín, eres bastante catalana, ya sabes de que va esto de tener que editar revistas, canciones, teatro, cine, y lo que sea necesario esquivando la censura. Han sido muchos años amiga, y parece que aquellos tiempos están otra vez aquí.
Total que tenemos experiencia.
En este caso tubimos la suerte que la iglesia catalana nos ayudo bastante, a costa de que tenia un punto de catolicismo, no religión. Ahora esto también vuelve -si es que se ha ido- me refiero a la iglesia española y catalana.Ahora mismo tenemos una cantidad de obispos y curas españoles que son más del siglo XIXSI, que el actual.

Un beso.

Josep ha dit...

Hola Amelia, esta revista sino es igual, debe de ser parecida a otras que también tengais vosotros. Ya ves que no tiene nada en especial, me refiero a ningún matiz político o religioso. Se editaron dos. Esta y "el Tatano"(Al principio era como un suplemento del "Cavalla Fort") no se como traducirlo. pero viene a ser un caballito de cartón o un palo con una cabeza de caballo.
El motivo principal del "Cavall Fort" es puramente por estar escrita en catalán, nada más, porque ya ves que muchos dibujantes son extranjeros. Yo de pequeño no la he vivido, solo me hice socio bastante más tarde,junto a otra revista cultural.Y empecé a comprarla para mis hijos, y ahora para mis nietos. Cuando estoy en la biblio y un momtón de crios me quieren escuchar les explico algo.
En cuando dices que somos una gente tozuda en las cosas es verdad, y seguramente no llegaremos muy lejos, pero bueno se volverá a intentar. Creo que este intento ya no es para nosotros en "exclusiva". Es para todos. Yo cuando leo que los romanos tenian un "Corredor del Mediterraneo" que iba de Francia a Cadiz, y una N-II, y han pasado 2000 años, ahora me pregunto. Si ellos ya lo tenian para sus mercancias, no podemos tener nosotros lo mismo con mucho menos costo que si centralizamos las cosas?. Seria muy largo de explicar, pero varias veces se ha intentado "catalanizar" España o parte de ella. No con el sentido de que todos deban hacer lo que se dice des de aquí, sino enseñar. Esto tampoco iría conmigo ni de lejos. Todos tenemos derecho a tener nuestra identidad propia. Es más, hay que tenerla! Despúés de La Transición, Hubo un intento de ello. Se creó un partido político entre un político salido de UCD de Adolfo Suarez. El Partido Reformista Democrático fue un partido político español de centro/centro-derecha liderado por Miquel Roca surgido en 1984. Dentro de éste se integraron el Partido Demócrata Liberal de Antonio Garrigues Walker, el Partido Riojano Progresista y Unió Mallorquina. No tuvo ni un solo escaño y evidentemente cerraron la "barraca". Otras veces se ha intentado por parte del partido de los socialistass catalanes, Maragall, por ejemplo, un Estado Federal, cosa que a mi me gustaba, más que nada para igualar las Comunidades, siendo como sigue siendo un pais donde exista la solidaridad, pero que llegue el dia que aun habiendo esta solidaridad europea o de otra Comunidad,que cada una no dependa de nadie, pero nunca lo quiso nadie, y ahora que estamos de esta manera parece que nos vaya la vida para hacerlo. Esto es como las Autonomias. Acuerdate que de buen principio solo la querian los Vascos, Galicia y Cataluña, nadie más. Cuando los demás les pareció que aquello era "guai" se apuntaron todos, sobretodo Madrid que tuvo que inventarse una Comunidad nueva, fastidiando a la propia Castilla, y no aceptando la Constitución, y ahora no la dejan retocar. Pero fíjate, ya no hablo sobre el tema de Catalunña sino más cosas, porque al final si que es verdad que la Constitución es lo mejor que tenemos de largo, pero han pasado muchos años y hay que modificar algo. El mundo también se mueve, querida Amelia, y al final no son las Tablas de la Ley.
Me "enrollo mucho" tendré que parar que tu tienes trabajo con las nenas.

Un beso.

Montse ha dit...

Hola Josep, de niña veía "Cavall Fort" en casa de mis vecinos, digo veía porque sobre todo miraba los dibujos de las historietas ya que muchas palabras escritas en catalán no entendía su significado. Posiblemente debieron ser las primeras veces
que leía en catalán aparte de las racholas típicas colgadas en las paredes de muchas casas que decían "Aquí hi viu un culé" y cosas por el estilo que tanto me gustaban.
Un petó.

Josep ha dit...

Hola Montse. Yo lo habia visto muchas veces, pero no lo compraba. Fue a partir de que mis hijos ya empezaban a leer y mirar historietas cuando ya lo miraba siempre. Y ahora sigo igual pero con los nietos.

Un petó.

KRT ha dit...

Gràcies, Josep, per parlar tan bé del 'Cavall Fort', que va aparèixer quan jo tenia 10 anys i gràcies als meus pares la vaig poder conèixer de seguida: llegint-la hi vaig aprendres tantes coses subliminals (els valors del país i de la llengua, la solidaritat, l'amistat, l'alegria) fins que em vaig fer gran i la vaig canviar per altres lectures i altres vivències. Quants records, i tots bons! Quins grans escriptors hi havia al darrere, i quins grans il·lustradors!

Josep ha dit...

Ramon, els divendres quan els nens han acabat els deures ja els estic esperant amb tres o quatre revistes per explicar-les. Cavall Fort i ara El Tatano són fantàstiques. Al "cole" també tenen les dues revistes. Jo crec que va sortir com a còmic però es va aprofitar i molt bé per poder difondre la cultura catalana. És estrany que des de l'altra part de l'Ebre no es donessin compte.
Amb centenars d'històries a la Seva esquena, Cavall Fort va Néixer el 1961 AMB l'Objectiu d'Ajudar Els Seus lectors a adquirir el gust per la lectura, a despertar la curiositat pel món que els hi envolta i estimular la Seva creativitat.

Moltes gràcies.

Josep ha dit...

Ramon, els divendres quan els nens han acabat els deures ja els estic esperant amb tres o quatre revistes per explicar-les. Cavall Fort i ara El Tatano són fantàstiques. Al "cole" també tenen les dues revistes. Jo crec que va sortir com a còmic però es va aprofitar i molt bé per poder difondre la cultura catalana. És estrany que des de l'altra part de l'Ebre no es donessin compte.
Amb centenars d'històries a la Seva esquena, Cavall Fort va Néixer el 1961 AMB l'Objectiu d'Ajudar Els Seus lectors a adquirir el gust per la lectura, a despertar la curiositat pel món que els hi envolta i estimular la Seva creativitat.

Moltes gràcies.