diumenge, 22 de juliol de 2012

profecías y economía


No se vosotros, pero yo estoy hasta la coronilla de las noticias económicas. Ya se que es importante, muy importante. Y que según como vayan las cosas, viviremos de una manera u otra en un futuro. Pero demasiado a menudo tengo la sensación de recibir información incompleta, errónea, sesgada o tendenciosa. Y eso es lo más desesperante.

El problema es que no entiendo en absoluto de economía. Durante la pandemia de la gripe A yo estaba en una situación algo mejor que la mayoría. Como paciente, más o menos entendía los riesgos que comportaba una gripe o fiebre, -para mi hasta 38º- y también podía entender las soluciones que se proponían. Me parecerían acertadas o no, pero las entendía. Y al mismo tiempo me daba cuenta de cómo, a menudo, las noticias que aparecían en los periódicos contribuían a crearme más confusión. Pues ahora sospecho que pasa lo mismo, pero como no soy economista no tengo elementos para valorarlo.


Que la cosa está jodida, parece evidente. Y todos estamos descubriendo una realidad que los economistas conocen perfectamente: la mayoría de dinero que hay en el mundo son, únicamente, números en un papel. Tienen una cierta similitud con las partículas virtuales que estudian los físicos, que a mi manera también entiendo a pesar de no serlo. En cierto modo no existen estas partículas, pero tienen efectos medibles.

Pero la sensación más intensa que tengo al leer noticias es el tema de las profecías autorrealizadas. Cada vez que los amigos de las agencias Moodys, Standard & Poors o Fitch decide rebajar sus previsiones en base a unas complejas estimaciones juraría que lo que en realidad vemos es el fenómeno de las profecías autorrealizadas en acción.


profecias


Lo de las profecías es muy sencillo. Todas son una fantasmada ya que no tenemos ninguna manera de predecir el futuro. Y en economía  creo que tampoco. Aunque ahora parece que todo el mundo veía venir el tsunami que estamos metidos, hace cinco años nadie decía nada. Pero hay un tipo de profecía que si que muestra una gran tendencia a acertar. Son las autorrealizadas.

La idea es sencilla. Es cuando el mismo hecho de anunciar la profecía desencadena una serie de hechos que harán que se cumpla la predicción. Por ejemplo, imaginemos que un adivino anuncia a los soldados de un ejército que perderán la próxima batalla y que morirán todos de manera espantosa. Los soldados al oírlo, si lo creen, irán a la batalla acojonados, llorando, con la moral por los suelos. Y en estas condiciones, casi seguro que perderán la batalla. Si no hubieran hecho ninguna profecía quizás habría luchado con más moral y, quizás, habrían ganado, pero el hecho de haberlo dicho condiciona las cosas y hace que la predicción se cumpla.

O si a un estudiante le dicen "no podrás aprobar este examen de ninguna manera" y se lo cree y deja de estudiar (porque total, no hay que perder el tiempo) pues entonces efectivamente suspenderá. Sin la profecía, tal vez habría estudiado y quizás habría aprobado. Pero la predicción induce en sí misma un comportamiento que lleva inevitablemente al cumplimiento de lo predicho. Y en medicina, el efecto placebo no deja de ser un caso particular. Alguien te dice: esto te curará. Entonces tu cerebro modifica las expectativas, generas nuevas hormonas, activas el sistema inmunitario y, "bingo", te curas, o mejoras muchísimo aquellla enfermedad!

Pues con las previsiones de las agencias de valoración tengo la sensación de que pasa lo mismo. Dicen. Uy! Este país está muy mal y en el futuro irá peor; Le bajamos la puntuación. Esto hace que los inversores se asusten, saquen el dinero y, entonces, el país efectivamente empieza a estar peor. Un gran cálculo de la agencia? Quizá no, quizá sólo una simple profecía autorrealizada.

Además, todas valoran siempre de la misma manera. No deben ser tontos. Cuando la primera dice que las cosas irán mal a dicho país, las otras agencias ya saben que esta primera previsión facilitará que efectivamente vayan mal, por lo que toca bajar sus puntuaciones... asegurando, casi con certeza, que todo vaya a peor.

Y, claro. Cuando diferentes autoridades intentan enviar mensajes de optimismo, lo que parece que quieran hacer es generar sus propias profecías positivas con la esperanza de que eso las convierta en autorrealizadas. Si los inversores creen que la cosa irá bien, volverán el dinero a fluir hacia aquí y la que efectivamente mejorará. Claro que para lograrlo, hay que tener un mínimo de credibilidad. Un valor muy escaso hoy en día.

(Ahora podría decir: es física cuántica! El simple hecho de medir algo hace que esta inevitablemente se modifique. Pero! No lo diré, no se tanto como para esto.
De todas formas todos sabemos que esto puede cambiar en unas  horas o dias.

11 comentaris:

genetticca ha dit...

Tens tota la raó, penso que la cosa va d'aquesta mena. Cridar que be el llop acolloneix als anyells,per això s'apilen,pero quan arriba de veritat el llop la dispersiò es tal que cadascù campa per ha on pot.

Inculcar por es el tema, pero quan veus la cara del llop ii coneixes de quin peu va coix, pots,perfectament dominar-lo i pot ser tambe engolir-lo. Només cal un bon entrenament mental.

Una abraçada

María ha dit...

Yo también pienso que no se recibe la información completa, pero yo intento leer periódicos, escuchar noticias de la tv, y después, sacar mis propias conclusiones: creo que nuestro país se va a estrellar porque ninguna dirección es positiva, nuestro país está endeudado hasta las cejas, y creo que no puede ser rescatado por ser tan grande la deuda, y que por lo visto, saldremos del euro, porque lo que pueda hacer eL BCE si acaso lo hiciera, es algo pasajero y conyuntural, no una solución a largo plazo.

Amigo mío, por lo que he podido informarme, creo que todo apunta a lo peor, y estoy asustada.

Cuéntame cómo lo ves tú, por favor.

Un beso muy grande.

Camino a Gaia ha dit...

Me temo que el problema de las agencias de calificación es mucho mas grave. Creo que mas que profecías autocumplidas son actos deliberados, porque no solo dan notas sino recomendaciones para que los países sigan hundiéndose.

De todas formas el problema de esta crisis es que no se acabará nunca y es mucho, mucho mas grave, de lo que nos dicen. El problema de fondo y que afecta a la economía real es que sobre el año 2006 se produjo el máximo de producción del petróleo y todo nuestro sistema productivo está basado en la energía que obtenemos de él. El problema de llegar al cenit de producción no es que se acaba el petróleo sino que ya no podemos obtenerlo de forma creciente y por tanto no podemos crecer económicamente. Sin crecimiento económico, el sistema financiero(los intereses) devora al sistema productivo(empresas y hogares).
Deberíamos de estar haciendo una transición lo mas rápida y menos traumática posible a esa nueva situación. Pero nuestros gobernantes se limitan a defender el estatus de una minoría privilegiada y los demás "¡que se jodan!

Montse ha dit...

Tienes razón Josep, y esto es una pescadilla que se muerde la cola. La cosa está rematadamente mal, pero la estamos poniendo peor por culpa de las noticias diarias ya que la gente se retiene y no gasta consiguiendo con esto que la economía empeore.
Tengo una sensación como de que todo esto era premeditado y que el PP está disfrutando (y a los demás partidos les importa un rábano, mientras ellos tengan todos los beneficios que tienen) y se sienten endiosados recortando con sumo placer todo lo que se había conseguido en los últimos años.
Les gusta que sintamos temor, es lo que han buscado siempre, estar por encima del bien y del mal, juegan con nuestros temores y Franco está más vivo que nunca y repartido en esas mentes maquiavélicas, haciéndonos retroceder cada día más, a esos años oscuros, de toros y olé, ilegalización del aborto, enseñanza universitaria sólo para ricos, persecución y derribo del catalán, etc.
Por cierto, ¿te han llegado los comentarios despreciables que hacen algunos de esos españoles sobre el incendio del Alt Empurdá?

Helo aquí:

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=440861469269805&set=a.361674670521819.80895.127312093958079&type=1&theater

Hay que ponerle un 10 al PP porque ha hecho su trabajo impecablemente en este sentido, nos odian más que antes.
Pero ya estábamos acostumbrados...

Un petó.

Josep ha dit...

Y como te parece a ti como el pueblo puede solucionarlo?. Y mi ignorancia te hace otra pregunta Camino. Si solo hacen que exprimirnos y no crear ni crecer nada esto no puede durar demasiado, no crees?.

Josep ha dit...

Hola Montse. No tenia ni idea de lo que se decia por Facebook. Lo he mirado ahora porque me lo comentas tu. Bien, que podemos esperar si llevamos 50 años igual. Incluso puede darse el caso que alguno de estos personajes que desean nuestra muerte resulte que sea su propio familiar quien solo ha tenido la opción del acantilado o el fuego, y se ha quedado herido o muerto antes de llegar al agua.
Hay que estar muy enfermo para desear la muerte de otra persona. Y en este caso más, porque no dicen siempre UNA GRANDE Y LIBRE.
Por lo demás es verdad, tendremos que volver a luchar de nuevo...que también estamos acostumbrados.

Montse, un petó.

Hada Isol ♥ ha dit...

Nosotros en 2001 manejabamos terminos como riesgo pais,elproducto bruto interno y el producto interno neto,el rendimiento de bonos,todo daba mal,nos hartaron con predicciones de futuros negros y eso desalentaba a cualquiera,pero al final despues de transitar por todo eso pues te levantas y sigues o te comen los piojos!hay que escuchar todo pero saber que no es tan así que ahora los marean con eso ´para jutificar todo en la palabra cuco crisis y en nombre de ella haran cosas terribles!y como el pueblo estara lamentandose podran hacerles lo que quieran ojo que hay que ser fuertes para resisitir todo lo que venga porque ademas de estar como estan seguro los haran estar peor despues un buen dia resultar que a salida del pozo eraa mas facil de lo que ellos les mostraban y ahi se diran la put... que los parió no hicieron todo esto para poder meternos el dedo en el cul... mucho mas de lo que debian o podian!

Josep ha dit...

Si Isabel,han aparecido súbitamente palabras nuevas que explican conceptos incomprensibles. Son los cambios del significado del lenguaje lo que acaba perturbando el buen funcionamiento de un gobierno. Si no se alcanza a comprender el sentido de las palabras es el comienzo de una pesadilla colectiva. La prima de riesgo apareció en el lenguaje codificado de la crisis como un diferencial que eleva o disminuye los tipos de interés de la deuda pública. El rescate ya no es liberar a un cautivo sino adueñarse de un país porque no puede afrontar sus compromisos crediticios. Se rescatan bancos y países enteros como es el caso de Grecia, Irlanda y Portugal. El rescate en España sólo hace referencia a los bancos, pero las gentes entienden que cuando se rescata a bancos principales, se rescata el país en su conjunto. Las predicciones de que esto pueda suceder aparecen en forma de insinuación por alguien que dice hablar por cuenta de algún ministro alemán o de algún alto funcionario de la UE o el FMI.

El lenguaje se ha apoderado de los políticos que no dominan su significado. La economía se ha apropiado de las palabras que cada vez aparecen más desnudas, más técnicas y más deshumanizadas. Son los conceptos de los técnicos que son asumidos por los especuladores y corruptos.

Un beso.

Miquel ha dit...

Como tu, yo estoy hasta las narices de noticias económicas. Todo es una estafa especulativa, porque ni existe el dinero , ni las acciones valen lo que dicen, ni la empresa es lo que dicen que es, ni los broquers son economistas, ni nadie sabe a ciencia cierta el precio del papel. Y todo vale según lo que se quiera que valga. O sea todo es humo y mentiras programadas. Salut

Mª Trinidad ha dit...

Ves más mentiras...
Y lo que dice Montse, es cierto lo del Facebook, y perdona amigo pero hay que mirarlo, en diez minutos te pones al día, es rápido y sabes lo que se comenta y se dice, yo publiqué una noticia sobre que mientras se estaba quemando por el fuego el Ampurdà, antena3, ni dió una noticia, solo hablaban de la prima de riesgo, que ni se lo que es ni me importa, nos soy economista, pero se mucho de economía, te lo aseguro.
Buena reflexión la tuya amigo Josep.
Un Petò.

Josep ha dit...

Bon dia Mari trini, lastelevisiones cada vez se pueden ver menos. Nos atabalan, nos hinchan la cabeza con cosas que ha veces no están a nuestro nivel, y si lo entendemos ..ya vale, no? Es un poco como crear pánico.

Una abraçada.