dimecres, 18 d’abril de 2012

por favor, intervéngannos!




Visto el proyecto de presupuestos del Gobierno español y del trato que dan a Catalunya, me inclino a pensar que una intervención europea en toda regla sobre la economía española nos sería mucho más beneficiosa que la intervención de facto que nos aplica el Gobierno del Estado. Con el actual proyecto, el Gobierno español nos ha dicho bien en las claras que España no está en condiciones de cumplir sus propias leyes ni de pagar las deudas adquiridas de manera formal con Catalunya. Asimismo, a la hora de distribuir el presupuesto de inversiones, se empeña en mantener la vieja práctica –que el nuevo Estatut tenía que cambiar– de subestimar las necesidades productivas de esta parte del territorio actual del Estado. Se prevé invertir en Catalunya tan sólo un 11% de los recursos disponibles –y ya veremos una vez acabado el año si se ha cumplido–, aunque los catalanes aportamos casi el 19% al PIB estatal, que tenemos el 16% de población y que el Estado se queda el 43% de los impuestos que recauda aquí. Y todo eso, mientras atiende inversiones que no tan sólo son improductivas sino que, como pasa con los kilómetros de tren de alta velocidad, tienen unos costes de mantenimiento –100.000 euros por kilómetro y año– que no van a ser soportables para una economía a punto de ir a la quiebra.
Con respecto a Catalunya, como he dicho, en la práctica ya estamos intervenidos por España. El expolio fiscal es una forma clara de intervención. Si, además, el Estado puede incumplir arbitrariamente sus compromisos, quiere decir que estamos en una situación de indefensión jurídica total. Añadamos que, como explica el profesor Xavier Sala i Martín, las cuentas del Estado hacen disminuir su déficit a base de transferirlo contablemente a las autonomías, para después culparnos de desvíos que, para más inri, han sido provocados por leyes aprobadas en Madrid. Para acabar –y sin ser exhaustivo–, si tenemos en cuenta que la posibilidad de un mayor endeudamiento también está acondicionado por la arbitrariedad del Gobierno central, ya tenemos el panorama bien perfilado. Es decir, en las actuales circunstancias, el Govern de la Generalitat no puede ser otra cosa, en el mejor de los casos, que un buen administrador de la miseria a la que está abocado por un Estado voraz y maltratador.

Es cierto que España también está supervisada por Europa. Y no me refiero al hecho de tener que cumplir criterios presupuestarios acordados solidariamente por el conjunto de los miembros de la Unión Europea. Hasta aquí, estos pactos no tendrían que ser considerados propiamente una pérdida de soberanía sino el resultado expresado por la voluntad española de participar en un proyecto políticamente ambicioso. Una participación que, por otra parte, hasta ahora ha reportado generosas sumas de recursos. La supervisión, de momento, se limita a comprobar que el Estado cumple sus compromisos, dada la desconfianza que se le tiene por la incapacidad demostrada hasta ahora para hacerlo. Sin embargo, el hecho de que la presentación de los Presupuestos haya provocado una reacción tan negativa en los mercados, sugiere que la actual supervisión va a ser del todo insuficiente. Lo cierto es que la intervención de España, si es que quiere estar dentro de la zona euro, cada día es más probable, y si todavía no se ha producido es más por las dificultades que presenta que por que no se crea necesaria.



En este escenario de una Catalunya intervenida de facto por España –en términos políticos, también podría calificarse de ocupada–, y de una España bajo vigilancia pero incapaz de tomar las decisiones necesarias para salir del agujero, no es difícil llegar a la conclusión que, para los catalanes, sería deseable la intervención de España en toda regla. La intervención, de entrada, no tendría por qué añadir más presión a la reducción del déficit previsto. En cambio, es probable que, además de calmar a los mercados y abaratar la financiación de la deuda actual, un criterio presupuestario europeo más racional pondría el énfasis en el gasto público productivo y, lógicamente, cambiaría las prioridades políticas ahora exhibidas impúdicamente por las cifras presentadas por el ministro Montoro. No tengo ninguna duda de que en esta nueva circunstancia, para seguir con el ejemplo anterior, se detendría la construcción de las líneas de tren de alta velocidad en Galicia y Portugal que sólo tienen valor político, y se priorizarían las inversiones productivas como la del eje mediterráneo, la conexión ferroviaria con el puerto de Barcelona o la de la alta velocidad con el túnel del Pertús, cuyo retraso ya ha costado 128 millones de euros en dos años de indemnizaciones al concesionario.
No es que sea favorable a la pérdida de soberanía de unos estados que hoy por hoy son los únicos que garantizan un control democrático de las decisiones que toman. Y es cierto que el déficit democrático de la Unión Europea no la sitúa en la mejor posición cuando actualmente ni siquiera está gobernada por los mecanismos formales establecidos sino por dos estados, Francia y Alemania, que se comportan como poderes fácticos. Pero en la medida que a Catalunya tampoco se le respeta el autogobierno, que cada día se la amenaza con una involución autonómica y que, por activa y por pasiva, se advierte que no tiene otro horizonte que el actual de “pagar y callar”, por lo menos que podamos escoger amo. Por así decirlo, si debemos estar gobernados por un directorio, prefiero que sea por aquel que use criterios lo más racionales posible para salir cuanto antes de la crisis.

salvador.cardus@uab.cat

fotos de internet. hay una de cada lado.

14 comentaris:

Amelia ha dit...

Josep a nosotros no nos intervienen, nosotros nos llevamos por delante la Europa entera.

Se quieren quedar con TODO, TODO les es poco, la medida de que no se puede pagar más de 2500 al contado en efectivo ¿porque te crees que es? Ellos saben que la gente esta sacando el dinero de los bancos, y ellos lo quieren ahí en los bancos para QUEDARSELO, lo tengo claro Josep.

Cada día que pasa, un escalón mas bajo, perdida de todos los derechos, y a callar como dijo la hermana del Rey.
Por cierto, a ver si este gobierno tiene huevos a hacer un referendum a ver si los españolitos queremos la monarquía o la Republica.
Ahora la derecha no lo tuvo más fácil ...

Porque tu sabés Josep por donde le metería yo el puñetero discursito de Navidad de nuestro Rey .... exacto por ahííí.
¡ No vale por ser políticamente correcto o darselas de campechano !!! que se ponga a currar todos y a ganarse la vida.

Un besito.Amelia.

Miquel ha dit...

Esto no funciona de ninguna manera ¡

Hada Isol ♥ ha dit...

Que duro se está poniendo todo Josep! y todos los años que tienen por delante!No se como se va a sostener eso!ademas como digo siempre la palabra crisis s un vale todo,el comodin para hacer encajar los planes mas perversos! un abrazo querido amigo!

Antonio ha dit...

y en Andalucía cómo conseguiremos evitar la venganza del PP por el descalabro electoral de su Arenas?
Están acabando con la democracia con su cinismo y mentiras...
Saludos

la xaveta del ricard ha dit...

Catalunya esta apunt per una altre derrota, altre 11 de Setembre, i no farem res per evitar, Catalunya esta predestinada a no serií res amb aquesta convivència amb Espanya, nomes esclaus de el Nacionalisme Espanyol que liderant el PP i el PSOE. Els nostra govern i polítics no estan a la alçada per defendre Catalunya, la nostra Nació esta sent espoliada, falta de respecta, insultada i menys apreciada les nostres institucions, la llengua, i enfonsant al mes profund llac de fang la nostre dignitat.

Josep ha dit...

Amelia, no hace muchos dias escuché en una entrevista que le hacian a Niño Becerra que si a España la intervendrían o no. Dijo simplemente que no hay dinero para hacerlo.
No me extraña, cada dia tenemos que pagar más y más solo para cubrir el dinero que se llevan.
Pero aquí nadie dice nada. Quizas es que somos todos ricos, no se.
Un beso.

Josep ha dit...

Si Isabel, con la palabra crisis todo el mundo va metiendo cosas, y sobretodo la mano, vengan o no al caso. Yo creo que si, que esto se hunde. Aquí hay un mal ambiente que se nota por todos los sitios. Me refiero a España, pero si hablamos de Catalunya, esto ya es el no va más. Hay cosas como la sanidad que ya pagabamos un impuesto para ello, España no lo pagaba. Pero ahora que parece que también lo van a poner...lo pondrán para todos,

Un besop

Josep ha dit...

Antonio, ante todo vaya mi felicitación. Pase lo que pase, y hahan lo que hagan, de Andalucia han salido escaldados porque el PP esto ni lo soñaba.
Antonio. No se que podemos hacer. Yo esperaba hace por lo menos un año que la gente se movilizara de verdad, pero no vale una manifestación con risas y globos, ni de tres horas. Sin quemar edificios (que ellos sabrán quien fue..) pero tienen que saber que los esclavos también se revelan
Suerte Amigo.

Josep ha dit...

Ricard. Per començar, mirem-nos-ho amb serenitat: Catalunya n’ha passat de molt pitjors i, a diferència del drama de la guerra, l’exili i la dictadura dels nostres pares, res del que passi ara no ens agafa ni captius ni desarmats.

Som al cantó correcte de la història. Malgrat tots els intents d’aniquilació, Catalunya i la seva llengua encara existeixen, mil anys després. Aquells que abracin la causa de la llibertat i de la cultura no poden sinó abraçar la causa de Catalunya.

No podem continuar vivint en aquest continu estrès nacional. No podem admetre que Espanya ens tracti com una nosa, que presenti la llengua catalana en termes de conflicte, que ens esgoti fiscalment, que ignori la nostra producció cultural, que hagi arribat a boicotejar-nos comercialment i que, a sobre, alimenti i propagui diàriament la mentida sobre Catalunya, tant se val que parli de llengua o d’impostos. Ja fa massa temps que dura, i tots ho veiem. Les crides al desacatament de la sentència d’aquests dies, o a la insubmissió fiscal mesos enrere, són manifestacions d’un malestar constant que evidencia un problema de fons que no fa més que créixer i que ja no podem ignorar ni llegar a la pròxima generació: l’única convivència possible amb Espanya és la de dos bons veïns. Catalunya no pot continuar sent tractada amb els mateixos drets que un menor d’edat.
Ser catalans és la nostra manera de ser al món. Massa gent ha patit tortura, presó, exili o mort per preservar la nostra identitat. És veritat que ara no tenim polítics, però ja els tindrem, aquesta és la meva esperança, i aquests franquistes que segueixen saquejant Catalunya ens tornin el que és nostre per la raó.

Una abraçada.

genetticca ha dit...

Más de lo mismo.

Creo yo que precisamente esta fobia que el pp consiguio inyectar a los españoles contra los catalanes, es lo que les ha hecho ganar votos.Seguimos siendo,junto con el pais vasco,las ovejas negras de la manada y esta gente de conciencia barata quieren esguimir armas antigüas,muy antigüas, tanto casi como la prehistoria.
No somos diferente, somos cojonudos, en el ahorro, el trabajo, la perseverancia, la inversión, la convivencia, la amistad , la aceptación de todas las lenguas...pero no aceptan la nuestra.
Que hi farem.

un abrazo

Montse ha dit...

Josep, ojalá tengas razón y tengamos los políticos que Catalunya merece, unos que no se gasten 7.000 euros en un retrato, ni se pongan televisores en sus coches oficiales, que piense y actúe por Catalunya y los catalanes, de verdad.
Cuando te leo me llega un poco de esperanza con este tema. Ojalá.
Un petó.

Josep ha dit...

Genetticca, entre las frases historicas sobre Catalunya, ya sabes, lo de bombardear Barcelona cada 50 años y cosas por el estilo hay una que yo la tomo más en serio que otras." Catalunya nunca supo separarse de España, ni España supo ganar del todo a Catalunya". Si das un rápido repaso a la historia verás que es así. Y ahora que creo tenemos la oportunidad de nuestra vida, por lo menos de tener un sistema como el Basc, nos sale un Mas, que lo fastidia todo.
En esto de que con el Pais Basc somos la oveja negra tienes razón, pero ellos siempre han sabido sacar más tajada de Madrid. No quiero pensar en el como.

Un petó.

Josep ha dit...

Ay Montse! si que me gustaria ganar y tener gente que realmente se comprometa con nuestro Pais. Que es pequeño pero le sobran fuerzas para salir adelante.
Tengo una amiga que dice que Catalunya es como una mujer maltratada, no se atreve a irse, pero tampoco quiere que le peguen más.

Que tinguem sort!

un petó.

Mª Trinidad ha dit...

Una lástima, pero con un PP, que ha estado muchos años sembrando veneno, lo juntas con la incultura y ya tienes el caldo servido.
Un abrazo Josep.