divendres, 20 abril de 2012

Historia de una rata literaria

Dibuix de Santi Fornell


 

Historia de una rata literaria
En otras ocasiones, cuando me siento especialmente proscrito y estrambótico, estoy convencido de que el culpable es el quijote. Oigan esto." En resolución, él se enfrascó tanto en su lectura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el cerebro de manera que vino a perder el juicio... (...) 

El que recita este párrafo de la obra de Cervantes es un animalillo del que unos huirían, como si fuera un monstruo carnívoro, y al que otros perseguirían armados con una escoba recia para destruirlo. Se llama Firmin. La rata más enciclopédica de la que hay noticia literaria, recogida negro sobre blanco por el señor Sam Savage, una especie de golfo ordenado, ex profesor de Yale,  y escritor de boca a oreja. 
Y la que empezó así este post y la historia que contaré es Cecilia Alameda. Una amiga muy querida por los que hemos seguido su espléndido blog donde  explicaba historias vividas, o  nos recomendaba  libros como este.
"Y este es el comentario que yo le deje el  día 30 de octubre del 2008!
“Cecilia, por supuesto que los humanos siempre lo veremos como lo que es, una rata, y jamás llegaremos a comprender hasta qué punto nos aprecia y busca nuestra comprensión y afecto, sin llegar a conseguirla en ningún momento.
La próxima vez que vea una rata la miraré con otros ojos”.




Dibuix de Santi Fornell


Ahora veréis como al cabo de dos días la historia cambió de un blog a una  biblioteca.
-Si abuelito!
-Hola Susi, veníamos a veros, y de paso a preguntar si tienes  el libro “Firmín”.
-“Firmín”, el ratoncito que vive en la biblioteca?....
-Si, este, este!..
Si, está aquí!
Abuelito, aquí vive Firmín?
-Si claro, cariño.
Dibuix de Santi Fornell

A partir de aquel momento todas las energías  de una niña de  apenas 4 añitos estaban única y exclusivamente al servicio de encontrar a Firmín por cualquier rincón, estanterías, detrás de un libro, arriba, abajo…Ella tenia que encontrar el agujerito por donde entraba y salía. Hasta que un día lo encontró. Estaba muy escondido detrás de una tarima  muy bonita donde los más pequeños miran los cuentos tumbados encima de ella con las posiciones más incomodas que os podáis imaginar. Al cabo de unos minutos todas las amiguitas y amiguitos ya sabían donde vivía, mejor dicho, donde sigue viviendo. Porque afortunadamente para nuestro Firmín, sigue saliendo  solo de noche sin que nadie le moleste. Busca un nuevo libro y se va.
Un día, Susi  tuvo una feliz ocurrencia: Josep, a la Mireia  no la podemos dejar sola con esto. Hay que crearlo.
La noticia se difundió por todos los sitios. Santi Fornell, que entre docenas de cosas, también dibuja, hizo unos comics del pequeño roedor, se repartieron,  y un día por fin  se celebró la inauguración. La Biblioteca ya tenía una mascota. Con el permiso del señor Sam Savage, naturalmente.
El último miércoles de cada mes la biblioteca hace para los niños “L’hora del Conte” (la Hora del Cuento) Es una tarde que los “peques” lo pasan en grande.




Susi y yo, en nuestros blogs,  -abusando de vuestra amabilidad-  pedíamos  que nos mandaseis cuentos hechos por vosotros para explicarlos  en “L’hora  del Conte”. Recibimos muchos cuentos e historietas, chulos todos ellos, de verdad. Y  todos se han explicado a lo largo de estos años. De todos los blogs solo quedan dos personas que aun siguen con el suyo, las demás por muchas razones ya no escriben.  Sea como sea queremos daros las gracias a todos vosotros por la felicidad que repartisteis a los niños una tarde cada uno de vosotros.  Y que sepáis que además de hacerlo Susi,  -porque ella deseaba hacerlo- , también lo han hecho los Cuentacuentos que vienen mensualmente, y ellos no solo los explican sino que también los escenifican.
Y ahora que  se cumplirá el cuarto aniversario del ratoncito, queríamos que vieseis algunas  fotos de  todo ello.
*” Casa de la Susi”. [Mireia cuando era más pequeña creía que la Biblioteca era donde vivía ella]
Los blogs, si se quiere, unen, os lo prometo! Igual que os prometo que en una biblioteca también vive una rata literaria.
Dibuix de Santi Fornell
  

12 comentaris:

KRT ha dit...

Josep, el Firmin és un ratolí savi. Per això no surt mai de dia, quan la quitxalla el podria empaitar. I és savi, perquè -com deia Erasme de Rotterdam-, no és savi el que sap moltes coses, sinó el que sap a quin llibre les pot anar a buscar quan les vol saber. I el Firmin té una esplèndida biblioteca per ell tot sol (a la nit i els dies de festa, ja que en horari d'obertura al públic és a l'abast de tothom, i et deixen endur els llibres a casa... El Firmin (i la Mireia) tenen sort de tenir una biblioteca com la que tenen, amb unes bibliotecàries com les que hi ha, sempre tan ben disposades a emprendre activitats culturals de tota mena; i elles tenen sort de tenir usuaris com tu, que enriqueixen la seva feina amb aportacions i propostes de qualitat. I els dibuixos del Santi, molt ben trobats, com les coses que escriu (ara ha guanyat un premi de narrativa, ja ho deus saber)... Vaja, que formeu una bona quadrilla, tots plegats, Firmin inclòs! Una abraçada, Josep, i gràcies, i endavant.

Miquel ha dit...

jejejej ¡¡¡ es verdad ¡ salut

Cecilia Alameda Sol ha dit...

Gracias a ti, Josep. Gracias por haber leído lo que yo escribía, gracias por haberlo hecho tuyo, gracias por el cariño que siempre he sentido saliendo de la pantalla del ordenador cuando aparecía tu nombre, gracias por haberme pedido un cuento y habérselo contado a unos niños a los que yo no conozco, por haberme hecho partícipe de una aventura que une fantasía, creatividad, libros, bibliotecas, afecto... Aunque el blog esté detenido en el tiempo, sigue trayéndome buenas noticias y mensajes que demuestran que los libros tienen el poder mágico de labrar amistades entre personas distantes y diferentes. Gracias, Josep, por este texto entrañable.

Mª Trinidad ha dit...

Muy bonito, con mucha fantasía , lo principal es , leerles a los niñ@s y enseñarles el placer de la lectura.
Un beso amigo Josep, y BFDS.

Montse ha dit...

Precioso, espero que el ratolí Firmin esté en todas las bibliotecas.
Petons.

Amelia ha dit...

Un proybecto fenomenal que denota lo talentoso que eres Josep. Hay que saber entre lineas y estas cosas dicen mucho de tu persona, me alegra haberte conocido en serio y sé que aprenderé mucho a tu vera, cuando me asomo a tu ventana (blog) sonrio, asiento y empatizo.
Un beso y excelente idea, lo único que no nos pueden quitar es nuestra "sabiduria".
Amelia.

Josep ha dit...

KRT, tot el mèrit d'aquesta història real, i de totes les coses, inventades o no, que faig, és un tros de cada un de vosaltres, del que m'heu ensenyat.
Moltes gràcies a tots!

Josep ha dit...

Miquel, pues claro que es verdad. Ven, y mi nieta que ahora tiene 7 años te hará de guia por los senderos de esta rata sabia.

salut.

Josep ha dit...

Es verdad Cecilia, los niños no te conocen, no te han visto nunca, como a Firmin, pero te recuerdan. Eres una fantástica escritora y mejor persona.

Muchas gracias.

Josep ha dit...

Mari Trini, aquesta història és real, no hi ha ni una sola lletra de més, però és veritat que Qualsevol nit pot sortir el sol.

Un petó.

Josep ha dit...

Amelia, a mi también me alegra haberte conocido, y que guste leer este blog, igual que yo disfruto del tuyo aunque a veces sea un gruñón. Un gruñón catalán. Pero un simpático gruñón que dice la verdad.jajajaa!!
Esta historia podríamos decir que fue una cadena de casualidades, hasta que nosotros mismos creímos en la fantasía, y nos convertims en niños. Mi consejo querida amiga es que construyas uno.

Un petó.

Josep ha dit...

Montse. Claro que puede estár en todas las bibliotecas, y también en nuestras casas. Solo es ponerse en la cabecita de un niño. O acaso tu y yo no hemos tenido una cajita muy pequeña donde guardabamos las cosas más grandes que uno pueda imaginar...

Un petó.