dissabte, 27 d’agost de 2011

Pere Casaldàliga. El Obispo de los pobres



Poeta y misionero, defensor de los indios de la isla del Bananal durante más de cuatro décadas en la Amazonia brasileña, comentaba días antes de su jubilación como obispo de Sâo Félix do Araguaia: "Arribarà un dia en què els pobres assaltaran els bancs. La riquesa és de tots o és de ningú".( '
"Llegará un día en que los pobres asaltarán los bancos . La riqueza es de todos o es de nadie ".)



Balsareny1918 (foto cedida por notes de balsareny.blogspot.com)


Nacido en una familia de campesinos de Balsareny (Barcelona, Catalunya) el 16 de febrero de 1928, Casaldáliga se ha caracterizado por su defensa de los derechos de los pobres y los indígenas. Estudió en el seminario de Vic (Catalunya) y en 1952 fue ordenado sacerdote claretiano. En 1968 ya estaba en el Estado brasileño de Matto Grosso y tres años después era consagrado obispo de São Félix do Araguaia, un territorio de 150.000 kilómetros cuadrados y una de las mayores reservas indígenas del país. Nunca volvió a España, ni siquiera para el entierro de su madre. Tampoco cumplió con la visita   ad limina que cada cinco años deben realizar los obispos a Roma para rendir cuentas al Papa. "Soy un pobre, y los pobres no viajan", se disculpó siempre.
Vinculado a la teología de la liberación, Casaldáliga sufrió pronto amenazas de muerte y persecución del régimen militar brasileño y de los terratenientes de la diócesis, que llegaron a matar a su vicario, João Bosco, confundiéndolo con él. Pablo VI, que lo hizo obispo tras el impulso reformador del Concilio Vaticano II, se vio obligado a alzar la voz en Roma para que se supiera que Pere Casaldáliga era, todavía, uno de los suyos. "Quien toca a Pedro toca a Pablo", dijo en frase memorable.
La ofensiva posterior de Juan Pablo II contra los teólogos de la liberación, entre los que el prelado catalán fue siempre un referente, desemboca ahora en todo lo contrario: Casaldáliga era desde hace décadas un estorbo para Roma, que lo jubila sin contemplaciones. Muchas veces reclamaba a  los obispos españoles "no se callen" y demanden de Roma "sentido común, justicia y humana fraternidad" Los misioneros con problemas por defender a los pobres siempre acuden a una famosa frase con que Dom Hélder Câmara, el carismático obispo de Recife (Brasil), desarmaba a sus críticos en Roma: "Si doy limosna a un pobre me llaman santo, si pregunto por qué los pobres no tienen qué comer me llaman comunista". Pere Casaldáliga lo dice de esta otra manera: "Si decimos a los curas y a los laicos que hay que ayudar a los pobres, ¿cómo explicar que un obispo no es el primero en hacerlo?".
Predicaba así no sólo en su diócesis, sino viajando por toda Latinoamérica. Su mayor desafio fue visitar la Nicaragua sandinista semanas después de que lo hiciera Juan Pablo II para reprender a los sacerdotes protagonistas de aquella revolución. De entonces es otra frase famosa en la Iglesia de la liberación, dicha en su presencia por el sacerdote y ministro sandinista, Fernando Cardenal: "Es posible que esté equivocado, pero déjenme equivocarme en favor de los pobres, ya que la Iglesia se ha equivocado durante muchos siglos en favor de los ricos

En el año  2003 la Santa Sede decidió jubilar al obispo de los pobres, así como apartarlo de su diócesis, pero Casaldàliga se negó a abandonar su casa y su comunidad después de 34 años viviendo allí. “Los pueblos indígenas han crecido en número y en conciencia. Saben reivindicar y muchos han reconquistado sus tierras después de mucha lucha”, afirmaba en cierta ocasión Casaldàliga, que desde la llamada iglesia de los pobres ha contribuido a aumentar la autoestima y el diálogo con tribus indígenas como la Tapirapé o la Kuruaya, “que estaban destinadas a extinguirse”, según la fundación Araguaia. 


Pere Casaldàliga contribuyó a la creación de la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT) y el Consejo Indigenista Misionero (CIM), dos organismos dedicados, respectivamente, a la defensa de los derechos de los campesinos y de los indígenas. En los últimos años, gracias a la creación del CIM los indígenas además de seguir en sus tierras se organizan para superar los desafíos que se les presentan. Los pueblos indígenas han logrado grandes avances en el campo de la educación y la mayoría de las comunidades tienen una escuela”, explica el CIM. En este contexto, Pere Casaldàliga ha defendido siempre a los pequeños campesinos y ha ofrecido apoyo a la ocupación de tierras y a la resistencia frente a las multinacionales y las empresas agrícolas que practican métodos abusivos. La figura de Casaldàliga se detiene también en cuestiones como la teología de la liberación, que defiende a los menos favorecidos como niños y mujeres, y su solidaridad con las revoluciones de los más pobres en América Latina. De hecho, Casaldàliga siempre ha dado su apoyo a los levantamientos que han sucedido en países vecinos como Nicaragua y El Salvador, defendiendo siempre que Brasil forma parte un conjunto de países de características similares en lo que a desarrollo se refiere.

No quiero acabar esta entrada sin las palabras, y los versos, de este hombre formidable, que ha  tomado partido por los pobres, y  también dar las gracias a KRT, que en el post anterior me dejó este magnifico  comentario  y esta poesía:

Crec que la de Casaldàliga és una opció de vida religiosa que pot ser discutible, com totes, però que em sembla molt sincera i amb un compromís molt ferm en favor dels pobre si dels desarrelats. Res a veure amb l'Opus i amb el model retrògrad que preconitza l'església catòlica oficial.


Em sembla oportú citar un poema d'un bisbe catòlic, Pere Casaldàliga, bisbe emèrit de Sao Féñix do Araguaia, al Mato Grosso, al Brasil, on va ser perseguit i amenaçat de mort per defensar la causa dels pobres,i que va ser obligat al silenci per la Cúria Vaticana que presidia en aquell temps el cardenal Ratzinger. El poema diu així:

Con un callo por anillo
monseñor cortaba arroz.
¿Monseñor, «martillo
y hoz?»

Me llamarán subversivo.
Y yo les diré: lo soy.
Por mi pueblo en lucha, vivo.
Con mi pueblo en marcha, voy.

Tengo fe de guerrillero
y amor de revolución.
Y entre Evangelio y canción
sufro y digo lo que quiero.
Si escandalizo, primero
quemé el propio corazón
al fuego de esta Pasión,
cruz de Su mismo Madero.

Incito a la subversión
contra el Poder y el Dinero.
Quiero subvertir la Ley
que pervierte al Pueblo en grey
y al Gobierno en carnicero.
(Mi pastor se hizo Cordero.
Servidor se hizo mi Rey).

Creo en la Internacional
de las frentes levantadas,
de la voz de igual a igual
y las manos enlazadas...
Y llamo al Orden de mal,
y al Progreso de mentira.
Tengo menos paz que ira.
Tengo más amor que paz.
 …Creo en la hoz y el haz
de estas espigas caídas:
¡una Muerte y tantas vidas!
¡Creo en esta hoz que avanza
—bajo este sol sin disfraz
y en la común Esperanza—
tan encurvada y tenaz!



POBREZA EVANGÉLICA

No tener nada.
No llevar nada.
No poder nada.
No pedir nada.
Y, de pasada,
no matar nada;
no callar nada.
Solamente el Evangelio, como una faca afilada.
Y el llanto y la risa en la mirada.
Y la mano extendida y apretada.
Y la vida, a caballo dada.
Y este sol y estos ríos y esta tierra comprada,
para testigos de la Revolución ya estallada.
¡Y “mais nada”!
Más información:

Página sobre la vida obra de Pere Casaldàliga
http://es.wikipedia.org/wiki/Pedro_Casald%C3%A1liga

 fotos de internet, serán retiradas a petición





8 comentaris:

Mª Trinidad ha dit...

Maravilloso post Josep, es muy humano y tierno como tú, tus palabras fantásticas ese Señor es un buen cristiano...Me ha gustado mucho la poesía y unas palabras en especial...
"Soy un pobre, y los pobres no viajan".
Pere Casaldàliga, una buena persona.
Con tu permiso lo cuelgo en Twiter y Facebook, es un post muy importante, la foto antigua es preciosa con esa cruz tan bonita.
Muchas Gracias por informarme, no sabía nada de este buen señor.
Un abrazo Josep, y BFDS, y a tu señora y familia.
Besos , Mari Trini

Miquel ha dit...

molt bó ¡

Josep ha dit...

Hola MªTrinidad. Procuro que cada vez que escribo algo de la iglesia oficial, al cabo de unos dias hablar de él o de Vicens Ferrer, porque entiendo que aunque yo no sea creyente si que estoy al lado de ellos. Te sorprenderían muchas de sus frases, que siempre las cumple. Una de las veces que el Vaticano prohibió el uso del condón en Brasil, su respuesta fue:
"Volvemos al tiempo de los leprosos en vida de Cristo"
Un beso.

Josep ha dit...

Hola Miquel. Te contesto siguiendo el hilo de mi comentario a Mª Trinidad. Yo no se si este hombre se la juega más contra las mafias o contra el Vaticano.
Decia una vez:"Yo estoy en la línea de mi hermano en el episcopado Evaristo Arns en el sentido de que la vida es lo primero y de que no se puede poner en peligro por no poder usar un preservativo". La castidad, es una decisión libre que la Iglesia no puede imponer a los católicos casados.
Una abraçada.

Mª Trinidad ha dit...

SABIAS RESPUESTAS JOSEP...A los dos a Miquel y a mí.
Muchas Gracias.

María ha dit...

Hola, amigo Josep, me alegra mucho volver a verte por mi blog, gracias por compartir tus vivencias infantiles.

Espero que te encuentres bien, te echaba de menos por el mundo bloguero.

Un post muy completo el de esta entrada, y tengo que decirte que me encantó el nuevo look de tu blog.

Un beso, amigo.

Mariaisabel ha dit...

Amic Josep,
Fantàstic post, però fantàstic de veritat!!
Com m'agradaria que persones que dieun ser católicas, cristianas, creients o el que vulguis, llegissin tot el que has posat. Tan de bo imitessin a aquesta meravellosa persona, quina humilitat!
Enhorabona, Josep!
Una forta abraçada
Mariaisabel

Diego Escribano C. ha dit...

Buen texto. Te comparto la secuela escrita de mi tiempo con Pedro Casaldáliga.
Un saludo
http://destelloshumanos.blogspot.com/2011/09/en-el-tiempo-de-la-esclavitud.html