dijous, 20 de gener de 2011

por pedir que no quede.

No es la televisión precisamente lo que más me emociona en este mundo, pero como a veces la veo, también quiero hablar de ella. TV3, la televisión catalana es una televisión que en ella se agradece no ver ni un solo programa dedicado a los temas del cotilleo. La programación de la tarde y noche de TV3 y Canal-33 es muy variada, transversal, participativa y crítica, y precisamente porque siempre ha sido así quiero hablar de uno de sus programas, a riesgo de ser acusado de criticar por criticar, quiero pedir desde este humilde blog de opinión que haya cambios en su espacio de las mañanas.. Y qué más idóneo que pedirlo en un momento en que los relevos políticos en el parlamento y en el gobierno lo pueden propiciar de forma natural. ¿Qué cambios? Podría ponerme nostálgico y pedir que TV3 volviera a ese espíritu innovador de sus inicios, un espíritu que combinaba un proyecto televisivo institucional con la emisión de programas variados, y mediante el cual muchas franjas de población se podían sentir reflejadas.
 De momento me limitaré a pedir que la nave insignia de TV3, "Els matins" (las mañanas), cambie de director. Que Josep Cuní se tome unas vacaciones. O un año sabático. Y que se lleve todos sus tertulianos, muy especialmente a Pilar Rahola. ¿Por qué pido esto? No me pongo en si hacen un buen programa de televisión o no, simplemente quiero exponer que en aquel programa, yo prácticamente nunca me siento representado. Lo pido porque estoy harto de las opiniones repetidas y uniformizadas: estoy harto de que se criminalice una buena parte de la juventud que, en vez de asistir pasivamente a la degradación social, decide protestar (movimientos universitarios, ocupas ...); estoy harto de que siempre se tiren críticas contra los maestros que, en defensa de la escuela pública, se movilizan y se quiera hacer creer que los sucesivos consejeros de Educación siempre aciertan; estoy harto de que el director y la mayoría de colaboradores y opinadores del programa se dediquen, con razón o sin ella, a criticar gobiernos extranjeros (Venezuela, China, Cuba ...) y, en cambio, sobre las desigualdades del mundo occidental pasen de puntillas con cuatro sentencias tímidas y pusilánimes, más aún, estoy harto de que todos se declaren pomposamente en favor de la libertad del individuo (¡Vaya!, y quien no?), pero no contengan la misma rabia para condenar a los políticos, los gestores y las instituciones democráticas de este país que dejan que las clases menos favorecidas lo pierdan absolutamente todo, incluso la dignidad; estoy harto, también, que cuando alguno de sus colaboradores se ven bajo graves sospechas de malversación económica no se tenga la misma actitud depredadora que cuando unos jóvenes queman un coche policial ...
Los ejemplos son múltiples. Pero hay una lectura general: estoy harto de que los tertulianos y colaboradores, los que crean opinión, siempre sean los mismos, y se vayan repartiendo el tiempo de televisiones, radios y prensa escrita con una sinvergüenza inaudita: el notario, los sociatas de la vieja guardia, antiguos consejeros convergentes, periodistas y más periodistas ... y casi todo hombres, a pocas mujeres se las llama para opinar, y algunas de las que hay en el programa (la Rahola, la Janer ...) representan el pensamiento más conservador. Todos ellos opinan de todo, sobre la actualidad política, sí, pero también sobre los más variados asuntos, y sin ningún tipo de preparación, dejan ir lo que se les ocurre y, como hace tanto tiempo que los escuchamos, lo que dicen es sabido de sobras. 
Ya sé que los defensores del sistema me dirán que todo esto no es cierto, que en "Els matins de Josep Cuní", como toda TV3, hay pluralidad de voces. Pero esta es la gran mentira de este programa: se escuchan todas las voces de los que ya les está bien las cosas como están, o de quienes desprenden la opinión de que no se puede hacer nada para transformarlas. La misión de un programa televisivo de opinión, sin embargo, es fomentar el espíritu crítico, el de verdad. No escuchar que unos están por un partido de la izquierda parlamentaria y otros por uno de la derecha, no que uno son españolistas y los otros catalanistas. Esto también habrá de existir, pero yo quiero más, exijo que haya voces nuevas que den la vuelta a las cosas, que no condenen toda protesta social de entrada, que no se vaya a favor de las actuaciones del poder bajo el argumento bastardo que los votos le legitiman a hacer lo que hace ... 
Acabo de escribir que exijo que haya voces nuevas, que haya cambios, que se faciliten los años sabáticos. Yo también creo que tengo razón para la demanda, incluso para la exigencia. Porque ya que me dicen que TV3 es "nuestra", por lo tanto, también debería ser mía, a la postre con mis impuestos también contribuyo a generar la televisión pública catalana. Pero no es mía en este programa, ya lo he dicho, casi nunca me siento representado con estas opiniones que, a mi entender, no hacen más que agrandar la miseria intelectual de mi país.
I afeixejo (añado):: Ya sé que nadie me hará caso, que mis impuestos continuarán sirviendo para alimentar la bestia. Pero, para pedir que no quede. Vale más pensar que la utopía entrará algún día en TV3 que no repantigarse en el sofá escuchando los coloquios moralistas e intransigentes del "dueño de las mañanas”.
Imagenes extraidas de Internet. 

20 comentaris:

Verónica Marsá ha dit...

Sí, por favor. Yo que soy una forofa de TV3 por los motivos que tu dices, sobre todo de canal 33, le deseo también unas felices vacaciones (sin cobrar, claro) que me tiene aburrida con su dogmatismo y mal humor, debe estar cansado... con lo que cobra no debería, digo yo!

Es como mi ex jefe, que no le gusta y le cansa la docencia, pues no trabajes en la universidad!!!!

Bueno, vale, me voy por las ramas...

Un abrazo, Josep!

josefina ha dit...

Me ha gustado tu entrada, y como te explicas. Yo al tal Cuní lo encuentro un poco endiosado y es verdad que se tendría que ir renovando a las personas y los programas.
Un abrazo

josep estruel ha dit...

Hola Verónica. Y esta prepotencia que usa siempre...
Claro que tienes razón con lo de mal humor y el dineral que se lleva.
Un dia me tienes que contar lo del señor de la universidad, no digo ex jefe porque en este caso ex jefe es otra cosa. A que si!!!
Un petó.

josep estruel ha dit...

Endiosado del todo amiga mia. Parece que sea solo él quien lo sabe todo, y luego de verdad que estoy cansado de que siempre salgan los mismos a hablar, porque a fuerza del tiempo ves que siempre dicen lo mismo.
Un beso.

josep estruel ha dit...

DIANA PUIG HA DIT....

No sé si alguien de los que han de escucharte y prestarte atención lo hará, no sé si llegará a buen recaudo lo que tu pides, pero sí te puedo decir que representas a un buen número de personas que sienten lo mismo que tú. No es una casualidad que los tertulianos sean siempre los mismos o los elegidos por "azar", como bien has dicho les va bien como están la cosas y aquí está el problema principal. Hace tiempo que siento eso que dices "que no te sientes representado" a mí me ocurre lo mismo, he llegado a pensar que tal vez los problemas que yo tengo, el vecino, el de la cola del paro, el pequeño comercio, el que paga una hipoteca, incluso he llegado a pensar que los impuestos que yo pago no son los mismos que pagan aquellos que hablan y se supone que tienen que pensar en que el tema del que quieren dar su opinión ha de estar en diferentes lugares, situaciones y personas sobre todo, si como bien dices las personas siempre son las mismas, las opiniones y los debates acabarán de la misma forma.
La televisión es un montaje, hay que ponerla para desconectar del mundo real Josep, para evadirte de los problemas reales y dejar de pensar con claridad, vamos como si todo fuera una película.

Un abrazo amgo mío.
didi.

josep estruel ha dit...

Gracias Didi!. Ya veo que no estoy solo!!!En este programa un dia hablaban de que los anti sistema habían ocupado un edificio de la Plaça Catalunya de Barcelona el dia de la huelga general.Y claro, todos contra los anti sistema. Pero, qué curioso, días después, en Francia se desata una tormenta política, pero él a los jóvenes franceses no les criminaliza, ya no son vándalos, la noticia la centraron, cómo debe ser, en la fractura del Estado del bienestar.
Gracias Didi.
Un beso.

Eastriver ha dit...

Buffff, per una banda estic d'acord amb tu, per l¡altra no ho vec de forma tan contundent. Mira, el Cuní opina massas, i tens raó en els temes: joventut, ensenyament... Jo, com a ensenyant, m'he sentit molt maltractat, perquè penso que no ens entèn i que les seves opinions són molt parcials. En tot això estaria al cent per cent d'acord amb tu. Però alhora crec que és un programa amè, que informa i entreté sense concessions, i el Cuní em sembla, encara que no estigui d'acord amb ell en moltes coses, un comunicador de primera. De veritat, penso que és molt bo. Ara, si em diguessis que porten el Basses de Washington i el posen als Matins, doncs mira, ja hi firmo. Una abraçada.

Vicent Maganer Ripoll ha dit...

Querido Josep:
Te escribo en castellano porque llevo todo el día leyendo asi.
Ante nada decirte que aunque sintonize TV3 nunca la miro, demasiado sentimiento catalán, y alguna vez han herido mi orgullo valenciano.
Lo que dices ocurre exactamente igual aquí en valencia en nuestra misma ciudad.
Una cadena (canal nou) presume de ser valenciana, pero sus opiniones son tan de derechas que dan ganas de escupir, sus expresiones, castellanizadas, y sus locutores, en algunos casos, fachas retirados.
Yo pido como tu, igualdad, respeto.
Yo pido, como tu, libertad de expresión.

PD: Me ha aparecido en mi entrada de hoy un enlace a esta entrada, eso que significa?

LINFOMANO ha dit...

Hola Josep, como siempre no puedo opinar sobre el programa en cuestión, pero como las cosas que pasan se empeñan en demostrar una y otra vez, las personas y los métodos son igual en todas partes, te digo que en la tv de la tierra noble de Aragón, hay programas que son un calco del que comentas.
Lo que me lleva a estar totalmente de acuerdo contigo.
Un abrazo.

Miquel ha dit...

Un buen tema para debatir. Tv3 ha ganado un poco con la Terribas como directora, pero solo un poco. Si ustedes se percatan, el tema recurrente del Barça sale permanentemente, de una u otra forma, porque es lo único que les da clientela. Por otra parte, los guiños continuos a quien gobierna en la generalitat son harto frecuentes, porque son los que les dan los dineros. Diccho esto, solo , a mi entender, se salvan dos canales, el 33 con Thalasa, el Polonia (por su acidez), el que, qui com, por ser explicativo y la la segunda de la tele central. A partir de aquí y salvo raras ecepciones, pocas cosas valen la pena. En cuanto a Cuni, creo le puede la soberbia. salut

Agustí M. ha dit...

Pues a mi me gusta el programa y la verdad, me encanta la Rahola, porque es heterodoxa y no tiene problemas en defender ideas incorrectas. Y también me gusta mucho los cara a cara que hace cuní y las entrevistas. Es un magnífico programa y, desde luego, si hablamos de pluralidad, y lo más plural que hay en televisión. ¿O es más plural la Quintana? Venga, hombre.

josep estruel ha dit...

Ramon,aquest programa en línies generals és molt bo, en això estem tots d'acord, i no demano que el retirin, (el programa) només demano que hagin canvis, que no siguin sempre els mateixos senyors a opinar, que per un temps vingui gent que aporti altres coses. Però clar, estic segur que tal com ho té ja li està bé, tenint en compte que tampoc li agrada massa aquesta part de la joventut que vol canvis. Que portin el Basses de Washington i el posin Als Matins, ja ho veus ... tu ja has aportat alguna cosa nova.
Una abraçada.

josep estruel ha dit...

Vicent, yo de ti la miraría más a menudo, verías como este sentimiento catalán no es tan agresivo como el de otros lugares. Por otra parte si este programa no lo has visto nunca, te lo recomiendo. De verdad, míralo, y verás que hay calidad. Mi queja es y lo repito muchas veces en el post es que va pasando el tiempo y siempre salen los mismos señores, y claro, por fuerza recibo las mismas ideas. Gente nueva, esto es todo.
Una abraçada.

josep estruel ha dit...

Hola LINFOMANO. Es una lástima que no puedas ver este programa. Mi protesta no está por ser un mal programa, no es por esto, todo al contrario. Es por no cambiar a las personas, porque la forma es magnífica. Pero claro, si escuchamos a un mismo señor mucho tiempo, por bueno que sea (que repito, y te aconsejo verlo) ya sabes sus ideas y deseas otras de esta juventud que empuja.
Un abrazo.

josep estruel ha dit...

Hola Miquel. Lo que tu dices de toda la programación en general tienes razón, y para mi TV3 tiene una calidad y una manera de hacer las cosas que yo les pondría una nota muy alta. Pero es justo con Cuní mi protesta. Yo la lo digo en el post y además contesto a los amigos que hacen su comentario que el programa es muy bueno, pero esto no quita decir como es él -que es como tu lo describes- y luego que no de paso... imaginemos que Polonia, -que creo nos gusta a todos-, no cambiaran nunca, sería la conya.
Una abraçada.

josep estruel ha dit...

Hola Agustí. A mi también me gusta el programa, pero no es esto lo que digo. Claro que me gusta el cara a cara, y las entrevistas, y también añado que es un autentico lujo escuchar al señor Terricabras, igual que a otros. Agustí, no pretendo desmenuzar todo, uno por uno, cosa por cosa, solo es que protesto porque no se dan paso a caras nuevas que aporten este espíritu innovador que tanto queremos los catalanes y nos hace ser diferentes a otros. No quiero escuchar todas las voces de los que ya les está bien las cosas como están, o de quienes desprenden la opinión de que no se puede hacer nada para transformarlas. Es esto , no otra cosa. Tampoco quiero comparar -que ya lo digo varias veces- con otros canales nacionales, canales que lo aportan todo menos cultura.
Muchas gracias por tu opinión, y por favor vuelve todas las veces que gustes.
Saludos.

José Núñez de Cela ha dit...

Tampoco yo soy muy seguidor de la TV, pero siempre había tenido a TV3 cómo una de las pocas que se podían salvar. De hecho, es posible que fuera la que más siguiera, hasta que las hordas de Camps consiguieron que no pudiera verse con normalidad en todo el territorio valenciano.
Es una lástima que haya entrado en la deriva que comentas, pero seguro que sigue siendo mejor que otras. Lástima otra vez.ççSaludos

josep estruel ha dit...

Hola José. A nosotros también nos gustaría que toda Valencia pudiese ver TV3, pero como tu dices al sr Camps no le gustó.
Mira, Tv3 no es que vaya a la deriva, ni mucho menos, yo solo hablo de un programa en concreto, que es el de las mañanas. Si que es un buen programa, si pudieses verlo te gustaria, lo que ocurre es que hace mucho tiempo que lo hacen, y sobretodo en las tertulias, a pesar de que son buenos, a mi me llegan a cansar, porque por buenos que sean se necesita un relevo más joven. Basicamente es esto, parece que ya les está bien las cosas como están, por esto digo que ahora es el momento para un cambio. Por lo demás te garantizo que es una buena cadena.
Un saludo.

Antònia Pons Valldosera ha dit...

Jo trobo que a la TV3 es miren massa el melic, clar que si la comparem amb tele5 no hi ha color.
A mi m'agraden els 60 minuts, els entrelínies, Sense ficció. Els polonios i els crekovios són genials.
Al Cuní no me'l puc mirar, sentir-lo encara les dues coses alhora, impossible.

Josep ha dit...

Hola Antònia. No és que critiqui a tota TV3, és en general "Al Matins" i una mica en particular al Cuní. No em trobo identificat la majoria de vegades. De la manera que parla de la joventut i l'escola pública, perquè no són de la seva corda. Els tertulians sempre són els mateixos. Gaire be tots son de CiU, i escriuen en la Vanguardia. El reparteixen las tertúlies entre uns quants, I Cuni en particular sempre té aquell punt de supèrbia. Només demano un temps de descans, només això. Pel que fa al que dius, doncs clar que et dono la raó, aquests són els millors programes. Gràcies per ser aquí. Un petó.