dissabte, 22 de gener de 2011

un país normal


El presidente del PP, Mariano Rajoy, se ha mostrado este martes contrario al uso de las lenguas cooficiales en el Pleno del Senado y ha asegurado que a él, por el contrario, le importan "los problemas reales". "No he visto ninguna demanda en ningún sitio para que aquí tengamos que trabajar utilizando traducción simultánea, esto en un país normal no se produce", ha censurado.

 Mi ignorancia me lleva a preguntale al señor Rajoy una cosa muy simple: Señor Rajoy, que es un país normal?. Que es ser normal?
Es normal Francia, porque hablan francés?
Quien es más normal, un joven antisistema, o  el señor  corrupto  en un Ayuntamiento?
Es normal Argentina porque no tienen los Pirineos?
Son normales las personas que no les gusta el jamón?
  Podemos situar  al Papa en lo anormal  cuando vuelve a insistir en que Europa debe "vigorizar sus raíces cristianas", o no...? 
Y España?, es normal España porque una parte de ella su lengua es el  euskera,  otra parte el galego, y otra el catalán?
Es normal usted que no ha hecho nada durante la oposición?
En que lugar ponemos lo normal? Y la anormalidad, donde la colocamos?
Quizás tiene razón usted, señor  Rajoy, cuando habla de anormalidad. Es anormal que un estado que quería ser pluricultural (lo dice la Constitución) sólo utilice las posibilidades de las lenguas que asegura patrocinar en una sesión que no sólo es simbólica y nada más, sino que también es lo que podríamos llamar una repetición inútil.  El día que se utiliza el catalán, el euskera y el gallego en el Senado no es para discutir sobre estatutos de autonomía o sobre la crisis o sobre las centrales nucleares. Es un día en el que el debate se centra en la lengua. Es decir, utilizar las lenguas oficiales sirve para hablar de lenguas oficiales. Esto no es normal. No es normal que un país que tiene un idioma propio con siglos de existencia esté mendigando las migajas de un Estado que debería de defenderla  -si se lo creyera- como una riqueza. No es normal que el catalán sea prácticamente ausente de los cines, sea minoritario en los medios de comunicación y no sea necesario en el quehacer cotidiano de sus ciudadanos. No es normal que se intente desterrar de la escuela y que no se le otorgue credencial de normalidad sino que sea visto como parte de una voluntad dictatorial, como un síntoma de prepotencia, como un arma agresiva. No es normal que no sea imprescindible saber la lengua de este país, para vivir en este país. No a través de decretos sino de la normalidad que hemos de suponer que está vigente en Alemania o en Inglaterra. La demagogia que hemos vivido estos días (el coste de la traducción, lo que han dicho "el espectáculo de los pinganillos") nos informa del fracaso definitivo de aquella entelequia que pensaba en el Estado como instancia protectora que podría impulsar el respeto y la convivencia. Todo se reduce de nuevo, para muchos, a las "peculiaridades regionales" que nos enseñaban, de pequeños, la Formación del Espíritu Nacional. Rajoy tenía razón: no es normal hacernos creer que hay un lugar para la diferencia, para la identidad. Todo sería más fácil (y normal) si fuera de otro modo.
Que es lo normal, señor Rajoy?

9 comentaris:

Abuela Ciber ha dit...

Leyendote con respeto.
Escuchando todas las voces.
Es un tema que por acá no tenemos, pero es sano oir vuestras expresiones.

Recibe mi cariño y el deseo de buen fin de semana

Vicent Maganer Ripoll ha dit...

Josep...
Lo cierto es que entiendo tu postura, pero en ningún caso la defiendo, y en cierta manera, me opongo a ella.
No hace mucho, en Cataluña también ocurrió algo semejante. Unos invitados sudamericanos fueron a hablar con dirigentes catalanes y estos contrataron a 3 traductores, lo cual fue, si no recuerdo mal, un gasto neto de 6000 euros, mas comidas y todo esto.
Mi lengua, el valenciano, es también rica en historia. Mi rey preferido, Jaime, fue quién conquistó Valencia, pero es El Cid quién se lleva el mérito.
Mi localidad es de las pocas que hablan enteramente valenciano, y lo adoro.
Mas, por mucho que me pese, yo no veo (iba a decir normal, pero me retracto) lógico que, entendiendo todos los ciudadanos de españa el idioma español, haga falta contratar traductores para tratar referéndum y demás reuniones políticas.
Mi criterio es solo un simple boceto de lo que creo que la mayoría de gente opina, pues, ideales aparte, las cosas económicamente no van bien, y yo he trabajado de traductor, y siendo en esas esfera, no te haces una idea de lo que van a cobrar.
Tengo amigos vascos, amigas gallegas, muchos amigos catalanes, y yo soy valenciano, y cuando nos reunimos todos, hablamos castellano, y nos entendemos divinamente.
En lugar de querer enriquecer nuestra lengua deberíamos dar ejemplo.
Otra cosa que no entiendo muy bien (es una opinión) es lo del cine en catalán.
Hace poco leí en El Jueves un artículo que hablaba sobre las demandas catalanas de que Hollywood les mandase las películas en catalán igual que en castellano.
Si hay algun catalán que no entienda el castellano, que me avise, estoy dispuesto a enseñarle un poco de cultura, porque aunque se nos haya/esté obligado/obligando a hablarlo, yo hablo mas el valenciano que el castellano, y si veo una película, la disfruto en ingléss, castellano o valenciano (amén de que prefiero el doblaje en inglés)
Así pues, Josep, perdóname pero esta vez será la única en la que no esté decauerdo contigo, me parece una falta de ética, y mas en estos tiempos, en que todos, desde los andaluces hasta los gallegos, deberíamos arrimar un poquito el hombro.

josep estruel ha dit...

Hola Abu. Es muy normal que no os pase a vosotros lo mismo que aquí. Vosotros teneis una lengua oficial, que es el castellano, y otras que son dialectos del castellano (Rio de la Plata) y del portugues. La lengua indígena, el charrúa, desapareció en el siglo XIX, quedando así sin investigar. La lengua charrúa (wenoa, güenoa) se habló en Entre Ríos, Argentina, en Uruguay y en Río Grande do Sul, Brasil. Según algún autor de principios del siglo XIX, en Uruguay había más de seis idiomas diferentes : el minuán, el charrúa, el chaná, el bohane, el goanoa, el guaraní, etc.
Todo esto desapareció amiga mia, y aquí en España, hay cuatro oficiales:Castellano,Euskera, Galego, y Catalán y hacemos milagros para que no desaparezcan de aquí unos años como los vuestros. Sería una pena, Abu.
Yo también te deseo que pases un fin de semana genial.
Un beso.

josep estruel ha dit...

Hola Vicent. Me parece NORMAL que no estés de acuerdo conmigo. Yo tampoco estoy de acuerdo con quien no defiende la suya. Pero defender una lengua no significa que no quiera a la otra.
Me pones unos ejemplos que en este caso no sirven,esto de los sudamericanos, tus amigos, el cine...
Hablamos no solo del catalán, sino de todas, y si todas son de este pais, pues todas tienen derecho.
Lo de los amigos, está claro que hablo en castellano, porque no, es bien normal.
Y el cine y los periodicos, porque no? Amigo mio, vamos a ver: El que yo sepa castellano significa que ya no tengo posibilidad de otra cosa?. Y mis nietos no podrán leer un cuento en catalán? Es esta la lectura que tengo que asumir?
Vicent, me dices que deberia dar ejemplo de austeridad y arrimar el hombro. Esto voy a hacer ver que no lo he leido, sobretodo lo de arrimar el hombro, porque aquí solo hablamos del catalán, incluso tu hablas solo del catalán, pero no es así. Euskadi y Galicia también son idiomas de este pais, y aquí nadie pone a parir a nadie. A los catalanes si.
Me consta que tu si quieres al valenciano, por lo tanto te pido por favor que no solo lo defiendas en tu localidad, (y defender -te repito- no es ir en contra de otro), sino reivindicar‎ a Jaume I, Ausiàs Marc,Vicent Andrés i Estellés, y quien haga falta, sin tener que estar pendientes del Cid,(que tambien me parece bueno)
Vicent, "Qui perd les seves arrels, perd la seva identitat"
Una abraçada.

Miquel ha dit...

Articuló interesantísimo en La Vanguardia de hoy, 23 de enero. Enric Juliana "Café para todos" pg 26 y 27. Indispensable. Salut

josep estruel ha dit...

Gracias Miguel, esta misma mañana lo he leido, y realmente es muy interesante.
Dejo el enlace a este artículo por si pudiera interesar.
Una abraçada.

http://www.lavanguardia.es/opinion/articulos/20110123/54105053431/asi-empezo-el-cafe-para-todos.html

Patri ha dit...

Buenos dias Jopsep.
que es normal? Lo que no es normal es que se tenga que pagar unos sueldos a unos traductores porque a unos cuantos señores (que se entienden perfectamente en castellano)quieran defender su lengua, que me parece perfecto.
Como tampoco es normal los gastos de muchas cosas que hacen todos los politicos de todas partes.
Y ya sabes Josep que en mi manera de pensar no se trata de que se tenga mania a los catalanes, vascos, gallegos o valencianos.. simplemente son gastos inecesarios que pagamos todos...
Espero que todo vaya bien Josep, y que no tengais tanto frio que por aqui en Castellon, nos estamos quedando tiesos ja ja ja ja...

Un abrazo..

josep estruel ha dit...

Patri, lo que quieres decir es que por el hecho de hablar castellano, como todos, ya no tengo ningún derecho a otra cosa? Ni al cinema en catalán, porque es un gasto innecesario, radio, televisión...porque un gasto que pagamos entre todos.
¿Qué hacemos Patri?, y de veras, de buen rollo ¿Nos quedamos con la normalidad a nivel de calle?, ¿dejamos que las tres lenguas se conviertan en una cosa folklórica, hasta que se mueran? No. Sintiéndolo mucho vamos a apostar por la otra normalidad, en Madrid, en Bruselas, en NY. Y eso sería tan bueno que se entendiera en el resto del Estado como que se entienda aquí que a un señor de Segovia no voy a hablarle en catalán porque no va a entendernos.
El intento eterno de igualar España a lo castellano parece que se ha conseguido casi del todo en Valencia. El empeño es apurado en Galicia. Yo lo veo casi como una campaña en favor del uniforme. ¿Quién se ocupa de uniformar, de intentar acabar con la diversidad que no les gusta?, se me preguntará. El PP, dirán muchos. Y se equivocarán. Contribuye a ese intento toda persona que no comprende que España es plural. Contribuye a ese intento toda persona que no acepta el legado vasco, gallego y catalán como propios, lenguas incluidas. Contribuye a ese intento quien no comprende que la uniformidad del país sólo podrá ser posible a partir de la aniquilación de otras culturas que se hablan, eso sí, en la intimidad cuando conviene. Todas esas personas, quiero decir, todos esos millones de personas, contribuyen a falsear la realidad y seguir empeñándose en que España es castellana. Desde esta óptica, lo demás molesta. Hay siempre que acomodar la realidad a lo que uno quiere. Patri, te aseguro que todo esto es sin ánimo de nada, ni de discusión ni nada parecido. No soy independentista, pero una cosa es cierta. En pocos años los que eran nacionalistas ahora son independentistas, y los que no somos nada, nos hacen nacionalistas. En Valencia no ocurre , ya lo se.
Aqui lo que ocurre es que esta mañana estábamos a -9º....!!que frio Patri!!
Un abrazo.

Cecilia Alameda Sol ha dit...

¿Es normal este señor que sale en la foto? ¿Es normal que tenga instalados su partido a un montón de dirigentes, llámense Camps, Fabra o López viejo, en las instituciones, gobernando unos y cobrando sueldos elevados otros, cuando están pendientes de juicios por corrupción? ¿Es normal que estén presididos por un expresidente que se pasa la vida hablando mal de España fuera de España? ¿Es normal que la gente siga votando a los corruptos que han gastado su dinero en su lucro personal?
Pues yo declaro, entonces, mi adhesión a la anormalidad