dimarts, 3 de novembre de 2009

globalizar los concursos de televisión


Leo en un diario esta noticia : “Un año de alojamiento gratuito". Este es el premio que ganó el pasado fin de semana Thérèse Van Belle, galardonada como la primera y, seguramente, última miss sin techo de Bélgica, de un concurso entre indigentes. La condición para poder participar en el concurso era demostrar una firme determinación de querer abandonar la vida en la intemperie y reintegrarse en la sociedad.”

OPINIÓN.
Al hilo de esta forma de hacer concursos por televisión, se me ocurre perfeccionar y globalizar estos certámenes, mejorándolos y extendiendo sus beneficios a más gente menesterosa que, mire usted por donde, las están pasando magras por esos mundos de Dios.

"Serán bien recibidas todas las sugerencias que tengáis a bien exponer. A ver si entre todos hacemos un programa lo más real posible para dar satisfacción a todos los que viven del morbo y se forran a costa de los pobres"

Se me ocurre: A saber:

Primero se contratarían decenas de “mercedes milás” (si no cientos o miles, en función del presupuesto que se obtenga proveniente de las piadosas donaciones recogidas y destinadas para menesterosos y otras gentes de mal vivir) para que fuesen presentadoras de tantos concursos, tipos “Gran Hermano de la precariedad”, como mercedes milás se contraten.

Luego elegiríamos los grupos y haríamos los castings de rigor.

Por ejemplo: Gente que vive en la calle en Barcelona, en Madrid, en Buenos Aires, y en otras muchas capitales importantes.
Les llamaríamos los “Gran Hermano de los Mendigos o de los indigentes o de los sin techo”.


Después nos iríamos a África, a los poblados más mugrientos y con los niños más desnutridos por el hambre que encontremos (que eso “hace audiencia”).
Serían… Los “Gran Hermano de los niños que pasan hambre”
Y en el concurso, además, meteríamos a las madres, para que se peleen y de más morbo.

También podríamos hacer otros concursos para “los niños de la guerra” y otros para “los mutilados por las minas antipersonas” o para “los infectados del sida”. Y entraríamos en las fabelas de Río de Janeiro, para ver quién, durante un año, puede salir de allí. O para “los niños de la calle”; pero éstos son muchos y los castings deberíamos hacerlo en varias ciudades: Moscú, St Petesburgo, Sao Paulo, México, Nueva York… ¡Ah!, también para “los sin tierra”, “los indígenas”, “las mujeres maltratadas”, “los obreros indios y paquistaníes de Doubai”, “las prostitutas” (seguro que éstas mujeres agradecerían estar un año sin depender de mafias y macarras que abusaran de ellas).
Y así hasta el infinito.

Al cabo de algún tiempo tendremos a la audiencia bien sensibilizada y, si para entonces todavía no se nos ha aburrido -la audiencia-, habremos conseguido repartir ¡miiiiles de premios! a otras tantas ¡miiiiles de personas! que, ¡pobrecitas!, no son como nosotros, porque no eligieron bien y se hundieron. Y esta sociedad, ¡tan buena!, quiere ayudarlas un poquito para que consigan salir del hoyo en donde ellos solitos se metieron. Pero, eso sí, sólo a una de entre todas aquellas personas que demuestren que están dispuestas a esforzarse por salir.

Habeis entendido verdad?. A que es la mar de fácil.
Total.... es introducir la competencia también en la miseria.



8 comentaris:

Fugaz ha dit...

A menudo pienso que todos estos programas se nutren de las personas que tienen una pobreza tan grande en su vida, y no hablo de algo material sino de algo peor, emocional y personal. Pero como son incapaces de reconocerlo, prefieren ver la vida de los otros y asi criticar, opinar, decir, maldecir y mil cosas mas antes que reconocer sus propias miserias.

Desde luego que mucho mejor seria hacerlos con todas y cada una de las propuestas que nos dejas, porque desde luego da para no uno, sino para muchos programas y seguramente por lo menos el ganador saldria ganando algo. Y en mas de un caso a muchos les podria servir de leccion ver que no todo es wais, ni super, ni divino como a menudo quieren hacernos ver.


Aprovecho para dejarte un abrazote enorme, y espero andar pronto por los blogs como siempre. Petons!!!

Alfonso ha dit...

Ay, en un mundo donde le dan ya el premio Ondas a Jorge Javier Vázquez o a la serie Física o Quimica... es difícil que todavía nos sorprendan con programas.
Pues sí, lo hacen aún. Y esto de la miseria, que yo no conocía, me deja con la boca abierta.
¿Qué nos queda por ver?

Maria Jesús Rodríguez Melero ha dit...

Hola Josep!
Se me cae la cara de vergüenza ajena cuando me doy cuenta de lo que hace la gente. Es una barbaridad. No comprendo cómo alguien puede ver este tipo de programas que juegan con las dresgracias de la gente-
Es imperdonable que les quiten hasta lo único que les diferencia como seres humanos que es su propia dignidad.
Myu triste, de verdad.
Ojalá alguien pusiera manos en el asunto y dejaran de emitir basura por la tele con el cuento de la audiencia y dedicaran el dinero que invierten en presentadoresd estrella en un poco de colaboración humanitaria.
Un beso!
Susi

Isol ha dit...

Yo no sé si que es primero aqui, el huevo o la gallina,ellos dicen que no venden cuando ponen en la pantalla algo de buen nivel y que contribuye a una humanidad mejor,pero esa humanidad se nutre muchas veces de la basura que ellos ofrecen y que tiene tanto morbo, la verdad Josep antes en mi niñez había muchos programas lindos y recuerdo que todo el mundo los veía,o sea que si todos ofrecieran una televisión digna ,de verdad familiar que fomente el buen animo,la bondad,la dignidad,el compromiso por la vida,la cultura,mejorarían la sociedad muchissimo,pero son unos delincuentes que solo quieren billetes a costa de arruinar sociedades enteras,como es posible que se exiba a la gente de este modo,que se abusen de la desesperación de otros para hacer fortunas,que se saca de bueno de estos programas? cual es el aprendizaje? aqui tambien es de terror se agarran de cualquier cosa para hacer mejores los números y no ofrecen nada,hay tanta información de la buena para hacer llegar a todos,tantissimos seres humanos dignos que pueden llegar a ser conocidos en este medio para que sean espejos de la juventud y sin embargo son anónimos,tantos buenos actores que podrían hacer programas geniales,con historias que lleguen y nada,elijen mostrar lo peor,la verdad que molesta mucho y dá impotencia ver que suceden estas cosas.Y además de las miserias humanas este no es el modo de ayudarlos a salir,hay que crear conciencias,hacer que comprendamos todos que el mundo es nuestra casa y que todos somos responsables por todos,que debemos luchar por el bienestar común,no esperar que venga la tele,los exiba y les dé limosna.Y los medios son los que llegan a todos por igual,son los que podrían hacer tantissimo bien! y no lo hacen,dá bronca!
Un abrazo Josep!

josep estruel ha dit...

Hola FUGAZ.
Me alegro de que puedas volver de nueno.
Esta noticia yo diría que ya es el colmo de los colmos. Fíjate que no eligen a cualquier mendigo. Solo aquel que la vida lo ha llevado a vivir en la calle. Te juro que aunque no quiero el mal para nadie, a mas de uno de estos "inventores" de programas les tendría que pasar a ellos. Ya veriamos si lo pasaban tan bien.
Un petó.

josep estruel ha dit...

Hola ALFONSO.
Verdad que si, que es para dejar la boca abierta. Es asqueroso. En esta modalidad de GRAN HERMANO, no entraban en concurso los que les gusta -si es que hay alguien que le gusta vivir en la calle-
Solo era la persona que no tiene nada porque mil razones lo ha llevado a este mundo que dificilmente se escapará.
En cuanto a este "locutor/presentador" no lo veo, aunque como está por todas partes pues tampoco me libro del todo.
Tenemos un nivel "cero patatero" en este pais.
Ya lo ves, no es solo en la política. Esto es solo el reflejo.
Un abrazo.

josep estruel ha dit...

Hola SUSI.
Pues ya lo ves. En vez de emplear un dinero para solucionar y evitar ver las calles llenas de gente mendigando, no tienen mejor "gracia"que hacer un programa de competencia entre ellos. Entre la miseria.
(Con gente que quiza alguna la hay), pero los demás estan allí como podemos algún dia estar cualquiera de nosotros.
Un petó Susi.

josep estruel ha dit...

Hola ISABEL.
Lo que dices de años atras es verdad, pero fíjate que los valores se pierden, o ya están perdidos.
Este programa GRAN HERMANO, supongo que vosotros tambien lo podeis ver. Se trata de reunir a un grupo de gente en una mansión, habilitada para el caso, y que allí se les vea dia y noche (con mil cámaras) que los gravan para que veamos todos los buenos o malos que son cada uno de ellos.Si hacen el amor o si rien.
Mas o menos la cosa va por aquí.
Pero esta vez, esta noticia que leo supera la dignidad humana. Me vino a la memoria cuando hacian pelearse hasta la muerte a dos personas muertas de hambre por un pedazo de pan. Mientras los demás lo pasaban de puta madre(perdón)
Un beso