dimarts, 10 de febrer de 2009

Llevaba 17 años en coma


Pido que si por mi enfermedad llegara a estar en situación crítica irrecuperable, no se me mantenga en vida por medio de tratamientos desproporcionados; que no se me aplique la eutanasia activa, ni que se me prolongue abusiva e irracionalmente mi proceso de muerte; que se me administren los tratamientos adecuados para paliar los sufrimientos".

Aunque no lo parezca el párrafo anterior es un extracto del testamento vital católico que la Conferencia Episcopal difunde en su web.


Eluana Englaro, la joven de 38 años cuyo caso motivó un encendido debate en Italia sobre el derecho a morir, falleció este lunes mientras el Senado intentaba prohibir la suspensión de la nutrición que la mantenía con vida.En el debate parlamentario, el presidente de la Cámara Alta, Renato Schifani, recibió la información y todos los senadores se pusieron en pie y guardaron un minuto de silencio. Lo mismo ocurrió en el Congreso.


"Este es un momento de reflexión en el que todos, comenzando por los políticos, deben reflexionar sobre el derecho de la vida y la muerte", afirmó Schifani ante los legisladores.

Como era de esperar en un tono menos conciliador se pronunció el vicepresidente del grupo conservador en el Senado, Caetano Quagriello, quien denunció que la joven "no ha muerto, sino que ha sido asesinada".


Por su parte, el primer ministro, Silvio Berlusconi, expresó su profundo pesar por el fallecimiento y dijo lamentar que la acción del Gobierno no haya sido suficiente para evitarlo. "La amargura es grande por que la acción de gobierno no haya podido salvar una vida", ha declarado a los periodistas.
También opinó sobre el 'caso Eluana' el cardenal Javier Lozano Barragán, ministro de Sanidad del Vaticano, quien pidió que Dios "la acoja en su seno y perdone a quien se le ha llevado de este mundo".

OPINIÓN.

Vosotros sois los asesinos de la razón y de las vidas. Que nunca tengais reposo en vuestros dias y que la muerte os persiga vuestras memorias. Y a vosotros, los del Vaticano, os diré de que si Dios existe, no os preocupeis por el alma de Eulana. Él si la acojera en su seno.

Preocuparos por la vuestra y la de todos los Berlusconi si es que la teneis.

Y si es cierta tanta bondad del Señor espero que no os acoja en ningún lugar.

"Nadie puede morir contra su voluntad, pero tampoco a vivir cuando la vida se ha convertido en una carga imposible de soportar”.

6 comentaris:

Diana Puig ha dit...

No, no has sido duro has sido fiel a tus ideas, es cruel lo que hace y han hecho durantes muchos años las leyes de la iglesia contra los derechos humanos.
Yo a veces tengo la sensación de que algunos miembros del Vaticano, en vez de ser santos sean los mismos demonios, yo tengo claro que es el cielo y el infierno en esta vida y te puedo asegurar que la iglesia muchas veces puede ser el mismo infierno para la vida de una persona.
Un abrazo, didi.

Rachel ha dit...

josep y es que no sé como aún hay gente que se permite el derecho a juzgar a una familia rota, dolida, hecha trizas por la carga que lleva soportando tanto tiempo, ver a su hija así debe ser durísimo. Recientemente publiqué un post de Eluana que lo llamé ESPERANDO AL VIAJE DE SU VIDA, pq para mi llevaba muerta mucho tiempo y ahora por fin se ha hecho realidad su vida soñada, poder descansar tranquila, y su familia también.
Besos, Rachel

Cecilia ha dit...

Esos que hablan de asesinato, los que condenan a quienes no quieren que sus seres queridos vivan pegados a una máquina, esos curatas y politicastros son los que luego se oponen a la fertilización asistida y a la investigación con células madre para curar enfermedades. ¿Qué quieren? ¿Qué realmente este mundo sea un lugar donde sufrir?
Habría que ver lo que opinarían si fuera un hermano o un hijo suyo el que estuviera pegado a la máquina.

zel ha dit...

NO, Josep, és just i necessari que les teves paraules es sentin, s'escoltin, es cridin...
És inmoral pretendre que aquests són els abnaderats d'algú anomenat Jesús, que si va venir, va viure i podés aixecar el cap, els fotria tots al carrer del Temple...

Petons, amic de l'ànima!

Fugaz ha dit...

Josep, creo que sabes e imaginas, mi punto de vista al respecto del tema iglesia. Y desde luego en este caso no difiere mucho a lo que siempre he dicho. No sé como no se les cae la cara de vergüenza tachando de asesinos a la familia, cuando deberían pensar con dos dedos de frente en el sufrimiento de esos padres, y en la forma de vida de esta mujer.

Hay el bien y el mal, pero eso lo hacemos nosotros los seres humanos. El resto, queda en manos de cada uno tener sus creencias, pero que cada vez, la iglesia no es más que una gran empresa como una vez nos comentaba Didi en uno de sus increibles posts, de eso estoy más que segura.

Fernando Manero ha dit...

Un comentario lúcido y convincente. Totalmente de acuerdo con esa reflexión que nace de la razón y de la sensibilidad a la vez. Un saludo