dijous, 15 de maig de 2008

otra vida inocente

 
Posted by Picasa

ETA buscaba esta madrugada provocar una atroz matanza con la explosión, sin previo aviso, de una potente bomba de hasta 100 kilos ante una casa cuartel de la Guardia Civil en Legutiano habitada por una treintena de agentes y familiares, muchos de ellos niños.

La quinta bomba que pone ETA en un mes, se ha llevado la vida de un agente de la benemérita, ha provocado cuantiosos destrozos y ha causado heridas a cuatro compañeros del fallecido. Se llamaba Juan Manuel Piñuel Villalón era malagueño y pidió el traslado al País Vasco (aún sabiendo el riesgo que corría), para sacar adelante a su ahora destrozada familia.

Nuevamente los españoles tenemos que lamentar el asesinato de un conciudadano. Otra vez, las preguntas "¿por qué?", "¿para qué?", "¿hasta cuándo?" han sobrevolado los desayunos de millones de españoles, hartos ya de la dictadura terrorista.

Nuevamente, rabia, dolor, expresiones de condena, condolencias, indignación nacional. Otra vida inocente, humilde, arrancada de la faz de la tierra por esos malditos tiranos de la sangre fría y el pecho hueco. Un gatillo o una carga explosiva ante un cuartel, suma y sigue... ¿cuántos más han de morir para saciar vuestra maldita sed? ¿Qué buscáis en la muerte de ciudadanos normales y corrientes? ¿la muerte de un padre de familia os acerca a vuestro fanático objetivo? ¿Os acerca a la gloria de esa Euskadi que os odia cada día con más fuerza?

Dejadnos en paz de una vez. Cobardes, asesinos.

VIA. Publicado por Alberto Ginel Saúl a las 19:08

6 comentaris:

Mariaisabel ha dit...

Mi indignación total ante este asesinato.
Que pena que unos indeseables hagan de mi querido País Vasco un lugar de terror.
Me uno al dolor de Euskadi, a esa tierra que tanto quiero y tan buenos recuerdos dejó en mi.
Una abraçada

josep estruel ha dit...

Yo no se que se pretende actuando
de esta forma.Si es independencia no creo porque incluso los mismos vascos no la desearian a costa de estos esesinatos.
Es cierto,tu y yo por haber vivido allí los queremos mucho y no se merecen todo esto.
Un petó

Xesca ha dit...

Creo que nadie sabe ya qué es lo que pretenden con actuaciones de esta índole, solamente matar, y hacer daño, y crear odio, y dejar familias destrozadas... Cada vez es mayor la indignación de todos y cada vez son ellos más indeseables.

isol ha dit...

En todo el mundo hay muertes injustas,no creo que este tipo de violencia sea el medio para alcanzar nada,pero ni tu ni ninguno de nosotros entenderemos que pasa por la cabeza de esta gente,tampoco entiendo las muertes que han sucedido en mi barrio,Josep recuerdas de ese joven que murió el otro día,pues hoy mataron a otro joven que vive cerca de casa solo por quitarle la bicicleta,no comprendo esto ,no me cabe tanta sangre derramada en vano.

Tere ha dit...

Ya está demostrado que buscan el terror,destruir y amedrentar porque la cantidad de veces que han tenido en 30 años para solucionar los problemas los han desperdiciado en engaños,en aparentar que estaban dispuestos a dialogar mientras se rearmaban.
No sirve de nada buscar lógica donde no la hay,en el mundo hay gente honrada,trabajadora,honesta,sincera como también los hay ladrones,asesinos,generadores de terror en las casas, en los países,los hay valientes,los hay cobardes,los hay buenas personas y también hay gente con mucha maldad.
No le deis muchas vueltas,los oprimidos en nuestro país no son los terroristas precisamente,sino las víctimas de sus amenazas,de sus chantajes y de sus pistolas y coches bomba.
Un abrazo

Libertad Martínez ha dit...

Asesinos, cobardes, mala gente,...
Podría seguir llenando este comentario de adjetivos para esa gentuza y seguro que me quedaría corta.
Algún días (espero que no muy lejano) todos nos uniremos para derrotarles, para hacerles desaparecer y como dice mariaisabel impedir que sigan haciendo de Euskadi un lugar de terror.
Josep, por fin puedo entrar en tu blog y escribirte. UN beso