dilluns, 24 de setembre de 2012

ciencia: sobre la lengua materna.


El cerebro tiene, al nacer, los circuitos duros genéticamente programados, capaces de grabar en ellos cualquier idioma. Y es la lengua de los padres la que reconstruye, transforma y modela esos circuitos en un proceso lento a través de la física y de la química, la anatomía y la fisiología. Tan lento es este proceso, que la primera palabra no aparece antes del año o año y medio, un año más tarde aparecen ya palabras sueltas y solo después aparecen las frases. En esos años tempranos se captan y aprenden matices sensoriales y emocionales que son transferidos con las palabras de un determinado idioma como no lo serán en ningún otro que se aprenda después. Y es este idioma temprano el que cala más profundo en el cerebro y con el que el niño, definitivamente, dibujará el mundo y sus gentes. Ningún otro idioma será plenamente equivalente. Y es con este instrumento que el niño dibuja, nombrándoloy sin esfuerzo, el mundo y lo diferencia de otros mundos, lo que incluye matices de las cosas, sucesos y persona. Con el idioma más genuino, aquel que se escucha tras el nacimiento, se expresa la intimidad de manera diferenciada y única. Por esto un idioma unifica emocionalmente a las gentes pero también, y al mismo tiempo, las desune. Es un bisturí que corta emocionalmente y aun cognitivamente lo que es ajeno y diferente.


Y es por todo esto que la sintonía emocional sutil que proporcionan las palabras de un determinado lenguaje jamás puede ser traducida fidedignamente de un idioma a otro. Que se lo digan a poetas y escritores. La lengua genuinamente materna es el instrumento que definitivamente expresará y describirá el mundo más íntimo. Un chino, un árabe o un esquimal no procesan la información del mundo ni la expresan con su idioma de la misma manera que cualquier otro ser humano con una lengua diferente y distante. Se puede pensar que lenguas muy próximas como lo pueda ser el italiano o el gallego, el castellano o el catalán produzcan más proximidad ha estos matices que he señalado, pero desde luego este no es el caso para el idioma de los esquimales, el chino o el árabe.


 De hecho, hay estudios que muestran claramente que el idioma que se habla afecta a la percepción humana. Y es así, por ejemplo con la percepción de los colores no es la misma para un esquimal (sea yuit, yupí o inuit) que para un europeo. Los esquimales tienen veintidós palabras diferentes para designar el color blanco. No es lo mismo el blanco de la piel del oso que el blanco de la nieve, o el blanco de la nieve durante una tormenta. Para designarlos utilizan palabras distintas. El europeo sólo es capaz de distinguir un color o, como mucho, añadir matices al blanco, que es el único color que ve. Añadido a ello, en el lenguaje materno, existe una diferencia de matices emocionales que están profundamente anclados y transformados en tejido cerebral en estos primeros años tras el nacimiento. Y aun siendo auténticamente bilingüe, cuando desde el nacimiento se haya oído hablar en el seno familiar dos lenguas distintas, sigue existiendo una con un color emocional más profundo y sutil, quizá es idioma de la madre, reforzado por el de la calle y de todos los días.

La UNESCO proclamó el 21 de febrero de 1999 Día Internacional de la Lengua Materna, y desde 2004, la Asociación por la Tolerancia ha escogido este día para reivindicar el derecho a la educación en lengua materna.

El tema que he puesto  lo he realizado a partir de un post que puso  Accés a Maians

~ El bloc d'EastRiver

En un momento de su artículo dice: ....Es curioso el bilingüismo: asocias a cada persona una lengua y es casi imposible a esa persona hablarle en una lengua que no acostumbras.  Fijaros que no hablamos de ningún idioma en concreto. Para este caso es igual el chino que el Punjabi   

Os recomiendo este blog.Es muy aconsejable su visita.


12 comentaris:

Mª Trinidad ha dit...

Es muy cierto lo que dices sobre la lengua materna, es algo innato.
Y también es cierto el blog de Ramón, que es fantástico muy bueno y hace unos viajes estupendos.
Un petonás y buena semana querido Josep.

Eastriver ha dit...

Ai, Josep, pots comptar... la meva entrada no tenia cap pretensió, era només una anècdota personal... Em fa fins i tot vergonya que m'hagis citat com si fos qui sap què. Potser sí que hi ha entrades que un se les curra una mica més; la que tu dius no és més que una senzilla anàlisi a partir d'un record personal. De totes maneres, gràcies com sempre per la teva amabilitat.

Aquesta teoria de la sintonia emocional profunda, em va agradar molt quan te la vaig llegir, doncs jo sento que és així. Si la meva mare i el meu pare, i els avis, em parlaven en català, per a mi, de forma indeleble aquesta serà una llengua emocionalment més intensa que una altra, per molt que la parlis o escriguis. En el fons, tot té a veure amb la intensitat. I en el fons també, si la veritable pàtria és la infantesa, la veritable pàtria és també la llengua que va deixar aquesta petjada emocional intensa.

Amelia ha dit...

Muy curioso lo que nos cuentas, fíjate yo puedo tener facilidad en alguna área pero para los idiomas soy una negada, en el colegio y el bachiller francés, el valenciano por los pelos, pero claro antes no comenzábamos tan pronto con los idiomas si Clara de tres años que acaba de comenzar primero de infantil ya tiene inglés y me parece fenomenal y claro valenciano.

Me pasare por el blog que nos recomiendas, Jejé me hizo gracia lo del mueble del ikea para los premios, y oye podías responder si te apetece las preguntas y así metemos caña.
Un beso compañero de fatigas , para mi un placer coincidir en muchas cosas con usted, caballero. ;)
Amelia

Josep ha dit...

Claro que es muy cierto, y has acertado, la palabra que mejor le corresponde es que es "innato". Será muy dificil encontrar aqui en el pueblo cualquier persona emigrante(son de la India) que no haya aprendido su idioma, como nosotros, luego viene el ingles que lo hablan todos, y luego en catalán y el castellano, no demasiado bien pero tratan de esforzarse.
En cuanto al blog de Ramon claro que es fantástico. Por cierto, una vez dijo que ya que sois varios que vivis en Barcelona organizar una quedada. Yo se que él no se arrepentirá, pero yo le tomaria la palabra enseguida.
Un beso Mari Trini.

Josep ha dit...

Tu la escribiste como una anécdota personal, es verdad, pero creo que más de uno lo tomemos como una lección. Y el que no lo tomo de ninguna manera es porque no comprende su importancia, ni entiende o no se da cuenta que él también tiene su lengua materna y le ocurre como todos los ejemplos expuestos en tu escrito o en mi post.
Aquí no se trata de tener tres idiomas y querer más a uno que a otro. Es más simple que todo esto. La lengua materna es la primera y única porque es una herencia. Y es el símbolo de la perpetuación de las costumbres y tradiciones de los pueblos y de las regiones. La lengua materna es el testimonio autentico de nuestra singularidad y sello inequívoco de nuestra manera de ser.
En cuando a tu blog no digo nada que no sea verdad, Ramon, la facilidad que tienes para expresar las cosas, los viajes, los sitios...no tiene color. Eres muy bueno, y la prueba está que nadie se enfada contigo, aunque digas que eres independentista con toda la tranquilidad. Jajaja. Que más se puede pedir?.
Una abraçada.

José María Souza Costa ha dit...

Invitación

Yo soy brasileño, y tengo un blog, muy simple.
Estoy lhe invitando a visitar-me, y se posible, seguimos juntos por ellos.
Fuerza, Alegría y Amizad.
Ven para acá.

http://www.josemariacosta.com

Josep ha dit...

Amelia, podemos hablar de tu hija, porque tu sabes como va. Si tu y tu marido hablais castellano logicamente la niña su lengua materna será el castellano. Fijate que hablando del cerebro dice que la lengua materna es el instrumento que definitivamente expresará y describirá el mundo más íntimo.Puede ser que no hable bien el valenciano, que el castellano tampoco, y el inglés le salga genial, pero no por esto dejará de ser el idioma materno el primero. Pero esto no es en este pais. Es en todo el mundo. Son cosas del cerebro, querida. Un dia escribiré sobre que es la inmersión lingüística. Que no tiene nada que ver con esto.Un programa de inmersión lingüística es un curso intensivo de aprendizaje de idiomas donde los participantes que desean aprender una lengua extranjera (alumnos) conviven durante un período de tiempo con voluntarios nativos del idioma que desean aprender.
Durante esta convivencia los alumnos y los nativos realizan actividades conjuntas orientadas a mejorar la capacidad comunicativa de los alumnos.
En España la gran mayoría de programas de inmersión lingüística están orientados al aprendizaje del inglés o del castellano según sea el emigrante. Se empezó aqui porel tema de castellano/catalán, y desde hace años lo han adoptado paises dela Comunidad Europea. Pero esto es otroa cosa.
Amelia, te prometo que contestaré a las preguntas, solo pido que nadie se enfade, me demostrarian que no son muy demócratas, porque yo contestaré como siempre tal como lo siento. Y sin hacer daño a nadie. Encuentro que no hay nada mejor que pensar y dejar pensar como uno desee.

Un beso.

Miquel ha dit...

Interesante entrada. A mí me sucede que según como hablen las personas no puedo variar después el lenguaje. catalán , castellano...italiano o ..calabrés, porque resulta que el calabrés , es un dialecto del italiano y que no se parecen en nada...Creo que es como bien se dice por aquí, algo innato..salut

Josep ha dit...

Es que es innato, Miquel. Estamos "hechos"de esta manera. Tu aunque quieras no puedes empezar a hablar italiano con otro señor también italiano delante mio, y que por una falsa educación os pongais a hablar en catalán o castellano conmigo. Esto suena fatal y seria como hacer teatro. Aqui mucha gente castellana se enfada porque creo que lo hacemos para fastidiar. Otra cosa es que todos sepamos la misma lengua. Otra cosa, las personas bilingües tienen la gran ventaja que pasan de un idioma a otro sin pararse a pensar ni dudar.

Salut.

Tamara ha dit...

Hola hola, tienes un regalito en acompáñame, pásate...

http://podemos-juntos.blogspot.com.es/2012/09/feliz-no-cumpleanos.html?showComment=1348583487967#c2630735150446382067

Josep ha dit...

Jose Maria, gracias, ya pasaré.
Un saludo.

genetticca ha dit...

Es muy nutritivo todo esto que dices, alimenta el sentido de la propiedad lingüistica y lanza por la borda todo complejo nacional.

Lo bueno sería entenderse con todos,captar los sonidos y que en nuestro cerebro hubiese un traductor natural, esa ventaja habría acabado la construcción de Babel y hoy seríamos todos mucho más sociables y hermanos.


Un fuerte abrazo amic.