dimarts, 30 de setembre de 2008

fútbol es fútbol

No soy quien para juzgar ni la actitud de la policia ni de los jueces, pero creo que si a todos aquellos que utilizan cualquier cosa para poder ser lo mas incívico posible.
Todos estos que hemos visto en el "partido de fútbol"? los podeis encontrar en los conciertos de música,manifestaciones políticas -de cualquier color-, incluso en actos ciudadanos por la Paz.¡Que ya es decir¡
La finalidad no es la protesta de algo, sino el romper, quemar y destrozar un patrimonio común.Les da igual un semáforo que la puerta de una tienda.
La única diferencia es como visten en cada ocasión.
En una ocasión leía que algunos de ellos cambian de ciudad y de club, según convenga.
¿Convenga....a quien?

Que triste es ver a unos niños llorando al final de un partido.Pero no porque ha perdido su equipo, sino te miedo.
En el periodico LA VANGUARDIA, 30/09/2008. Joaquim Luna, dice:

Con defensores como estos, los futbolistas del FC Barcelona no necesitan enemigos. "A los jugadores que ni los toquen", advirtió el presidente del Barça, Juan Laporta en TV3, trazando así una línea que presupone, en el fondo, que un futbolista sólo tiene que saber manejar un balón (hablando de tocar, chirría la reacción tabernaria de Laporta en el palco cuando alguien le cogió amistosamente del brazo). ¿Por qué los futbolistas son intocables? ¿Por qué han de permanecer ajenos a un debate imprescindible en el fútbol sobre algo que algún día - violencia, racismo- les puede afectar? El criterio de sus defensores implica a menudo esta respuesta: porque son unos jóvenes inmaduros a los que no se les paga por pensar fuera de un campo. Es vergonzoso que, ya duchados, la mayoría de los jugadores del Barça saludase triunfalmente ante un grupo de descerebrados por muy de nuestra tribu que fuesen. Salvo Puyol, más digno que nunca, todos rieron la gracia a una grada que representaba lo peor del fútbol, ese bonito deporte cuyas esencias, al parecer, sólo estamos obligados a guardar los que no vivimos de él. Sigamos "no tocando" a estos chicos y sigamos protegiéndoles como si fueran bobos. Ya les suspenderá la vida. ...

Y la opinión de Josep María Sòria,también de La Vanguardia
-"Joan Laporta perdió la ocasión de ganarse buena parte del respeto perdido cuando se enfrentó con quien desde la grada le increpaba por la actuación de los Boixos Nois y también con quien trataba de apaciguarle. Laporta es el primer directivo que puso coto a los violentos, que ya no pisan el Camp Nou. Pero la razón que tenía, y tiene, de su parte la perdió con un comportamiento improcedente. Tampoco estuvo a la altura el Presidente del Espanyol, Daniel Sánchez Llibre, el cual, en una entrevista televisada al terminar el partido, en lugar de tratar de analizar lo sucedido y apuntar soluciones, se comportó como un simple aficionado para el que lo peor de la noche del sábado en Montjuïc no fueron los gravísimos incidentes de la grada, que rozaron la tragedia, sino la actuación del árbitro."

11 comentaris:

Fugaz ha dit...

Josep, no puedo opinar mucho de esto, ni me gusta el fútbol, ni el barça y sinceramente, me enteré de los altercados porque mi marido (él si es culé) hacía bufidos y comentarios... Pero hay cosas que no las entiendo ni lo podré hacer nunca.

.:*:.Hada Isol .:*:.¸.¸.•*´¨***¨ ha dit...

El fútbol me encanta y no comprendo como es posible que un evento deportivo como este o cualquier otro pueda generar tanta violencia,a mis hijos no les fomentamos el ser hinchas de un equipo,ellos son simpatizantes de River plate pero nadie en casa sigue los partidos,solo yo los del Barça más les enseñamos el valor del deporte en si y no esa brutalidad de querer ganar siempre.

esteban lob ha dit...

Barras bravas, hinchas incivilizados, permisividad, desenfreno, directivos condescendientes, valores equivocados, es una caracteristica del fútbol de nuestros tiempos en demasiados sectores de la tierra, como para pensar que la barbarie nos ha sobrepasado. La época en que las familias concurrían a un estadio solamente para pasar un buen rato, ha quedado atrás.
Lamentablemente es una realidad en muchos países.

.:*:.Hada Isol .:*:.¸.¸.•*´¨***¨ ha dit...

Gracias Josep por tus palabras en mi blog,me han hecho mucho bien!me hacían falta.

Ana ha dit...

Yo pregunto: ¿el fútbol actual, sobre todo el de los grandes equipos de este país, es un deporte, un espectáculo o una tapadera de masas con una intención "oculta"? En la única cosa que están por encima los jugadores y el presidente de un club de fútbol de todos los demás mortales es el sueldo desorbitado y otros beneficios.
Aunque si bien son tratados como "dioses paganos", ya sabemos el comportamiento de éstos; ejemplos los tenemos en los dioses griegos, romanos, etc... Todos pecaban de lo mismo: los excesos, la imposición de su voluntad, la sacralidad... Un abrazo.

Fernando Manero ha dit...

Muy acertado tu comentario, pertinente y con el que estoy de acuerdo. Matizaría, sin embargo, que no veo porqué limitas tu capacidad de crítica a los jueces y a la policia, tan criticables como cualquier profesional que desempeña un servicio público. Y, con todo respeto, igualmente me permito apuntar que no es fácil ni frecuente encontrar en otros espectáculos el nivel de violencia y pendencia que se observa en el fútbol. Las hemerotecas están llenas de las barbaridades cometidas por los hinchas, tanto victoriosos como despechados, que braman como posesos cuando se encuentran arropados por sus grupos y por los responsables de los clubes. En ocasiones se ha llegado a niveles de tolerancia inadmisibles, que han llevado a sucesos lamentables, de los que todos tenemos memoria. El futbol ha creado un lenguaje de autojustificación de la arrogancia que muy pocos dirigentes se han atrevido a atacar, aunque también haya excepciones loables. Y lo digo porque me gusta el futbol y he sido socio de un club (el Valladolid) durante quince años. Lo he dejado porque ya no me siento cómodo y porque prefiero contemplarlo y disfrutarlo de otra manera. Un cordial saludo

Diana Puig ha dit...

Si es verdad que están muy protegidos, es el único deporte que no lo veo como tal y la verdad, el ejemplo que dan es lamentable, es una pena que genere violencia, supongo que a la gente que le gusta el fútbol, no les hará mucha gracia, la imagen que dan. Un abrazo, josep.

Té la mà Maria - Reus ha dit...

sera una constant a partir d'ara la violència gratuïta, al fracàs escolar segueix un inconformisme de la juventut, és llògic cada vegada hi han mes pobres i uns quans rics que és beneficien

salutacions

Isa ha dit...

Hola Josep.
Cuánto tiempo sin pasarme por aquí! Estoy bastante liada, tengo muchos asuntos personales que arreglar y me queda poco tiempo para navegar por estos lares...

Referente a tu últimos post, solo decirte que a mi personalmente no me gusta el fútbol, pero mucho menos lo que le rodea. Me parece asombroso el negocio que esto conlleva, el que se haga tan importante a ojos de los niños, y que aceptemos que nos lo metan tanto. Vamos, como ya dije una vez, es la forma de creer tenernos entretenidos, lo peor, que para algunos esto se consigue.

CARMEN ha dit...

Josep, no me gusta el fútbol, si que he visto el altercado por la tele. La violencia no se puede justificar en ningún caso, y en el deporte tampoco.
Gracias por tus reflexiones en mi blog, siempre son bien recibidas.

Mariaisabel ha dit...

Hola Josep,
Jo no sóc massa "futbolera", però de petita hi havia anat molt i m'ho passava molt bé.
Eren un temps molt diferents, no hi havia aquesta violència que hi ha ara. Es una pena que l'esport hagi d'acabar així.
Bon cap de setmana, amb una abraçada