dijous, 22 de maig de 2008

raimón.complutense de madrid 1968[40 años]

La web de la Complutense lo retransmitirá en directo
El recital de Raimon se podrá seguir en internet

El concierto de esta noche de Raimon en la Universidad Complutense de Madrid con motivo del 40 aniversario del histórico recital que dio en la antigua facultad de Económicas ante miles de estudiantes podrá seguirse en directo a través de internet.
-----------------

El cantautor y poeta regresa a la Complutense cuarenta años después de su recital de mayo de 1968, clímax del movimiento estudiantil madrileño.
Apenas ha cambiado. Tal vez el cabello, hoy despeinado y blanco. Quizá la graduación de sus gafas. Pero su mirada sigue irradiando astucia, voluntad y seducción. Es Raimon. El mismo hombre que, a sus 27 años, un 18 de mayo en Madrid 40 años atrás, se enfrentó armado tan solo con su guitarra y su voz, a pecho descubierto -"la cara al vent"- a un régimen policial y liberticida al que le espetaba con coraje: "Non creiem en les pistoles".

"¡Madrid con París!", gritaban miles de estudiantes en Ciencias Políticas

Las 25 pesetas de cada entrada fueron a parar a obreros en huelga de Pegaso


Pero Raimon no estaba solo. Él fue el grito y el anhelo de miles de estudiantes madrileños que corearon entonces con entusiasmo sus canciones en catalán -luego con rabia a pedradas contra la policía- ansiando una democracia que solo llegaría tras la muerte del dictador general, Francisco Franco Bahamonde.

Una exposición fotográfica de Juan Santiso, más un puñado de actos sobre un mes y un año claves en la historia de Europa -Mayo de 1968-, con aquel recital como hilo conductor, propone recuperar para la Universidad de Madrid aquellos hechos memorables, incluida una nueva actuación de Raimon este jueves 22 a las nueve de la noche en el anfiteatro de la Facultad de Medicina de la Complutense.

Su rector, Carlos Berzosa, que estaba presente en aquel recital inolvidable, lo evoca hoy: "Raimon cantó en la Facultad de Ciencias Políticas y Económicas", un edificio de casi 20 pisos junto a la carretera de A Coruña, "bautizado por los estudiantes como Galerías Castañeda", el apellido de un catedrático hueso. A 25 pesetas la entrada, "la recaudación iría a parar a los obreros en huelga de la Pegaso" dice Raimon; también iría para los representantes estudiantiles encarcelados en Carabanchel, hombres, o en Yeserías, mujeres, por oponerse al dictador y a su temida Brigada Político Social. Raimon no cobró más que el viaje desde Barcelona a Madrid.

"Las actuaciones en Universidades esquivaban el permiso gubernativo, porque la autorización dependía de los decanos", explica el poeta y cantautor de Xátiva. "El recital había sido organizado por una Unión de Departamentos de Actividades Culturales que agrupaba a las principales facultades madrileñas". Su compañera Anna Lisa Corti le ayuda a precisar los recuerdos. "Decano era entonces Ángel Vegas Pérez" precisa Berzosa.

Eran las 18.30 del 18 de mayo de 1968. Miles de estudiantes abarrotaban el salón central de Políticas y Económicas. Jaime Pastor era el delegado de la Facultad. Cerca de él, Paco Alburquerque, de Económicas, Román -Romanof- Oria, delegado de Derecho... Decenas de jóvenes reunidos bajo las siglas del Sindicato Democrático de Estudiantes de la Universidad de Madrid, SDEUM. A 1.263 kilómetros por carretera, pero apenas a un latido de corazón, otros miles de estudiantes tomaban las calles parisienses en una revuelta que cobraría significado continental.

"¡Madrid con París, Madrid con París!", comenzaron a gritar los congregados madrileños. "¡Los estudiantes, con sus representantes!", recuerda que se gritó entonces el cineasta Miguel González Sinde, que cursaba entonces Ingeniería de Telecomunicaciones en la sede de Ingenieros de Montes. "Allí en París peleaban por perfeccionar la libertad, mientras nosotros aquí luchábamos por conseguirla", señala.

El recital fue un estallido de entusiasmo vibrante. "Sí, me emocioné mucho", reconoce Raimon. "¡Libertad, libertad, democracia popular!", gritaban los reunidos tras corear las dulces letras de plomo de Raimon. "Joder, pues claro que pasé miedo", reconoce el cantautor. Pero ni él ni quienes le escuchaban se arredraron. La policía acechaba. "Al acabar -"¡Diguem no!", gritaron con Raimon- salimos enardecidos en manifestación hacia la calle de Princesa, en Argüelles, pero no pudimos llegar; la carga de la policía fue brutal; muchas chicas caían por los taludes de la Universitaria y retrocedíamos para ayudarlas; huimos como pudimos", recuerda Sinde.

De aquellas jornadas darán cuenta mesas redondas y cine en la Biblioteca Universitaria Marqués de Valdecilla, en la calle de Noviciado, más las fotografías clandestinas de Juan Santiso, que expone en el Jardín Botánico de la Complutense; allí crece hoy un pino, quizás el mismo que junto a una ribera cantada por Joan Baez nunca movería la determinación de los amantes de la libertad por conquistarla.


DIGAMOS NO
Ahora que estamos juntos/diré lo que tú y yo sabemos /y que a menudo olvidamos:/Hemos visto al miedo/ser ley para todos./Hemos visto a la sangre/-que sólo hace sangre-/ser ley del mundo./No,/yo digo no,/digamos no./
Nosotros no somos de ese mundo./Hemos visto al hambre/
ser pan/para los trabajadores./Hemos visto encerrados/en la prisión/a hombres llenos de razón./No,/yo digo no,/digamos no./Nosotros no somos de ese mundo./No,/digamos no./Nosotros no somos de ese mundo.

8 comentaris:

isol ha dit...

Josep estoy conociendo una historia ,y como esos jovenes lucharon por lo que consideraron justo.Al leerlo me emociono,casi parece que estuviera allí,es tanto el fervor con que lo cuentas que lo transmites.
La canción digamos no es bella,lastima que siga tan vigente ,lastima que represente aun el anhelo de muchos en cada rincón de esta tierra ,que no tiene verdadera justicia y equidad.Lastima que sea tan necesario hoy que digamos NO al miedo, a la sangre que se derrama sin razón,al hambre,a personas presas por defender sus derechos....
Pero afortunadamente somos muchos los que decimos,NO,"nosotros no somos de ese mundo".Gracias.

josep estruel ha dit...

Isol.De los cantautores de aquella epoca quiza este es como voz el que menos gustaba,sin embargo igual que otros lo seguiamos porque necesitábamos de gente como él.En el caso de Raimón,siempre cantaba en catalán,no importaba que se le entendiese o no fuera de Catalunya.Lo de Madrid fue apoteosico.En este ni en muchos conciertos no cobraba nada.A LLuis LLach le ocurria igual.La mayoria de cantantes estaban prohibidos casi siempre

Cecilia Alameda ha dit...

En madrid se asistía a los conciertos de los cantantes catalanes con verdadera pasión. Tengo amigos que no se perdían ni uno. En Madrid gusta muchísimo la canción catalana, y más la de este calibre y calidad.
Un saludo

Cecilia Alameda ha dit...

En madrid se asistía a los conciertos de los cantantes catalanes con verdadera pasión. Tengo amigos que no se perdían ni uno. En Madrid gusta muchísimo la canción catalana, y más la de este calibre y calidad.
Un saludo

josep estruel ha dit...

Tienes toda la razón Cecilia.Yo siempre pese que esto lo hacia la época en que todos y de todas partes los necesitábamos .

mia ha dit...

ahora me tengo que reponer...

llorar y decir que nosotros no somos

no,de esos mundos,hoy seremos mejor!

Gracias Josep,felizmente seremos mejor

hemos aprendido la lección!

♥♥♥besos♥♥♥

Anònim ha dit...

buenas tardes josep enhorabuena por el recital de raimon. quisiera pedirte si hay alguna manera de poder volvar aver el recital (via internet, etc.) tambien me gustaria me dieras informacion sobre todos los actos que se celebran para conmemorar aquella fecha historica (poder obtener algun librillo del concierto etc..) te estaria enormemente agradecido. te dejo mi email.
muchas gracias por tu colaboracion.
emarinoso@yahoo.es
eduard_multilink@telefonica.net
618.316.425

Tere ha dit...

Nosaltres no som d´eixe món.
No, digue´m no.
Tengo todas esas canciones como símbolos de la libertad,dicen algunos que es aquella de libertad,libertad,sin ira,libertad...pero para mí son estas de Raimon.