dimecres, 19 de març de 2008

erine cabrera gonzález

El dia 20-1-2008 publique el caso de una niña que tiene leucémia y había que hacerle un transplante de médula.Si hay un dia importante en su vida es el dia 18-3-2008
Después de cuatro años de vivir a contrarreloj —los únicos de su corta existencia—, la pequeña Erine Cabrera, enferma de leucemia, ha logrado detener la cuenta atrás que día a día devoraba su esperanza de vida.
Tras dos duros meses de espera, la pequeña recibió ayer un trasplante de células de su hermana Izel, nacida el pasado 19 de enero en Barcelona y seleccionada genéticamente para salvar su vida. La intervención se realizó al mediodía en el Hospital Vall d'Hebron de la capital catalana y duró unas dos horas, según informaron a este diario fuentes del centro sanitario. Un equipo de especialistas del Servicio de Oncología y Hematología Infantil del citado centro trasplantó a la pequeña las células madre extraídas del cordón umbilical de su hermana, genéticamente compatible, para intentar curar la grave leucemia que padece. La operación transcurrió según lo previsto, aunque las citadas fuentes hospitalarias prefieren ser prudentes respecto al resultado. «Hasta dentro de dos meses no se sabrá si ha aceptado el trasplante», precisaron.
El «sprint» final ha sido especialmente duro tanto para Erine, que ha tenido que soportar una semana de incomunicación y duras sesiones de quimioterapia, como para sus jóvenes padres —de 25 y 28 años—, que, según indicaron, se sienten «física y psicológicamente agotados» con todo el proceso. Erine Cabrera, natural de Manresa (Barcelona) y que padece un tipo de leucemia denominada mielomonocítica —se producen demasiados mielocitos y monocitos (glóbulos blancos inmaduros) en la médula ósea—, ingresó en el Hospital Vall d'Hebron el 6 de marzo. Desde entonces, permanecía en una cámara aislada y esterilizada, aunque la semana pasada empezaron a practicarle un tratamiento de quimioterapia «intensivo» para «eliminar las células malignas de la médula». Esther González, madre de las pequeñas, se sometió el año pasado a un tratamiento de reproducción asistida en Bruselas. El análisis genético permitió a sus médicos elegir el embrión más compatible. Fruto de todo este proceso nació Izel —«única» en lengua maya—, el mejor regalo para Erine, y su pasaporte hacia la vida.
Esther y su pareja Christian Cabrera resisten esperanzados en esta dura batalla que arrancó hace tres años cuando empezaron a buscar un centro donde Esther pudiera realizarse el tratamiento. «La niña está agotada. Nos cuesta hacerle entender que todo es por su bien», dice. En dos meses se sabrá si Erine ha ganado la primera batalla a la enfermedad, aunque hasta dentro de dos años no se sabrá si ha vencido definitivamente la guerra de la leucemia.
Erine,"carinyo".ya verás como si.Ya se que debes estar agotada pero a partir de ahora ya verás como te vas recuperando.Un beso a mi "nena xica"y acepta unas flores,
Son lilas,son preciosas como vosotras Erine e Izel
Muchos besos a toda tu familia.

7 comentaris:

isol ha dit...

Desde hoy rogaré todos los días por Erine,para que día a día gane esta batalla,y para que ella y sus papás tengan las fuerzas necesarias para salir adelante.Me conmueve y me llega profundamente esta historia de vida,mi corazón los acompaña.

Xesca ha dit...

Josep, leí ese post cuando lo dejaste, y ahora leyendo este, estoy emocionada, seguro que la cuenta atrás ya dejó paso a un futuro para esa "petitona" y será de lo más feliz.

Para que luego digamos que no hay noticias llenas de esperanza, esta es una de ellas.

josep estruel ha dit...

Este caso,que podría ser como otro cualquiera(en niños con algún tipo de cáncer)para mi no lo ha sido.
Es de una generosidad y una entrega total.Y si de una vez por todas se logra poner en funcionamiento el tema de las células madre,ya vereis cuantas enfermedades podrán solucionar.
¿Verdad que el video lo explica fácil lo que es el cáncer?
Pues bien,la continuación tambien es fácil:
Una vez deciden hacer el transplante,lo primero es:sacan la sangre,que con ella están tambien las células,(todas las que pueden)
que son millones.Pasan por una máquina y separa la sangre de las células,(todas:las sanas y las enfermas),La sangre la retornan al cuerpo y las células las recogen,
las curan y las congelan.Este proceso se llama Aféresis,y es como si hicieran un doble proceso.
Ser donante y recibir sangre.
Al cabo de un tiempo vuelven a dar otras sesiones de quimio,y despues recibes de nuevo las celulas curadas.Es tan delicado todo(porque durante el proceso no tienes defensas)que estas en una cámara aislado,y según la gravedad del caso,cualquier persona que este contigo,primero se tiene que duchar y luego vestirse con un traje especial(como el caso de Erine)
Muchas gracias por seguir conmigo este caso.
Un beso

isol ha dit...

Un beso a ti Josep,te agradezco el poder seguir este caso gracias a tu generosidad al mostrarlo,uno aprende mucho.Además conocer otras realidades y muchas luchas que quizás no conocería si no viniera aqui me hace tener fuerzas para todo y luchar por cada día vivir la vida mejor,por mi y por todos los que a pesar de todo siguen adelante y no se dejan ,luchan y son fuertes.Eres un excelente comunicador y un gran amigo.

CAMINO INCIERTO ha dit...

El mundo científico sigue dándonos esperanzas día a día a los enfermos .Un bravo por ellos,por su esfuerzo,su sacrificio,a ver si los gobiernos se deciden a apoyar todos esos esfuerzos.Gracias a ti también,Josep por lo que te toca.Felicidades por tu santo también.

Mariaisabel ha dit...

Estupenda noticia!
Haber podido hacerle el trasplante a la pequeña. Es increible como la ciencia avanza, aunque como tu dices hay que esperar,pero estoy segura que todo irá bien.
Hay que pensar en positivo, tiene que ir de maravilla e irá de maravilla!
Creo que todos los que hemos leído esta noticia, tan bien explicada por tí, estamos emocionados.
Nuestra niña se pondrá bien, segurísimo!
Besistos a estos dos ángeles y ánimo para sus jóvenes papás.

Agustín Losada ha dit...

Me alegro mucho por Irine y sus padres. Demuestra la efectividad del trasplante de sangre de cordón entre hermanos. Pero no puedo dejar de pensar en la suerte de los 37 hermanos creados para salvarla y que fueron destruidos por ser incompatibles con el fin que se buscaba. No podemos cerrar los ojos a la realidad: El ser humano comienza con el momento de la fecundación. Por tanto, crear 39 embriones para seleccionar uno (en este caso fueron dos, que se implantaron en la madre, aunque uno de ellos se malogró) supone destruir muchas vidas humanas para salvar una. Y no me parece que pueda ser aceptable éticamente.

No puedo dejar de pensar en la desesperación de estos padres, y en qué haría yo en una situación similar. Imagino por las dudas por las que han debido pasar. Pero tampoco puedo negar la realidad. Y es que esas "células" son personas humanas. Tan hijos como Irine, y con los mismos derechos que ella a vivir. Llamarlos a la vida para seleccionar luego de entre ellos quién tiene derecho a continuar su desarrollo repele a mi conciencia. Si lo aceptamos sin más estamos degradando la dignidad de la persona. Y me niego a aceptar que unos seres humanos tienen más derecho a vivir que otros. Eso hace años que se superó felizmente.