diumenge, 17 de febrer de 2008

volver a hacer una vida normal

Posted by Picasa

4 comentaris:

Diana Puig ha dit...

Buenos días josep, es una de las cosas que peor llevo solo de imaginarlo es horroroso, inhumano, animal, me chirria todo el cuerpo, no puedo es superior a mis fuerzas comprender este atentado, es rebuscado y sucio. Me alegro de que podamos reconstruir de nuevo lo que otros con dolor y sin sentimientos cortan; Solo escribirlo me duele todo.
Un abrazo, didi.

Diana Puig ha dit...

Desde ayer deseaba contarte algo, en el "periódico de Cataluña", me publicaron ayer impreso en papel no en digital, el escrito de IGLESIA S.A., cuando lo vi ni me lo creía, esta en opinión ::)), un gran abrazo josep.

josep estruel ha dit...

Diana...No se por donde empezar¡
Empezaremos por darte un beso por este premio.¡Claro que si¡Lo tienes bien conseguido.
Y ahora buscar "premios"en los periodicos.El periodico de ayer no lo compré,pero he pedido que me traigan(seguro que en un par de días lo tengo)
Hay cosas didi,que a mi me desbordan.Yo tampoco tengo capacidad de entendimiento,ten en cuenta didi,que cada año son 3millones de niñas que lo padecen.Esta crueldad creo que no deberiamos permitir.
Ni en nuestros paises ni en los suyos.Hay un cierto número de cosas que no se debe ser tolerante.
Y ya no te digo nada de lo que consentimos sobre una forma de pena de muerte que es la mas atroz de todas con ventaja.La lapidación.No creo que haya otra tan inhumana como esta,por lo menos actualmente.
Si yo tiro una piedra a un estanque...la primera onda que se forma es la de los salvajes que arrojan las piedras(que quizás ellos hayan sido los violadores)
Pero la onda mas grande,a lo mejor en la última,estoy yo. Y entonces pienso que mi tolerancia ha dejado de ser una virtud.
Perdoname Diana....porque hoy te toca disfrutar del premio y del periódico.Cuando tenga el periodico te avisaré
FELICIDADES DIDI¡¡

Monica ha dit...

Hace poco leí un artículo sobre las operaciones de estética, que no eran para hacerte más bello, sino para paliar secuelas terribles de algunos accidentes.
Pero esto es más, devolverles a las mujeres su condición de ser humano, no tiene precio, es increíble, maravilloso, único.
Gracias por contarlo Josep, hace bien