dimecres, 12 de juliol de 2017

Un mundo de sonámbulos



El otro día leí un artículo en un blog amigo donde soy su seguidor.  Con el título  “Un mundo de sonámbulos” se quejaba de la falta de empatía de los viajeros del “metro” y que en general da la sensación de que la gente parece que sean sonámbulos por todas partes donde van.  Todos con su teléfono móvil, sumergidos en el wassap de conversaciones tontas e interminables, juegos estúpidos…

Tiene razón, claro. Yo le contesté que hay cosas que no viene de hoy, es la sociedad que hemos ido creando poco a poco y ahora todos (yo el primero) pongo el grito en el cielo. Le  sugerí que viera una película  que parece que sea de ciencia ficción, pero a muy largo plazo, y sin embargo no lo es.

 La película se llama “Langosta” y de verdad que la aconsejo. Igual que podría aconsejar “Un mundo feliz” del año 1932…Si, si, del año 1932. Real como la vida misma.

Hoy leo esto. Hay que leerlo. No sé si es una narración ficticia o autobiográfica, pero en cualquier caso seguro que se parece mucho a la realidad de tantas y tantas personas. Este es nuestro mundo indigno.



Con  los partidos políticos de izquierdas que tenemos  difícilmente podrá cambiar la cosa.

7 comentaris:

Rodericus ha dit...

Josep, aquí no ha habido un partido verdaderamente de izquierdas desde 1.939.

Y eso que ahora llaman la nueva izquierda, no dejan de ser una mezcla de ingenuos "cumbayás" junto con profesionales del cinismo que solo buscan más poder personal, ser los amos del cotarro. Y al obrero, al ciudadano, ¡¡ que le bomben !!. Total, son una banda de cretinos a los que cada cuatro convencemos bien o mal para que nos voten.

La situación que se plantea en el relato, no es ficción, es la realidad cotidiana de muchos trabajadores aquí y ahora.

Y esto enlaza con el tema de la falta de empatia, y por supuesto, de solidaridad entre iguales.

Muchas empresas que en otras épocas habrían sido inviables, ahora son rentables para los patronos a costa de "vampirizar" a los trabajadores con salarios miserables y condiciones y horarios indignos. Pero nadie en la plantilla se atreve a rechistar, y mucho menos a plantear una huelga exigiendo mejores condiciones laborales.

Recuerdo un viejo refrán de las clases humildes de hace cien años : "En mi hambre mando yo".

Querían decir que aunque estuvieran al borde la la miseria, eran los dueños de sus actos, para bien o para mal.

Ahora, ni siquiera eso es posible, en nuestra hambre ya no mandamos nosotros.

Siento decirlo así, pero creo que para que a esta situación le podamos dar la vuelta, aún tenemos que ir a peor.

Grácias, y un abrazo.

Tot Barcelona ha dit...

Pues mira, RODERICUS, ya sabes lo que te comenté en cierta ocasión, que allá por el 2012, verano y en Córdoba, tuve la oportunidad de volver a hablar con Don Julio Anguita. Digo la oportunidad porque habíamos hablado antes y lo hicimos posterior en el Clinic, cuando lo del infarto, en Barna.
Bien, a lo que voy. En aquella ocasión sólo me hizo una pregunta: Miguel, ¿sabes porqué la gente quiere salir de la crísis?. Yo pregunté ¿porqué, Don Julio; ¡para volver a gastar ¡.
esa fue su respuesta.
Y dos. Tu , RODERICUS, dijieste en una ocasión una frase con la que comulgo, "sólo habrá una revolución en este país, y será cuando nos dejen tres días seguidos sin wifi"
Todo lo demás, zarandajas.
Salut

Josep ha dit...

Os contestaré a los dos a la vez porque creo que venimos a decir lo mismo. Debe ser porque todos somos de la misma escuela.
No, en este pais no hay un partido de izquierdas de verdad, lo de ahora es un mal chiste. He conocido (y aun conozco algunos) del PSUC, del PSUC de verdad, y en una época que conocí a Paco Candel gracias al hijo de un médico, que iba gratis a visitar y curar enfermos en Can Tunis. He conocido gente hasta de Bandera Roja (no se si los habiais oido...
Es verdad que una gran parte de jovenes y no tan jovenes son verdaderos adictos al movil o a la nada. Pero por suerte tampoco son todos, es mi esperanza.
No hay nada más que decir sobre esto, porque repito que vuestras palabras son las mias.

Pero yo no iba por este camino. Fijaros que os pido por favor que mireis una pelicula: !Langosta" porque la novela " Un mundo feliz" ya lo hemos leido todos. Estamos de acuerdo?
Pues todo trata de lo mismo. De que somos unos zombis, nos han hecho unos Zombis (con mayuscula) y no nos quejamos de nada.
Escuchaba hoy mismo que nos hemos vuelto tan conformes con todo que cojemos lo que nos dan.
Migajas. Somos esclavos. Unos verdaderos esclavos. A nuestra edad estariamos partiendonos la cara a riesgos de acabar en Layetana. Hoy escuchas cosas como esta (no todos afortunadamente)
Es lo que hay, no pagan más...y se sigue sin hacer nada. Inmovilizados!!
ya se que me hago el pesado, pero buscat la peli. Y la comentamos.
Un abrazo.

xavier pujol ha dit...

L'esquerra està en crisi a tot Europa. Només cal veure al país veí, com els socialistes han permès que Rajoy continuï al poder. O a l'altre país veí, on els socialistes encara pinten menys i Macron i tota la seva dreta liberal ha conquerit el poder en quatre dies.
A Catalunya tenim una oportunitat única: construir una República nova, jove i il·lusionada amb la justícia social.
Buscarem la pel·lícula que ens aconselles Josep.

Josep ha dit...

No és gens bo que les esquerres estiguin tan malament. I és cert que passa a tot arreu. Tant de bo aquí a Catalunya, a més d'aconseguir-lo no ens posin dificultats. La pel·lícula el que hem de treure d'ella és el fet que sembla una cosa del futur i nio és així, pot passar d'una manera o un altre. La gent està alineada i fan amb ella el que volen, com ara les empreses, . Jo vaig llegir "Un mundo feliz" quan tenia 15 anys i no la vaig entendre. Quan vaig ser més gran llavors si, i de sobres.
L'any 1932 es va escriure, .i representa les persones del futur que busquen la diversió a partir de la droga (soma), el consumisme i el sexe. L'estat controla la vida dels individus i els classifica en diferents classes socials molt rígides i totalment controlades.
Xavier, ja ho veus, igual que ara. Per això dic que és cert que molta gent actua igual amb el que hi ha, el mòbil, i altres coses sense sentit. I això sí, absolutament controlades. Però afortunadament no és tothom.
Una abraçada.

Fackel ha dit...

Sonámbulos es corta definición, zombies diría yo que está el personal últimamente. Es como si la gente quiera huir, no ver el entorno, no saber nada, los tres monos.

Josep ha dit...

Fackel, mira, de momento dejemoslo en sonámbulos y ya les llamaremos Zombis a quien corresponda. Creo sinceramente que no todo el mundo lo es. No todos van con el telefono en mano y andan porque tienen pies.
Esto empezó con un comentario que puso Miquel en el blog de Rodericus. Decia que nos hemos vuelto tan sonámbulos que llega la cosa a un extremo que a su señora llevando a su nieto en brazos un joven no le cedió el asiento, mientras todo el mundo estaba pendiente cada uno de su móvil. Miquel tenia razón, por un simple acto de educación el joven le tendria que haberle cedido el asiento.

Al cabo de unos dias vi la pelicula "Langosta". Es una pelicula que parece estar componiendo una parábola futurista, una distopía sobre un tiempo que quizá no tarde en llegar, en el que los solteros son unos proscritos, unos parias a los que es necesario reeducar y guiar para que encuentren pareja en un plazo máximo de 45 días. Una sociedad del futuro que no es sino la nuestra y que, a su paso, encuentra múltiples posibilidades de asimilación y variados paralelismos, en principio sobre el deseo y la convivencia, pero también sobre la ruptura con los códigos impuestos por el poder establecido.

En la pelicula verás como las personas....ZOMBIS ya sale la palabra, actuan igual que los del movil, pero multiclicado por mil para que se vea más futurista.
Y yo en definitiva solo queria poner este ejemplo y decir que afortunadamente no todos son así