dissabte, 26 de novembre de 2016

Homes igualitaris / hombres igualitarios


Homesigualitaris. Ho he vist de resquitllada per tv3, i hores d'ara no sé si funcionen només a Catalunya o també a la resta de l'Estat. No en sé res de fet. Però crec que sóna bé: lluitar des de la masculinitat per a la igualtat de tots, homes i dones. Oportú en un dia com avui, d'homenatge a tanta dona morta, per tanta violència de gènere. Per a totes elles, ahir i sempre, sí! el meu minut de silenci i les meves ganes de no callar, d'educar en aquests valors els joves i de lluitar per aquest món més just.

TRADUCCIÓN

Homes igualitaris
Lo he visto de reojo por tv3, y actualmente no se si funcionan sólo en Cataluña o también en el resto del Estado. No sé nada de hecho. Pero creo que suena bien: luchar desde la masculinidad para la igualdad de todos, hombres y mujeres. Oportuno en un día como hoy, de homenaje a tanta mujer muerta, por tanta violencia de género. Para todas ellas, ayer y siempre, sí! mi minuto de silencio y mis ganas de no callar, de educar en estos valores los jóvenes y de luchar por este mundo más justo.


dimarts, 22 de novembre de 2016

juzgar por haber puesto las urnas.

No creo que a ningún verdadero demócrata pueda gustarle lo que ha pasado hoy en el congreso con Homs. No lo digo porque le hayan quitado la inmunidad: ningún político debería tenerla. Lo digo porque se la han quitado para poder juzgarle. Y para juzgarle por haber puesto las urnas. Yo ese día acudí a votar, porque creo en la democracia y me gusta participar en todas las consultas. Por eso no puedo entender que vayan a juzgar a alguien por haberlo propiciado. Es, este episodio, una metáfora exacta de la paupérrima calidad de la democracia española que todos conocemos.

dimecres, 16 de novembre de 2016

ROMANCE DE LA LUNA






 ROMANCE DE LA LUNA

La luna vino a la fragua
con su polisón de nardos.
El niño la mira, mira.
El niño la está mirando.

En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura,
sus senos de duro estaño.

Huye luna, luna, luna.
Si vinieran los gitanos,
harían con tu corazón
collares y anillos blancos.

Niño, déjame que baile.
Cuando vengan los gitanos,
te encontrarán sobre el yunque
con los ojillos cerrados.

Huye luna, luna, luna,
que ya siento sus caballos.
Niño, déjame, no pises
mi blancor almidonado.

El jinete se acercaba
tocando el tambor del llano.
Dentro de la fragua el niño,
tiene los ojos cerrados.

Por el olivar venían,
bronce y sueño, los gitanos.
Las cabezas levantadas
y los ojos entornados.

Cómo canta la zumaya,
¡ay, cómo canta en el árbol!
Por el cielo va la luna
con un niño de la mano.

Dentro de la fragua lloran,
dando gritos, los gitanos.
El aire la vela, vela.

El aire la está velando.