dissabte, 24 de setembre de 2016

l'Alzheimer / El Alzheimer



Poques persones saben qui som. A poc a poc ha deixat d’anhelar la seva i la nostra perfecció. A poc a poc el seu cervell sembla que hagi obert les comportes i la mirada es perd amb facilitat. Es desorienta. Les referències són poques. El seu espai, la façana de casa, poca cosa més. No recorda què ha menjat ni on és. Però la seva naturalesa s’ha imposat. No s’enfada, és dolça, agraïda, no sap el que és un insult, ni una falta de respecte als altres. Això sí, de tant en tant expressa en veu alta el que passa pel seu cervell sense les restriccions que sempre ha tingut. Que lleig que és aquest home!
Els moments de connexió són lluminosos. Els nens encara són els més guapos, els més llestos, els més tot. De vegades no sap com rentar-se les mans, però recorda si els nens han tingut exàmens i sap si nosaltres fem cara de cansats. Veu si li falta un botó al vestit o va mal pentinada, la seva dignitat continua intacta.
El terror és si quan arribis et coneixerà. La mare ha desconnectat de moltes coses, però no de nosaltres. Què passarà aleshores? Ens repetim un cop i un altre si quan ella no ens conegui nosaltres encara sabrem qui és ella. Continuarem passant fotos de bons moments, menjant gelats de xocolata, posant-li la mateixa colònia que ha portat tota la vida. Continuarem fent-li petons i abraçant-la fort. Confiem que ens passarà com als fills d’un altre malalt, que els diu: “No sé qui sou, però em cuideu”. Nosaltres si que sabem qui són, fins i tot quan ells s’oblidin de nosaltres.

TRADUCCIÓN

Pocas personas saben quienes somos. Poco a poco ha dejado de anhelar su y nuestra perfección. Poco a poco su cerebro parece haber abierto las compuertas y la mirada se pierde con facilidad. Se desorienta. Las referencias son pocas. Su espacio, la fachada de casa, poco más. No recuerda qué ha comido ni dónde está. Pero su naturaleza se ha impuesto. No se enfada, es dulce, agradecida, no sabe lo que es un insulto, ni una falta de respeto a los demás. Eso sí, de vez en cuando expresa en voz alta lo que pasa por su cerebro sin las restricciones que siempre ha tenido. Que feo que es este hombre!
Los momentos de conexión son luminosos. Los niños aún son los más guapos, los más listos, los más todo. A veces no sabe cómo lavarse las manos, pero recuerda si los niños han tenido exámenes y sabe si nosotros hacemos cara de cansados. Ve si le falta un botón en el vestido o va mal peinada, su dignidad sigue intacta.

El terror es si cuando llegues te conocerá. La madre ha desconectado de muchas cosas, pero no de nosotros. ¿Qué pasará entonces? Nos repetimos una y otra si cuando ella no nos conozca nosotros todavía sabremos quién es ella. Continuaremos pasando fotos de buenos momentos, comiendo helados de chocolate, poniéndole la misma colonia que ha llevado toda la vida. Continuaremos haciéndole besos y abrazándola fuerte. Confiamos en que nos pasará como a los hijos de otro enfermo, que les dice: "No sé quién eres, pero me cuidas". Nosotros sí que sabemos quienes son, incluso cuando ellos se olviden de nosotros.

diumenge, 18 de setembre de 2016

Sí, ministre, es va sabent tot / Sí, ministro, se va conociendo todo



MIGUEL ÁNGEL AGUILAR explica a Ahora Semanal que la “brigada patriòtica” impulsada per Fernández Díaz va pagar un milió i mig d’euros a un confident per la informació falsa sobre el compte corrent de Trias a Suïssa. Es confirma la combinació de mala fe i incompetència d’un ministre de l’Interior a qui graven al seu despatx i a qui enganyen. Que la informació no fos certa no crec que li faci perdre la son, perquè quan no subornaven algú perquè els acabés mentint ja ho feien ells directament en informes de ficció. És trist que l’agonia del govern en funcions mantingui en el càrrec el pitjor ministre de la història, tot i que ell mateix deu desitjar que s’acabi la broma, perquè cada nou escàndol l’allunya més del destí somiat d’ambaixador al Vaticà, que no tindria perdó de Déu. Es veu que circulen més gravacions de policies que garanteixen moments delirants com aquelles converses amb De Alfonso que farien caure la cara de vergonya a tothom que en tingués.
Tendim a pensar, a vegades amb una base real, que hi ha un blindatge mediàtic en el panorama espanyol que impedeix que aquests escàndols s’arribin a saber. És just recordar que no sempre és així, i a vegades és tot el contrari, sobretot gràcies a nous mitjans. Va ser Público qui va obtenir i difondre les gravacions de Fernández Díaz; Eldiario.es ha publicat molta informació escandalosa sobre les seves operacions contra el sobiranisme, i aquest cop és Ahora Semanal el que es mulla contra el ministre, una feina més digna que publicar de manera servil i acrítica els seus informes falsos. Els establishments mediàtics, polítics i econòmics, en plena decadència, són perillosos, no tenen escrúpols i es protegeixen tant com poden. Però els seus edificis són plens d’esquerdes i s’hi obren cada minut noves escletxes. I allà on hi ha periodistes fent periodisme s’acaba sabent tot. Sí, ministre: tot.
ara.cat. CARLES CAPDEVILA 


………………CASTELLANO…….

MIGUEL ÁNGEL AGUILAR explica a Ahora Semanal que la "brigada patriótica" impulsada por Fernández Díaz pagó un millón y medio de euros a un confidente por la información falsa sobre la cuenta corriente de Trias en Suiza. Se confirma la combinación de mala fe e incompetencia de un ministro del Interior al que graban en su despacho y al que engañan. Que la información no fuera cierta no creo que le haga perder el sueño, porque cuando no sobornaban alguien que los terminara mintiendo ya lo hacían ellos directamente en informes de ficción. Es triste que la agonía del gobierno en funciones mantenga en el cargo el peor ministro de la historia, a pesar de que él mismo debe desear que acabe la broma, porque cada nuevo escándalo lo aleja más del destino soñado de embajador en Vaticano, que no tendría perdón de Dios. Se ve que circulan más grabaciones de policías que garantizan momentos delirantes como aquellas conversaciones con De Alfonso que harían caer la cara de vergüenza a todos que tuviera.
Tendemos a pensar, a veces con una base real, que hay un blindaje mediático en el panorama español que impide que estos escándalos se lleguen a saber. Es justo recordar que no siempre es así, y en ocasiones es todo lo contrario, sobre todo gracias a nuevos medios. Fue Público quien obtuvo y difundir las grabaciones de Fernández Díaz; Eldiario.es ha publicado mucha información escandalosa sobre sus operaciones contra el soberanismo, y esta vez es Ahora Semanal la que se moja contra el ministro, un trabajo más digno que publicó de manera servil y acrítica sus informes falsos. Los establishments mediáticos, políticos y económicos, en plena decadencia, son peligrosos, no tienen escrúpulos y se protegen tanto como pueden. Pero sus edificios están llenos de grietas y se abren cada minuto nuevas grietas. Y allí donde hay periodistas haciendo periodismo acaba sabiendo todo. Sí, ministro: todo.

 ara.cat. CARLES CAPDEVILA 

dilluns, 12 de setembre de 2016

Un niño, un maestro, una escuela, un país




Mañana (hoy) empieza el curso escolar. Hoy habrá nervios en muchas casas, tráfico de mochilas, libros recién forrados y demás. Niños preparándose para ir… ¿a qué tipo de escuela? Hace una semana, Marta Ricard, en el Magazine, nos nacía visitar de nuevo el exitoso modelo finlandés, que está mejorando continuamente en favor de sus niños y niñas. En favor, pues, del país y su futuro. Repaso el libro que sobre él escribió Xavier Melgarejo, Gracias, Finlandia (Plataforma Actual). Ya tiene unos años, pero continúan vivas algunas de las reflexiones de fondo que han llevado a los finlandeses a apostar decididamente por la educación y a tantos países (increíblemente también el nuestro), a intentar imitarles.

Para empezar, cabe decir una obviedad: para tener un sistema educativo de calidad lo primero que se necesita son niños. Lo digo porque nuestro país no facilita las cosas a los futuros padres o madres. Las estadísticas no mienten: el grueso de las mujeres quieren tener más de dos o tres hijos. No tienen ni uno de media. ¿Por qué? Porqué es muy difícil, caro y complicado cumplir este deseo.

En segundo lugar tiene que haber maestros. Maestros motivados. Y eso no sólo se consigue con dinero. Los sueldos en Finlandia no son tan diferentes de los de aquí (aunque el Estado de bienestar cubre muchos gastos de la vida diaria). Pero a los maestros los escogen antes de que empiecen a estudiar. Cuidado, no en función sólo de sus resultados académicos. Piden que tengan capacidad educativa: deben demostrarlo con una clase. Que también muestren sensibilidad social: voluntariado, tareas para la comunidad, etcétera. Y, atención, aptitudes artísticas: tocar un instrumento, actuar...Permítanme un minuto para que seque mis lágrimas. 

Lloro porque vivo en un lugar donde se ha ido matando de la enseñanza la música, la filosofía y todas las manifestaciones que no vayan destinadas a convertir a los niños en empresarios all busíness. Todo lo que no sea aparentemente productivo, no interesa. Como todas estas pruebas se hacen antes de empezar la carrera, los que consiguen una  plaza, calculadas según las necesidades para evitar maestros en el paro, son aptos y motivados. Los mejores.



Finlandia apuesta por tener niños y maestros. Y también es un modelo que se revisa cada diez años, con un gran debate que, atención de nuevo, se hace bajo consenso. El modelo educativo  no es  munición política. Aquí ya tenemos, si no he perdido la cuenta siete reformas del sistema educativo. Siete que serán ocho, porque la ley Wert será derogada en cuando el PP pierda el gobierno, según compromiso del resto de las otras formaciones políticas. Cada ministro quiere tener su ley. Cada ley está hecha a medida para contentar a sus votantes, financiadores o grupos de presión socioeconómica. Nadie piensa, aparentemente, en el futuro, en los maestros ni mucho menos en los niños.
Con sinceridad, yo recomendaría que dejáramos de intentar imitar a los finlandeses. Su modelo nace en un contexto político y social con unos valores que aquí estamos muy lejos de compartir. Nosotros tendremos que continuar, un año más, pegados al cuaderno Rubio número 1, intentando aprender el abecedario.


   

Les fotos són baixades d'internet, de diferents webs i llocs 
i les poso no pas per menyscabar els drets de ningú,ans amb la intenció de retre 
No cal dir que els retiraré, igual que els textos, si algú se'n sent perjudicat.

Gloria Serra . La Vanguardia