dissabte, 25 de juliol de 2015

Així és la vida / Así es la vida






Recordo un llibre que tenia fa bastants anys enrera, i el trobo a falta més que mai perquè ara ells, els meus néts, el llegirien. És el que té compartir-lo amb un o altre durant anys, al final desapareix. Parlo del llibre de Charlie Brown, en Carlitos. És L'autotortura d'en Charlie Brown enfrontat al fracàs constant.  És divertit d'una manera amarga, amb  les inseguretats dels nens, alegra i preciós, tot alhora.
El meu Carlitos segueix sent un nen genial, no en tinc cap dubte. I no té res a veure en el fet que un bon dia m'enamorés de la Mafalda. En Carlitos és un nen diferent de la Mafalda. Ell era inquiet i nerviós.






  En Carlitos li passaven coses com aquestes. Es presentava en algun concurs -del que fos- (posem un “Gran Dictat” per exemple), i si perdia, tornava a casa amb el cap cot, amb un amic i l'Snoopy. Ja no volia sortir de casa, i si és ficava al llit tampoc en volia sortir. I quan en sortia, s'adonava sempre que el món no s'avia aturat.
Sense saber com el vaig adoptar. Vaig convertir-lo en el meu amic imaginari. On jo anava venia ell. Em vaig acostumar tant a la “presència” de Carlitos que fins i tot creia que li agafava la mà per creuar el carrer. Un dia em vaig adonar que Carlitos era absolutament normal. Era com tothom. Per això sempre camina a la vora del col·lapse o almenys de la depressió: perquè busca la salvació segons les fórmules proposades per la societat en què viu (l'art de tindre amics, com fer-se una cultura en quinze dies, o en un parell de lliçons, la recerca de la felicitat, com conquistar a les noies, i com pot agradar...
 





Però que decideix fer-li front a les desgràcies de la seva vida sigui en solitud (la part optimista de la solitud), com amb companyia dels seus inseparables amics, començant per en Linus, de 4 anys; l'egoista de la seva germana Salli. La seva companya, Lucy (molt prepotent), i els altres companys de beisbol.
Davant les dificultats, o en veure que no pot aconseguir el que desitja, té per costum sospirar exasperat o, si la situació l'estressa molt, crida de ràbia o comença a plorar i lamentar-se.


 Inserción desactivada por petición



La pèrfida Lucy comenta –ha estat un fracassat tota la seva vida-»

Diuen que Charlie Brown és una petita comèdia humana tant per al lector càndid com per al sofisticat. Però has de tenir una certa edat, crec, per mirar el nen del cap rodó i veure-hi els arbres que no ha plantat, els gols que no ha marcat, els premis que no ha guanyat, els projectes frustrats, les il·lusions perdudes....
La felicitat del sí però no. Tots portem un Carlitos dins.
En Carlitos, també podria ser jo.






                                           TRADUCCIÓN



Recuerdo un libro que tenía hace bastantes años atrás, y ahora me haría más falta que nunca porque me gustaría que lo leyeran mis nietos. Es lo que tiene compartirlo con uno u otro durante años, hasta que al final desaparece. Hablo del libro de Charlie Brown, Carlitos. Es la auto tortura de Charlie Brown enfrentado al fracaso constante. Es divertido de una manera amarga, con la inseguridad de los niños, alegre y preciosa, todo a la vez.
Mi Carlitos sigue siendo un niño genial, no tengo ninguna duda. Y no tiene nada que ver con el hecho de que un buen día me enamorara de Mafalda. Carlitos es un niño diferente de Mafalda. Él es inquieto y nervioso.

Carlitos le pasan  cosas como éstas. Si se presenta en algún concurso -del que sea- (pongamos un “Un gran Dictat” un "Gran Dictado" por ejemplo), y si pierde, vuelve a casa con la cabeza baja, con un amigo y el Snoopy. Ya no querrá salir de casa, y si se acuesta aun menos. Y al final, cuando sale, se da cuenta siempre que el mundo no se ha detenido.
Sin saber cómo, lo adopté. Lo convertí en mi amigo imaginario. Donde yo iba, venía él. Me acostumbré tanto a la "presencia" de Carlitos que incluso creía que le cogía la mano para cruzar la calle. Un día me di cuenta de que Carlitos era absolutamente normal. 

 Era como todos. Por eso siempre anda al borde del colapso o al menos de la depresión: porque busca la salvación según las fórmulas propuestas por la sociedad en que vive (el arte de tener amigos, como hacerse una cultura en quince días, o en un par de lecciones; la búsqueda de la felicidad, como conquistar a las chicas, y como puede gustar ...
Pero él decide hacer frente a las desgracias de su vida, sea en soledad (la parte optimista de la soledad), como en compañía de sus inseparables amigos, empezando por Linus, de 4 años; la egoísta de su hermana Salli. Su compañera, Lucy (muy prepotente), y los otros compañeros de béisbol.

Ante las dificultades, o al ver que no puede conseguir lo que desea, tiene por costumbre suspirar exasperado o, si la situación le estresa mucho, grita de rabia o empieza a llorar y a lamentarse.

"La pérfida Lucy comenta: - ha sido un fracasado toda su vida-."


Inserción desactivada por petición

Dicen que Charlie Brown es una pequeña comedia humana tanto para el lector cándido como para el sofisticado. Pienso que tienes que tener una cierta edad para mirar al niño de la cabeza redonda y ver los árboles que no ha plantado, los goles que no ha marcado, los premios que no ha ganado, los proyectos frustrados, las ilusiones perdidas ....
La felicidad del sí pero no. Estoy seguro que todos llevamos un Carlitos dentro.
Un Carlitos, que también podría ser yo.


 fotos  de internet, serán retiradas a petición
Siempre procuro dar la referencia editorial, y espero que se entenderá que lo hago desde la admiración y con ánimo de recomendarles -no con ningún ánimo de lucro, obviamente, ni con intención de perjudicar los derechos de nadie, todo lo contrario-.
Si en algún caso se detecta en este post conflicto de copyright o de cualquier otro tipo, agradeceré que me lo hagan saber y  lo suprimiría inmediatamente. Muchas gracias.