dilluns, 12 d’octubre de 2015

El plat de fusta / El plato de madera

 


El plat de fusta

Un cert home va envellir,
i com més els anys venien,
més les forces li fugien,
i al fi no es pogué tenir;

i per causa de l'edat
i del pols molt tremolós,
així que menjava, dos
tot seguit feia del plat.

Per sabut, deixo de banda
com per tal causa posava
les estovalles: vessava
quasi sempre la vianda.

El seu fill, cansat d'això,
i qui és el vell oblidant,
diu cremat: "D'aquí endavant,
menja el pare en un racó.

Tanta trencadissa assusta,i més no es pot aguantar;
avui mateix menjarà
el pare en un plat de fusta".

En compliment del manat,
al pobre vell es donava
un plat de fusta, i menjava
en un racó, com llençat.

I això durà fins que un dia
observà el fill un petit
que era seu, molt eixerit,
que un tronc de fusta tenia;

i, encara que de pocs anys,
treballava per trencar-la,
i en trencar-la i arranjar-la
hi posava el seus afanys.

“Què fas?”, preguntà al xicot;
“Què et proposes? Què barrines?”
I el seu fill: “No ho endevines?”
li respon tot palpissot,

i amb el dit posat al llavi:
"Un plat de fusta, perquè,
quan tu seràs vell, faré
que hi mengis, com ara l'avi".

Es cremà en sentir això
el seu pare tant i tant,
que li pegà, i tremolant,
el nin cridà amb un gran plor:

"Com veia que al pare teu
li donaves semblant plat,
jo fer-ne per a tu un he pensat,
perquè tu ets el pare meu!"

Calla el nin; el pare pensa;
al seu fill dóna un petó;
de l'avi se’n va al racó,
li agafa el plat i me’l llença;

i amb commoguda paraula   
mana, com un desagravi,
que en endavant tingui l'avi
el lloc preferit a taula.

I ho mana perquè repara
que és exacte i ben segur
"que el fill es portarà amb tu
com tu et portis amb el teu pare".

Si ets bon fill, bons fills tindràs;
el teu exemple aprendran,
que és molt veritat el refrany:
"TAL FARÀS, TAL TROBARÀS”


 Teodor Baró i Sureda (Figueres 1842 – Malgrat de Mar 1916)
 
Recitat per Domingo Mulà i Garcia (Pineda de Mar 1932) 

 
"El plat de fusta" és per recordar a una jove de Kenya, que va vindre a Catalunya. La seva idea era ser alguna cossa més del que en el seu país podia arribar a aconseguir. Va arribar a ser Enginyer en Electrònica i Comunicacions Navals, aquí a Barcelona. Estava enamorada de Catalunya. Però deia que si alguna cosa no li agradava (no d'aquí sinó de tot arreu) és que al seu país és impensable que un avi entri en una residència. Deia que és una cosa sagrada. S'ha viure i morir a casa.

Va morir de càncer el mes d'octubre del 2003.



CASTELLANO. Perdonad la traducción, está hecha con la mejor de las intenciones.


Teodor Baró i Sureda (Figueres 1842 – Malgrat de Mar 1916)

 
Recitado por Domingo Mulà i Garcia (Pineda de Mar 1932)


El plato de madera. (El plat de fusta)

Cierto hombre envejeció
y cuantos más años tenía,
menos fuerzas le quedaban,
y al fin no se mantenía
por causa de la edad
y el pulso tembloroso
así como comía, dos
platos hacía del plato.

Por sabido dejo de lado
como por esa causa ponía
el mantel; donde caía
casi siempre la comida.

Su hijo, cansado de eso,
y de quien era el viejo olvida
dice quemado: "De aquí en adelante
coma el padre en un rincón.
Tanto estropicio asusta
y más no se puede aguantar;
y hoy mismo comerá
el padre en un plato de madera".

En cumplimiento de lo mandado,
al pobre viejo le daba
un plato de madera, y comía
en un rincón, como postergado.

Y eso duró hasta que un día
observó que su hijo pequeño,
que era suyo, muy espabilado,
que un trozo de madera tenía,
y a pesar de sus pocos años,
trabajaba para romperla
y en romperla y componer
ponía todos sus afanes.

Què haces? - preguntó al niño-
¿Qué te propones? ¿Que tramas
Y su hijo: No lo adivinas?
le responde todo calmoso,
y con el dedo puesto en el labio,
"un plato de madera, para que,
cuando tu serás viejo, haré
que allí comas como ahora el abuelo".

Se enfadó al sentir aquello
su padre de tal modo,
que le pegó, y temblando,
el niño gritó con gran llanto.
"Como veía que a tu padre
le dabas parecido plato,
yo haciendo uno para ti he pensado
porque tu eres mi padre!"
Calla el niño; el padre piensa;
a su hijo le da un beso,
y va al rincón del abuelo,
le coge el plato y lo tira.

Y con conmovida palabra
manda como un desagravio
que en adelante tenga el abuelo
el lugar preferente en la mesa,
y lo manda por reparar
que es exacto y bien seguro
"que el hijo se portará contigo
como tu te portes con tu padre"

Si eres buen hijo, buenos hijos tendrás,
tu ejemplo aprenderán,
que es muy cierto el refrán:


"Como tu obres, obrarán contigo"





"El plat de fusta" (El plato de madera) es para recordar a una joven de Kenia, que vino a Catalunya. Su idea era ser algo más de lo que en su país podía llegar a conseguir. Llegó a ser Ingeniero en Electrónica y Comunicaciones Navales,  aquí en Barcelona. Estaba muy enamorada de Catalunya y totalmente integrada. Pero decía que si algo no le gustaba, (no de aquí sino de todas partes) es que en su país  es impensable que un abuelo entre en una Residencia. Para ellos es  algo sagrado. Hay que vivir y morir en casa.

Murió de cáncer el mes de octubre del 2003.





Siempre procuro dar la referencia editorial, y espero que se entenderá que lo hago desde la admiración y con ánimo de recomendarles -no con ningún ánimo de lucro, obviamente, ni con intención de perjudicar los derechos de nadie, todo lo contrario-.
Si en algún caso se detecta en este post conflicto de copyright o de cualquier otro tipo, agradeceré que me lo hagan saber y  lo suprimiría inmediatamente. Muchas gracias.  

fotos de internet

10 comentaris:

Fackel ha dit...

Creo que estamos condenados a que se repitan con nosotros las pautas que alguna vez adoptamos con nuestros mayores. Más allá de ese adagio un tanto sentencia (lo que tú hagas harán contigo) que escuché desde la infancia no puedo sino preguntarme si las conductas humanas y sociales han cambiado tanto. Y siento escalofríos, y eso que no me considero esotérico.

Salud siempre.

Miquel ha dit...

Recuerdo el cuento, porque no era en poesía, como si fuera hoy.
No sabía que se había escrito en forma de verso.
Creo que el libro se llamaba ¿ Vela y Ancla? y era cuando hacía el ingreso al bachillerato y tenía 9 años, de eso si me acuerdo.
Un abrazo
Salut

Rodericus ha dit...

Toda una lección de vida rimada.

Un abrazo.

Josep ha dit...

Fackel, bendita condena si aun nos acordamos de los consejos de nuestros mayores. Otra cosa es que no las cumplimos a veces. En esto de la Residencia de los abuelos hay mil motivos por lo cual estás allí. Si que han cambiado, espero que ya que sabemos todos este poema algún dia lo pongamos en practica, como tantos otros.
Lo que es cierto es lo que explico de esta chica que murió. Para ella era incomprensible.
Un abrazo.

Josep ha dit...

Si, Miquel, habian libros (yo tenia uno que estaba) Como tu dices eran consejos para que nosotros, los niños aprendiesemos. Recuerdo dos. Uno que ra "Corazón" Es un libro escrito por Edmundo de Amicis, escritor Italiano y militar.
Este libro es la compilación de historias patrióticas y heroicas de niños de entre 10 y 14 años. La seri de dibujos animados "Marco" está sacado de allí.
Y luego está este, que no era patriotico, sino de buena educación y buenas costumbres.
Un abrazo para ti.

Salut.

Josep ha dit...

Tienes razón, Rodericus. No se si habrán muchos poemas que sean de este tipo de enseñanzas.
Lo busqué pero no encontré nada.
Una abraçada.

xavier pujol ha dit...

La meva mare el sap recitar de memòria, des d'abans de la guerra.
El va aprendre del meu avi.

Loreto Giralt Turón ha dit...

Ja coneixia la història del plat. El que no sé és si sempre és així, tan fàcil: jo em porto bé i després es portaran bé amb mi. Crec que tot és força més complicat.

Montse González ha dit...

A mi me suena, pero no recuerdo si de niña en el colegio o ya de mayor. Palabras muy bien hiladas en el poema y mejor lo que nos cuenta. Pero, como siempre hay excepciones...Y es que por suerte en unas ocasiones y por desgracia la mayoría, los hijos no siempre responden a lo que en casa, ven. Hoy nos toca pelear cada día con un mundo en el que los valores han cambiado. Quiero ser optimista.

Uno mi recuerdo al tuyo, al hacer mención de esta persona que conociste y falleció de cáncer.

Una abraçada.

Tamara ha dit...

Hay textos que al leerlos hacen de nosotros lo que su autor nunca pensó que harían.

Te invitamos a participar en nuestro reto de Halloween, a ver si logramos que las palabras crezcan dentro de alguien como nunca imaginamos.

Un besazo.