dimarts, 21 d’abril de 2015

buscando una vida mejor





Nos hablan de vosotros como si fuerais una amenaza, un peligro. Nos callan de vosotros que sois esperanza, sueños y alegría. Vuestro viaje, como el que desde que el hombre es hombre hicieron vuestros antepasados, no es más que un viaje hacia la vida, una huida de la muerte. Venís sin equipaje, solo con esperanza. Llegáis a un mundo nuevo que pensáis que es como lo habéis visto por la televisión. Sabéis que será difícil llegar, también sabéis que, una vez aquí, no lo tendréis fácil.
De nada sirve que tengáis razón o que el derecho esté de vuestro lado. La partida de vuestra vida se juega con cartas marcadas.



Vuestros abuelos os dijeron que Dios creó al hombre. La vida os ha enseñado que han sido los hombres los que han creado a sus dioses, esos dioses que callan y dicen pobre gente mientras vosotros morís, esos dioses que no escuchan vuestras plegarias, que ignoran vuestro rezo, esos dioses a los que nadie ve, quizá porque nunca han existido…
Nuestro Dios tiene un representante en la Tierra, dicen que es bueno, es El Papa Francisco, que ha pedido en reiteradas oportunidades una solución a la crisis migratoria, que se tomen medidas rápidas y decisivas. "Son hombres y mujeres como nosotros, nuestros hermanos en busca de una vida mejor, hambrientos, perseguidos, heridos, explotados, víctimas de la guerra", dijo Francisco ante decenas de miles de personas en la plaza de San Pedro en su oficio del domingo. "Están buscando una vida mejor". Pero nuestros dioses  no se dan soluciones, y  nuestras riquezas no se tocan.




Pero vosotros sabéis que los verdaderos dioses existen, que están en el fondo de cada ser humano, de cada atardecer, de cada gota de lluvia, de cada árbol, de cada fruto... Por eso seguís adelante, siempre adelante. Es imposible que esos dioses, los dioses de la vida, los únicos que existen, os den la espalda siempre. Pero mira por donde la muerte está ahí, meciendo la patera,
Setecientos de vosotros habéis muerto esta noche. El agua, símbolo de vida, se ha vuelto en vuestra contra. No habrá funerales de Estado, ni primeras planas en los diarios, ningún titular en los noticiarios, porque vosotros no existís, sois Setecientos. Tampoco tenéis nombres, solo sustantivos: sois inmigrantes, subsaharianos o clandestinos. 

Venís aquí con vuestros sueños y con los sueños de todos los que dejasteis atrás y cuando llegáis aquí os recibimos con vallas, os saludamos con pelotazos de goma, os ahogamos con botes de humo. Son los guardianes de nuestro imperio, de nuestro estado del bienestar, de nuestro modo de vivir, quienes nos defienden de vosotros, de lo que representáis, de lo que sois: seres humanos que solo aspiran a no morir de sed en el océano de nuestra codicia 

El odio y la ignorancia con el que nos educan, con el que nos mienten, permite que nuestros políticos levanten vallas cada vez más altas. Ellos, que llamaban muro de la vergüenza al muro de Berlín, levantan hoy esas vallas que, como nuevos muros de la vergüenza, intentan negaros la entrada a un mundo que es tan vuestro como nuestro, porque la dignidad, la justicia, el amor o el hambre no saben de fronteras. 


Hace doce años el Constanza, un barco de guerra de la marina rumana, realizó una travesía por diferentes puertos del Mediterráneo en un proyecto llamado ODISEA 2003.
 A bordo llevaba artistas. Al llegar a cada puerto los actores, músicos, poetas y gentes del circo actuaban gratuitamente en la cubierta del barco llevando un mensaje de paz y esperanza. Cuando el Constanza navegaba entre Lampedusa y Argelia, al llegar a la posición donde se había hundido una patera y habían muerto ahogados decenas de inmigrantes, pararon las máquinas y el capitán leyó este poema anónimo:
 “Llegasteis desde muy lejos para alfombrar nuestro mar.
Sois nuestros invitados.
Hermanos venidos en un barco sin nombre.
Vosotros habéis llegado desde África para alfombrar nuestro mar.
Con vuestros cuerpos.
 Con lo único que os quedaba en la vida.
Nos habéis dado todo.
Sois nuestros invitados, hermanos anónimos.
Venid. Entrad en nuestras conciencias.
Estáis en casa.
Tomad nuestras flores, nuestras palabras, nuestras músicas.
Ponéoslas.
¡Os sientan tan bien!
Que ellas os alimenten durante la travesía.
Que los delfines acompañen vuestro silencio.
Y las sirenas velen vuestro sueño.
Nosotros os inventaremos nombres.
E imaginaremos vuestras sonrisas.
Y pasearemos una y otra vez sobre esta alfombra regalada.
Para que el mundo que pretendíais alcanzar se hunda en su
propia vergüenza.
¡Salud, hermanos de negritud!
¡Salud, hermanos de soledad!
¡Salud, hermanos de nuestro mar!


imagenes de internet. serán retiradas a petición

8 comentaris:

xavier pujol ha dit...

Són els nostres germans

FG ha dit...

És una realitat molt crua i dura, una veritat que veiem dia rera dia i que sovint ens esgarrifa per que en realitat tots podriem trobar-nos en situacions semblants, ells venen cercant poder viure, ja no dic ni millor ni pitjor, sino tan sols viure! per a ells es la única esperança que tenen i ja veiem com sovint es merma sense arribar ni tan sols a mig camí.

Petons.

Miquel ha dit...

Nadie se toma en serio el problema porque nadie quiere apostar por aquello a lo que no se le puede sacar nada.
hasta hace 10 años incluso interesaba que entraran, porque significaba mano de obra barata para la construcción y el campo.
Así, en España, las obras estaban pobladas de estas personas sin papeles y sin seguros, y el campo igual.
Corrió incluso un chiste de mal gusto, pero que señalaba la situación real de aquello:
¿ Cual es la capital del Maresme ? era la pregunta...y el chistoso decía La Selva ¡¡¡ porque está pablada de negros.
Les pagaban 25 pesetas la hora, ya en aquella época, cuando iban a 2505..Mira si hablo de años. Flores, fresas, cebes tendres, calçots, todo plantado, regado y recogido por ellos...Entonces si que no había problema, eran necesarios.
Y mi pregunta es :
¿ Quién es el esclavista ?, el que los trae en patera y cobra ?, el que los contrata con contrato pero les paga lo que les da la gana ? o el qué los contrata sin contrato y sin condiciones?.
Algún día hablaremos de Vic , de sus fábricas de carne y embutidos, de su mano de obra , de los salarios y del nacimiento del Anglada.
te quedarías parado.
Salut

Josep ha dit...

Es verdad, Miquel, como vienen con lo puesto nadie se beneficia porque ya no nos hacen falta. Y como no tienen ni nombre y son clandestinos que se pudran y se ahoguen.
Ya me acuerdo de lo del Maresme (esto por una parte) la otra era el peregrinaje desde Extremadura cruzando España coincidiendo con la recogida de la fruta, olivas, uva, o lo que fuera
Sin embargo si que sabemos ir a su tierra. Que la mayor parte del continente africano es pobre, es una idea interesada. Efectivamente, hay regiones que carecen de recursos, pero esto también sucede en muchos países de Europa y la situación en ellos es bien distinta. África posee enorme riqueza en recursos naturales como oro, platino, cobre, diamantes, uranio, petróleo, gas y coltán . Si de todo ello se derivasen industrias autóctonas, y si tantos conflictos armados no estuvieran patrocinados por intereses foráneos, probablemente la penosa historia de las pateras, cayucos y verjas fronterizas no se produciría, y las mafias desaparecerían

Aquí en España a partir del 2005 más o menos, (que por cierto benefició a pocos africanos si lo comparamos con la cantidad de gente de aquí España que se forraban, igual que en otras partes, no solo España) Esto puede haber acrecentado la llegada masiva de inmigrantes a nuestras costas, pero es un factor entre muchos y, desde luego, no el más importante. Creo que es necesario y urgente que Europa deje de ser cobarde, mire de cara y se ponga a revisar la intervención en el continente africano. Que no sea dejarlos morir en el mar mientras cerramos los ojos delante de una tremenda expoliación de recursos naturales que ellos tienen, y que administrados de otra manera, deberían bastar para que todos los africanos pudieran vivir en sus lugares de origen. Pero la realidad es otra, incluso en los países más ricos de África. No se hará nada Miquel, No son noticia. Y sus recursos y su tierra improductiva ya servirá de vertedero Europeo.

Salut.

Josep ha dit...

Xavier, tens raó, són els nostres germans, però ho són els teus, els meus i de tot aquell que els estima, però aquest Occident tan miserable no, aquests no. Estem com els temps dels esclaus, però ara a ningú l'interessa un home negre. El que vol són les seves riqueses i si el negre mor creua'n l'Àfrica o en una pastera tant li fot.
La privatització i comercialització dels productes del bosc és el paradigma de la
nova tendència. Els boscos s'han tornat importants per al capital empresarial no
només pels recursos fusters, sinó també pels recursos biològics. Les conseqüències d'aquesta tendència van molt més enllà de la desforestació, ja que el capital els convertirà en productors de matèries primeres per als seus laboratoris d'enginyeria genètica
(a l'exterior). El coltan, és un bon exemple. A les províncies de l'est de la República Democràtica del Congo es troba el 80% de les reserves mundials de coltan.

Moltes gràcies

Josep ha dit...

Et sobra la raó,FG. Jo penso com tu, però fixat que hi ha emigrants (com podríem ser tu i jo, i després hi ha els subsaharians o clandestins), i per a aquests es van inventar les tanques, tirar-los pilotes de goma mentre ells intenten nedar cap a La platja. Que s'enfonsi la seva pastera, o el vaixell, sembla que no tingui gaire importància. Com que això no dóna diners tant dóna. Miren a un altre costat. Just al costat on està els recursos que més diners donen. I si algun dia els necessitem ja procurarem que no s’enfonsi la seva barca. Imaginat com han d'estar aquesta gent que creuen tot l'Africa, per arribar al mar, deixa'n morts per al camí, però l'anhel de llibertat i gana pot més que res. Ells prou saben que tenen més possibilitats de morí que de viure, però ho fan.
Clar!, les riqueses que tenen allà com el coltan permet que un dels somnis occidentals es faci realitat:
En els últims deu anys, grans multinacionals com Nokia, Siemens, Bayer, Intel, IBM i moltes altres han posat els seus ulls en el coltan

Les guerres, fam, misèria, precarietat, dictadures, catàstrofes naturals, espoliació dels recursos naturals, etc., provoquen un veritable "efecte expulsió», i això és un delicte si vénen a Europa, però no ho és si nosaltres anem allà i els traiem els seus recursos. Que són molts, Amén de què l’Àfrica també serveix d'abocador de què el món no vol.
Moltes gràcies, i tant de bo que algun dia els hi canviï la sort.
Petons.

Bruixeta ha dit...

Que trist és veure l'egoisme del esser humà... Son els nostres germans i com a tals els haurien d'acollir, però fan nosa... molesten i els ignorem—No tots fem això , sortosament— que és més fàcil que donar-lis la mà i ajudar-los a mirar endavant

Manuel Valero Ribes ha dit...

Els humans han comercialitzat amb els esclaus des dels temps dels Grans Imperis. Éssers humans sense cap drets ni a la seva pròpia vida, subjectes als seus amos com mercaderia de propietat.

Àfrica la més castigada i espoliada i els africans vivien bé a la seva terra, els "negrers" els segrestaven de les seves terres i els venien a la resta del món.

Avui no els segresten vénen per pròpia voluntat, en no quedar-res a la seva terra per poder viure, han de pagar viatge a "mafiosos" (poder) i saben que es juguen la vida, però el resultat és el mateix creat pel poder del diners i dels "imperialistes" (món civilitzat) que dominen com sempre ho han fet; esgarrapen les entranyes de la terra fins extreure tota la seva riquesa acabant amb tot el que té vida.

Josep estic d'acord amb el teu post i et felicito per això, encara que les paraules dels poderosos del món siguin polítics o religiosos no serveixen de res. Només són paraules boniques ...!

Miguel ho explica amb molta claredat, la dehumanización de la raça en tota la seva història i que diem en el nostre temps "La explotació de l'home per l'home" perdura i cada vegada és més evident ... !!! Salut i una abraçada de l'avi Manel JO SÓC AUTISTA