dimecres, 24 de setembre de 2014

el pensamiento ilusorio

 
Kalanchoe pinnata. Planta de Goethe

  Wishful thinking   es una expresión inglesa que se puede traducir (según Wiquipédia) como un "pensamiento ilusorio" y que hace referencia al proceso de tomar decisiones basándonos en lo que nos gustaría en lugar de hacerlo con los datos objetivos de que disponemos. Ejemplos hay muchos y, en cierto modo, todos actuamos un poco siguiendo el wishful thinking.
Por ejemplo: "Yo me encuentro lo mejor posible de salud, porque es lo que quiero".
 Y así, podemos añadir  ejemplos hasta el infinito.

Vivimos en una sociedad que cree por definición en la mayoría de las noticias, informaciones o conocimientos que les trasmiten. Incluso la mayoría de los conocimientos aprendidos en el colegio se dan por válidos simplemente porque los ha repetido el profesor de turno. A diario recibimos correos de un gran número de personas, y los damos  por válidos por el mero hecho de haberlos recibido.

Un lugar donde podemos encontrar este "pensamiento ilusorio" es el de las pseudomedicinas.  Lo consulté con una persona vinculada a la medicina, sobre una entrevista al señor Josep Pamies, (lo podeis ver en mi blog) donde encontré muchas afirmaciones basadas en los deseos y no en los datos contrastados. Un fenómeno que también observaba en muchos comentarios en su blog, entre unos 160 a 190, (algunos de ellos interesantes) Pero  por lo menos la mitad de ellos tienen su propia planta para curar el cáncer, y curiosamente muchas no son las mismas que él recomienda. Entonces, cuantas hay? y si hay tantas, porqué una u otra no soluciona esta enfermedad, y observemos que todas sirven  para cualquier tipo de cáncer. 
[...]... tres hierbas efectivas. Son la Garcinia kola (bitter kola), la Artemisia annua y, la tercera, la Moringa oleifera.
 Las tres, tomadas, son efectivas porque aumentan las defensas del sistema inmunitario y, por tanto, las personas se curan. "
Una afirmación fantástica, no hay otra mejor, pero  busco información sobre las personas que se han  curado con estas plantas, y no encuentro nada. 



También sugiere un tratamiento con dióxido de cloro, (que aclara que es un desinfectante legal de aguas y dice que sirve para curar de todo, desde el SIDA hasta la malaria). Bueno, pues perfecto, pero la lejía también es un desinfectante legal de aguas pero yo no aconsejaría a nadie que se tome un vaso. Si que es verdad que mata al virus, pero por desgracia también mata al paciente. De entrada confío en la buena fe del señor Josep Pamies y en las propiedades de las plantas, pero no desconfío en absoluto de los productos farmacéuticos. (dinero que va y viene como siempre, lo dejo aparte, como siempre)  Pienso que no todo tiene que ser el dinero, bien o mal ganado. Ni grandes Farmaceuticas, Laboratorios, etc.
 Se habla de la  «medicina alternativa», aunque yo tengo mis dudas sobre este termino. Creo que  solo hay la medicina que funciona y la medicina que no funciona" Si es cierto todo esto por el bien de la Humanidad no sería más efectivo que unos y otros aportaran conocimientos en bien de todos? Si es cierto que una de estas plantas lo cura todo pues el paciente pagaria lo mismo por una semilla que por una pastilla. Pero esto si, hay que demostrarlo, y para ello se necesitan muchos años experimentando con cada uno de los fármacos, y esto no se hace en una semana.
Todo esto me recuerda, y a veces lo he explicado (porque ocurrió en este blog) de un señor que mandó su producto “veneno de escorpión azul, desde Cuba a España, a una niña que se estaba muriendo por culpa de un tumor cerebral". El decía:”mi tratamiento creo debe funcionar, porque yo confío en el”. 
Está claro el fraude...y además es fácil de vender, porque la niña murió a los dos días.
Naturalmente puede ser que yo tenga la mente cerrada y de no estar abierto a nuevas posibilidades terapéuticas, pero este señor no me demuestra nada.
Por ejemplo, en la web del señor Josep Pamies afirma que "incomprensiblemente organismos como Cruz Roja, Médicos sin Fronteras y Unicef​​, han rechazado nuestro ofrecimiento de colaboración gratuita. Que cada cual interprete que Intereses defienden ".
Podría ser (sólo es una suposición) que no acepten la colaboración porque los datos presentados son muy poco sólidos, pero es más satisfactorio, y mucho más fácil, sugerir que hay oscuros intereses detrás. De nuevo, un excelente ejemplo de wishful thinking.
En cierto modo todos caemos en el wishful thinking. Forma parte de la condición humana. Que también puede ser...
Es verdad que los grandes Laboratorios, cuando encuentran el fármaco que realmente funciona ganan cantidades que a mi se me escapan de la mente, pero también es verdad que emplean fortunas en experimentar sus productos durante muchos años, y a veces no funciona y lo tienen que retirar. Y también es verdad que desde que se rumorea que cura el Ébola, el precio de la Garcinia kola se ha disparado y las existencias se están agotando. No sólo Monsanto, Novartis y otras ganan dinero con las epidemias, aunque unos más que otros, claro. Esto es verdad.

Ya que estamos, contaré una anéctota que me ocurrió hace unos años:" Una señora me dice en voz muy baja que vaya a Manresa a comprar unas bayas del Himalaya, que curan el cáncer, entre otras  grandes enfermedades".
 Lo decía en una voz tan baja, tan baja que no entendí casi nada.
--En que calle? Y como dice que se llaman?
--shhhh. Se llaman Goji. Y no las encontrarás en cualquier lugar. Solo allí!


Goji

10 comentaris:

Miquel ha dit...

Dicen que la fe mueve montañas. Es de suponer que las personas cuando pasan un trance complejo en su vida se aferren a cualesquiera cosa que se les prometa.
Por lo demás estoy completamente de acuerdo en el escrito.
Salut

Josep ha dit...

Totalmente de acuerdo, Miquel. Este mismo que hablo del "veneno de escorpión" fue así mismo, o sea como último recurso.
Por otra parte pienso que estas cosas no tendrían que pasar. Si tan claro lo ve el señor Pamies que se le escuche, pero que sean biólogos, y sobretodo demostraciones.
A mi modo de ver, actualmente las plantas pueden curar, pero no estas grandes enfermedades.

Salut

Francesc Cornadó ha dit...

La ciencia siempre ha otorgado un valor positivo a los placebos, incluso la ilusión puede actuar como motor de muchas acciones y lo hemos comprobado en diversas ocasiones. No quitemos valor a la ilusión, pero otra cosa es "el porvenir de una ilusión", de éste nos habla Freud. Hemos de saber diferenciar entre lo que procede del deseo y lo que viene del rigor y el cálculo, y aplicar lo uno y lo otro según la importancia del asunto.
Será por deformación profesional pero me cuesta mucho creer en un futuro cimentado sólo en los efectos ilusorios, no puedo garantizar que un sistema de vigas y pilares se sostendrá en pie solamente porque a mí me gustaría. Sólo me puedo fiar del cálculo, y cuando la cosa va en serio, resulta que lo más insensato es confiar solamente en el deseo.
Salud.
Francesc Cornadó

Francesc Cornadó ha dit...

Extraordinaro y lúcido tu escrito, amic meu, te felicito.
Quiero ver en él una trascendencia más allá de la medicina ilusoria y más allá de la psicología individual.
El pensamiento ilusorio llevado a lo colectivo puede causar grandes desastres, un pueblo puede conducirse a la guerra con la ilusión de conquista, puede fomentarse la ilusión de una superioridad colectiva y con este pensamiento ilusorio, emprender a tortazos contra el otro.
No, absolutamente no, la "res publica" debe obedecer al raciocinio y no a la ilusión, ésta es vana y peligrosa, aunque sea un ingrediente personal que puede contribuir a la felicidad individual.
Salud
Francesc Cornadó

Josep ha dit...

Francesc, muchas gracias por tu comentario. Mira por donde ha actuado igual que el efecto placebo, sin querer, claro, pero a sido así. La inteligencia la has puesto tu, no yo. Mi intención era llegar solo hasta donde he llegado, o sea entre la medicina de estas plantas (la que defiende el señor Pamies) que mantiene que lo curan todo y la medicina tradicional donde como muy bien sabes pasan años de estudio hasta que se vende en las farmacias. Son años de estudio, como tus estudios, Francesc. Porque esto también lo explicas muy bien.
Será porque no creo mucho en ellos, pero los productos homeopáticos viven en España en un limbo legal, regulados por disposiciones  transitorias. (Quizás como no estoy pendiente de estas disposiciones ahora ya esté todo regulado) Que ojalá sea así, y cuyo objetivo sea poner fin a esta situación provisional y regular de una vez por todas la comercialización de estos productos, calificados por la OM como “medicamentos homeopáticos”. Hace unos años atrás alguno de ellos no podía entrar en España
Los productos homeopáticos no deben ser considerados como medicamentos, curen o no el cáncer, SIDA, Évola...
Hace tiempo un eminente doctor del hospital Clínic (nuestro común amigo Miquel lo conoce desde hace 25 años me dijo sobre esto)... que esta forma de pensar podría ser válida hace doscientos años, porque fue a finales del siglo XVIII cuando se decia aquello de ‘lo similar se cura con lo similar’. Una idea que en aquella época no era más ni menos disparatada que la del “desequilibrio humoral”
Una abraçada.

Josep ha dit...

Francesc, muchas gracias por tu comentario. Mira por donde ha actuado igual que el efecto placebo, sin querer, claro, pero a sido así. La inteligencia la has puesto tu, no yo. Mi intención era llegar solo hasta donde he llegado, o sea entre la medicina de estas plantas (la que defiende el señor Pamies) que mantiene que lo curan todo y la medicina “ de la Facultat de Medicina”
donde como muy bien sabes pasan años de estudio hasta que se vende en las farmacias. Son años de estudio, como tus estudios, Francesc. Porque esto también lo explicas muy bien.
Será porque no creo mucho en ellos, pero los productos homeopáticos viven en España en un limbo legal, regulados por disposiciones  transitorias. (Quizás como no estoy pendiente de estas disposiciones ahora ya esté todo regulado) Que ojalá sea así, y cuyo objetivo sea poner fin a esta situación provisional y regular de una vez por todas la comercialización de estos productos, calificados por la OM como “medicamentos homeopáticos”. Hace unos años atrás alguno de ellos no podía entrar en España
Los productos homeopáticos no deben ser considerados como medicamentos, curen o no el cáncer, SIDA, Évola...
Hace tiempo un eminente doctor del hospital Clínic (nuestro común amigo Miquel lo conoce desde hace 25 años me dijo sobre esto)... que esta forma de pensar podría ser válida hace doscientos años, porque fue a finales del siglo XVIII cuando se decia aquello de ‘lo similar se cura con lo similar’. Una idea que en aquella época no era más ni menos disparatada que la del “desequilibrio humoral”
una abraçada

Montse ha dit...

Hola, no voy aquí a dar falsas esperanzas a personas que padecen enfermedades tan graves como las que comentas en el post, Josep. Sólo diré que por experiencia propia, sé que algunas cosas se pueden curar con homeopatía, o medicina natural. Pero digo "algunas" que posiblemente podrían curar sin tratamiento alguno.
Sé que se pueden aliviar los molestísimos síntomas o efectos secundarios de algunos tratamientos.
Sé de la lucha de la medicina alternativa, para instalarse oficial y legalmente en la sociedad, con profesionales preparados, y titulados por La generalitat de Catalunya. Hace pocos años, se inició un proceso de evaluación a profesionales de este tipo de medicina, para evitar tanto fraude que hay detrás de estos tratamientos, y que los mismos pudieran ofrecer servicios, legales y regulados. No sé lo que ocurrió, pero de la noche a la mañana todo quedó parado.
Personalmente, utilizo "Cantharis" para problemas de cistitis, y muchísimas veces, evito el tratamiento antbiótico (no siempre).
Sé que la industria farmacéutica, en su momento quiso evitar que, en las herboristerías se vendiera "Ginkgo Biloba", para comercializarlo ellos en exclusiva. No lo consigueron, pero ahora, este producto también se vende en farmacias con el nombre de "Tanakene".
No hay milagros, pero negar (por parte de los médicos) que la medicina "alternativa" natural y homeopática, tiene resultados favorables para muchas enfermedades, es como poco, un error.
Lo que hace falta es que se reconozca su efectividad en muchas facetas de algunas enfermedades, y que se exija un nivel y una titulación, para poder ejercerla.
Esto "no interesa" y como pasa con otras cosas, se ejerce mal, y sin control.
Josep, perdona la extensión de este comentario.
Una abraçada.

xavier pujol ha dit...

Penso que el millor és combinar la medecina convencional, amb les plantes i altres recursos.No es pot menystenir la investigació científica.

Josep ha dit...

No hi ha res que es hagi de disculpar, tot al contrari ho has dit i fet molt bé, inclús dóna la sensació que ets una persona molt relacionada amb aquests tema. Penso que efectivament tant un com l'altre un moment o altre han de parlar seriosament de tot això. Perquè la medicina hi ha molts i molts fàrmacs que estan basats de les plantes, però una cosa és el senyor que pensa que prenen infusions o menjant 30 o 40 llavors de Goji diàries es curarà del càncer. Tenen un problema seriós a l'Africa, que és nostre també, no tan sols d'ells, i de veritat enviant sacs sanses de llavors no farem res. Repeteixo, col·laboració mútua si, però sense donar masses il·lusions a ningú. Només has de veure el blog del senyor Pàmies, i veuràs que la gent que contesta amb il·lusió la majoria dóna noms de plantes del seu país dient que això o allò també va bé. Montse, moltes gràcies pel teu comentari, sempre tan ben rebut.


Una abraçada.

Josep ha dit...


Xavier, la meva dona coneixia a una velleta que era trementina- ire, que ja de gran va posar una botiga a Salta Eulàlia, aquesta botiga encara ara funciona i la duu la seva neta. Aquesta trementina -ire baixava des de Bellver de La Cerdanya, i era un pou de saviduria. I si, tant com dic un moment o l'altre tots dos hi hauran de està d'acord que es pot fer amb cada una de les seves coses. De totes maneres actualment no si per segons quines coses la Medicina Natural cura. Jo, i això també ho diu Montse més aviat ajuda per segons quines coses. Però curar, actualment no. I fer servir el pensament il·lusori encara menys.

Gràcies, Xavier