dijous, 14 d’agost de 2014

“Preguntas de un obrero ante un libro” Bertolt Brecht



“Las revoluciones se producen en los callejones sin salida.”
BB
Mi recuerdo a uno de los más grandes escritores alemanes en el aniversario de su muerte.
“Refugio nocturno”
Me han contado que en Nueva York
en la esquina de la calle 26 con Broadway
se pone cada atardecer un hombre
durante los meses de invierno
y, pidiendo a los que pasan,
consigue un techo para que pase la noche
la gente desamparada que allí se reúne.
Con eso no cambia el mundo
no mejoran con eso las relaciones entre los seres humanos
no es ésa la forma de acortar la era de la explotación.
Pero algunos hombres tienen cama por una noche
se les abriga del viento durante toda una noche
y la nieve a ellos destinada cae en la calle.
No abandones el libro, tú que lo estás leyendo.
Algunos hombres tienen cama por una noche
se les abriga del viento durante toda una noche
y la nieve a ellos destinada cae en la calle.
Pero con eso no cambia el mundo
no mejoran con eso las relaciones entre los seres humanos
no es ésa la forma de acortar la era de la explotación.
Bertolt Brecht

“Preguntas de un obrero ante un libro”

Tebas, la de las Siete Puertas, ¿quién la construyó?
En los libros figuran los nombres de los reyes.
¿Arrastraron los reyes los grandes bloques de piedra?
Y Babilonia, destruida tantas veces,
¿quién la volvió a construir otras tantas? ¿En qué casas
de la dorada Lima vivían los obreros que la construyeron?
La noche en que fue terminada la Muralla china,
¿adónde fueron los albañiles? Roma la Grande
está llena de arcos de triunfo. ¿Quién los erigió?
¿Sobre quiénes triunfaron los Césares? Bizancio, tan cantada,
¿tenía sólo palacios para sus habitantes? Hasta en la fabulosa Atlántida,
la noche en que el mar se la tragaba, los habitantes clamaban
pidiendo ayuda a sus esclavos.
El joven Alejandro conquistó la India.
¿Él solo?
César venció a los galos.
¿No llevaba consigo ni siquiera un cocinero?
Felipe II lloró al hundirse
su flota. ¿No lloró nadie más?
Federico II venció la Guerra de los Siete Años.
¿Quién la venció, además?
Una victoria en cada página.
¿Quién cocinaba los banquetes de la victoria?
Un gran hombre cada diez años.
¿Quién pagaba sus gastos?
Una pregunta para cada historia.

Bertolt Brecht

2 comentaris:

Franziska ha dit...

He tenido hace muy pocas un librito con poemas y algunos pensamientos de este hombre cuyo gran mérito fue hacerse preguntas como esas en momentos en que no estaba aceptado que nadie pusiera objecciones al mundo en el que se vivía.

Esta es sotra iniciativa por la que hay que felicitarte muy efusivamente.
Las voces valientes que defienden la dignidad de los hombres. no deben ser olvidadas.

Adelante con tus iniciativas, es justo que alguien no olvide y que nos recuerde a los demás lo que no debemos olvidar.

Un abrazo. Franziska

Venus ha dit...

Quede reflejada mi admiración por este dramaturgo y poeta alemán.
Un petó.