dijous, 21 d’agost de 2014

És una activista cambodjana en favor dels drets humans.// Es una activista camboyana en favor de los derechos humanos.


Necessito canviar-vos.
Poques frases me’n semblant mai tant revolucionaries com les que he llegit en un diari de fa uns anys enrere, El Periódico, on la periodista Ana Pastor té una conversa em una dona extraordinària. És diu 
Somaly Mam.
“Diu entre moltes altres coses: «Necesito cambiaros, que no sintáis placer al pegar a una mujer»
Senzillament, així de fàcil, i anaven dirigides a un auditori de militars, que entre alguns d’ells es trobaven gent que l’havien violat i pegat. Res més ha dir.
Quan era adolescent (i com és propi i necessari a aquesta edat) vehement i una mica radical, cada vegada que tenia connexament d’alguna barbaritat comesa en contra de les dones, cridava airada: "tendríamos que ir un ejército de mujeres y acabar con eso"


Ella pensava que ser derrotats per les mateixes dones, suposaria un plus d’humiliació per aquells que les depreciaven, i una dosis d’orgull per tantes que havien acabat per interioritzar les seves mentires, repetir-les moltes vegades i transmetre-les a les seves filles
Era una venjança cruel i satisfactòria. Viure uns quants anys t’he tempera i en el millor dels cassos et fa una mica més savi. Rebaixes les expectatives sobre tot i tots, fins que arriba una dona com Somaly Mam


Necessito canviar-vos, necessito canviar-vos!!. Aquesta frase dóna moltes voltes en el meu cap.
Em fa veure que la venjança tal vegada aplaqui l'ànima pròpia per un temps, però si de debò vols aconseguir caviar la vida dels altres has de fer alguna cosa bastant més difícil.
Ella sap que per salvar a aquests milers de nenes de la prostitució i donar-los una oportunitat com a ser humans se les ha d'educar, a elles i els seus torturadors.
I aquests és un canvi permanent i contagiós. Un canvi definitiu i inseparable.
Aquesta és la invasió de dones que necessita el món.
Hi ha preguntes que necessites ser fetes perquè és imprescindible difondre respostes com aquesta.
PD: ahir o avui un altra dona ha estat o estarà assassinada per ser mestra, Per ensenyar a les nenes, Es deia 
Shahnaz Nazli.


[Aquí, en el nostre país  també passa, crec que ja portem 36 dones mortes]

Gràcies Somaly. Gràcies Ana.



 Pocas frases me han parecido nunca tan revolucionarias como la que he leído en la conversación que Ana Pastor ha mantenido con una mujer extraordinaria. Se llama Somaly Mam.

«Necesito cambiaros, que no sintáis placer al pegar a una mujer»

Así. Esas sencillas palabras dirigidas a un auditorio de militares entre los que se encontraban algunos que la habían violado y golpeado. Nada más que añadir.

Cuando era adolescente, (y como es propio y necesario en la edad) vehemente y un tanto radical, cada vez que tenía conocimiento de alguna barbaridad cometida contra las mujeres, gruñía airada: "tendríamos que ir un ejército de mujeres y acabar con eso". Pensaba que ser derrotados por las propias mujeres, supondría un plus de humillación para aquellos que nos despreciaban y una dosis de orgullo para tantas que habían terminado por interiorizar sus mentiras y repetirlas en sus hijas. Era una venganza cruel y satisfactoria.

Vivir unos cuantos años te atempera y en el mejor de los casos te hace un poco más sabio. Rebajas tus expectativas sobre todo y todos, hasta que llega una mujer como Somaly.

Necesito cambiaros, necesito cambiaros. Esa frase da vueltas en mi cabeza.

Me hace ver que la venganza tal vez aplaque el alma propia por un tiempo pero si de verdad quieres lograr cambiar la vida de los demás has de hacer algo mucho más difícil. Ella sabe que para salvar a esos miles de niñas de la prostitución y darles una oportunidad como seres humanos hay que educarlas, a ellas y a sus torturadores. 
Y ese es un cambio permanente y contagioso. Un cambio definitivo e imparable. Esa es la invasión de mujeres que necesita el mundo.

Hay preguntas que necesitan ser hechas porque es imprescindible difundir respuestas como esta.

PD: Hoy otra mujer ha sido asesinada. Por ser maestra. Por enseñar a las niñas. Se llamaba Shahnaz Nazli. Hoy otra vez. Gracias Somaly. Gracias Ana.

En España me parece que en fecha de hoy han muerto 36 mujeres

16 comentaris:

Miquel ha dit...

Te aseguro que no entiendo esto de la violencia de género.
No me entra en la cabeza. Uno se puede separar, que no siendo agradable es la solución que queda para no vivir siempre con ese malestar por parte de ambos.
Todos nos equivocamos y el error se divide al 50% .
salut

Bruixeta ha dit...

La violència de genere és, de lluny, una de les pitjors lacres d'aquest mon. El que més por en fa és que conec nanos de vint i poc anys per els qui menysprear una dona és el més normal del mon i quant una d'elles els hi planta cara la tracten de... bé que més don el adjectiu que l'hi donin, tot és prou fastigós.
Una abraçada

Josep ha dit...

Es verdad, Miquel, de la forma que lo ves seria idilico, y de hecho hay muchas parejas que son y lo hacen como muy bien dices, incluso una vez lei de una periodista que decia a raiz de su separación que era feliz porque aunque se habia terminado el amor, habian aprendido a crecer juntos.
Pero esto abarca mucho más, y este es el problema. En mi modesta opinión ya crece en las escuelas, aquí mismo, es el dominio lento pero efectivo del niño sobre la niña.
La violencia de género es un problema que puede incluir asaltos o violaciones sexuales, prostitución forzada, explotación laboral, el aborto selectivo en función del sexo, violencia física y sexual contra prostitutas, infanticidio femenino, tráfico de personas, violaciones sexuales durante período de guerra,1 ataques homofóbicos hacia personas o grupos de homosexuales, lesbianas. Y esto es lo que ocurre en lugares donde su "religión" acompañada del machimo, que parece que vaya acompañado de su ADN pasan estas cosas.
SAlut.

Josep ha dit...

Bruixeta, des del primer moment que el noi li diu a la seva parella "amb mi no surts amb aquesta faldilla" o "tu a callá"la noia ja tindria que posar -se en guàrdia sobre aquests noi, però el problema tot i ser com dius tu de greu, es fa infinitament més gran en aquests països. Perquè de ven petites o ja les venen o les prostitueixen, moltes vegades per costums familiars, o per màfies estranyes. I encara sort que aquí on és ella no fan aquella barbaritat de l'ablació, o altres.

Un petó

Venus ha dit...

Sí, gracias Somali, y gracias Ana por esta entrevista, no la vi en su momento.
Como la mayoría, no puedo entender como en el siglo XXI puedan ocurrir semejantes crímenes. ¿Qué estamos haciendo mal? Muchas cosas seguro, y desde todos los ámbitos. Recientemente hemos tenido ocasión de escuchar verdaderas barbaridades desde altas instancias, de la Iglesia y del estado. Es un tema que me produce un gran dolor, y por supuesto el mayor rechazo!!!
Una abraçada, Josep.

Josep ha dit...

Aunque cerremos los ojos, que es lo que hacemos, lo único que conseguimos es hacerlo más grande y peor. Hay muchísimos paises que la mujer no es absolutamente nada. Yo publique no hace mucho :"Pruebas de virginidad para comprobar la “pureza de las jóvenes" Evidentemente esto es falso, por lo cual se impide a aquella joven a mantener unas relaciones sexuales siempre que ella lo desee. Siempre y todo a favor del machista. Es así, Venus.
Muchas gracias.
Una abraçada.

Venus ha dit...

Me he quedado en el umbral de el problema, por no hacerlo muy largo. Sin minimizar en nada, lo que ocurre en países como España en el tema de la violencia machista, quiero apostillar lo que dices Josep. Son muchas las zonas del planeta en las que se cometen las mayores vejaciones a las mujeres (ya las has enumerado tu)y eso no se puede cambiar de un plumazo, pero sí se puede ayudar, y mucho con mujeres como y hombres como Somaly. Y con menos también se podría luchar...Pero el mundo, sea por "Es un tema cultural" o "Son mafias muy bien organizadas", puñeta, vamos todos a luchar para que esto, al menos, nunca vaya a más!!!
Un petó,

Josep ha dit...

Venus, pienso que detrás de esto que les llaman "religiones" se esconde un machismo increible. la ablación, la sumisión más absoluta, incluso la forma de pegar y de matar, asesinar, mejor dicho..es algo que según ellos forma parte de sus tradiciones y que hasta sus propias madres o hermanas lo toleran y lo practican.
Una abraçada.

Loreto Giralt Turón ha dit...

Algunes persones, cruels, quan se senten malament amb elles mateixes ataquen als més dèbils -dones, infants...-. Potser podríem intentar que no veiessin a les dones dèbils, de fet no ho són.

Josep ha dit...

Doncs mira, Loreto, de debò que aquesta proposta teva jo també havia pensat en ella, però perquè té que se la dona la que sempre hagi de ser ella la que faci alguna cosa. Ella és la víctima sempre, no la culpable. L'altre dia sortia l'alcalde de Valladolid fen una de les seves, i un altre polític (dels d'ell, clar) li donava la raó. No, de cap de les maneres. No es pot permetre res. Començant pels nens, i en mots casos fins i tot segons quines mares, perquè sembla que ho transportin com una herència. Moltes gràcies i benvinguda.

Venus ha dit...

Ayer comentábamos, lo de este político, que daba la razón al alcalde de Valladolid y decíamos (mis hijas y yo), exactamente lo mismo que dices tú en tu anterior comentario. "No se puede permitir de ninguna de las maneras". Si se permite es porque son de la misma opinión!!
Un abrazo Josep,

Franziska ha dit...

La verdad es que esto es peor aún que lo que pasa aquí aunque lo que ocurre en España tiene bemoles.

La verdad, todos los hombres no son iguales como tampoco lo somos las mujeres, pero es que hay dentro del género masculino muchos ejemplares que enloquecen -aunque sea de forma transitoria- y no me parece que sea por amor sino por un odio que rebasa todos los límites...y lo más chocante es que ni siquiera se quieren a sí mismos porque no reparan en destruir su propia vida: el camino que eligen
para vengarse no tiene ningún sentido: el suicidio o la cárcel.
Y todo por una cuestión de amaor propio: "Ésta no se ríe de mí, antes la mato". Creo que tomar cartas en el asunto sería tratar estos problemas en la escuela: la asignatura más importnte es enseñar a ser persona, a respetar a los demás, a no poner nuestro amor propio en cosas que cuando las hacían los hombres, no tenían una importancia mayor, se cansaban de una mujer y se buscaban otra.

El tema de que sea una asignatura en la educación de nuestros nietos, aún estamos a tiempo de pedir a los poderes políticos que lo incluyan en sus programas de gobierno. Creo que es necesario enfrentarnos con este problema, toda la sociedad, hombres y mujeres de buena voluntad, hay que cambiar el modo de pensar. Porque nadie tiene adquirido el derecho de ser dueño de nadie. Estamos de acuerdo ¿no es verdad?

Muy buen tema, como todos los tuyos. Un abrazo. Franziska

Josep ha dit...

Si, Venus, totalmente de acuerdo. Y añado que en el caso de ser una autoridad, como puede ser un político o un obispo (sacerdotes nunca que yo sepa)y obispos los de siempre...
Tolerancia cero, pero inmediatamente, y luego no valen las justificaciones ni hacer ver que el otro lo ha interpretado mal, porque sinó aquel "personaje" no solo se crece en los insultos, sinó que fomenta la violencia.
En el mismo caso tenemos a los obispos, que estos no solo incuvan el machismo sino también el odio hacia el homosexual. Otra forma de violencia.
Una abraçada.

Josep ha dit...

Claro que estamos de acuerdo, Franziska, no podía ser de otra forma. Educación y educación, porque es verdad que aun aquí en este país que creemos que lo tenemos prácticamente superado no es cierto. "La maté porque era mía" aun es vigente. Como también lo es el hecho de que para acceder a un puesto de trabajo tengan que demostrar más que el hombre y a menos precio, aunque no se quiera reconocer!
Esta asignatura que dices, creo que ya estaba en la ley para la ciudadanía (si no me equivoco) y se retiró, con lo único que se ha conseguido es volver a retroceder unos cuantos años más.
Un abrazo.

Venus ha dit...

Sacerdotes también Josep, aunque no considero a éste como representativo del resto de sacerdotes,la inmensa mayoría son personas que ejercen con la mayor dignidad su elección de vida.

El párroco de "Canena" municipio de Jaén, en una misa de comunión con niños, dijo: «Antes el hombre se emborrachaba y pegaba a su mujer, pero no la mataba, porque había principios cristianos»

Estoy segura de que ahora lo recuerdas.

Un beso.

Josep ha dit...

En un tema como este nos tenemos que implicar todos, Venus. Sacerdotes incluidos. Ya se que no son demasiados los obispos que actuan de esta forma, pero la propia Iglesia no lo tendría que permitir. Nada! Una frase dicha como esta que citas no tendrá nunca el mismo eco que si la dice un ciudadano de a pie. Precisamente la labor de la Iglesia a de ser de amor.
Una abraçada.