dilluns, 17 de febrer de 2014

Las ratas

La imagen es el óleo “Dos ratas” de Vincent Van Gogh

“Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres.”

Henrich Heine

Recordando al gran poeta alemán en el aniversario de su muerte.

“Las ratas errantes”

Hay dos clases de ratas:
las hambrientas y las hartas.
Las hartas se quedan a gusto,
pero las hambrientas van por el mundo.
Recorren miles y miles de millas,
sin pausa, sin descansar.
No tuercen el rumbo en su marcha,
ni vientos ni lluvias las pueden parar.
Escalan las alturas,
los lagos a nado cruzan.
Muchas se ahogan o quedan desnucadas.
Las vivas dejan muertas a las abandonadas.
Tienen estos bichos
terroríficos hocicos.
Llevan cabezas rapadas, iguales,
bien radicales, bien raticales.
Las jaurías radicales
no saben nada de Dios.
Su prole no llevan a bautizar,
las hembras son propiedad comunal.
No quieren más que comer y beber
la muchedumbre ratil y carnal.
Mientras están comiendo y bebiendo, no piensan
que nuestra alma es inmortal.
Esta raza salvaje
no teme a los gatos, no teme al infierno.
Nada suyo tiene, no tiene dinero
y el mundo quisiera repartirlo de nuevo.
¡Dios santo! Las ratas errantes
se acercan a nuestra región.
Avanzan. Las oigo chillar.
Su número es legión.
Estamos perdidos, ¡ay!
ante las puertas ya están.
Menean la cabeza alcalde y senado,
a nadie se le ocurre un recurso adecuado.
Los burgueses empuñan las armas,
los curas tocan las campanas.
Peligra el santuario
del Estado decente que es la propiedad.
Ni las oraciones, ni las campanadas,
ni los ampulosos decretos del senado
ni los numerosos cañones pesados,
buenos muchachitos, les valdrán de nada.
Las mallas verbales tampoco ayudarán
de las oratorias sin actualidad.
No se atrapan las ratas con trampas silogísticas,
ellas saltan sobre las más sutiles sofísticas
El estomago hambriento admite solamente
sopa de lógica con albóndigas concluyentes,
sólo razones de vacas asadas
con citas de embutidos acompañadas.
Un mudo bacalao, con bastante manteca,
a los rojos radicales contenta
mucho mejor que un Mirabeau
y todos los tribunos después de Cicerón.



Henrich Heine
Traducción de Elisabeth Siefer
Poema original en alemán
“Die Wanderratten”
Es gibt zwei Sorten Ratten:
Die hungrigen und satten.
Die satten bleiben vergnügt zu Haus,
Die hungrigen aber wandern aus.
Sie wandern viel tausend Meilen,
Ganz ohne Rasten und Weilen,
Gradaus in ihrem grimmigen Lauf,
Nicht Wind noch Wetter hält sie auf.
Sie klimmen wohl über die Höhen,
Sie schwimmen wohl durch die Seen;
Gar manche ersäuft oder bricht das Genick,
Die lebenden lassen die toten zurück.
Es haben diese Käuze
Gar fürchterliche Schnäuze;
Sie tragen die Köpfe geschoren egal,
Ganz radikal, ganz rattenkahl.
Die radikale Rotte
Weiß nichts von einem Gotte.
Sie lassen nicht taufen ihre Brut,
Die Weiber sind Gemeindegut.
Der sinnliche Rattenhaufen,
Er will nur fressen und saufen,
Er denkt nicht, während er säuft und frißt,
Daß unsre Seele unsterblich ist.
So eine wilde Ratze,
Die fürchtet nicht Hölle, nicht Katze;
Sie hat kein Gut, sie hat kein Geld
Und wünscht aufs neue zu teilen die Welt.
Die Wanderratten, o wehe!
Sie sind schon in der Nähe.
Sie rücken heran, ich höre schon
Ihr Pfeifen – die Zahl ist Legion.
O wehe! wir sind verloren,
Sie sind schon vor den Toren!
Der Bürgermeister und Senat,
Sie schütteln die Köpfe, und keiner weiß Rat.
Die Bürgerschaft greift zu den Waffen,
Die Glocken läuten die Pfaffen.
Gefährdet ist das Palladium
Des sittlichen Staats, das Eigentum.
Nicht Glockengeläute, nicht Pfaffengebete,
Nicht hochwohlweise Senatsdekrete,
Auch nicht Kanonen, viel Hundertpfünder,
Sie helfen Euch heute, Ihr lieben Kinder!
Heut helfen Euch nicht die Wortgespinste
Der abgelebten Redekünste.
Man fängt nicht Ratten mit Syllogismen,
Sie springen über die feinsten Sophismen.
Im hungrigen Magen Eingang finden
Nur Suppenlogik mit Knödelgründen,
Nur Argumente von Rinderbraten,
Begleitet mit Göttinger Wurst-Zitaten.
Ein schweigender Stockfisch, in Butter gesotten,
Behaget den radikalen Rotten
Viel besser als ein Mirabeau
Und alle Redner seit Cicero.
Henrich Heine
*La imagen que encabeza el post es el óleo “Dos ratas” de Vincent Van Gogh



Christian Johann Heinrich Heine, nacío en Düsseldorf, Alemania, el 13 de diciembre de 1797.
Está considerado el último poeta del Romanticismo y al mismo tiempo su vencedor, conjura el mundo romántico y todas las figuras e imágenes de su repertorio para destruirlo.
Concedió al idioma alemán una elegante sencillez nunca antes conocida; fue en algunas ocasiones querido y a veces temido debido a su comprometida labor como periodista crítico y político, ensayista, escritor satírico y polemista.
Debido a su origen judío y a su postura política, fue constantemente excluido y hostigado.
Hoy día pertenece a los más traducidos y mencionados poetas del idioma alemán.
Murió en París, 17 de febrero de 1856.
“La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.”

“Dios me perdonará: es su oficio.”

“El que piensa en la muerte está ya muerto a medias.”

Tomado de http://bitacoras.com/http://trianarts.com/
fotos de internet.  será retirado a petición

26 comentaris:

gianna ha dit...

en argentina "ser rata" es el peor insulto que te pueden decir.
Es ser avaro, tacaño, sin códigos, tratar de tener mucho sin gastar un peso.
Las ratas acumulan y no comparten.
Un beso

Josep ha dit...

Amiga, Gianna, creo que entre ratas no hay mucha diferencia. Si por aquí se usasen pesos, pues pesos acomularian.
Un beso

sa lluna ha dit...

Per tot on passen fan pudor i això que porten corbata. Un bon raticida necessitem, però un que no els faci immunes.

Aferradetes :)

sentir1907 ha dit...

Si si yo creo que rata es en todos los sitios practicamente igual ¡¡
Saludos ¡¡¡

Miquel ha dit...

El primer verso es simplemente genial, vale para todo lo demás.


Hay dos clases de ratas:
las hambrientas y las hartas.
Las hartas se quedan a gusto,
pero las hambrientas van por el mundo.


Salut

xavier pujol ha dit...

Moltes vegades les rates fartes s'han menjat el que havia de ser per les famolenques.
Com l'home que és un llop per a l'home.

Fita

Josep ha dit...

Sa lluna, no vull fer-ho molt tècnic però aquests “bichus” sí que moren, però el verí s'ha de canviar tot sovint. Aquesta immunitat podria ser deguda a una mutació del gen que sintetitza l'enzim atacat pel raticida.

D'altra banda, les rates tenen mecanismes biològics per comunicar-se unes a les altres davant de la presència d'un tòxic.
Això últim ho estem vivint ara mateix, no trobes?

Una abraçada.

Rodericus ha dit...

El problema con las ratas que caminan erectas a dos patas, es que nunca se sacian con nada. Nada delata su condición, visten trajes elegantes, usan buenas fragancias tremendamente caras para disimular su hedor. Pero se las conoce por el rastro de destrucción y de miseria que dejan tras ellos.

Un abrazo

Bruixeta ha dit...

Es la bestia més fastigosa que he conegut, sobre tot les que van encorbatades

Josep ha dit...

José Manuel, sabes que ocurre? Mira, conocía a un señor que tenia una empresa que fabricaba la materia prima para hacer el veneno Como a mi me gusta mucho aprender cosas de los laboratorios me contaba como lo hacían para cambiar el veneno (Es muy largo y quizás no te interese conocerlo) pero las ratas se reproducen a una velocidad increíble, y circulan por todos los sitios. Nada más te diré que la gestación de la hembra dura de 20 a 21 días con 8 a 12 nidadas por año. Cada nidada posee de 8 a 12 individuos con una supervivencia de 10 a 22 individuos por hembra al año. Pues ves calculando amigo.
No nos damos cuenta porque no las vemos, ni a ellas ni los señores que continuamente tratan de eliminarlas.

Como tampoco podemos DE MOMENTO eliminar las ratas que están en la superficie y llevan unos cochazos que los pagas tu, yo, y el “más pintao” Esperemos poder eliminar a todas las ratas.
Un abrazo.

Josep ha dit...

Miquel, estoy de acuedo. Las que estás hartas son las que no conocemos. Las otras no nos las podemos quitar de encima, o no sabemos, o no queremos, o tenemos miedo, o...

Salut.

CCB-Sarment ha dit...

Un poema excel·lent d'un gran poeta romàntic, que des del seu exili a París va poder conèixer gent com Saint-Simon, el socialista utòpic, o Karl Marx. Avui es compleixen 158 anys de la seva mort; no és una xifra rodona, però sempre és bo de recordar un poeta. Gràcies.

El poema de les rates, magnífic. M'ha fet pensar en un d'Albert Vidalie, "Les loups", que cantava Serge Reggiani. Aquí la pots recordar, escoltant-la i llegint-la:
http://lachanson.blogspot.com.es/2010/10/serge-reggiani-les-loups.html

Gràcies, Josep.

Manuel Valero Ribes ha dit...

Hola Josep. El poema fantástico y como dicen algunos de los compañer@s que te comentan hay ratas y ratas...!!! El único remedio contra las ratas que conozco, fábula o leyenda, es contratar El flautista de Hamelín que con su música no las extermina, pero se las lleva todas juntas a lugar desconocido.

Alfonso Robles Motos ha dit...

No et sembla Josep que les tres rates amb corbata, tenen paregut el rostre, amb tres politics que fan la punyeta a tothom. Mira-ho bé.
Bona nit i un abraço.

KRT ha dit...

Perdona Josep, sense voler he enviat el meu comentari des d'un altre usuari. On firma "CCB-Sarment" havia de dir "KRT", que sóc jo.

Josep ha dit...

Xavier, tens tota la raó. Què ho facin les rates ho puc entendre, però que siguem nosaltres és molt i molt trist.

Moltes gràcies. Una abraçada.

Josep ha dit...

Rodericus, exacto, y cuando ya están saciadas, que para esto ha de pasar mucho tiempo entonces dejan paso a las proximas generaciones. Lo que no se es si a la tumba se llevan los trajes.

Un abrazo.

Josep ha dit...

Aaaah, Bruixeta, les que van encorbatades acostumen a ser les pitjors;aquestes enganyen molt. No ten refiïs. Una vegada van inventar un compta que es deia "la rateta que escombrava l'escaleta"

No és veritat, ho van fer perquè creguéssim que eren bones. Ara passa igual.
Una abraçada.

Josep ha dit...

CCB, jo el coneixia per les seves frases, més que per les poesies. Ahir parlaven d'ell a la ràdio. Això em va donar peu per fer el post. El resultat és que veig que estem tan desmoralitzats que tots hem comparat les rates amb aquests personatges que coneixem tan bé. Si fóssim en una situació de normalitat penso que aquesta situació no s'haguera produït. La poesia és molt bona.
"Los sabios emiten ideas nuevas; los necios las expanden."

Moltes gràcies.

Una abraçada.

Josep ha dit...

Manuel, es verdad, el único que sería capaz de solucionar este problema sería este buen señor de Hamelín, pero me parece que solo le harian caso unos cuantos. Como si fuera un indignado más.
Cuando medio mundo ya pertenece a esta estirpe es muy dificil de solucionar, no cres?
Una abrazo.

Josep ha dit...

Si, Alfons, ja ho he vist, fins i tot n'hi ha una d'elles que porta faldilles, el que passa és que la taula ho tapa. Maleïts siguin!

Una abraçada.

Josep ha dit...

KRT, no passa res, ja està solucionat. La culpa la té Blogger.

Moltes gràcies.

Manuel Valero Ribes ha dit...

Creo que ese lugar desconocido que fueron a parar todas las ratas del Flautista es un lugar llamado Iberia...!!!
Salud... Josep.

Josep ha dit...

Vamos a ver...,vamos a ver... Iberia, iberia..podría ser, uuuuummmm. Una marca de televisión de los años 55 a los 60? No!
Una Compañia de Aviación? Tampoco!.
Una parte de “Terra Mítica”. Zaplana ya sabe los Kilómetros cuadrados que tiene, quien sinó lo puede saber.
Aaaaaah, claro!! Iberia! Es el nombre con que los griegos conocían desde tiempos remotos lo que hoy llamamos Peninsula Ibèrica. Este nombre me gusta.
Un abrazo, Manuel.

Loreto Giralt Turón ha dit...

Doncs em fan molt més fàstic les rates amb corbata que les peludes

FG ha dit...

Si t'he de ser sincera, les rates que van ben vestides i encorbatades, són molt més perilloses que les que es veuen venir i surten de les clavegueres, per que són així i punt, en canvi les altres, sí, les de dues potes i poc cervell acostumen a enterbolir tot alló que toquen i acaben per podrir-ho tot.

Com sempre, un post d'alló més encertat.

Petons!!!