dimarts, 25 de febrer de 2014

Evolandia o cómo ver Operación Palace sin rasgarse las vestiduras

Soportamos las mentiras, pero no toleramos la ficción. Ficcionar un hecho histórico no es lo peor que un programa de televisión puede hacer. Incluso podría decir que no es necesariamente malo. La ficción de Operación Palace no ha sido ni más ni menos que un juego televisivo muy bien pensado y realizado. Un programa casi perfecto. Uno de esos productos televisivos a los que Jordi Évole nos tiene acostumbrados. La verdad es que no entiendo las críticas y entiendo menos a los que las hacen. Dicen que no les parece serio lo que ha hecho Évole. Que no les parece bien que se "juegue" con un hecho histórico tan grave. Y yo me pregunto entonces ¿Qué es lo que tenemos que hacer? ¿Quizás construir un monumento al 23-F y no tocarlo nunca, ni nombrarlo, ni citarlo, ni hablar jamás de él? ¿Eso sería más progresista y más moderno? Me suena a lo mismo que dijo el ex Ministro Eduardo Serra, quien afirmó que no debían abrirse las fosas donde yacen miles de víctimas inocentes del franquismo, asesinados por defender el Estado de derecho (la República) del que él habló en el programa. El prefería que no se abrieran porque según él no merecía la pena, porque siempre había que ir hacia delante y no mirar tanto hacia atrás, afirmó.
Lo que hizo Évole fue construir una ficción, no una mentira. Mentiras son las que cuentan la mayoría de los informativos de las televisiones de este país, que en lugar de contar las cosas tan graves que están pasando en España desinforman y ficcionan la realidad a su antojo. Y digo ficcionar por no decir que mienten como bellacos, construyendo una realidad paralela, un "Mundo feliz" desde el que manipularnos, para que tengamos la sensación de que no pasa nada. Para que no conozcamos el enorme número de personas que están perdiendo sus puestos de trabajo. Para que no sepamos cuantas personas están perdiendo sus casas o para mantenernos ignorantes y pasivos sobre los muchos derechos que todos estamos perdiendo a marchas forzadas con cada nueva ley de este Gobierno. Un Gobierno que podríamos definir sin paliativos ya, tras más de dos años de destrucción masiva, como de ultra derecha. Si hasta a Marine Le Pen le parece excesivamente restrictiva la Ley del aborto que pretende imponer Gallardón con la complacencia de la mayoría del PP...

El Gran Wyoming lo explica muy bien al comenzar cada día su programa El Intermedio: "Ya conocen las noticias, ahora les contaremos la verdad". Pero la verdad en España es un bien muy caro y eso es lo que Évole, con sutileza e inteligencia, ha tratado de explicarnos. Sólo que muchos de nosotros somos tan burros que no somos capaces de entenderle de tan acostumbrados a la manipulación como estamos.
A muchos televidentes, a muchos ciudadanos (o al menos a unos cuentos) no les ha gustado nada lo que hizo Évole al "jugar" con el 23-F y sin embargo muchos de ellos -y de nosotros- soportamos estoicamente las mentiras que a diario ofrecen los informativos de TVE, los de Telemadrid o las que decían en la Televisión valenciana. Soportamos las mentiras que dicen los políticos. Soportamos los sueldazos que cobran los mismos banqueros que nos han llevado a la ruina. Soportamos los privilegios de la Familia Real y sus turbios negocios. Soportamos hasta el vómito la chulería de Gallardón o la violencia del Ministro del Interior que está provocando docenas de muertes de inmigrantes en Ceuta. Soportamos los maltratos de la policía cuando nos manifestamos en nuestras calles. Soportamos a una alcaldesa "cup of coffee" que acaba de convocar un concurso internacional para reformar de nuevo la Puerta del Sol de Madrid (que fue reformada hace bien poco) y de esa forma evitar que los ciudadanos puedan usar la plaza para manifestarse. Soportamos los áticos comprados de forma poco transparente. Soportamos que nuestros políticos tengan dinero en Suiza, sin que además sepamos de dónde ha salido este dinero y soportamos que el partido que Gobierna nuestra nación se haya estado financiando presuntamente con dinero cobrado mediante comisiones durante años y años y que muchos de sus dirigentes, a los que se les llena la boca con las palabras "recorte" y "austeridad" hayan estado cobrando presuntamente durante años sobresueldos sin que millones de indignados se echen a la calle para pedir, cómo mínimo, sus cabezas.
Los españoles somos unos seres que parecemos de otro planeta y así nos va. Somos capaces de soportar que nos vejen, nos insulten, nos manipulen, nos engañen o nos roben y sin embargo no soportamos que un genio de la televisión, como sin duda lo es Jordi Évole, cree una ficción televisiva sobre un intento fallido de golpe de estado llamado 23-F. Su programa Operación Palace, queridos amigos, sólo ha sido la demostración palpable de que nos preocupa más el mundo de la ficción que el de la realidad. Es más yo diría que vivimos en un mundo de ficción que ha usurpado la realidad, de tan surreal como resulta todo lo que está sucediendo desde hace años en España. Quizás por eso haya tantas personas ofuscadas con el programa. Pero Operación Palace sólo pretendía hacernos ver cuan fácil es manipular a una sociedad. Cuan fácil es engañar desde la televisión, como realmente hacen tantos y tantos todos los días, pero los malos además tratando de convencernos de que lo que dicen es verdad, de una manera interesada.
Sin embargo lo que Évole hizo no fue engañarnos, porque casi desde el minuto uno se vio que aquello no iba de engaño, sino de juego "Wellesiano" siguiendo el modelo de La guerra de los mundos, pero además dándonos pistas para que supiéramos que el camino no nos llevaba a la realidad, sino a Evolandia. Lo que él hizo sólo fue hacer buena televisión. Como demuestra cada domingo a las 21:30 desde la Sexta con Salvados. Una joya televisiva que ningún español decente e inteligente debería perderse. Un programa que me aporta el oxígeno necesario para soportar las mentiras que dicen el resto de cadenas (sobre todo los informativos, pero no solo) durante la semana. Enormes mentiras que, estas sí, pocos se atreven a denunciar.
Pablo Peinado

11 comentaris:

Miquel ha dit...

Cada uno de los presentes tiene una manera diferente de opinar sobre lo que aparentemente vio.
!) De entrada diferenciar lo que es el hecho televisivo (la puesta en escena) de la información. Un 10 para la puesta en escena Y no se puede puntuar la información porque no la hubo. Fue una obra de teatro.
2) Dicen que no les parece serio lo que ha hecho Évole. Que no les parece bien que se "juegue" con un hecho histórico tan grave. Y yo me pregunto entonces ¿Qué es lo que tenemos que hacer? ¿Quizás construir un monumento al 23-F y no tocarlo nunca, ni nombrarlo, ni citarlo, ni hablar jamás de él? ¿Eso sería más progresista y más moderno? ...
¿ Quién lo dice ? eso lo segundo, yo no escuché a nadie que lo dijiera. Hay a quien le parece bien y a quien no se lo parece. A mi amigo Antonio Martín, primer alcalde del Prat elegido democraticamente y del PSUC, (ya fallecido) y pasando ese día vicisitudes en la Facultad de Derecho, doy fe, le hubiera tocado la fibra el programa.

3)Lo que hizo Évole fue construir una ficción, no una mentira.
Lo que hizo Evole fue una obra de teatro con la convivencia de un trio que se prestó al juego de la audiencia del Sr Évole, que es lo que al fin y al cabo se buscaba.

4)Mentiras son las que cuentan la mayoría de los informativos de las televisiones de este país, que en lugar de contar las cosas tan graves que están pasando en España .
¿ Quién lo ha puesto en duda ?
Y es por eso que de el Sr Evole se espera que investigue y aporte luz de un hecho que sucedió 7 años después del garrote vil a una persona. Eso se espera, y no una serie interminable de inventos para tener a la audiencia sentada frente al televisor...para después contarles que todo eso es teatro, tan teatro como lo que se presenta cada día en el telediario, pero él, con su obra ganó audiencias.

5)Soportamos las mentiras, pero no toleramos la ficción.
Eso es la opinión del que escribe, no la mía. y yo tengo derecho a soportar lo que me venga en gana y a estar en desacuerdo absoluto con una persona que NO SOLO NO aportó nada, nada, sino que confundió a todos. Todos.

Gracias por prestarme el espacio de tu página para expresar mi opinión
Salut


Josep ha dit...

Miquel, pues claro que estás en tu derecho de no gustarte, faltaría más. Mucha gente cuando se dio cuenta de que aquello era ficción (que ya lo iban diciendo) cambió de canal, por lo cual la audiencia bajó. Además iban dejando pistas, concretamente 10 en todo el programa. A nadie engañaron Miquel. Todos podiamos cambiar de canal y sin embargo yo lo vi todo. Aqui se quiso demostrar que durante muchos años muchos "escritores" han vendido lo que pasó aquel dia y la gente lo creyó. Igual que se han hecho muchos documentales y también se han creido, pero ni unos ni otros decian que era ficción y esto gustaba y vendia sin pegas de ninguna clase. Todos estos también nos han mentido igual que hacen los telediarios y sin embargo no protestamos, pero si lo hemos hecho cuando un señor hace esto, te dice es es ficción y nos enfadamos.
Miquel, de nuevo reitero que si, que tu tienes todo el derecho a soportar lo que me venga en gana, pero no todos son como tu, y Evole no engañó a nadie.
Siento mucho que todo esto te llevara a otros tiempos, a mi me pasa igual cuando veo que tiene que ser Argentina quien se ocupe de algo que me da vergüenza que no se haya hecho aquí hace muchos años. Y cuando veo a las hermanas de Puig Antich igual.
Miquel, no has ocupado ningún espacio, de verdad que me gustan tus opiniones, que no siempre tienen que coincidir.

Salut.

Miquel ha dit...

Yo conozco personalmente a la tercera de las hermanas de Puig Antich, (trabaja en el Clínic)...
En fin, en fin..
Yo vi el programa empezado, vine tarde a casa, y lo pesqué por la mitad , por eso no me enteraba de que iba...Y pienso que tampoco me hubiera enterado si lo llego a ver desde el principio.
Un abrazo muy fuerte.
Salut

Rodericus ha dit...

Coincido contigo en casi todo, y el asunto lo voy a tratar en un próximo "post" en mi blog.

Ya que has citado a la familia real y sus turbios asuntos, te dejo un pequeño regalo, un enlace que ampliará un poco más el "tema" :

http://www.elespiadigital.com/index.php?option=com_content&view=article&id=4624&Itemid=62

La realidad, siempre es bastante mas cutre de lo que imaginamos.

Un abrazo.

Josep ha dit...

Miquel, pienso que si tu lo ves desde el principio hubiese sido otra cosa. Entonces, es posible que hubieses cambiado de canal y ya está o lo hubieses visto todo, y tomado por lo que era.
Yo entendí de este programa que todo vale si se consigue lo que se quiere, nos gobiernan, nos roban, no engaña y nos idiotizan. Spain is diferent, sin duda alguna.
Me consta, y a ti seguro que tambien que muchos esa noche salieron escopetados incluso fuera del país, que se quemó documentación por pánico en algunos hogares, que se sufrió lo indecible por gentes que veían peligrar de nuevo su libertad de pensamiento y otros, yo uno de ellos estaba acojonado y pensando en amigos mios que podian tener problemas
En un país donde nos están vacilando a diario los políticos. Donde se dan varias versiones de lo acaecido con los inmigrantes según van conociéndose mas datos y no nos preocupa, pero sí nos escandalizamos de que a un futbolista se le de una patada y como es famoso van los diarios llenos. Donde a diario aparecen nuevos casos de corrupción y nuevos ladrones pero nos hemos acostumbrado a ello. Donde impera el tu mas, y el “yo la tengo más larga”. Sin querer ver las vergüenzas de cada uno.. está claro que un experimento como el realizado por J. Évole no es entendible. No estamos preparados para ello. Una pena. Ahora entiendo que tenemos lo que nos merecemos. Pero no por ti, al contrario. Dudo que ahora, sobre todo los que no lo han vivido, entiendan lo que significaba aquello que pretendían los que estuvieron detrás de ese atentado a la democracia. Ahora bien, si la democracia es acostumbrarnos a que los políticos se lo lleven a manos llenas. Me sabe mal que pongan a parir a Évole cuando a sido el que destapó lo del “metro” de Valencia y tantas cosas más. Cuando pasó lo de Valencia y muchos otros lugares nos creimos lo que nos dijeron, siendo mentira, y ahora que él personalmente dice que es ficción lo crucificamos. Y si esto lo edita y no dice que es ficción esto se vende Miquel, esto se vende.

Salut

Josep ha dit...

Rodericus. Publica y damos tu opinión, seguro que lo comentamos. Ahora voy a ver el enlace que nos ofreces.
Gracias.
Saludos.

Alfonso Robles Motos ha dit...

Josep, como programa de televisión, de entretenimiento, parece impecable. Quizás no estemos acostumbrados a este tipo de espacios. Recuerdo cuando el estreno de “La cabina” de Mercero, que mucha gente la vio con angustia, pues no sabía si era realidad o mentira. A mí, viendo la emisión televisiva de Jordi, también me recordaba a “la guerra de los mundos”.
Ahora bien, hay que tener en cuenta que para muchos de los que vivimos el suceso, fue una noche dura y angustiosa. No ha pasado tanto tiempo para que no la recordemos, aún, con cierto miedo, más con las medidas que este gobierno pone en práctica. No sé si Jordi Evole habría hecho el programa de haber vivido la aciaga noche.
Hay otra cuestión, para mí es importante quién hace la película. Évole se ha ganada un prestigio haciendo programas de investigación. Atrevido, muy serio y documentado, por lo cual se le admira. Su nombre al frente de una emisión nos predispone a ver una presentación independiente y comprometida con la verdad. Tratando de descubrir verdades ocultas, buscando desenmascarar a aprovechados y defraudadores. Así, en él, muchos han depositado su confianza, a sus ojos se ha hecho creíble, vamos, un adalid de la verdad, por lo que ese espacio no se lo esperaban. Incluso, puede que a partir de ahora, ante una nueva emisión suya, se pregunten si es verdad lo que cuenta o invento. Igual si el programa lo hubiera hecho cualquiera de los impresentables de las tardes televisivas, hubiéramos dicho: ¿De qué va este?
También podemos sacar conclusiones adecuadas: ¿sabemos lo que se tramó, negoció, se ocultó, mientras duró el secuestro? ¿El papel del rey fue tal como se ha contado? La emisión es ficción, pero ¿el pueblo sabe realmente lo sucedido?
Una abraçada Josep.

Bruixeta ha dit...

Jo el vaig veure el dilluns al mati a través de la web de la sexta, així que ja sabia que en trobaria. No, no en va agradar gens ni mica, però no pel fet de que no avisessin de que era una ficció, això jo ja ho sabia i per altre banda hi havia detalls que ho deixaven clar . Ningú se’n recorda de l’Anna Balletbò, la diputada socialista a qui els colpistes varen deixar sortir per que estava en avançat estat de gestació de bessons, i que va ser la persona que va intentar avisar al Rei? Dons durant el reportatge no se l’anomena ni mitja vegada i crec que tothom de certa edat, recordem veure-la sortir del Congrés i les seva explicació de la trucada que fa a Zarzuela. ( Jo ho recordo perfectament i només tenia quinze anys )
No m’agrada el fet de que persones influents, que en aquell moment estaven al mig del merder organitzat per els colpistes (Zaragoza, Sabino Arana, Rojas Marcos....) s’avinguessin a fer tal pantomima, on la figura de Suarez – qui ens agradi o no ha estat un dels politics més importants d’Espanya – surt bastant mal parada i crec que no s’ho mereix. Aquesta es una de les raons per que el reportatge d’Evole no en va agradar gens ni mica. N’hi ha d’altres, però totes més o menys van per el mateix camí.

Josep ha dit...

Alfons, te aseguro que yo también recuerdo lo acojonado que estaba y lo mucho que pensaba en amigos que podían tener serios problemas en caso que les hubiera salido bien. Y que ojalá nunca se repita algo semejante porque aunque fue una chapuza podía salir bien. Este programa no es que me gustara especialmente, pero entendí que era una ficción como la de ORSON WELLES en la guerra de los mundos, pero con la diferencia que aquí estamos tan acostumbrados a poner la mejilla en los engaños y mentiras constantes que el día que no lo hacen nos cabreamos.
También podemos sacar conclusiones adecuadas: ¿sabemos lo que se tramó, negoció, se ocultó, mientras duró el secuestro? ¿El papel del rey fue tal como se ha contado? La emisión es ficción, pero ¿el pueblo sabe realmente lo sucedido?
Que clase de broma es que en el debate posterior al”reportaje” el ex ministro Serra nos diga que hay cosas que no se nos puede explicar? Acaso somos unos niños? Por qué nos dicen que dentro de unos 50 años dirán la verdad? Si ya estaremos muertos y a nuestros hijos no les importará nada.
Claro que tampoco sabemos cual es el día que no nos engañan. Ayer, después de años el Millet (el del caso Palau) tenía el juicio, pues va y según dicen se rompe el fémur y hasta finales del 2015 no habrá de nuevo el juicio. Nadie sabe si es verdad o no. Y esto es lo que entiendo de Évole. Él no nos engañó nos dijo que era una ficción y lógicamente no podía decirlo al principio a pesar de que hubieron 10 pistas para que supiéramos que aquello no era verdad. Alfons, cuantos libros se han publicado y vendido y el escritor se ha inventado toda la historia diciendo que era verdad. Y los periódicos, las televisiones y radios Yo sinceramente, suponiendo que Évole nos hiciera daño prefiero este antes que el mentiroso vendedor de novelas, o documentales, que también los ha habido diciendo que es verdad. Por supuesto que seguramente el equivocado soy yo porque veo por todas partes las criticas que le están haciendo y muy pocos piensan como yo.
De todas formas te aseguro que tenga o no tenga la misma opinión te aseguro que estoy contento porqué afortunadamente aun quedamos personas que podemos decir lo que pensamos.

Alfons, una abraçada molt gran.

Josep ha dit...

Bruixeta, t'entenc perfectament i sento molt què et sentissis malament en veure que ningú es va recordar de l'Anna Balletbò, jo si i per sempre, però entec què ella no podia sortir em el què va fer Évole. Jo entenc que es tractava d'una ficció i com a tal no hi cabien ells. En Suarez tampoc, però no per res sinó pel fet que això no era una història verídica sinó una manera de fer-nos veure com ens enganyen contínuament i no diem res, i en canvi quant diuen que el que em vist no és cert ens molestem. Ens sentim enganyats.

No va ser una mentira. Mentires són les què expliquen en els informatius de les televisions d’aquest país, què en lloc d’explicar les coses greus que estan passant, desinformen al seu gust.

Suportem les mentires que diuen els polítics. Suportem els “calers” que cobren i se’n duen els banquers que ens en portat a la ruïna. Suportem la xuleria del Gallardón. I la mala fe del Wert amb el tema del Català. La violència si surts al carrer, al teu carrer; i el ministre del Interior amb els immigrants de Ceuta. I els madrilenys pot ser que suportin que modifiquin la Puerta del Sol perquè la gent no es manifesti allà. Ah!, la idea és de la senyora del "cup of coffee”.
Durant molts anys molts “escriptors han escrit llibres (jo en tinc un ) i ens en dit mil cosses del 23 F, i no ens hem enfadat per l'enganyifa, però ho fem em el Évole que ens diu què allò no és cert i què ens despertem d’una vegada. Bruixeta, crec de debò que on ens d’enfadar es quant després del reportatge tipus “ORSON WELLES en la guerra de los mundos”
el senyor Serra, ex ministre va dir què hi ha coses que no es poden dir. Que vol dir que no es poden dir? És que som nens?
Bruixeta, estic content de què m'hagis escrit i portat la contra. Sempre he dit que els blocs són per això. No per dir “que bonito que te ha quedado”
I per últim pensa que aquell dia tan trist per a tots jo estava acollonit, per la meva família i per molts amics què ben segur que hagueren tingut problemes bastant seriosos.
Moltes gràcies Núria, una abraçada

Bruixeta ha dit...

Recordo l’esglai del meu pare per certs amics que també haguessin pogut tenir problemes si el Cop d’Estat hagués triomfat.
I entenc el que Evole va voler fer, però en va deixar un mal regust de boca. Jo sempre he estat de ERC, però se reconèixer la valia d’un polític del partit que sigui i crec que Suarez va ser un dels més importants en la política espanyola, va jugar un paper complicadíssim en un entorn molt delicat i en aquest reportatge queda com un titella —o al menys aquesta impressió en va quedar a mi — I això es una de les coses que més critico a Evole, ja que crec que no es just per Suarez. Cert és que va aconseguir demostrà el que tu, amb tot l’encert dius, ens enganyen a diari tal com volen i moltes vegades ens quedem sense saber la veritat.
Una abraçada Josep