dissabte, 2 de novembre de 2013

usar la ciencia para justificar prejuicios


¿Que quereis  que haga? Hay cosas que de entrada  me cabrean.  Me fastidia la manipulación, la falsedad  o, como mínimo, la falta de rigor. Me fastidia que utilicen presuntos estudios científicos para vender ideología. Me fastidia más si la ideología es cavernícola. Y me fastidia del todo si el estudio ni siquiera afirma lo que dicen que dice.  El otro dia, en La Razón, tropecé con una noticia que contenía todos y cada uno de estos ingredientes concentrados en un ejemplo magistral de cómo usar la ciencia para justificar prejuicios parecidos freudianos o algo parecido.

Si, si ya se en lo que estais pensando...

La noticia aparecía en la sección de "Ciencia " (¡ay Señor!) y en el título se leía:"Un estudio confirma que la mujer es capaz de hacer dos cosas a la vez" . A continuación, una foto de una señora trabajando en la cocina, que podia ser barriendo, hacer la cama o fregando el suelo. Tanto da, como es una mujer... Y en el pie de foto escriben: "En una cocina hay que aprender hacer muchas cosas a la vez".

Entonces tienes que decidir  si  reir  o seguir con el cabreo . Y como este tipo de actitudes no merecen que se dedique demasiados esfuerzos ni tiempo para cabrearse,  hago un esfuerzo y escojo la risa. Y no debería hacer más caso. Tendría que   hacer “clic” y cambiar de periodico pero me puede la curiosidad y decido seguir el hilo de la información. De donde lo han sacado y que decía exactamente el estudio? Más o menos el trabajo que el presunto periodista debería haber hecho y que , evidentemente no se ha tomado la molestia de hacer. 

Siguiendo un par de enlaces llego al artículo original,  publicado en " BMC Psychology ", y enseguida veo que el resumen del trabajo los autores ya avisan que " ... la falta de estudios empíricos sobre las diferencias de género en cuanto la multitarea hacen que haya que ir con mucho cuidado con las generalizaciones ". Una sugerencia que, obviamente, ha ignorado el que escribió la noticia.
El estudio no es demasiado difícil de entender. Cuando se habla de multitarea se puede hacer referencia a dos situaciones. En un caso puede ser ir haciendo diferentes actividades más o menos seguidas y mezcladas, pero no simultáneamente. El ejemplo que ponen los autores es el de la secretaria que responde al teléfono, revisa la agenda, envía un fax y atiende a las visitas. Hace de todo, pero no lo hace simultáneamente. La otra posibilidad es hacer dos tareas, en principio sencillas, pero que si las queremos hacer simultáneamente no lo conseguimos. Si queremos dibujar un círculo con una mano y una línea recta con la otra, descubrimos que es extraordinariamente complicado de hacerlo bien sin un cierto entrenamiento.

Los autores han hecho dos experimentos, uno para cada situación. En el primero, era una versión sofisticada del juego " ... Pablo ha dicho". Aparecían unas instrucciones en la pantalla. Si aparecían por la mitad superior debían hacer algo, si aparecían por la parte de abajo tenían que hacer otra. Simplemente tienes que pensar un momento antes de hacerlo. Fácil, pero nunca sabes por dónde saldrá el siguiente y que tendrás que hacer. Los investigadores medían como se alargaba el tiempo de respuesta en comparación a cuando sólo había una opción. Y en eso encontraron que el retraso en la reacción era mayor en los hombres que en las mujeres.

En el otro experimento tenían tres tareas por resolver. Identificar unas señales en un mapa, hacer unos cálculos matemáticos sencillos y especificar un camino para localizar unas llaves perdidas. Esto debían hacerlo mientras por teléfono les iban haciendo preguntas tipo "¿Cuál es la capital de Francia?. "En este experimento, las mujeres obtuvieron mejor puntuación, pero sólo en el problema de "encontrar las llaves" en el resto no hubo diferencias . (Y, de hecho , las diferencias observadas eran significativas, pero realmente pequeñas).

¿Qué conclusión sacan los autores? Pues juiciosamente comparan sus resultados con los de otros estudios realizados por otros autores que encontraron que eran los hombres los que obtenían mejores puntuaciones. La conclusión final es que posiblemente sí hay diferencias entre géneros a la hora de hacer multitareas, pero que no se puede generalizar y que seguramente en determinados tipos de multitareas un género se desarrolla mejor, mientras que en otros experimentos será otro género el  que ganará. Y por supuesto, las diferencias no son tan grandes como para empezar a generalizar. Un detalle, este, que remarcan explícitamente.
Por tanto, el titular debería ser "Tanto hombres como mujeres pueden hacer dos cosas a la vez, con pequeñas diferencias que dependen de la clase de cosas que se trate".
Y para elegir la foto, el diario podrían haber escogido una mujer haciendo cirugía , dirigiendo una empresa o comandando la Estación Espacial Internacional. Todos son ejemplos de actividades multitarea que mujeres y hombres han demostrado que pueden hacer indistintamente. De hecho, el pie de foto dice poco de la noticia pero mucho de la ideología de quien lo ha elegido.


El texto de BMC Psychology lo he traducido con un traductor. Pido disculpas si alguna cosa  he tenido que rectificar de dicho traductor.
La foto es del diario La Razón. será retirada a petición

13 comentaris:

Miquel ha dit...

jajajajajaja
y el estudio lo hizo una mujer mientras leía 50 sombras de Grey ¡¡
jajajajajajaja

salut
Cuando se hace una cosa se ha de estar por lo que se hace.
Dos cosas a la vez no salen bien...

jajajaja

Josep ha dit...

Me hizo mucha gracia, porque siempre que hacen según que estudios siempre es una mujer la agraciada. Y fíjate que siempre la "pintan" barriendo, fregando, parece que no haya otras profesiones.

Salut.

Mª Trinidad Vilchez ha dit...

Eso son tonterías, a veces yo, hago tres cosas a la vez.

Un abrazo Josep, tú siempre defendiendo el machismo, pero si lo hay es porque esa mujer lo acepta, así de claro, yo como soy tan libre en ese aspecto, ni me lo planteo de verdad, y respecto al comentario de Miquel, se pueden hacer dos cosas a la vez, y bien hechas, se nota que es hombre...Ja,ja,ja...!!!

Un petonas JOSEP, y Bon diumenge.

gianna ha dit...

gracias Josep, realmente es una letra hermosa. Cada vez que escucho Mediterraneo de Serrat, me pongo a llorar, porque mi papá era genovés y fue marinero, amaba el mar.
Hice una entrada con la letra que me mandastes pero con una foto del mar argentino, es más fuerte que el de uds.
un beso

Loreto Giralt Turón ha dit...

S'avorreixen molt els que encarreguen aquests estudis...

KRT ha dit...

Yo nunca he podido tocar el clarinete mientras nadaba, ni tampoco nadar mientras traducía del japonés al ruso... Claro que no sé ni ruso ni japonés ni nadar ni tocar el clarinete!
En serio, Josep, tienes toda la razón. Lo triste es que al final todo es siempre ideología... Qué pena.

Helena Bonals ha dit...

Jo he de fer dues coses a la vegada, a la feina de la biblioteca, treball intern i atendre els usuaris. I em costa molt!

Josep ha dit...

El que fan és dormir molt, Loreto.

Josep ha dit...

Tienes razón, peró a igualdad las señoras tampoco pueden tocar el clarinete mientras nadan, ni tampoco nadar mientras traducia del Japonés al Ruso claro que yo al igual que tu no se ni Ruso ni Japonés pero si que nos pueden ganar en trabajos que ellas hacen y nosotros no.

Gracias

Josep ha dit...

Mari Trini. Tu si que puedes hacer tres cosas a la vez pero a igualdad de condiciones con un hombre los dos hareis lo mismo.Y me molesta mucho que utilizen a la mujer con un trabajo, cuando hablan de mujeres no hablan de grandes astronautas, grandes politicas que no sean la Merkel.
Un beso.

Josep ha dit...

Gianna cuando necesites cualquier cosa de Serrat avisame. Te lo mandaré en seguida.

Un beso

Josep ha dit...

A un home li costarà igual que a tu, Helena, sempre i quant ell tingui la mateixa intel·ligència que tu. Un home i una dona poden fer el mateix.
Un petó.

Francesc Cornadó ha dit...

No es poden fer varies coses al mateix temps: no es pot entendre el mal negoci de la história i al mateix temps ser optimista; no es pot creure en l'amor com a redempció i, al mateix temps, substituir la raó per les emocions; no es pot tenir confiança en el gènere humà i atiar, al meteix temps la intolerància...
Salut
Francesc Cornadó Estradé