dilluns, 12 d’agost de 2013

Un cel de plom


He terminado de leer ““Un cel de plom” (Un cielo de plomo), la traducción al castellano es Cenizas en el cielo
Me gustaría no contar más de lo que debo, aunque de verdad sería necesario, aunque fuese con la sola voluntad de llegar a las nuevas generaciones  Si no conocen el testimonio de Neus Catalá, les invito a buscar los documentos que ella misma escribió (están todos en la Asociación Amical de Ravensbrück) o a leer esta  novela Es una imprescindible vacuna contra el olvido y la ignorancia. Y, por tanto, contra la banalización de algunos conceptos tan repetidos últimamente.
El relato de la estancia en el campo sobrepasa los límites de lo que deberíamos entender por valores humanos. No se puede comprender cómo los humanos podemos llegar a extremos como los que se vivieron en los campos de exterminio nazis. Tratadas como bestias y en condiciones que ningún ser vivo debería pasar nunca, aquellas mujeres vivieron al borde del precipicio, siempre encima  de un hilo de vida en un "no-mundo", un lugar real y al mismo tiempo imposible, inimaginable, donde llegaron después de cinco días agotadores de viaje sin paradas, desde Limoges hasta Ravensbrück. Vejadas, humilladas, mal alimentadas, esterilizadas, pocas sobrevivieron. A “Un cel de plom” (Un cielo de plomo), se da testimonio de todo lo que pasó en aquellos lugares, con el objetivo de que no se vuelva a repetir, y también con el objetivo de dar visibilidad a unas víctimas que demasiado a menudo no tienen. En la década de los ochenta, Montserrat Roig escribió un libro clave para comprender el horror del fascismo en general y del nazismo en particular: “Elscatalans en els camps nazis” (Los catalanes en los campos nazis). En plena investigación, los testigos que habían encontrado eran todos masculinos y negaban la presencia de mujeres en los campos de exterminio. 92.000 en el que murieron justo en Ravensbrück.


De la estancia en los campos se desprende también la enorme capacidad de superación de los seres humanos, el indescriptible coraje para aferrarse a la vida y contar lo que las compañeras muertas ya no podrán decir a nadie. Explicar el horror y hacerlo entender a las generaciones futuras, este ha sido y es todavía el objetivo de Neus Catalá. Canciones, juegos, solidaridad y humor asoman como un rayo de luz dentro de la oscuridad de Ravensbrück, para demostrar que en el estercolero más apestoso y puede crecer una flor.
..cuando se llevaban a una compañera muerta de una celda todas nos acercábamos a las rejas y empezábamos a cantar La Marsellesa...


Neus Catalá, superviviente, y su hija Margarita también es un ejemplo de lucha por la memoria de lo que vivió su madre, no en vano, para siempre será "hija de deportada". Un día, mirando el documental para la televisión, toda la familia pudo constatar y conocer el horror de los campos nazis. Al verlo, el hijo menor pidió a su madre: "Madre, es por eso que gritas por las noches?".
Pero de todo el libro, más allá de los detalles escabrosos del trato inhumano de las SS con las presas, lo que más destacaría es la lección de coraje y coherencia de Neus  Catalá: en primera instancia para luchar contra Franco, después contra los nazis desde la resistencia, y finalmente para esparcir por todo el mundo su vivencia y devolver el mundo a una paz justa y sincera que hermane pueblos y personas en igualdad de condiciones, con justicia y con dignidad.

Os lo recomiendo. Conocer la historia de Neus Catalá  nos hará crecer y, a pesar de todo, nos hará ver que la utopía siempre es posible. Basta creer,como ella ...

Fotos de internet. Serán retiadas a petición.

13 comentaris:

KRT ha dit...

He llegit ‘Els catalans als camps nazis’ de Montserrat Roig, i ‘K.L.Reich’ d’Amat Piniella, i el ‘Diari’ d’Anna Frank, i ‘La indagació’ de Peter Weiss, i ‘Si això és un home’ de Primo Levi, i ‘El nen del pijama de ratlles’ de John Boyne, i he vist pel·lícules com aquesta del pijama, o ‘Vencedores y vencidos’, o ‘La llista de Schindler’, o ‘El pianista’, o ‘La vida és bella’… Però quan vaig estar personalment a Mauthausen, no hi havia paraules per descriure allò que coneixia pel llibre d’Amat: l’entrada, les escales de la pedrera, els barracons, el crematori, l’exposició de documents de presoners (molts amb cognoms catalans i espanyols)... No sé si tindré força per llegir ara el llibre que recomanes. Segur que és duríssim també.

Però aquestes coses no es poden deixar oblidar. Després, com bé dius, ve la banalització (i reapareixen grups neonazis arreu: també a França i a Rússia, i aquí!). Gràcies per ajudar-nos a recuperar (o a no perdre) la memòria.

Miquel ha dit...

La buscaré en la biblio, gracias por la reseña.
Salut

gianna ha dit...



Es triste saber que hubo y hay personas que con solo tener una ideología política o religiosa distinta al gobierno de turno son encarceladas, y sufren todo tipo de tortura y vejámenes.
Ojalá que este testimonio en este libro ayude de una vez por todas se termine con eso.
un beso

Josep ha dit...

No, no cal que llegeixis cap més KRT. Ni tan sols feien falta tants llibres després de veure un camp de extermini. Crec que descartant "El nen amb pijama de ratlles" i "La vida és bella" que crec que aquestes dues si són novel•les, els altres son molt tristos. Jo també he llegit els mateixos, fins i tot n'hi ha un que era del meu sogre. Li va regalar un amic seu que havia estat maqui igual que ell. És un llibre francès, només són fotos i es diu "Deportació", son de gent que feien fotos per ensenyar-les si podien sortir d’allà. Un dells va se el fotògraf català Francesc Boix. És cert que cada vegada hi ha més nazis a tot arreu i no s’hauria de permetre, o en tot cas denunciar-ho. És clar que en això de permetre i denunciar aquí tenim el cas molt recent de la dona que regalava medalles als de la División Azul. No és va fer res. És va perdre una oportunitat d'or.

Josep ha dit...

Miquel, creo que tu eres una persona que tampoco le hace falta leer este libro, pero si tiene que servirte para tus alumnos hazlo sin dudarlo. Ya verás que no es una novela , sino la vida de Neus Catalá en el campo de exterminio, relatada a mi parecer muy bien por la escritora Carme Martí.
Hay como mínimo una generación que, o no sabe, o pasa de saber que ocurrió, y lo más grave son dos cosas, una la que dice KRT,que vuelve haber de nuevo estas ideas en muchos lugares del mundo, y segundo que hay quien dice o cree que esto nunca ocurrió.

Salut.

Josep ha dit...

Gianna, yo no se si se puede considerar como un partido político, a pesar de que se hacían llamar nacionalsocialismo. Adolf Hitler, el Führer (líder) del partido Nazi, formuló y articuló las ideas que llegaron a conocerse como la ideología nazi. Se consideraba a sí mismo un pensador profundo y riguroso y estaba convencido de que había encontrado la clave para comprender un mundo extraordinariamente complejo. Creía que las características, actitudes, habilidades y comportamientos de una persona estaban determinados por su presunta constitución racial. Desde el punto de vista de Hitler, todos los grupos, razas o pueblos (usaba esos términos indistintamente) poseían rasgos inherentes e inmutables que se transmitían de generación en generación. Ningún individuo podía superar las cualidades innatas de la raza. Toda la historia humana podía explicarse en términos de la lucha de razas. Gianna, que te voy a contar de esta gente cuando igual que aquí y sobretodo en Barcelona los ha habido, y muchos, con el beneplácito de las dictaduras. Y no solo eran judíos, eran gitanos, homosexuales, polacos, republicanos… Esta mujer, Neus Catalá dio al mundo lo que el mundo no sabía. 92.000 mujeres muertas por no ser lo que ellos pretendían. Afortunadamente ha podido vivir para contarlo, como las fotografías de Francesc Boix o libros escritos por Montserrat Roig buscando por todas partes personas que habían pasado por este infierno.
Pero creo que los humanos no aprendemos nunca.
Millones de personas asesinadas y parece que de nuevo resurge esta gente.

Un beso.

sentir1907 ha dit...

Me han aconsejado este libro , voy a tener que leérmelo a la " fuerza " jejeje
Saludos ¡¡

Josep ha dit...

José Manuel, yo de ti no lo compraría por "la fuerza" ni porque te lo digan ni nada de nada. Si lo compras ha de ser porque tu quieras comprarlo, nada más. Yo por lo menos haria esto, puedes estar bien seguro. De todas formas si no lo quieres comprar con leer los comentarios de todos ya tienes bastante, más lo que yo he escrito, que ni más ni menos es la vida de estas mujeres. En concreto de esta mujer que tiene 96 años y aun va por los institutos y universidades hablando de la libertad. Como así lo prometió ella y todas las que se salvaron.
Es un gran testimonio colectivo sobre la deportación de las mujeres
Fue un campo de concentración pero no el peor campo que los alemanes instalaron por que era una campo de trabajo y no de exterminio. No era de exterminio, pero mataron a 92.000. Menos mal!! Aquí se instalaron fábricas que solo de saber su nombre te cagarias en la madre que los parió!.
Aquí enseñaban también a las mujeres verdugos, y quien crees que eran las mujeres que servian para que practicasen las "alumnas"?
Como Inma Gresse o Dorothea Binz que luego fueron tristemente célebres, o los médicos que practicaban las más terribles pruebas con seres humanos...
lo que realmente importa, José Manuel, es que nadie lo tome a broma, porque si te fijas estas cosas a veces van a más, como ahora está pasando, en Rusia, en Francia, y aquí.

Un abrazo

KRT ha dit...

En castellano lo ha publicado Roca Editorial. Carme Martí: Cenizas en el cielo (2012)

Hada Isol ♥ ha dit...

Ojalá pudiera conseguirlo al libro,ya sabes que no tengo recursos ,lo pondré en esa inmensa lista de libros que busco en mis cumpleaños y buscaré lo que encuentre de ella en internet para conocerla.Que triste no? que la humanidad ante una diferencia de pensamiento o credo sea capaz de dañar de tal modo,y lamentablemente se repiten en pequeño y en grande sucesos desafortunados comandados por el odio ,la intolerancia,la incomprensión,hay que leer y conocer las experiencias de quienes sobreviven para intentar que no pase,un abrazo Josep y buen día!

Josep ha dit...

Isabel, tu y yo ya sabemos quienes son esta gente, además tanto en tu país como en Barcelona ha habido muchos camuflados, o quizás no, pero estaban.... Hoy mismo ha muerto uno con casi 90 años. No me acuerdo el país donde vivía pero ni siquiera se había cambiado el nombre.
No es el único libro que leo de Neus Catalá. En el año 1977, otra catalana, Montserrat Roig, escribió, y creo fue el primer libro sobre este tema : “Els catalans en els camps nazis” (Los catalanes en los campos nazis). Mis padres fueron a comprarlo y estaba la escritora. Cuando ella lo iba a firmar mi padre se puse a llorar porque cuatro amigos de él habian muerto en Mauthausen y estaban allí escritos. El libro se lo regaló.

Creo que necesitamos aprender que las guerras y el genocidio no es un fenómeno extraño y lejano, sino el ejemplo de una amenaza que no hemos logrado garantizar que no volverá a pasar. Per ello es necesario seguir leyendo e informándonos e informar a todos, sobre todo, reflexionar mucho más y actuar en consecuencia. Isabel lo estamos leyendo en los periódicos. En Rusia, Francia y aquí mismo están de nuevo.
Aquellos republicanos que pillaron la guerra civil, el franquismo y el nazismo no fue nada fácil la vida cotidiana.
Neus Catalán es la última catalana superviviente del campo de exterminio de Ravensbrück (campo de la muerte, como lo llama ella). Su vida fue una lucha constante. Sus ganas de lucha con la resistencia la llevaron a hacerse cargo de una colonia de 182 niños con los que emprendió un largo viaje al exilio desde Barcelona hacia Francia.
A pesar de los intentos de pasar desapercibida colaborando con la resistencia junto con su hombre, Albert, fueron capturados. Sus vidas fueron separadas de repente, y Neus Catalán fue deportada a campos de Ravensbrück y Holleischen sin saber dónde estaba Alberto.
Sus ganas de vivir consiguieron su propia supervivencia dentro de los campos de la muerte. Pensaba en Albert, en los Guiamets (donde nació), en la familia y los recuerdos de la infancia para mantenerse viva, y así mismo intentaba no pensar en nada para sobrevivir.
Por otra parte aprendió a querer, a amar a las otras mujeres de la celda. Convivieron en hermandad y todas cuidaban de todas tanto como podían. En muchas ocasiones vio morir a otras compañeras y eso las hacía desfallecer, pensar en la muerte y quiso dejar atrás la vida.
Un cielo de plomo es una novela que pone realmente la piel de gallina en muchísimas ocasiones. Cuando ve la mujer electrocutada en las vallas por no querer colgar a una compañera suya, cuando ve su amiga abierta en cruz, mientras un “medico” hacia experimentos con ella, cuando explica las sensaciones experimentadas en el campo .. son tantas las ocasiones que no se pueden seguir contando.
Un beso.

Montse ha dit...

Ostres, quina casualitat! Me'l van regalar fa un parell de mesos... així, "perquè sí", sense cap motiu. I el vaig posar a la pila, pensant que potser no el llegiria, o no de seguida.

Després de la teva recomanació, segur que la llegeixo (però potser encara no... abans n'hi ha unes quantes)

Avui he acabat "Suite francesa", d'Irene Némirovsky. I avui mateix, he començat "El baile", de la mateixa autora.

Autora recomanada!

Josep ha dit...

Montse, ja veus que no ho explico, però ja pots fer-te càrrec de què es tracta i com ho explica. Et comento això perquè escullis un moment en què puguis llegir-lo, és molt dur, com pots imaginar.
Bon estiu.

Un petó.