dimarts, 30 de juliol de 2013

Eivissa (Ibiza) 2009


A medianos de enero se encienden los almendros y los limoneros de la Isla, los días crecientes aumentan su luz y los pájaros barruntan la primavera. El tiempo alterna claros oscuros con soleados días, algún chaparrón testimonial y mas pájaros haciendo un alto en su volar migratorio. Todo es armonía en la Naturaleza.
Cada amanecer alguien pone las pequeñas calas para ti, y además te regalan el murmullo de las pequeñas olas.


Las aguas que bañan las Pitiusas y los islotes esconden una extraordinaria riqueza submarina.
La excelente visibilidad (hasta 50 metros) y la variedad de paisajes y especies hacen de los fondos marinos de Eivissa (Ibiza) uno de los escasos rincones mas bien conservados del Mediterráneo.
El barrio de Dalt Vila de Eivissa, el recinto amurallado de la ciudad, tradicionalmente llamado Dalt Vila, fue fortificado por Felipe II para proteger la ciudad de ataques de Otomanos y piratas.
El recinto amurallado de Dalt Vila tiene cinco puertas de entrada. La puerta principal, situada frente al barrio marinero de la Marina, nos recibe tras subir una pendiente y pasar un puente levadizo, lo que se denomina Portal de “Ses Taules” flanqueado por dos estatuas romanas. Atravesando esta puerta, entramos al Patio de Armas y, desde aquí, se accede a la Plaça de Vila, centro vital del barrio y punto de partida para subir hacia los baluartes. Desde los baluartes se tiene una maravillosa vista sobre la bahía, “Ses Salines” e incluso la isla de Formentera. Recomiendo subir hasta la plaza de la catedral desde donde se divisa la cúpula de la iglesia de Santo Domingo (s.XVI).



 También aquí encontraremos el Museo Arqueológico de Eivissa que posee muchas piezas importantes de la época en que Cartago dominaba el Mediterráneo. Junto al Museo Arqueológico encontramos el Puig des Molins, la necrópolis más grande y mejor conservada de la cultura fenicio-púnica, con más de 3.000 tumbas. Es la mejor colección de restos púnicos del mundo. El recinto fortificado de la ciudad de Ibiza fue declarado en 1999 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Esta declaración también incluyó la necrópolis del Puig des Molins, el poblado fenicio de sa Caleta y las praderas de posidonia del Parque Natural de Ses Salines.
Cuando ya habíamos visitado toda esta maravilla, conocí a un señor. Al principio solo se trataba de un saludo, mientras esperaba a unos amigos muy importantes.


Pero del saludo pasemos a una conversación, o mejor dicho, a un monologo por su parte.  Jamás lo olvidaré. Yo solo le pregunte como se llamaba y la edad que tenía. Soy pescador y picapedrero. Es como si estas dos cosas fuesen su nombre y su edad. Supongo que tendría entre 75 y 80 años, pero esto no importa. Lo que vale es escuchar la sabiduría que le da la vida.
-¿Te gusta nuestra tierra?
-¡Si, mucho ¡
-Pues nos lo compran todo. Vienen de muchos lugares y no nos respetan, compran y ensucian.
Vienen de la Península y de otros lugares. Traen su lengua, la imponen y nos quitan la nuestra. La de nuestros muertos.
Más de una vez aquel pescador y picapedrero hubiese hecho una huelga de hambre como protesta a tanto desmán.
-Solo le contesté que tenía razón, y que era muy afortunado porque él aun veía un árbol donde en realidad hay un hotel, muy bonito...pero un hotel. Y que también podía ver las gaviotas en su lugar -el mar-. No como en la mayoría de lugares donde una gaviota esta tierra adentro, viviendo en un vertedero de basura.
Dejé al pescador picapedrero porque venían nuestros amigos. No se si fue porque yo ya no veía otra cosa que a ellos, pero lo cierto es que aquel hombre desapareció.
Me hubiese gustado decirle que por la lengua de sus muertos no se preocupase. Que a su querida Isla también llegan personas como mis amigos con ganas de quererla. Que aprenden su idioma para trasmitirlo a sus hijos…

 Fue así…
dedicado

6 comentaris:

KRT ha dit...

Si no lo he leído mal, en Menorca (que tenía una ley de costas que protegía de edificaciones hasta los 500 metros del mar) el PP promueve una nueva ley que puede reducir este límite a 20 metros. Además, el informe justificativo de la necesidad de esta ley resultó ser un “cortar y pegar” a partir de otro informe referido a las Canarias, sin ninguna relación con Menorca, sólo cambiando el nombre de la isla. No sé en Eivissa cómo lo tienen, pero la cosa de la protección del paisaje pinta mal. Con el pretexto de la crisis y de los puestos de trabajo, “vale todo”. También en el Delta de l’Ebre el nuevo plan hidrológico del ministro Cañete puede poner en peligro todos los ecosistemas, pero con mayorías absolutas eso es un simple paseo militar, ya lo dijo una vez… Y en cuanto a preservar la lengua, en las Baleares de Bauzà lo tienen chungo. Solo nos queda el consuelo de que, si la lengua de Ses Illes ha resistido durante casi 800 años, nadie la va a acallar. Vi hace poco una especie de gramática del “auténtico manacorí”, que se escribe rarísimo, todo al revés que el catalán, y dice que esta lengua ya existía en el siglo III antes de Cristo. Hace poco decían algo parecido del valenciano en Valencia, y no hablemos del LAPAO en Aragón… Que las vírgenes de Lluc, del Toro, de les Neus, dels Desemparats i de Montserrat nos ayuden!

Miquel ha dit...

Esto ya pinta mejor ¡¡
salut

Josep ha dit...

Me parece, KRT, que necesitamos a todas estas vírgenes y más si hacen falta. Lo de Cañete espero no llegue a buen puerto, casi nunca mejor dicho, y lo que la lengua pues que vamos a decir. La única forma de que la lengua de sus muertos, que también es la nuestra, es irnos, pero tampoco nos dejan...

Josep ha dit...

Miquel, creo que no hay nada que pinte mejor. Mira Lloret, y mira en otros lugares o el mismo no lo se que ya vienen con "contratos" de borrachera incluida en el precio. O tirarse por la ventana cuando salga la luna.
De conya!!

Salut.

Mari-Pi-R ha dit...

Estos escritos reflejan el descanso, la felicidad que estas viviendo en Eivissa, parece que estés en un rincón tranquilo sin demasiados turistas.
Cuando estuve en Ibiza de eso ya tantísimos años disfruté de la isla por toda su gran belleza del lugar, me fui con mi bicicleta a gas y recorrí todo lo que pude.
Un abrazo

Josep ha dit...

Mari- Pi- R.
Lo escribo tal como lo viví, y te aseguro que me gustaría volver en cualquier momento. Y esto que tengo la Costa Brava, aquí en Catalunya. Estoy a media hora de coche. (me gustaría que la conocieras) De hecho toda esta zona, las islas Baleares. Parte de Catalunya hacia Francia. y Francia hasta Italia incluida son lugares de una belleza extraordinaria. Con esto también incluyo las islas de Corcega y Cerdeña.

Un beso.