dilluns, 13 de maig de 2013

el conocimiento


La gran revolución de nuestro tiempo ha sido internet. El acceso fácil e inmediato a todos los conocimientos imaginables, toda la información posible, en todo lo que haga falta, ha revolucionado nuestras vidas de una manera que los jóvenes de hoy en día no pueden imaginar. Cierto que gran parte  de la información es dudosa, que una parte considerable del ancho de banda se dedica a enviar pornografía y que la mayoría de los correos que se envían son spam. Pero aun así, el hecho de disponer de todo el conocimiento de la humanidad al alcance de un par de clics puede enriquecer de una manera extraordinaria y como nunca ninguna generación ha podido imaginar.
Y a pesar de todo...

A veces encuentras algo que te activa un interruptor mental y te hace mirar las cosas de otro punto de vista. En mi caso se ha tratado de un anuncio de una compañía de teléfonos. La idea del anuncio no es mala. Un padre va con su hija quien le va  haciendo preguntas sin parar, como hacen la mayoría de niños. Porque explotan las palomitas? Porque flotan las nubes? Qué diferencia hay entre meteorito, planeta y galaxia? El padre no dice nada y sólo sonríe. Y en un momento dado, saca el móvil, se conecta y va respondiendo a todo gracias a la información disponible en  internet.
La pregunta es: Este tío no sabe nada de nada? Por cualquier cosa debe mirarlo en internet? Porque una cosa es profundizar en la información gracias a la red y otra diferente es ser incapaz de responder preguntas de niños sin consultar la Wikipedia. Es exagerado, claro. Pero a estas alturas ya no considero exagerado ningún  anuncio. Demasiadas veces he visto que al final las cosas acaban por ser iguales o peores de lo que la publicidad anticipaba.


Una de las charlas TED más brillantes la hizo Ken Robinson y defendía que la escuela mata la creatividad. El sistema educativo está pensado para educar a los niños de determinada manera muy concreta, favoreciendo determinados conocimientos, determinadas formas de pensar, e inhibiendo a otros. Tiene parte de  razón, pero eso no es nada comparado con el efecto que puede ejercer internet. En la escuela, por lo menos, hay maestros que ven como son los alumnos, que pueden influir en ellos, que pueden valorar las diferentes capacidades y que pueden modular un poco el efecto del sistema educativo sobre las criaturas. Con internet no hay nada de eso. Sólo cantidades inmensas de información de las que en la práctica sólo se aprovecha la primera página que aparece en Google.

Cada vez más nos encontramos con la pregunta: Por qué me tengo que esforzar a aprender cosas que en realidad puedo encontrar en Internet sin más? Si sólo valoramos la cantidad de conocimientos, la respuesta sería que no hay ninguna razón. Ahora bien, los humanos mejoramos base de la creatividad, de conectar los conocimientos que adquirimos, analizarlos de diferentes maneras, relacionarlos con otros cosas aparentemente lejanas y de todo ello hacemos un cóctel mental que nunca sabemos que resultado nos ofrecerá. Así se generan cosas nuevas, nuevas ideas, nuevas teorías científicas, nuevas formas de arte, nuevas maneras de expresarse. Pero para ello, es necesario que estos conocimientos los tengamos en la cabeza. Disponer de ellos en algún rincón de la red es extraordinariamente útil, pero no sirve para según que.
La ciberdependéncia la empezamos a vislumbrar cuando los profesores se topan con trabajos hechos a base de copiar y pegar fragmentos de Wikipedia. Pero eso sólo es el principio y no parece un camino que nos interese recorrer. Al menos, si queremos formar las nuevas generaciones con capacidades para pensar, por saber y para interpretar. Internet es una de las herramientas más poderosas que nunca hemos tenido para acceder al conocimiento. Pero no es el conocimiento.

imagenes de internet. serán retiradas a petición.


19 comentaris:

sentir1907 ha dit...

Yo creo que es el invento más " forzado " que han hecho el internet jeje .
Un saludo muy cordial desde Sevilla Josep ¡¡

P.D. Por cierto no entiendo el artículo de Miquel..... en mi artículo

María ha dit...

Interet es la revolución de nuestras vidas, a veces me pregunto si levantaran nuestros abuelos la cabeza y vieran estos avances, de los cuales, ellos no han podido disfrutar ¿qué pensarían?

Y qué razón tienes, es tan fácil, mirar aquí la información, es la comodidad de venir a buscar algo que no sabemos.

Y ahora también en los colegios se estudia con la tecnología, con libros digitales para ampliar conocimientos.

Un beso.

gianna ha dit...

Ya no existe esa limitación en la distancia.
Yo vivo en Buenos Aires y te hago un comentario a vos que estás en Barcelona y en el momento lo recibís.
Mandás un mail y no perdés como antes esos días o semanas por una carta que a veces se perdía.
Lo importante es saber que no es todo en tu vida, y que tu vida va más allá de todo lo virtual.
un beso

Josep ha dit...

Maria, creo que si nuestros abuelos vieran esto harían como Salvatore Roncone.Es el protagonista de una novela que te recomiendo. LA SONRISA ETRUSCA, es un anciano que vive en un pueblo y cuando va a la ciudad y ve la diferencia que hay entre su mundo y el de la ciudad no se lo puede creer.
Si que es cómodo María, pero para los niños hasta demasiado. Tu dices para ampliar conocimientos, y yo creo que no. Internet te da toda la información nada más, "los conocimientos los tienes que poner tu".
Me gustaría que vieses este anuncio que pongo por ejemplo.

Un beso.

Josep ha dit...

No amigo, Internet es fantástico si sabes usarlo, pero para un niño no se ..
A un niño le dará como a cualquiera toda la información. Tendrá el mundo en sus manos, pero los conocimientos no. Los conocimientos se los tendrá que forjar él, y esto a mi modo de ver es el peligro. Que como lo ve tan fácil se acostumbre a la wiquipedia.
Entre todos nosotros es fantástico, nunca nos hubiesemos conocido. Si o no?
Cuidate amigo!!

Josep ha dit...

Gianna, tal como lo miras tu es cierto no hay ni distancia ni tiempo.
Pero qué podemos esperar si todo lo que vemos y oímos nos pretende "educar" en la ley del mínimo esfuerzo? En el camino más fácil. Quieres decir que es bueno para un niño que le sea tan comodo tener la información de donde está Argentina sin molestarse en aprender nada. Solo hacer clic donde pone Wiquipedia. Esto no son conocimientos.

Un beso.

sentir1907 ha dit...

Si si por supuesto lo mejor que se ha inventado , pero lo de forzado me refería aver si me explico que parecía que era una obligación de inventar algo así ¡
Lo que son las cosas y la vida sin internet desgraciadamente no te hubiera conocido y mira ¡¡
Otro saludo desde Sevilla ¡¡

Josep ha dit...

José Manuel, creo que ya te había entendido, pero fíjate que en todos los grandes inventos ha pasado lo que dices de Internet. La electricidad, por ejemplo, o incluso el fuego son ejemplos de lo que pienso quieres decir. Es pasar de no tener "nada" a tenerlo "todo". Me equivoco?
Saludos.

Miquel ha dit...

Buen artículo JOSEP...y tranquilo, ahora SENTIR ya entiende mi artículo ...se lo he explicado a por b
Un abrazo

KRT ha dit...

Hay que llevar cuidado con la superabundancia de información que corre por internet. No toda es correcta, ni mucho menos, ni siquiera en la wikipedia. Está muy bien que todo el mundo pueda escribir y modificar artículos, pero al final pueden quedar como verídicas cosas que son tendenciosamente maliciosas o simplemente fruto de errores. Como en el periodismo, hay que confrontar siempre las fuentes con otras fuentes: pero aquí mucho más, pues las fuentes son casi infinitas.

Otro tema es la ordenación de los buscadores de Google: dicen que aparecen primero las páginas más visitadas, pero sospecho que hay otros criterios que pueden hacer subir los enlaces o hacerlos desaparecer en las profundidades de una búsqueda con miles y miles de ítems. Así, ante una consulta, no siempre es fácil obtener a la primera un enlace adecuado y solvente, y en cambio hay muchas pseudoofertas comerciales que aparecen y reaparecen muchas veces.

También hay que andar con cuidado con los emails que circulan y se reenvían. Yo mismo una vez reenvié a todos mis contactos un mensaje de unos padres desesperados por la desaparición de un adolescente. Uno de mis contactos me reveló que se trataba de una broma pesada, con varios años de antigüedad a su espalda, y que a los padres reales del joven real que nunca había desaparecido les provoca un lógico malestar al ver que el falso mensaje va reenviándose sin fin. Yo enseguida reenvié una nota a mis contactos advirtiéndoles del hecho, pero algunos ya lo habían reenviado a su vez. Desde entonces nunca he vuelto a reenviar mensajes de este tipo, aun a riesgo de que sean verídicos.

Finalmente, están los falsos mensajes de trasfondo político o comercial. No ya los chistes ni los insultos, que a simple vista se advierten; sino los que pretenden ser veraces sin serlo. Por poner tres ejemplos:

a) un enlace de audio con una supuesta entrevista a un supuesto directivo de Renfe que dice auténticas barbaridades, y en realidad fue una broma de un humorista en una emisora de radio hace cuatro años, pero que se va reenviando sin cesar pretendiendo que son unas declaraciones de verdad;

b) un supuesto informe de la Universidad de Friburgo sobre los pretendidos orígenes de la lengua castellana que son también una sarta de supercherías;

c) un comentario sobre los eurodiputados españoles que se negaron mayoritariamente a viajar a Bruselas en clase turista. Esta información es verídica, pero el mensaje empieza diciendo: “El pasado 6 de abril, los eurodiputados…” y eso en realidad sucedió el 6 de abril de 2011. Con el tiempo esa información se referirá a unos eurodiputados distintos de los actuales, con lo que perderá credibilidad.

Cada una de estas informaciones me ha llegado varias veces de distintos emisores, siempre conocidos míos, que la reciben y reenvían de buena fe. Yo siempre les respondo que vayan con ojo y que se cercioren de la veracidad de lo que reciben antes de reenviarlo. Pero no hay manera. Yo sí que procuro buscar la fuente de la información o contrastarla con otras fuentes antes de contribuir a la difusión de falsedades, y por eso no reenvío comentarios comparativos sobre productos comerciales (que también circulan a manta, pero no sé si los difunde la empresa competidora) ni informaciones sobre sueldos de banqueros o políticos, o subvenciones de partidos y gobiernos, etc., si el documento no indica la fuente y ésta es accesible y se demuestra cierta.

Gracias, Josep, por tratar un tema —como los tuyos son siempre— tan interesante.

Alfonso Robles Motos ha dit...

Josep, como casi siempre, hacemos un uso fácil de los grandes inventos. No profundizamos en las oportunidades que nos proporciona el avance. Al final caemos en su utilización fácil, que en este caso se agrava pues parece que en la sociedad de ahora el saber no tiene espacio. Los centros de enseñanza, en el tiempo, han sido los conservadores del saber, en estos momentos parece que solo importa la resolución, competencias que les dicen ahora. ¿Para qué quiero el saber ocupando espacio en mi mente, si lo tengo en esa memoria virtual, para acceder cuando yo quiera?. Así internet se convierte en la mayor fábrica de ignorantes jamás conocida. En estos momentos la escuela corre un gran peligro. Al menos tal como la hemos conocido. Internet sabe más que el maestro, para qué me hace falta éste. Me gustaría que vieras niños con 9 y 10 años, que no saben leer, como manejan el ordenador y los móviles. Puede que estemos asistiendo a una revolución, o contrarrevolución mejor para la que dudo que las generaciones con unos pocos de años estemos preparados a entender, pues, tal como esta enfocada puede que también lleve a un mayor aislamiento de la persona, a pesar de todas las ventajas de comunicación que puede proporcionar internet. Bueno Josep, paro que si no, no termino. Un abrazo

Josep ha dit...

Miquel, listos. yo contigo siempre estoy tranquilo!
En cuanto a internet he tratado de advertir sobre la situación, y para ello he puesto el ejemplo de este anuncio que sale por la tele.

Salut.

Josep ha dit...

Cuanta razón tienes KRT. La preocución de internet, aparte de lo que comentas muy bien pues es cierto todo, está es los jovenes. Creo que tu si sabes contrastar cualquier información que desees pero no se si el joven hace lo mismo. Quien me garantiza que él o ella hace un copiar y pegar de algo que le parece fiable y hace un trabajo para la escuela. Pienso que de esta forma no aprende nada.
Además y esto ya lo hemos comentado parece como si nadie se ocupase de nada y que hubiese una impunidad para según quien.
Gracias.

Josefa ha dit...

Veo en internet una fuente de información fantática y me admiro.Pero en la escuela donde el alumno aprende más es teniendo el referente de un buen maestro. Y es que una maquina no puede anular al ser humano.
Gracias josep por tu comentario
en mi blog que es el tuyo.

KRT ha dit...

Alfonso, tienes mucha razón, por no decir toda. La única solución que veo es difícil y cara: se trataría de que los programas escolares previeran gran cantidad de ejercicios divertidos,como juegos, para fomentar el aprendizaje buscando datos en internet y sabiéndolos contrastar adecuadamente. Pero esta tarea no puede dejarse a la capacidad y buena voluntad individual de cada maestro: debería emanar del ministerio o consejería correspondiente, y haría falta mucha planificación y bastante presupuesto.

El "cortar y pegar" no es ya solo habitual en la escuela y en los institutos, sino que se da en la universidad, incluso en tesinas y másters, y da mucha pena (y no siempre el profesor es capaz de advertirlo).

En Alemania han dimitido políticos por haber copiado sus tesis doctorales; yo, lo que es aquí, no pondría la mano en el fuego que no suceda lo mismo o más, pero nadie es capaz de descubrirlo y menos denunciarlo (y cuando se ha dado el caso, nadie ha dimitido); me pregunto cuántos títulos enmarcados en despachos de lujo o de poder se han ganado sin esfuerzo ni mérito, tan solo copiando, cortando y pegando lo que han estudiado otros. Y así nos luce el pelo. Como diría Forges, "país".

Josep ha dit...

Muy bien Alfonso, con todo este tema me has dado una lección, porque es cierto esto de los inventos. Alguna vez yo también lo he comentado, sobretodo en inventos tan importantes como la electricidad. Y aprovecho las palabras de Ramon cuando nos avisa de las trampas, bulos y también cantidad de desinformación, porque el alumno copia y pega sin contrastar nada. Y la gente mayor igual,nos vamos a la wiquipedia y listos. Es verdad Alfonso, a este paso habremos creado gente sin cultura, solo serán gente que sabrán lo que les interese que sepan. Que pena!
Un abrazo muy grande!

Hada Isol ♥ ha dit...

Pues esa comodidad como el hecho de que los buscadores "adivinen" lo que uno escribe sin necesidad de tener buena ortografía son aspectos negativissimos de internet,hace que uno se vuelva vago,y no intente adquirir ese conocimiento,todo queda en los superficial.Igual internet es magnifico,me ha conectado con familias que jamás habría conocido,y he podido hacer cursos de casi todo,aprendí a tejer con internet,a pintar,a sacar fotos,a cocinar mejor,carpinteria,electricidad,conoci lugares a los que las fotos de los pocos libros a los que tenia acceso no llegaban a ilustrarme asi como lo veo ahora desde los ojos de los seres humanos que intentan compartir con el mundo sus paraisos,tambien es duro saber de que en alguna parte del mundo hay un virus nuevo que podría amenazar mi vida y la de los mios(tantos virus nuevos que hay,elijo no saber de taaantos!),en ese caso internet es una fuente de paranoia dificil de manejar para alguien medio hipocondriaco como yo!.
Bien manejado internet es la herramienta más maravillosa del mundo,solo hay que ponerse firme ante lo facil y buscar aprovechar esta oportunidad de conocer cada día más,incluso es bueno como papás mostrar que aquello que ignoramos lo podemos buscar juntos y aprenderlo,pero aprenderlo de verdad!un abrazo querido Josep!

Josep ha dit...

Hola Josefa. Muy bien dicho, y yo estoy contigo. En internet claro que tenemos toda la información del mundo pero los niños necesitan un maestro que les enseñe . No todo es copiar y pegar. No es bueno dar tantas facilidades.

Un beso.

Josep ha dit...

Isabel, cuanto tiempo! Como estás por tus tierras?
Mira, en este tema me has dado otra idea, y es en escribir. Los niños tampoco hace falta que sepan ortografía. Escriben en el word y luego pasan el corrector. Como siempre lo has acertado. Y lo demás igual. Si Isabel, se convierten en vagos.
Otra cosa es lo que hacemos nosotros, pero esto no tiene nada que ver, aunque nosotros si aprendemos, conocemos gente, sabemos que pasa en cualquier lugar al momento, todo...pero este no es el caso de un niño. Y el final de tu comentario es como habria que hacerlo, pero claro no todos los padres son como tu.

Un abrazo querida amiga.