divendres, 31 de maig de 2013

El anteproyecto de ley del ministroWert,




El anteproyecto de ley del ministroWert, la LOMCE, nos devuelve al pasado, al españolismo unitarista y más reaccionario, en la escuela segregadora, adoctrinadora, selectiva y elitista. No es extraño, pues, que tenga el rechazo de la gran mayoría de docentes y de muchas familias que son conscientes de qué contenidos formula.
Por un lado, es del todo sorprendente la capacidad que tienen los diferentes gobiernos españoles a fabricar leyes de educación. Haciendo y deshaciendo, e incluso queriendo pasar por encima de las competencias que otros gobiernos tenemos  el caso de Cataluña y la LEC, una ley que es propia y, sobre todo, fruto del consenso y nunca de la imposición. Y bueno, de eso en Madrid no saben. Todo lo contrario, cada gobierno parece querer hacer la suya. Y es entonces cuando el ministro Wert se atreve a presentar una ley que sólo se puede calificar de escándalo y que sólo se puede responder desde la insumisión del departamento de Enseñanza y de todos los docentes de Cataluña.
Y ello porque la LOMCE es una ley de completa recentralización curricular hasta procesos evaluadores unitaristas. Que quiere decir que vuelve la reválida y en clave española! Mucho más aún: la LOMCE parte de una concepción conservadora y ultraliberal de la educación, que ahora deja de ser un derecho y se convierte en un servicio si nos atenemos ha como la define el texto. La LOMCE es también una apuesta por la escuela no comprensiva, instaurando una serie de pruebas externas y unificadas.

La LOMCE incorpora una voluntad segregadora del alumnado retornando a la instrumentalización de la Formación Profesional como recolectora de los alumnos considerados como "menos buenos" por el sistema. La LOMCE, en definitiva, supone la destrucción de la escuela inclusiva, la discriminación del alumnado, empezando por su situación social de procedencia, y un retorno a la escuela selectiva, abriendo procesos de privatización y separación, con la distinción entre "enseñanzas académicas" y "enseñanzas aplicados". Se puede añadir algo más? Pues sí. La LOMCE incorpora, a la postre, un ataque frontal a la participación educativa y suprime la capacidad de decidir por parte de los Consejos Escolares.
Y un último apunte todavía: el PP, con el objetivo de crear Ciudadanos españoles, rompe de nuevo los acuerdos de los gobiernos autonómicos con el Estado en otro ataque frontal al Estatuto, a la LEC y, de rebote, al modelo lingüístico catalán, que se fundamenta en la inmersión. La maniobra de acoger la factura de escolarización privada por parte de familias que deseen una educación exclusivamente en castellano es no sólo burda sino altamente peligrosa si se la deja progresar: sólo resultaría una profunda fractura social.


Después de todo, desde Izquierda Republicana de Cataluña valoran esta ley como un episodio más de la estrategia del PP de dividir el país por motivos de lengua y origen, cumpliendo la advertencia que hacía el ministro Wert hace meses que quería  españolizar a  los alumnos. Y creo que la única manera de tener nuestro modelo educativo es hacerlo nosotros, dejando de estar sometidos a la asfixia financiera y competencial que nos impone el Estado español.
La respuesta también en este aspecto no puede ser otra que el rechazo frontal a la ley y  incluso la insumisión. Porque la Ley Wert representaría la muerte del modelo de inmersión lingüística elogiado e incluso copiado partes donde hay coexistencia lingüística y que el PP quiere aniquilar porque, sencillamente, no lo ha podido hacer nunca ni en las urnas ni tampoco en  los juzgados.


Al meu país la pluja (Raimon)

Al meu país la pluja no sap ploure:
o plou poc o plou massa;
si plou poc és la sequera,
si plou massa és la catàstrofe.
Qui portarà la pluja a escola?
Qui li dirà com s’ha de ploure?
Al meu país la pluja no sap ploure.
No anirem mai més a escola.
Fora de parlar amb els de la teua edat
res no vares aprendre a escola.
Ni el nom dels arbres del teu paisatge,
ni el nom de les flors que veies,
ni el nom dels ocells del teu món,
ni la teua pròpia llengua.
A escola et robaven la memòria,
feien mentida del present.
La vida es quedava a la porta
mentre entràvem cadàvers de pocs anys.
Oblit del llamp, oblit del tro,
de la pluja i del bon temps,
oblit de món del treball i de l’estudi.
“Por el Imperio hacia dios”
des del carrer Blanc de Xàtiva.
Qui em rescabalarà dels meus anys
de desinformació i desmemòria?

No iremos nunca más a la escuela.
Fuera de hablar con los de tu edad
nada aprendiste en la escuela.
Ni el nombre de los árboles de tu paisaje,
ni el nombre de las flores que veías,
ni el nombre de los pájaros de tu mundo,
ni tu propia lengua.
En la escuela te robaban la memoria,
hacían mentira del presente.
La vida se quedaba en la puerta
mientras entrábamos cadáveres de pocos años.
Olvido del rayo, olvido del trueno,
de la lluvia y del buen tiempo,
olvido de mundo del trabajo y del estudio.
"Por el Imperio Hacia dios"
desde la calle ”El carrer  Blanc de Xàtiva”
Quien me resarcirá de mis años
de desinformación y desmemoria?
Al meu país la pluja no sap ploure:
o plou poc o plou massa;
si plou poc és la sequera,
si plou massa és la catàstrofe.
Qui portarà la pluja a escola?
Qui li dirà com s’ha de ploure?
Al meu país la pluja no sap ploure.

Se’m posen els pèls de punta amb aquesta cançó, que molt bé resumeix amb frases tan senzilles tanta veritat. M'agradaria poder explicar-li a Raimon que, anys més endavant, els meus fills i nets sí que en  aprés a l’escola la nostra pròpia llengua, i que algunes coses han millorat, si bé no totes. Per exemple, la pluja, al nostre país, continua sense saber ploure.
I con fa sempre, arriba des de fora.
Raimon:  D'una manera molt  simple.Gràcies!

Se me ponen los pelos de punta con esta canción, que muy bien  resume con frases tan  sencillas tanta verdad. Me gustaría poder contarle a Raimon que, años más adelante, mis hijos y nietos sí que han aprendido en  la escuela nuestra propia lengua, y que algunas cosas han mejorado, si bien no todas. Por ejemplo, la lluvia, en nuestro país, sigue sin saber llover.
Ahora por ejemplo vuelve a llover desde fuera
Raimon: De una forma muy simple. Gracias!

11 comentaris:

Miquel ha dit...

Esto es una verdadera desgracia. Lo peor es que cada cinco años, y según el taranná político que viene, se cambían las leyes. Y a peor.
También me gusta la canción de Raimon.
salut

KRT ha dit...

Josep, gracias una vez más. Cada día nos das más motivos de debate y reflexión. Bueno, de hecho supongo que es el país, la realidad, que nos da pie para hablar con tristeza de cosas importantes y que no van bien.

Desde la sentencia del TC amputando el Estatut, los ataques al modelo catalán de inmersión van siendo recurrentes y sistemáticos, pero sólo Wert ha reconocido que su objetivo era “españolizar” a los alumnos de Cataluña. La metrópolis quiere acabar con las singularidades de la colonia, entre las que destaca, claro está, la lengua catalana. Lo han conseguido ya en Valencia, en las Baleares y en Aragón, donde el PP tiene mayorías absolutas. Aquí van por la vía de los decretos que laminan derechos y por los recursos que torpedean el ejercicio de estos derechos.

Wert, fiel a sus principios inspiradores de la doctrina de la FAES, que ya manifestaba como tertuliano en radios y televisiones de Madrid antes de ser ministro, impone ahora una ley centralizadora, que aumenta hasta el 65% los contenidos curriculares que decide el Estado (antes representaban el 55%), controla las diversas evaluaciones a distancia, establece pruebas únicas en primaria, ESO y bachillerato y establece la obligatoriedad del castellano como lengua vehicular en el periodo de la enseñanza obligatoria.

Es evidente que hay que mejorar los resultados educativos. La dura realidad es que, en las evaluaciones del informe PISA, España está en el lugar 26 de los 40 países más industrializados del mundo y que los alumnos catalanes (y los españoles también) no obtienen los resultados académicos deseables. Pero que no sirva de excusa (cómo ha hecho Bauzà en Mallorca) decir que esto se produce porque dedicamos demasiadas horas al aprendizaje de nuestra lengua. No, no es esto. Precisamente en lenguas (catalana y castellana), tenemos muy buenos resultados, mejores que los que obtienen los alumnos monolingües de otras comunidades.

Lo más preocupante es que el 20% del alumnado no llega a niveles mínimos en matemáticas y sólo un 4% adquiere el nivel de excelencia en general. Hay que analizar las causas de esta situación, así como el porqué del abandono escolar (un 30%). Hay que analizar los sistemas educativos de otros países que obtienen buenos resultados como Finlandia, Shanghai o Corea del Sur: no para copiarlos sino para aprender de ellos. Un buen diagnóstico nos encaminará a encontrar buenas soluciones, que no pasan por la Ley Wert.

Al contrario: la capacidad de éxito en el sistema educativo tiene que ver con cosas como, para los profesores, mejorar su formación, incentivarlos segun resultados y evaluarlos continuamente; y para los alumnos, medidas de equidad: un sistema justo de becas. Desde luego, hay que dedicar a los presupuestos de educación el porcentaje adecuado. Suecia les dedica casi el 7% del PIB, la Unión Europea fija un objetivo del 6% y España les dedica solo un 4'5%.

En vez de ir por aquí, volvemos a imponer la Religión como asignatura troncal que computa para las notas medias (y para las becas). Y encima seguimos bajo la amenaza de ruptura de nuestro modelo escolar de inmersión (un modelo que ha demostrado su éxito como instrumento de integración a lo largo de 30 años), que pretende ser sustituido por un msistema discriminatorio y segregador, justo lo que hasta ahora habíamos conseguido impedir!

Unas minorías políticas intentan segregar a los alumnos según la lengua que hablan en sus casas. El clima que pretenden crear en escuelas e institutos no es el más adecuado para luchar contra el fracaso escolar. La escuela necesita equilibrio, no convulsiones. Así lo han entendido la práctica totalidad de las familias catalanas; pero las injerencias continuarán y se incrementarán. Qué pena de país.

María ha dit...

En vez de avanzar lo que estamos haciendo es retroceder en todo: en cultura, en derechos, ahora imponen las reválidas, la religión... lo que te digo, parece que volvemos a los tiempos de Franco.

Un beso.

María ha dit...

Gracias, Josep, por compartir el enlace que he estado leyendo de
El anteproyecto de ley del ministroWert, y tengo que decirte que viene muy bien explicado, me ha servido de mucho enterarme bien de todo cuanto quiere hacer este ministro.

Otro beso.

sentir1907 ha dit...

De seguir así no sé donde vamos a llegar , la canción me ha encantado.
Un abrazo muy cordial ¡¡

Josep ha dit...

Miquel, de esta forma no se va a ninguna parte. Cuenta que cada niño cuando termina los estudios ha pasado por dos tipos de "taranna" político. Hay cosas que no deberian hacer tantas bromas.

Salut.

Josep ha dit...

Todo lo que explicas estoy plenamente seguro de que es así. Si, es cierto, KRT. En todo el tema político te doy la razón,
Y si te parece comentaré el tema de los niños, porque no me extraña que estemos donde estamos.
Vi el programa “Salvados” hace un tiempo y por lo que entendí (y algo que ya había leído antes), en Finlandia los padres no faltan a las reuniones del colegio porque en todos los trabajos se permiten esas ausencias. Se da por supuesto que tus hijos son tu prioridad, por encima de tu puesto de trabajo.
Y los profesores, siendo siempre los mejores de su promoción (solo entran el 10% de los que lo intentan, y solo los que tienen mejores notas), son una profesión valorada por sus propios méritos, no porque lo merezcan (que también). Son como los médicos aquí, han dedicado mucho esfuerzo para llegar a ser maestros o profesores, y no necesitan oposición, porque si llegan a ejercer es porque están totalmente preparados para ello (se han pasado muchos años estudiando como para necesitar una prueba tan aleatoria como la oposición).
Como es el director el que elige a su equipo, si un miembro del equipo no cumple con su trabajo, por supuesto se le puede despedir. Pero dudo mucho que una persona que haya pasado por todo lo que hay que pasar para ser profesor, luego no haga su trabajo o no lo haga bien.
A mi una de las cosas que más llaman la atención es que allí en Finlandia todos los niños tienen las mismas oportunidades Y si no las tienen, el mismo sistema educativo se encarga de tratar de igualarlas, ofreciendo formación a los padres para que puedan ayudar a sus hijos en casa.

Josep ha dit...

Yo en mi trabajo había conocido ingenieros suecos que contaban lo mismo de su país comparándolo con Finlandia, o bien muy aproximado. Aquí es impensable. cualquiera En Finlandia donde existen tres estructuras que encajan a la perfección: la familia, la escuela y los recursos socioculturales (bibliotecas, ludotecas, cines, etc). Los padres tienen la convicción de que son los primeros responsables de la educación de sus hijos, por delante de la escuela y complementan el esfuerzo que se hace en el colegio. Y aquí, desde luego, nadie ofrece un curso a los padres para que ayuden a sus hijos.
Aquí como dices los políticos no hacen más que modificar el sistema educativo, convirtiendo la enseñanza de nuestros hijos en un escaparate a sus políticas o en el resultado de sus locuras (sin ir más lejos, el señor Wert (FAES) la ha liado muy gorda… que nos lo expliquen a los que vivimos en Cataluña, Si, la inmersión es lo mejor que se ha creado en estos 30 años y que nos vamos a quedar sin ella casi de inmediato.
En el tema de educación creo que un niño ya tiene que salir educado de su casa. Pero claro, para que un niño vaya educado al colegio tiene que tener alguien de referente, alguien que le eduque, por eso allí tienen a las mejores personas posibles:los padres, y además padres cultos. Como el sistema lleva años y décadas dedicando muchos recursos a educar a sus niños, los niños llegan a la edad adulta siendo personas a las que les importa la formación de sus hijos, personas que aman los libros, que acuden a las bibliotecas frecuentemente, que pasan tiempo con sus hijos, etc. Esto, claro, no se puede lograr sin unas bajas maternales y paternales estupendas, y allí las tienen.
De esta forma veo que la educación finlandesa es difícilmente extrapolable a España, porque ese sistema educativo tiene sentido en una sociedad bien educada y respetuosa, donde los niños son lo más importante, donde su educación es un pilar básico porque ellos son el futuro. En Finlandia existen tres estructuras que encajan a la perfección: la familia, la escuela y los recursos socioculturales (bibliotecas, ludotecas, cines, etc). Los padres tienen la convicción de que son los primeros responsables de la educación de sus hijos, por delante de la escuela y complementan el esfuerzo que se hace en el colegio. Un dato esclarecedor: En Finlandia el 80% de las familias van a la biblioteca el fin de semana.
Un país donde hay semáforos en los comedores de algunos colegios que avisan de un volumen sonoro excesivamente alto, dice bastante de la educación de sus escolares.
Si, si, una pena de pais.
Muchas gracias.

Josep ha dit...

Hola María, si solo tienes que leer lo quenos explica KRT. Es de una tristeza infinita. Por supuesto que todo esto terminará en Franquismo, ya lo creo. Mi contestación a KRT a sido la comparación del sistema Finlandés con el nuestro. Que gran diferencia. Esperemos que no sigamos por este camino. Es muy triste, ya lo ves.

Un beso.

Josep ha dit...

María, me alegro mucho de serte útil en este enlace, si necesitas alguna cosa más, ya lo sabes.
Un beso.

Josep ha dit...

Hola José Manuel. No se como terminará esto, pero si que se lo que se pretende, y la verdad no es agradable ver lo que nos echan encima y casi nadie hace nada viendo lo que hacen. Nos quieren burros, amigo. Y no lo tendríamos que permitir de ninguna de las maneras.

Un abrazo fuerte.