dissabte, 12 de gener de 2013

no pega nada con el ambiente


Català i Castellà.


Plaça del Rei. Barcelona
Barcelona
A Barcelona fa uns dies va tancar una llibreria. Catalònia. Per a molts era un referent de la cultura catalana. Com moltes vegades s'enderroca un tros de la ciutat, -tant és els anys que estigui  com ha referent  i el que hagi fet-, s'enderroca sense cap mirament i llestos .. Tot a punt per posar una porqueria de botiga de menjar escombraries o sabates també escombraries. A França veig amb desgrat que passa igual. Bé, tampoc igual, hi ha una diferència: La gent es mou La gent es mou perquè no insultin al poble, canviant cultura per ”basura”, no com aquí que només he llegit crítiques en algun diari.  -He llegit més crítiques en els blocs que enlloc- . Quina  vergonya!


Montmartre contra Starbucks
La Place du Tertre-literalment, plaça del turó-, a la part alta del turó de Montmartre, suscita al visitant primerenc un sentiment ambigu. El lloc, amb els seus pintors i els seus tradicionals cafès i bistrots, retrotreu a aquell temps en què els impressionistes van fer d'aquest racó popular de París el centre de la bohèmia mundial. I per això mateix desprèn una imatge d'artificialitat. Però en aquesta equívoca imatge és on resideix precisament l'encant de la plaça, l'esperit parisenc que turistes de tot el món vénen a buscar per milions.



Ara, aquest precari ecosistema es veu amenaçat amb la projectada obertura, a l'embocadura de la plaça, d'un cafè de la cadena nord-americana Starbucks, quinta essència de la uniformització dels costums i l'estandardització dels gustos.

Les associacions i veïns del barri han començat a mobilitzar-se per tractar d'impedir l'obertura del nou establiment, que s'ha fet amb el traspàs d'un vell local tradicional, Au Pichet du Tertre, tancat fa tres mesos.

 "La cadena Starbucks no lliga res amb l'ambient i la imatge de Montmartre, un barri popular, molt parisenc", subratlla Mathieu Vrinks, portaveu de l'associació Paris Fierté (París Orgull), una de les entitats juntament amb l'Associació de Comerciants del Alt-Montmartre que organitzen la mobilització.

Els opositors a Starbucks han repartit pamflets i preparen una concentració de protesta per al dia 20. També han apel·lat a l'ajuntament del districte, per intentar convèncer-lo que intervingui – i exercint el seu dret preferent- adquireixi els drets sobre el local i impedeixi l'irreparable. Fins ara, només han rebut silenci com a resposta.

Un pluja fina, però persistent, escombra la plaça del Tertre en aquest matí d'hivern. Amb prou feines hi ha turistes i només un grapat de pintors, entre l'esperança i el desafiament, manté en peu els seus faristols. Jean-Marc i José Luis- aquest últim, d'origen malageny-, que asseguren ser els més veterans de la comunitat d'artistes, llencen pestes de la projectada obertura d'un cafè Starbucks, que jutgen un pas més en la "degradació" del barri . 


"Això traurà l'encant a la plaça", opina José Luis. El seu camarada és més radical. "La decadència és inexorable  - diu Jean-Marc- . Està ple de galeries que venen reproduccions fetes a la Xina, els cafès serveixen un dinar infecta ... Només compte els diners, ¡la pasta! ".
Al vell local de Au Pichet du Tertre res sembla moure. No hi ha obres a la vista, tampoc cap cartell. A l'interior el temps sembla haver-se aturat i en la veterana barra de fusta segueixen perfectament alineades les tradicionals gerres -pichets- per servir el vi. A l'exterior, després d'un vidre esquerdat per un cop d'ira, pot llegir-se encara la carta de menjars i begudes. Un himne a
la ambivalència: l'oferta estrella, per 12,50 euros, era el Menú Hamburguer.  Això sí, la carn era d'origen francès garantit. I per postres havia crêpe ...

Castellano



Barri gòtic. Barcelona
En Barcelona hace unos dias cerró una libreria. Catalònia. Para muchos era un referente de la cultura catalana. Como otras  muchas veces se  derriba algo puramente de la ciudad, -tanto da los años que esté en pié y sea un referente o lo que haya hecho por la ciudad- , se derriba sin ningún miramiento y listos...Listos  para poner una porqueria de tienda  de comida basura o zapatos también basura.
Barri Gòtic. Barcelona
 En Francia veo con desagrado que ocurre igual. Bueno, tampoco igual, hay una diferencia: La gente se mueve para que no insulten al pueblo, cambiando cultura por basura, no como aquí que solo he leido críticas en algún periodico. -He leido más críticas en los blogs que en ningún sitio-. Que verguenza!
La Place du Tertre –literalmente, plaza de la colina–, en lo alto de la loma de Montmartre, suscita en el visitante primerizo un sentimiento ambiguo. El lugar, con sus pintores y sus tradicionales cafés y bistrots, retrotrae a aquel tiempo en que los impresionistas hicieron de este rincón popular de París el centro de la bohemia mundial. Y por ello mismo desprende una imagen de artificialidad. Pero en esta equívoca imagen es donde reside precisamente el encanto de la plaza, el espíritu parisino que turistas de todo el mundo vienen a buscar los millones.

Ahora, este precario ecosistema se ve amenazado con la proyectada apertura, en la embocadura de la plaza, de un café de la cadena norteamericana Starbucks, quintaesencia de la uniformización de las costumbres y la estandarización de los gustos.
Las asociaciones y vecinos del barrio han empezado a movilizarse para tratar de impedir la apertura del nuevo establecimiento, que se ha hecho con el traspaso de un viejo local tradicional, Au Pichet du Tertre, cerrado hace tres meses. “La cadena Starbucks no pega nada con el ambiente y la imagen de Montmartre, un barrio popular, muy parisino”, subraya Mathieu Vrinks, portavoz de la asociación Paris Fierté (París Orgullo), una de las entidades junto con la Asociación de Comerciantes del Alto-Montmartre que organizan la movilización.
Los opositores a Starbucks han repartido panfletos y preparan una concentración de protesta para el día 20. También han apelado al ayuntamiento del distrito, para tratar de convencerle de que intervenga y –ejerciendo su derecho preferente– adquiera los derechos sobre el local e impida lo irreparable. Hasta ahora, sólo han recibido silencio como respuesta.
Un lluvia fina, pero persistente, barre la Place du Tertre en esta mañana de invierno. Apenas hay turistas y sólo un puñado de pintores, entre la esperanza y el desafío, mantiene en pie sus atriles. Jean-Marc y José Luis –este último, de origen malagueño–, que aseguran ser los más veteranos de la comunidad de artistas, echan pestes de la proyectada apertura de un café Starbucks, que juzgan un paso más en la “degradación” del barrio. “Eso quitará el encanto a la plaza”, opina José Luis. Su camarada es más radical. “La decadencia es inexorable –dice Jean-Marc–. Está lleno de galerías que venden reproducciones hechas en China, los cafés sirven una comida infecta... Sólo cuenta el dinero, ¡la pasta!”.

En el viejo local de Au Pichet du Tertre nada parece moverse. No hay obras a la vista, tampoco ningún cartel. En el interior el tiempo parece haberse detenido y en la veterana barra de madera siguen perfectamente alineadas las tradicionales jarras –pichets– para servir el vino. En el exterior, tras un cristal resquebrajado por un golpe de ira, puede leerse aún la carta de comidas y bebidas. Un himno a la ambivalencia: la oferta estrella, por 12,50 euros, era el Menú Hamburguer. Eso sí, la carne era de origen francés garantizado. Y de postre había crêpe...



Barcelona
Barcelona
Barcelona
Fotos de Barcelona. Blog Mª Trinidad Vilchez
Fotos de Barcelona. Blog Tot Barcelona
Otras fotos extraidas de internet. Serán retiradas a petición

16 comentaris:

Gianna Ben ha dit...

los Starbuck como los MacDonalds son una porquería, y es una porquería lo que sirven, solo para engordar.
A mí me gusta el café en una tacita de loza con un poco de leche.
Tomar cafe y esa crema grasosa en vasos de cartón grandes , es un asco

FG ha dit...

NO pega ni con cola, y es que estos establecimientos además son francamente horrorosos la mayoría de veces en cuanto a atención y en cuando a la calidad ya ni me meto. Ese barrio de París que nos mencionas tiene precisamente el encanto en todas esas calles, terracitas y cafés tan de aire bohemio. Precisamente todo lo contrario que ofrecen estas cadenas comerciales. Yo que recorrí esas calles te aseguro que preferiría no cambiar lo que vi por lo que pretenden que se vea.

El cafè, en taceta i si pot ser de porcellana molt millor. En un lloc amb caliu, entranyable i que sigui únic.

Petonets!

Josep ha dit...

Gianna, Está claro que esto que le llaman la cultura de la comida o los cafes basura implantada por estas firmas están en todo el mundo. Pero igual que lo pienso yo, también lo piensan aquellos que aman a sus ciudades. No se tendría que tolerar (y en esto creo que los Ayuntamientos tienen algo que decir)el que todo vale. Yo ya se que de aquí a 6 meses ya nadie se acordará de que habia una libreria muy querida en Barcelona y ahora hay un MacDonalds, igual que habia un restaurante entrañable en París y ahora es un Starbuck, pero Gianna de seguir en esta línea se acabó todo. La "cultura" Usa nos atropellará lo que más queremos de nuestras ciudades.
A mi también mí me gusta el café en una tacita de loza con un poco de leche. Te invito cuando quieras, Si puede ser en Buenos Aires mejor que mejor, no conozco tu bonita ciudad.

Un beso.

Josep ha dit...

Y yo cabreado por lo de Barcelona, en la libreria Catalònia , y de hecho aun lo estoy. FG, si supieras la de cosas que el Ayuntamiento no solo no apoya, sino que permite y ayuda al derribo... Pero ahora veo que también en Paris. justamente en "EL ROVELL DE L'OU". Yo no he estado en Paris, solo conozco las ultimas palabras de la pelicula Casablanca,jajaja!! pero me imagino que es como poner un Mac Donals en Rupit, o en cualquier pueblecito del Pirineo. De pena, amiga, de pena.

Un petó.

Gianna Ben ha dit...

Josep
vení cuando quieras a Buenos Aires, que te llevó al histórico cafe Tortoni.
Además allí en el subsuelo tocan tangos.
Está en la Av.de Mayo que es muy parecida a las avenidas españolas.
Allí se radicaron los teatros con los españoles que vinieron acá-
En Barcelona estuve un día, con un novio argwentino que se radicó allí, y me pidió quedarme con él, pero yo volví. Solo conozco el Barrio Gotico.
La Av. de Mayo se parece mucho a Madrid, que sí conozco un poco más.

genetticca ha dit...

Todo cambia,y en el cambio vienen incluidos los gustos y disgustos. Date cuenta ,amigo, que todo tiene tendencia a la masificación, que los menos son derrotados por los más en una sociedad global que solo busca en beneficio económico, arrasando con lo excepcional y lo auténtico.
Las personas se desprenden de sus manías para adquirir conceptos pre concebidos por las ideas de otros, siguen las modas de maestros decadentes expertos en convertir el oro en chatarra, y así será ,cada vez más, porque es la combustión que hace funcionar el mecanismo del consumismo; malo, barato, caduco,comprar y tirar, comer y cagar,pagar y no mirar...caca de la vaca


Un abrazo

Miquel ha dit...

La cuestión es el modelo a seguir. Mira, JOSEP, los americanos quieren verlo todo pero sin sentirse extraños. Así nacieron modelos calcados, mismas mesas, sillas, vasos, platos , colores, y decoración , ya sea Pekin o Barcelona. Ello se hace de cara al cliente potencial de fuera, no el de adentro, y esa ha sido su manera de actuar, pero ¿que ha pasado?, que como verás, rompe la armonía del conjunto de la ciudad donde se situa. Si las ordenanzas municipales lo prohibieran, o velaran por el estricto cumplimiento de lo que es la ciudad, pegotes como esos, Mc donals, burguers, pollastre frenchiken y starbucs o como se llame, no proliferarían con tanta asiduidad, y tendríamos nuestros cafés de toda la vida, aún siendo regentado por franquicias. salut

Josep ha dit...

Gianna, me gustaría, creeme que vendría encantado. Argentina es un pais muy especial para mi, y esto que no tengo ningún familiar allí.
Es especial desde que era joven, casi un crio, fue cuando mandasteis barcos con trigo y carne después de la guerra in-civil que ocurrió aquí.
El café no te lo perdono. Lo tomo con mucho gusto.
Y por favor, si vuelves a Barcelona que no sea un dia. Es pequeña, pero lo suficientemente bonita para estar varios dias.
Ah!! me gusta el tango Las letras de sus canciones están compuestas basándose en un argot muy vuestro suelen expresar las tristezas, especialmente «en las cosas del amor», que sienten los hombres y las mujeres de pueblo
Gracias por todo.

Un beso

Josep ha dit...

Te entiendo, Genetticca, pero me resisto a estos cambios. No, no los quiero para nada. Hoy es la comida basura del Mac Donals, y este café que seguro es asqueroso. Mañana vendrán a decirnos que tiremos esta ropa y que nos pongamos otra, la que ellos quieran, claro, y dentro de una semana no tendré ni museos ni bibliotecas. Mierda de gente.

Un petó, estimada amiga.

Helena Bonals ha dit...

La llibreria Catalonia no només era una llibreria, també un lloc de trobada cultural on he anat més d'una vegada. Diuen que ens hauríem de plantejar les vegades que hem anat a la FNAC en lloc de dirigir-nos a una llibreria com aquesta.

Josep ha dit...

Miquel, se que este es el camino por donde nos hacen pasar. Nuestras ciudades están obligadas a convertirse en mercados privilegiados para la colección de capitales y de inversiones que mediatizarán casi todas las necesidades de nuestro hábitat natural.
Las hamburguesa de Mc Donalds se venden en todas las ciudades grandes, igual que todas las que nombras, pero tambien las telenovelas aparecen en la pantalla en todos los continentes. El mundo se convierte cada día más en un "global village" (aldea global). La división entre local y global se está volviendo cada vez más vaga. En este proceso el arte y la cultura juegan un papel importante.
Hay quienes consideran equivocada la "teoría del disparo", según la cual «esta cultura borrará como un disparo mortal a la otra cultura". Pero Miquel yo quiero para ti y para todos
el derecho a la propia cultura, y a la propia identidad, la alegría de la variedad, los enfrentamientos creativos, la influencia recíproca de las culturas.
La cultura no es un hecho estático que heredamos y al que podemos atribuir valores y normas fijos, tampoco es una ley universal con variables estáticas. La cultura consiste en significados, normas y valores que las personas producen activamente, partiendo de sus experiencias y relaciones sociales. La cultura es el contexto en el cual la gente construye su identidad.
Si con el tiempo Barcelona, o cualquier otra parte tiene que ser igual en cosas materiales que en el pensamiento único yo no juego a esto.

Salut.

Josep ha dit...

Helena, jo fa uns anys que visc en un poble, i com a "bon poble" hi ha un casino enorme on els dies laborables només els més vells anaven a jugar al dòmino, i els diumenges tots es reunien. Pràcticament totes les penyes, teatre, dansa, literatura..., hi eren.
Fa un temps la gent es va disgregar i ja gairebé ningú entra al Casino de tots. Està fet una pena. Només les cadires i les taules dels quatre avis que encara juguen estan igual que abans
És ara quan s'escolta que tant de bo tot fos com abans. Jo dic igual. Catalònia era una mica de nosaltres, de tots nosaltres i quan anàvem allà a mirar, comprar o escoltar si es tractava d'algun esdeveniment. Catalònia era casa teva i meva. Tant de bo no s'hagués comprat massivament al Corte Inglés, FNAC, o alguna més de moda, ens diem ara . Hem fet un mal canvi Helena. Però el més greu és que no aprenem, i el Ajuntament encara menys, perquè en definitiva és ell qui dona el vist i plau al Mac Donals o qui sigui. Perquè a sobre sona a burla haver canviat cultura per menjar "basura". El carrer Pelai, per exemple, també havia llibreries o botigues que ens representaven. Ja no queda res.

Hada Isol ♥ ha dit...

La ciudad en que vivo,tenái en su gran mayoría casitas bajas,coloniales,que eran patrimonio de todos y tenáin un poco de nuestra historia,en este tiempo de a una las han tirado abajo reemoplazandolas por centros comerciales o edificios altos(aqui no se puede tener edificios altos porque hay sismos) sin embargo ahi están cambiando la fisonomía de nuestra perqueña ciudad,ese era su encanto! encima los turistas se quejan porque esos shopings no son grandissimos como los que ellos acostumbran a recorrer,menos mal que tenemos los cerros y los Valles que son el mayor atractivo porque a la ciudad le quitaron el romance y la belleza en favor del "progreso" y sobre todo del dinero,como sucede en este lugar que planteas,es una pena!Un abrazo Josep que tengas un hermoso día!

Josep ha dit...

Isabel, no es que pase mucho, pero pasa. En Barcelona en cuando no te das cuenta ya tienes una casa antigua tirada o vendida a cualquier bazar chino. En este caso se trata de una libreria que llevaba casi 100 años abierta. Para nosotros era un referente. Hacian conferencias, presentaciones de escritores y otras muchas cosa. ha cerrado y en su lugar poner un Mac Donals y el ayuntamiento lo permite.
En el caso de Paris es igual, cierra un restaurante muy querido para ellos y abre un café de la cadena norteamericana Starbucks en un lugar muy pintoresco, romantico...
Y ahora veo que en Tucuman igual.
Hacen lo que quieren querida amiga. El dinero lo puede todo. Como estas cadenas de comida o bebida están por todo el mundo compran lo que les da la gana.

Un abrazo muy grande.

Isabel Martínez Barquero ha dit...

Sólo he entrado una vez en esa cadena americana y no me gustó nada de nada. Como tú, considero que no pega en la plaza bohemia por excelencia de París. Un descalabro, que le restará encanto a la plaza, sin duda.

Me ha apenado lo del cierre de la librería catalana. Siempre me apena que cierren librerías y, ahora, con a crisis, son muchas.

Un saludo afectuoso, Josep.

Josep ha dit...

He conocido Place du Tertre, donde todavía había un verdadero espíritu de Montmartre, Estábamos en un hotel a la vuelta de la plaza y vimos artistas como Georges Brassens y otros poetas y pintores conocidos. Pero la mayoría eran amateurs. Algunos artistas famosos vivían allí.
Hace unos años volvimos otra vez pero ya no era aquel espíritu, creo que se fue para siempre. Sigue siendo tan bello pero creo que se ha perdido casi todo el encanto de antaño. Hay cosas que no se notan tanto pero en las tiendas de los alrededores venden cuadros pintados en China no allí.
En cuanto a las librerías pues la verdad es que creo que alguien debería preocuparse del tema. De la misma manera que según en que sitios no se permite abrir una tienda que no vendan o fabriquen lo mismo que la que cierra, en este caso con más razón, o la misma. Cambiar cultura por comida basura es un poco grave.
Muchas gracias por venir, Isabel.
Saludos.