divendres, 25 de gener de 2013

Caídos en el olvido



A veces una simple frase leída en algún sitio te hace cavilar y te lleva por caminos que nada tienen que ver con el tema de lo que estabas leyendo. Y eso me pasó a mi visitando el blog  
"Tot Barcelona" y muchas veces también en el de  “María Trinidad Vílchez” que me encontré al final de una entrada con esta frase: las cosas simples las devora el tiempo.... No se por qué esa frase me hizo pensar en la cantidad de cosas que devora el tiempo que es como una riada que va arrastrando todo a su paso, cosas que fueron útiles ya no lo son y van desapareciendo de nuestras vidas y caen en el olvido como si nunca hubieran existido hasta que un día reparas en una de ellas que quizás quedó olvidada y piensas que lo que en otro tiempo fue muy utilizado y casi imprescindible hoy sólo es un trasto inútil.



Una de estas cosas que devoró el tiempo son “Els trucadors”, en castellano  “las aldabas”. Se podría decir que eran unos buenos medios de comunicación porque servían para avisar en las casas que llegaba un visitante. Por la forma de golpearlas se podía incluso adivinar si el visitante venía en son de paz o con ganas de pelea, si el que llegaba era de la familia o un desconocido, si la llamada era pidiendo entrar o sólo un aviso o señal convenida de antemano.

Poco a poco fueron desapareciendo de las puertas sustituidas por los timbres primero y los interfonos después. Es raro encontrar aldabas en las puertas de los edificios hoy en día, pero recorriendo las calles de la parte vieja de las ciudades todavía se pueden encontrar algunas, la mayoría llenas de polvo u oxidadas que saben que el tiempo que les queda es el mismo que el de las puertas a las que están sujetos, o quizás menos, y el mismo que el de las casas que esas puertas guardaban.





Otras, muy pocas, están mejor conservadas quizás porque los edificios que los conservan quieren mostrar que hubo un tiempo en que casa y dueño eran importantes.




Estas más sencillas en los que no se buscaba nada más que su utilidad.


De algunas ya sólo queda el soporte que todavía le da un aspecto más triste
Pero más triste es todavía cuando no quedan mas que dos agujeros en la puerta y que mucha gente ya ni podrá deducir que es lo que en un día no muy lejano había allí.
Si, el tiempo en realidad se lleva por delante a las cosas pequeñas, a las grandes, a las importantes y a las que no lo son.


Fotos extraidas de: http://trucadors.blogspot.com
De casas de pueblos

Y de internet. serán retiradas a petición

16 comentaris:

Miquel ha dit...

Tengo casi 1.200 fotos hechas por mí de picaportes de Barcelona. Muchos ya desaparecidos, con nombre de la calle y señales ¡¡¡ son otra de mis debilidades

Gianna Ben ha dit...


En la parte vieja de Buenos Aires, es el barrio de San Telmo, también se ven algunas , lo que pasa es que muchas casas viejas son demolidas, porque es más sencillo hacer una nueva que arreglar una vieja, entonces con la casa vieja se va todo lo antiguo y que no se usa más, y se van todas estas obras de arte.

KRT ha dit...

Excel·lent, Josep! Una bona metàfora de com passa el temps, i de com anem passant nosaltres "cuando llega el arrabal / de senectud". També estaria bé retratar les llindes de les cases que porten la data d'alguna reforma, o les reixes de les finestres mentre encara en quedi alguna... Gràcies per evocar la bellesa de les coses senzilles, quotidianes.

Hada Isol ♥ ha dit...

Por eso me gusta sacar fotos,porque en cierto modo son un documento que guarda al tiempo,todo lo que ha existido está en alguna imagen que algun ser humano ha deseado compartir,es una pena a veces ver como cambia todo y lo anterior se reemplaza muy rapido más en estos tiempos,atesoró mi padre sus discos y yo mis cassettes,pero mis hijos dificilmente puedan atesorar cosas ya que debido al avance de la tecnología todo está tan poco tiempo en sus manos,casi de inmediato quedan obsoletos,hoy en día se borra aun más rapido el pasado eso no me gusta! me encantó tu entrada,aquí hay algunas aldabas en las casas coloniales que quedan ,y en alguna casa vieja pero están derrumbandolas para poner en su lugar fríos departamentos que ocultan al sol y no dejan ver los cerros,menos mal que vivo lejos del cerro y aun las casas en donde vivo son bajas.un abrazo querido Josep que lindo es leerte!

FG ha dit...

En muchas de las ocasiones que he ido a Barcelona, cuando me pongo en plan turista, (bolso, calzado cómodo y cámara) He fotografiado creo que se llaman "Aldabas" (corrígeme si me confundo ¿eh?) porque hay algunas que son verdaderas obras de arte, me encantan aunque sí que da pena cuando vemos la puerta con los agujeros de la misma diciéndonos que ya no está...

Me encantan también cuando en el dintel de muchas entradas a las casas hay auténticas maravillas de figuras, para adornar el número de la vivienda.

Lo cierto es que hay tantas cosas bellas en los lugares más a la vista y que tal vez por ello es que no les damos la más mínima importancia.

Amelia ha dit...

pues fijate Josep que a mí siempre me han gustado, donde se ponga una buena puerta maciza, con un buen llamador que se quiten las de aluminio imitación madera, y modernidades, que bueno habrá sus adictos pero a mí me tiran hacía atraás.

Me gusto mucho tu entrada, cada vez tengo más presente que yo debí vivir en otros tiempos, donde el amor a las buenas formas, a lineas cuidadas, a los detalles, a la buena porcelana, a las sillas enteladas, todo eso me llamá mucho la atención, me gusta.

Un beso y buen fín de semana. Amelia.

Josep ha dit...

Sento molt no poder contestar de seguida. Porto uns dies bastant embolicat. Moltes gràcies i disculpeu-me.

Siento mucho no poder contestar sin dejar pasar tanto tiempo. Llevo unos dias bastante atareado. Muchas gracias y disculpatme.

Josep ha dit...

Miquel, pues si que hay picaportes que no sean la cásica mano con anillo y la piedra.
Por otra parte lo que tu no tengas coleccionado de Barcelona...

Salut.

Josep ha dit...

Gianna, estoy de acuerdo contigo siempre y cuanto realmente valga más hacerlo nuevo, pero tu ya sabes que hay mucho listo en este mundo. Y luego estas piezas, sean picaportes, puertas, ventanas o rejas, seguro que van a parar a un antiquario. Es una pena que desaparezcan estas riquezas.

Un beso.

Josep ha dit...

Has tingut una gran idea, KRT, He buscat finestres, cases abandonades, panys i claus, rellotges de sol, però trobo poques coses interessants. El que si faré és buscar els retrats de
els llindes de les cases.

Moltes gràcies.

Josep ha dit...

Isabel, por favor, tu que sabes hacer buenas fotos, si puedes hazlas. Si, estoy seguro que quedan muchas cosas del estilo colonial que valen la pena.

Muchas gracias.

Josep ha dit...

Hola FG, en esto que preguntas del nombre nosotros que como quien dice somos del mismo barrio decimos "Trucadors" En català y picaportes en castellano. Aldabas supongo que se dice más en otros sitios que aquí en Catalunya. Tu final es verdad. A veces pasamos por los sitios que hay cosas "chulas" y ni siquiera nos damos cuenta.

Una forta abraçada.

Josep ha dit...

Amelia, tu eres un poco antigua, como yo, de verdad. Si tubiera dinero y espacio la mayoria de cosas serían antiguas. Lo que ocurre es que cada vez se ven menos, o cuestan más de encontrar, o valen mucho dinero. Tu por ejemplo podrías mirar cántaros para tu casa, algo parecido a esto: Mira en este blog y enseguida los verás.http://elsobrino.wordpress.com/2010/10/01/etnografia-del-verdeo/
Inténtalo.

Un beso.

genetticca ha dit...

Aquí en Ibiza, aun existen forofos, se colocan en muchas casas, sobre todo payesas. Hay, incluso, un comercio que vende picaportes muy excéntrico, algunos verdaderas obras de arte. También conozco un coleccionista, te compra lo que le lleves.
Pero apurando el tema. Nadie se imagina una un bloque de pisos con picaportes, eso es rural, o tal vez señorial, pues en las ciudades, las casas más antiguas aun disponen de ese "golpe" de gracia que avisa de las visitas.

Un abrAZO

Josep ha dit...

En casa de mis padres era un edificio de dos plantas. A mi si que me gustaba el "Trucador". Teniamos códigos para saber quien era el que llamaba en cada piso. Nosotros viviamos en el 1º seg, por lo cual la señal de que era en nuestra casa un golpe y un repicón. (me explico?)
Me alegro que aun queden personas que les guste, que compren y vendan. Hay de preciosos.

Un petó

Mª Trinidad ha dit...

Pues ya ves querido Josep, que sorpresa, ya has leído a Miquel, mas de 1200, picaportes en Barcelona, se dice pronto, y son muy bonitos, pero todavía hay algunos relindos en puertas regias, que un día de estos los rumanos se los lleva...Al tiempo, y soy consecuente con lo que digo así de claro.
Un petó Josep y BFDS.