dijous, 31 maig de 2012

Desde luego, hay veces que pienso que tenemos lo que nos merecemos.





Bla, bla, bla en el Congreso, entre los unos, socialistas, dedicados a hacernos creer que quieren preguntar por Bankia, y los otros, peperos, poniendo el ventilador contra el Gobierno anterior para despistar a los demonios. Entre Isabel y Fernando, monta tanto que ya no engañan a nadie. Sean sinceros por una vez, señorías, y reconozcan que nadie quiere saber qué pasó, quizás porque ambos dos estuvieron cómodamente sentados en los consejos de administración, inhalando el humo tóxico de unas cajas que nos vendieron como solventes, mientras cobraban las dietas pertinentes. El escándalo Bankia es una hidra de muchas cabezas, pero una de las más visibles es la voluntad de los grandes partidos de tapiar con cemento sus miserias. 

Quizás porque fueron gentes de ambas bancadas las que durante años permitieron la alegría de la huerta de unos números imposibles que financiaban los delirios de grandeza de los políticos de turno, a la par que alimentaban el modelo económico de la especulación inmobiliaria, sin guardar para mañana lo que dilapidaban hoy. Además, ¿qué hacer con los controles del Estado que estuvieron durmiendo la siesta, mientras se iba cavando el agujero? ¿Qué hacer del Banco de España o de la Comisión de Valores? Y es por eso, por todo lo que hay en juego y pringa seriamente a rojos y azules, por lo que no hay entusiasmo de los grandes en saber qué ocurrió. Quizás Chacón, que no tiene quien le escriba, escribe algún renglón decente sobre el tema, pero no parece que Rubalcaba esté por levantar alfombras. ¿Qué polvos teme encontrar?


Sin embargo, lo que más me alarma no es el chiste del dentista, en versión PP-PSOE, (aquel del "no nos haremos daño", que le dice el enfermo al dentista, tocándole sus nobles partes), sino la indolencia del global social, que parece letárgico. El otro día Xavier Rius (el primero en reclamar responsabilidades penales) decía que hizo un llamamiento ciudadano para llevar el tema a los juzgados, y tuvo tanta suerte como Diógenes cuando iba por Atenas con una vela buscando un hombre honesto. ¿Qué nos pasa? Porque dice mucho de una sociedad el hecho de que el único que se preocupe por ir a los tribunales, después de un agujero económico de miles de millones, sea un sindicato dirigido por un admirador de Franco. ¿Dónde están los abogados, los afectados por las acciones (que se las vendieron con unos números que no existían), las entidades, la sociedad civil? Al día siguiente de salir en bolsa y no cuadrar los números, un millar de accionistas llevaron a Facebook a los tribunales por considerar que había "débiles pronósticos de crecimiento". Aquí se venden acciones tóxicas escondiendo un agujero de millones, y nadie hace nada. Políticos que callan, interventores que no ven, sociedad civil que se despista..., ¿qué es esto? 
Desde luego, hay veces que pienso que tenemos lo que nos merecemos.

Pilar Rahola. La Vanguardia.31-5-2012




 Pilar, hoy  en tu artículo  coincidimos plenamente. Solo  me cabe añadir unas cuantas cosas. Una es que algo está  esta fallando en el sistema cuando han de ser  Manos Limpias uno de los pocos que llevan a los tribunales a los chorizos. Me pregunto si es esta  la perfección de la Unidad  de España por la Gracia de Dios?
Tu crees Pilar,que algún dia sabremos la verdad, o es que la verdad alarma?
Otra de ellas   es que recuerdo que hace años, en una  visita por Argentina y estando en un programa de televisión muy importante, dijiste que no entendías como en un país tan rico pasaban las cosas que pasaban, refiriéndote claramente al ya histórico corralito argentino.  Esto mismo yo lo he repetido muchas veces a los amigos argentinos que tenemos un blog.  Ahora tú misma, y yo  también, podemos resolver el enigma: porque en todos los países hay delincuentes de guante blanco y España no es la excepción. Y Argentina era mucho más rica que nosotros.  Bankia es made ​​in Spain. Que nos hemos creído Pilar.


Todas las fotos son de internet. Serán retiradas a petición




dissabte, 26 maig de 2012

locos por salvarnos la vida


Lo he estado pensando durante muchos segundos, digamos que entre un trago de agua y otro trago de agua. No me llega para otra cosa, por lo tanto estoy totalmente decidido a ello. Sin  más dilación solicito formalmente al Estado Español una ayuda de 19 millones de euros, a la vista de la facilidad con la que lo logran algunos, como nuestro admirado banquero y blogger José Ignacio Goirigolzarri en Bankia (tras dejar el BBVA en 2009 por  una mísera pensión de 68.7 millones de euros que mantendrá adicional a su nuevo sueldo).  Ya se que es una porquería 19 millones frente a los 19.000 pedidos por  Bankia  sin contar los 4.000 recibidos anteriormente.
Si quieren les explico para qué los necesito, pero de momento no lo haré. Yo me ahorro el esfuerzo y vosotros las lágrimas. El desfase en mi balance económico se debe a que, en lugar de especular en Bolsa o en la burbuja inmobiliaria, me dediqué a dar comida y estudios a mis hijos, lo que me ha llevado a la necesidad extrema de solicitar esta ayuda a fondo perdido.




Puedo prometer, y aseguro que, tras recibir esta mínima subvención de saneamiento financiero, Afrontaré un futuro con solidez.  No estoy muy seguro, pero creo que esta parece ser la fórmula mágica para que directamente te ingresen la cantidad que solicites. No tengo reparos en que provenga del FROB (Fondo de RestructuraciónOrdenada Bancaria), del Ministerio de Hacienda o, como será en definitiva, directamente del bolsillo de mis conciudadanos.
Si toda la operación sale mal, si despilfarro el dinero y he de pedir más, al igual que  Rodrigo Rato
  solicitaré una prejubilación, aunque ya tenga una jubilación (tanto da en estos casos), por algunas míseras decenas de millones de euros, y -para no comprometer al Gobierno- me podrían retirar en alguna   otra sociedad como Iberia,  Repsol, o lo que se tercie, que yo  para esto no tengo reparos. Todo ello, como explicó el Sr. Rato. “para que no se entienda que las eventuales ayudas públicas  han sido decididas para favorecer a una persona ligada al PP.  Prometo pues no errar más gravemente que el citado  Rodrigo Rato 


Siempre suyo. Un antiguo contribuyente...espero.

Buenos tiempos

Corren buenos tiempos,
buenos tiempos para la bandada
de los que se amoldan a todo
con tal que no les falte de nada.

Tiempos fabulosos,
fabulosos para sacar tajada
de desastres consentidos
y catástrofes provocadas.

Tiempos como nunca
para la chapuza,
el crimen impune
y la caza de brujas.

Corren buenos tiempos,
buenos tiempos para equilibristas,
para prestidigitadores
y para sadomasoquistas.

Y silenciosa
la mayoría,
aguantando el chaparrón
al pie de un cañón
de papel maché,
come el pan nuestro
de cada día
con un culo así
contra la pared.
Llorando en el mar
viéndolas venir,
viéndolas pasar,
pasar,
pasar.

Corren buenos tiempos,
buenos tiempos para esos caballeros
locos por salvarnos la vida
a costa de cortarnos el cuello.


fabulosos para plañideras,
charlatanes visionarios
y vírgenes milagreras.

Tiempos como nunca
para echarle morro
o sacar coraje
y pedir socorro.

Corren buenos tiempos,
buenos tiempos preferentemente
para los de toda la vida
para los mismos de siempre.

Para los mismos de siempre.
Siempre.
Siempre.

dijous, 24 maig de 2012

Joaquím María Puyal, premi Català de l’Any



El periodista de Catalunya Ràdio Joaquim Maria Puyal ha estat escollit Català de l'Any 2011 pels lectors d'El Periódico de Catalunya" i els espectadors del programa "Els matins" de TV3. La cerimònia s'ha fet aquest dimarts al Teatre Nacional de Catalunya i ha estat conduïda per Ariadna Oltra i Helena Garcia Melero. Els altres nominats d'aquesta 12a edició eren el doctor Josep Brugada i la pilot Laia Sanz. Puyal recull el testimoni que deixa el cap de colla dels Castellers de Vilafranca, David Miret.
Una vegada més, la decisió ha estat en mans dels lectors d’El Periódico de Catalunya  i els espectadors del programa matinal de TV3, que han pogut votar fins al migdia d'aquest dimarts per via telefònica, a través de la web www.cataladelany.cat i de Twitter.

L’escolli’t ha estat Joaquim Maria Puyal, que ha rebut el premi de mans del president de la Generalitat, Artur Mas. Periodista i autor de la primera retransmissió de futbol en català des de la República, Puyal és un professional molt present en l'imaginari col·lectiu dels catalans per la seva gran presència a la ràdio i a la televisió i per exclamacions que passaran a la història, com aquell "Urruti, t'estimo!".

Joaquim Maria Puyal ha arrencat el seu discurs elogiant la feina del doctor Brugada i la valentia de Laia Sanz per esforçar-se i fer coses que semblaven impossibles. "Jo no sóc el Català de l'Any. És aquell ciutadà que pateix les retallades, aquella mare de família que té dificultats per arribar a final de mes". El periodista de Catalunya Ràdio Joaquím María Puyal, premi Català de l’Any El periodista de Catalunya Ràdio Joaquim Maria Puyal ha estat escollit Català de l'Any 2011 pels lectors d'El Periódico de Catalunya" i els espectadors del programa "Els matins" de TV3. La cerimònia s'ha fet aquest dimarts al Teatre Nacional de Catalunya i ha estat conduïda per Ariadna Oltra i Helena Garcia Melero. Els altres nominats d'aquesta 12a edició eren el doctor Josep Brugada i la pilot Laia Sanz. Puyal recull el testimoni que deixa el cap de colla dels Castellers de Vilafranca, David Miret. Una vegada més, la decisió ha estat en mans dels lectors d’El Periódico de Catalunya i els espectadors del programa matinal de TV3, que han pogut votar fins al migdia d'aquest dimarts per via telefònica, a través de la web www.cataladelany.cat i de Twitter. L’escolli’t ha estat Joaquim Maria Puyal, que ha rebut el premi de mans del president de la Generalitat, Artur Mas. Periodista i autor de la primera retransmissió de futbol en català des de la República, Puyal és un professional molt present en l'imaginari col•lectiu dels catalans per la seva gran presència a la ràdio i a la televisió i per exclamacions que passaran a la història, com aquell "Urruti, t'estimo!". Joaquim Maria Puyal ha arrencat el seu discurs elogiant la feina del doctor Brugada i la valentia de Laia Sanz per esforçar-se i fer coses que semblaven impossibles. "Jo no sóc el Català de l'Any. És aquell ciutadà que pateix les retallades, aquella mare de família que té dificultats per arribar a final de mes".  

En Josep Maria Puyal ha fet un discurs d'un MESTRE de la comunicació. El seu discurs es un discurs de coratge , de sentiment i de catalanitat. M’agradaria que fos el punt de sortida per creure què apart de lladres i estafadors també hi han catalans sincers, lluitadors, honests i amb capacitat de lideratge. No s'ha tallat amb tot el que ha dit al President davant de tota Catalunya! Gràcies Quim per ser tan clar Penso que en Josep Maria Puyal ens ha marcat el camí, ara només cal seguir-lo saber seguir-lo , i demostrar al mon , què el poble Català, sap el què vol i com aconseguir-lo. Moltes gràcies.
VISCA CATALUNYA!

Video de El Periodico, será retirado a petición

"Marató de la Pobresa"/ "Maratón de la pobreza"



Una invitació de tot cor 
ANTONI BASSAS 
| Actualitzada el 21/05/2012 00:00
Una Marató per la pobresa només és un programa de televisió.XAVIER BERTRAL
Un dia de gener, l'aleshores directora de TV3 Mònica Terribas em va trucar per explicar-me una idea. La situació econòmica del país empitjorava ràpidament. Desenes de milers de famílies catalanes estaven caient a l'atur, en els deutes, en els desnonaments. Les entitats que ajuden aquestes persones ja no donaven a l'abast per atendre totes les necessitats. Gent que ahir eren donants, avui eren receptors de les ajudes i deien allò de "Mai no m'hauria imaginat que això em passaria a mi". La situació era tan excepcional que demanava una resposta a la mateixa altura, i la idea consistia a treure del seu estoig de Nadal una de les joies de la corona de TV3: la Marató. Organitzar una Marató extraordinària per la pobresa a Catalunya. I que si la voldria copresentar. Diumenge, sota la direcció de Lluís Bernabé, i juntament amb Agnès Marquès a TV3 i Sílvia Cóppulo a Catalunya Ràdio, amb centenars de professionals de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals i voluntaris de tot el país, ens veurem a la Marató.
Crec que no m'equivoco si dic que aquesta és la Marató que no hauríem volgut fer i que no serà fàcil, perquè la pobresa és una veritat incòmoda. La pobresa ens interpel·la. Deia Hélder Camara: "Si m'ocupo dels pobres em diuen sant. Si em pregunto per què hi ha pobres em diuen comunista". És al voltant de les causes i de les solucions per a la pobresa que han nascut ideologies i compromisos de per vida de tanta gent.
I serà difícil, perquè des d'aquella trucada del gener fins avui la situació encara és més greu, en part per les contínues retallades en despesa pública. Sense anar més lluny, milers de persones van manifestar-se ahir a Barcelona contra les retallades en llocs de treball per a discapacitats.
Per tot plegat, enmig d'una gran comprensió per a aquesta Marató, el projecte també ha rebut crítiques: cinisme, la caritat no és solidaritat, covardia, més compromís, justícia, netejar consciències, socialització de la mala consciència, Marató de la vergonya, la TV de qui retalla, etc. Crítiques formulades sovint des de posicions d'esquerra o, senzillament, per part de persones sensibles o compromeses amb la causa dels més desafavorits. A totes aquestes persones els voldria dir que comparteixo la preocupació pel que estem vivint i alhora explicar com ho entenc: prou que ho sabem que la Marató no solucionarà la pobresa de Catalunya, i que no la fem per rentar la cara a ningú. Jo no m'hi prestaria. Que una Marató per la pobresa només és un programa de televisió, que no pretén substituir les obligades polítiques socials, igual que la Marató contra una malaltia no substitueix les polítiques sanitàries ni de recerca científica. Que la nostra exigència als poders públics perquè assegurin la igualtat d'oportunitats i corregeixin la injusta distribució de la riquesa no pot ser una excusa per a la no-acció. I que quan em pregunto què és millor, si fer la Marató o no, ho veig clar: l'endemà de la Marató, la vida de milers de persones serà una mica menys difícil. Com pitjor és la situació més necessària és la Marató.
Justament perquè tot va malament, ara té més sentit que mai que ajudem els que ajuden les persones que ho estan passant pitjor. Justament perquè sovint ens queixem que la pobresa no surt als mitjans, no podrem perdre l'oportunitat de dedicar-li tot un dia a la televisió de més audiència del país. És amb aquest esperit que diumenge, a TV3, ens agradaria que ens trobéssim, com sempre, a la Marató.

diari ARA   

 És un dels articles millors que he llegit d'aquest gran periodista, i gairebé no caldria afegir ni una coma al seu discurs totalment solidari, no només els més desprotegits sinó també a qui els ajuda. No obstant això deixo aquí la meva opinió perquè jo crec que una cosa és fer La Marató de TV3 per la investigació sobre una malaltia en concret que col·laboro sempre gustosament i l'altra és aquesta. Entenc a Antoni Bassas la seva posició i la puc entendre però no compartir.
 Que el Govern que més ha contribuït en generar misèria en tota la Història de Catalunya, ara tingui la cara dura de fer una “Marató de la Pobresa” a la televisió pública és, sens dubte una repugnant mostra d’hipocresia galopant. És una broma de mal gust que la televisió pública recapti diners per a que "ningú quedi fora de joc" després de la retallada i tancat l'aixeta de la Renda Mínima d'Inserció (la eina més potent que és tenia contra l'exclusió i pobresa), imposat el pagament de les receptes mèdiques, retallat la sanitat, l'educació, apujat el transport públic. La Marató per la pobresa de TV3 del proper 27 de maig, que en tot cas hauria de ser “contra” i no “per” la pobresa, és un insult a la intel·ligència, ens prenen per rucs. Ens estan robant a la cara i després tenen la barra d’intentar-nos fer creure que no hi ha lladres, que tot plegat passa per que si, que és un fet natural. En comptes de potenciar una falsa solidaritat aprofitant-se dels sentiments nobles de la gent el que han de fer és tornar-nos els diners! Hem de ser valents i valentes i sortir al carrer a lluitar en comptes de plorar i practicar la caritat.

  


castellano

Una invitación de todo corazón
ANTONI BASSAS 
| Actualitzada el 21/05/2012 00:00


ANTONI BASSAS
| Actualizada el 21/05/2012 12:00

Una Marató por la pobreza sólo es un programa de televisió.XAVIER BERTRAL
Un día de enero, la entonces directora de TV3 Mònica Terribas me llamó para contarme una idea.La situación económica del país empeoraba rápidamente. Decenas de miles de familias catalanas estaban cayendo en el paro, en las deudas, en los desahucios. Las entidades que ayudan a estas personas ya no daban  abasto para atender todas las necesidades. Gente que ayer eran donantes, hoy eran receptores de las ayudas y decían aquello de "Nunca me habría imaginado que esto me pasaría a mí". La situación era tan excepcional que pedía una respuesta a la misma altura, y la idea consistía en sacar de su estuche de Navidad una de las joyas de la corona de TV3: la Marató. Organizar una Marató extraordinaria por la pobreza en Cataluña. Y que si la quisiera copresentado. Domingo, bajo la dirección de Lluís Bernabé, y junto con Agnès Marquès en TV3 y Sílvia Cóppulo en Catalunya Ràdio, con cientos de profesionales de la Corporació Catalana de Medios Audiovisuales y voluntarios de todo el país, nos veremos en la Marató.
Creo que no me equivoco si digo que esta es la Marató que no hubiéramos querido hacer y que no será fácil, porque la pobreza es una verdad incómoda. La pobreza nos interpela. Decía Hélder Cámara: "Si me ocupo de los pobres me llaman santo. Si me pregunto por qué hay pobres me llaman comunista". Es en turno a las causas y de las soluciones para la pobreza que han nacido ideologías y compromisos de por vida de tanta gente.
Y será difícil, porque desde aquella llamada de enero hasta hoy la situación es aún más grave, en parte por los continuos recortes en gasto público.Sin ir más lejos, miles de personas se manifestaron ayer en Barcelona contra los recortes en puestos de trabajo para discapacitados.
Por todo ello, en medio de una gran comprensión para esta Marató, el proyecto también ha recibido críticas: cinismo, la caridad no es solidaridad, cobardía, más compromiso, justicia, limpiar conciencias, socialización de la mala conciencia, Marató de la vergüenza , la TV de quien recorta, etc. 
Críticas formuladas a menudo desde posiciones de izquierda o, sencillamente, por parte de personas sensibles o comprometidas con la causa de los más desfavorecidos. A todas estas personas les quisiera decir que comparto la preocupación por lo que estamos viviendo y a la vez explicar cómo lo entiendo: Ya sabemos que la Marató no solucionará la pobreza de Cataluña, y que no la hacemos para lavar la cara a nadie. Yo no me prestaría. Que una Maratón por la pobreza sólo es un programa de televisión, que no pretende sustituir las obligadas políticas sociales, al igual que la Marató contra una enfermedad no sustituye las políticas sanitarias ni de investigación científica. Que nuestra exigencia a los poderes públicos para que aseguren la igualdad de oportunidades y corrijan la injusta distribución de la riqueza no puede ser una excusa para la no-acción. Y que cuando me pregunto qué es mejor, si hacer la Marató o no, lo veo claro: el día siguiente de la Maratón, la vida de miles de personas será un poco menos difícil. Cuanto peor es la situación más necesaria es la Maratón.
Justamente porque todo va mal, ahora tiene más sentido que nunca que ayudemos a los que ayudan a las personas que lo están pasando peor.Justamente porque a menudo nos quejamos de que la pobreza no sale en los medios, no podremos perder la oportunidad de dedicarle todo un día en la televisión de más audiencia del país.Es con este espíritu que el domingo, en TV3, nos gustaría que nos encontráramos, como siempre, en la Marató.



Es uno de los artículos mejores que he leído de este gran periodista, y casi no habría que añadir ni una coma a su discurso totalmente solidario, no solo los más desprotegidos sino también a quien les ayuda. Sin embargo dejo aquí mi opinión porque yo creo que una cosa es hacer LaMarató de TV3 para la investigación sobre una enfermedad en concreto que colaboro siempre gustosamente y la otra es ésta. Entiendo a Antoni Bassas su posición y la puedo entender pero no compartir.

Que el Gobierno que más ha contribuido a generar miseria en toda la Historia de Cataluña, ahora tenga la desfachatez de hacer una  "Marató de la Pobresa" en la televisión pública es, sin duda una repugnante muestra de hipocresía galopante. Es una broma de mal gusto que la televisión pública recaude dinero para que “ningú quedi fora de joc” "nadie quede fuera de juego" tras el recorte y cerrado el grifo de la Renta Mínima de Inserción (la herramienta más potente que se tenía contra la exclusión y pobreza), impuesto el pago de las recetas médicas, recortando la sanidad, la educación, subido el transporte público. La Marató por la pobresa de TV3 del próximo 27 de mayo, que en todo caso debería ser "contra" y no "por" la pobreza, es un insulto a la inteligencia, nos toman por burros. Nos están robando en la cara y luego tienen la cara de intentar hacernos creer que no hay ladrones, que todo pasa por que sí, que es un hecho natural. En vez de potenciar una falsa solidaridad aprovechándose de los sentimientos nobles de la gente lo que deben hacer es devolvernos el dinero! Debemos ser valientes y salir a la calle a luchar en vez de llorar y practicar la caridad.

Fotos de internet. serán retiradas a petición

dimecres, 23 maig de 2012

España de las maravillas


imagen de internet [no tiene relación con el artículo. Será retirada a petición]   
imagen de internet [no tiene relación con el artículo. Será retirada a petición]

No hay nada más simpático que el patriotismo español que inunda los micrófonos castizos. A diferencia de las identidades periféricas, que arraigan en la maldad de los pueblos disgregadores, el nacionalismo español es un dechado de virtudes. Unidad, orgullo patrio, y etcétera son algunos de los epítetos que riegan el jardín patriótico español, tan hermoso, que hasta Pemán resurgirá de sus cenizas. Sin embargo, y a pesar de la barroca floritura de dicha retórica, llama la atención que esos mismos patriotas no se preocupen de la buena salud de su maravillosa patria. España es un desastre en muchos aspectos, y la inexistencia de una conciencia crítica que la defienda tanto como la discuta, forma parte del desastre mayor. Y no hablo del conflicto Catalunya-España, aunque es evidente que España es uno de los países con menos sentido democrático respecto a los derechos de los pueblos.

Pero más allá de nuestros larvados conflictos, alguno de esos patriotas debería preocuparse por repensar las miserias que laten bajo el edén español. Y no sólo porque han determinado la peor España del pasado sino porque lastran el presente e incapacitan el futuro. Hay una España que no se aguanta por ningún lado. Es la España del colegueo, la servil con los fácticos, la del dinero fácil, la del fraude, la de los políticos amigos de sus amigos, la que no tiene la palabra "dimisión" en su diccionario. Es la España de mente pequeña y boca grande.

Permítanme un pequeño listado, cogido al azar de las noticias. Por ejemplo, ¿qué país serio construiría autovías que no van a ninguna parte -quizás excepto a los bolsillos de constructores amigos- y sin pagar las indemnizaciones a los propietarios? ¿Qué país al borde de la quiebra se permitiría competir con China en tener la mejor red de AVES del mundo, y continuar haciendo más, mientras no planifica infraestructuras urgentes para su economía? Y podemos continuar con los clubs de fútbol, a los que se les permite deudas millonarias con Hacienda, mientras embargan la casa de alguien por cien euros. De dopajes, sobornos y otras lindezas del deporte, que nadie combate. De la Iglesia, la principal propietaria de inmuebles de España, pero que no paga IBI. De los Julio Iglesias buscados por la justicia, que se plantan a cantar delante del juzgado y el juez no sabe cómo enviar la citación. O también hablar de cajas que fueron el agujero negro de políticos con aires de grandeza y ahora los ciudadanos deben pagar su delirio. O del magnífico fraude fiscal que decora el país, o de las grandes fortunas que se van de rositas, o de las amnistías fiscales o... Y todo esto no ocurre en todas partes, sino que es genuinamente español, lo cual debería llevar a los más inteligentes a repensar el país. Porque los problemas de España nacen de España, por mucha maniobra de distracción que perpetren sus patriotas. 

pilar rahola

dilluns, 21 maig de 2012

Tria els rics./ Elige a los ricos


foto actual: a la callada, amb la suavitat de les coses menors
abans: "Passatge de la Canadenca. Empresa eléctrica que va donar nom a la vaga de 1919
ALBERT SÁNCHEZ PIÑOL  (ARA, 19/05/2012)
"Passatge de la Canadenca. Empresa elèctrica que va donar nom a la vaga del 1919". Sempre he trobat una bellesa immensa en aquesta frase tan somera, concisa, adorable per precisa. És la inscripció d'una placa situada, com diu el text, al passatge que uneix el carrer Cabanes amb la plaça de les Tres Xemeneies, a tocar del Paral·lel. I dic que és una frase bella perquè conté exactament el que ha de contenir: la informació succinta d'un fet, en aquest cas heroic. La mateixa brevetat ens anima a saber-ne més. Per això voldria fer memòria d'aquella vaga èpica. Va fer història. Gràcies a la vaga de la Canadenca, dolorosa però triomfant, els treballadors van aconseguir un dret que avui ens sembla elemental, però que aleshores era gairebé una utopia: la jornada de vuit hores. Hem de pensar que el 1919 la dreta mantenia unes posicions ultraconservadores. 
Com el mateix dirigent de la dreta catalana, Francesc Cambó, per a qui la jornada de vuit hores era, literalment, "una de les pitjors bogeries que ha comès mai l'espècie humana". (És comprensible que algú com Cambó pensés així: ell no en treballava ni una.)
Com vivien, els nostres avis? La Barcelona dels anys 20 recorda molt el Nova York de Gangs of New York , amb la diferència que aquella Barcelona no era fictícia. La població patia dues grans violències. En primer lloc, la violència provocada per unes condicions urbanístiques i socials deplorables, i que s'expressaven en una criminalitat que només afectava la classe treballadora. Com els petits trinxeraires, i dic petits perquè els trinxeraires eren hordes de menors que atacaven qualsevol víctima indefensa. I en segon lloc, la violència del poder, una policia brutal que apallissava, engarjolava i torturava a discreció.


El 1919 un obrer guanyava entre 3 i 3,50 pessetes diàries. Això si era un home. Les dones, doblement discriminades, no en cobraven mai més de 2. Així, un matrimoni en què tots dos treballessin (i eren jornades de deu o dotze hores diàries) guanyava 5,50 pessetes al dia, però només l'allotjament ja en costava 1,65. Un parell d'espardenyes valien 1 pesseta, i només duraven un mes. Uns pantalons barats valien 2 pessetes, com les camises. La dieta gairebé mai no incloïa carn, només sopa, llegums, pa i vi dolent. És a dir, que el dispendi energètic consumia inevitablement les persones, degradant-les, perquè l'esforç laboral gastava moltes més calories que les ingerides. Ah, i pel que feia a les obreres adolescents, els empresaris acostumaven a tenir-hi drets sexuals.
En aquest context de misèria i repressió sembla increïble que un grup de treballadors aconseguís mobilitzar-se, organitzar una gran vaga i tirar-la endavant. En aquella època, les vagues no eren com les d'avui, sinó una guerra encoberta, en què si calia el govern cridava l'exèrcit. I, com dèiem, la policia torturava habitualment els detinguts. Sovint els arrencava les ungles, de vegades les parpelles. 
 fou el primer president de la Mancomunitat de Catalunya 
Com? Amb tenalles. Per això quan llegeixo textos tan espartans com els de la placa de la Canadenca, sento un d'aquests orgulls que pugen tòrax amunt. Orgull dels nostres avantpassats, de la nostra història. De saber que un petit, humil racó del Paral·lel amaga una heroïcitat col·lectiva rere una petita, humil placa. I està bé que sigui una petita placa i prou. Perquè un pensa: "Si una placa tan petita parla d'una epopeia tan gran, quantes gestes amagaran els racons d'aquesta ciutat?"
Dit tot això, voldria afegir-hi un detall informatiu nimi, un no-res: la nostra estimada placa ja no hi és. I ara és possible que molts lectors es preguntin qui ha estat el brètol, l'indesitjable, la tribu urbana que ha malmès aquest tresor cívic. El problema és que la placa no ha estat trencada, sinó substituïda. Dissimuladament, subreptíciament. Com qui no vol la cosa. (Els mateixos dies, per cert, que l'ajuntament es nega a buscar un nom més apropiat per a la plaça Joan Carles I, que ja comença a ser coneguda popularment com "l'Elefanta").
Bé doncs, ara a la nostra placa, que ja no és humil ni digna, hi posa: "Passatge de la Canadenca. Empresa fundada per Fred Stark Pearson el 1911". És a dir, on es rendia tribut a milers d'herois anònims, que gràcies al seu sacrifici van aconseguir un bé col·lectiu, ara es reivindica la figura d'un individu avariciós que ja té al seu nom una avinguda i fins i tot una estàtua a Pedralbes. I un no pot evitar preguntar-se: es pot ser més mesquí?
Jo no vinc del camp del periodisme, però en aquest cas m'he permès convertir-me en un Tintín. I després d'àrdues investigacions puc comunicar-los que he descobert l'autor de la usurpació.
Ha estat Cambó.











CASTELLANO


ALBERT SÁNCHEZ PIÑOL (ARA, 05/19/2012)
"Pasaje de la Canadiense. Empresa eléctrica que dio nombre a la huelga de 1919". Siempre he encontrado una belleza inmensa en esta frase tan somera, concisa, adorable por precisa. Es la inscripción de una placa situada, como dice el texto, en el pasaje que une la calle Cabanes con la plaza de las Tres Chimeneas, junto al Paral · lel. Y digo que es una frase hermosa porque contiene exactamente lo que debe contener: la información sucinta de un hecho, en este caso heroico. La misma brevedad nos anima a saber más. Así que quisiera hacer memoria de aquella huelga épica. Hizo historia. Gracias a la huelga de la Canadiense, dolorosa pero triunfante, los trabajadores consiguieron un derecho que hoy nos parece elemental, pero que entonces era casi una utopía: la jornada de ocho horas. Debemos pensar que en 1919 la derecha mantenía unas posiciones ultraconservadoras. Como el mismo dirigente de la derecha catalana, Francesc Cambó, para quien la jornada de ocho horas era, literalmente, "una de las peores locuras que ha cometido nunca la especie humana". (Es comprensible que alguien como Cambó pensara así: él no trabajaba ni una.)



Como vivían, nuestros abuelos? La Barcelona de los años 20 recuerda mucho el Nueva York de Gangs of New York, con la diferencia que aquella Barcelona no era ficticia. La población sufría dos grandes violencias. En primer lugar, la violencia provocada por unas condiciones urbanísticas y sociales deplorables, y que se expresaban en una criminalidad que sólo afectaba a la clase trabajadora. Como los pequeños golfos, y digo pequeños porque los golfos eran hordas de menores que atacaban cualquier víctima indefensa. Y en segundo lugar, la violencia del poder, una policía brutal que apaleaba, encarcelado y torturaba a discreción.
En 1919 un obrero ganaba entre 3 y 3,50 pesetas diarias. Eso si era un hombre. Las mujeres, doblemente discriminadas, no cobraban nunca más de 2. Así, un matrimonio en que ambos trabajaran (y eran jornadas de diez o doce horas diarias) ganaba 5,50 pesetas al día, pero sólo el alojamiento ya costaba 1,65. Un par de alpargatas valían 1 peseta, y sólo duraban un mes. Unos pantalones baratos valían 2 pesetas, como las camisas. La dieta casi nunca incluía carne, sólo sopa, legumbres, pan y vino malo. Es decir, que el dispendio energético consumía inevitablemente las personas, degradándose, porque el esfuerzo laboral gastaba muchas más calorías que las ingeridas. Ah, y en cuanto a las obreras adolescentes, los empresarios acostumbraban a tener derechos sexuales.



En este contexto de miseria y represión parece increíble que un grupo de trabajadores lograra movilizarse, organizar una gran huelga y llevarla adelante. En aquella época, las huelgas no eran como las de hoy, sino una guerra encubierta, en la que si era necesario el gobierno llamaba el ejército. Y, como decíamos, la policía torturaba habitualmente a los detenidos. A menudo les arrancaba las uñas, a veces los párpados. ¿Cómo? Con tenazas. Por eso cuando leo textos tan espartanos como los de la placa de la Canadiense, siento uno de esos orgullos que suben tórax arriba. Orgullo de nuestros antepasados, de nuestra historia. De saber que un pequeño, humilde rincón del Paralelo esconde una heroicidad colectiva tras una pequeña, humilde placa. Y está bien que sea una pequeña placa y nada más. Porque uno piensa: "Si una placa tan pequeña habla de una epopeya tan grande, ¿cuántas hazañas esconderán los rincones de esta ciudad?"



Dicho todo esto, quisiera añadir un detalle informativo nimio, una nada: nuestra querida placa ya no está. Y ahora es posible que muchos lectores se pregunten quién ha sido el gamberro, el indeseable, la tribu urbana que ha dañado este tesoro cívico. El problema es que la placa no ha sido rota, sino sustituida. Disimuladamente, subrepticiamente. Como quien no quiere la cosa. (Los mismos días, por cierto, que el ayuntamiento se niega a buscar un nombre más apropiado para la plaza Juan Carlos I, que ya empieza a ser conocida popularmente como "la Elefanta").
Bien pues, ahora a nuestra placa, que ya no es humilde ni digna, pone: "Pasaje de la Canadiense. Empresa fundada por Fred Stark Pearson en 1911". Es decir, donde se rendía tributo a miles de héroes anónimos, que gracias a su sacrificio lograron un bien colectivo, ahora se reivindica la figura de un individuo avaricioso que ya tiene a su nombre una avenida e incluso una estatua en Pedralbes. Y uno no puede evitar preguntarse: se puede ser más mezquino?
Yo no vengo del campo del periodismo, pero en este caso me he permitido convertirme en un Tintín. Y después de arduas investigaciones puedo comunicarles que he descubierto el autor de la usurpación.


Ha sido Cambó.





dimecres, 16 maig de 2012

politicos mentirosos




Estimado señor político. Le escribo sin especificar el nombre ni el partido al que representa, porque en realidad tengo la firme sensación de que es irrelevante en cuanto al asunto que le quisiera comentar. Supongo que no hace falta que le recuerde el descrédito en que ha caído su profesión. Es una mala cosa, pero en un tiempo en que el verbo "mentir" parece sinónimo de "hacer campaña electoral permanentemente", entenderá que se hace muy difícil no generalizar en sentido negativo sobre la clase política.

El tema que le quiero comentar tiene mucho que ver con la facilidad que detecto en nuestros dirigentes para hacer estas dos cosas: mentir y, lo que todavía me cabrea más, no dar importancia al hecho de mentir. No hablo de promesas electorales ni nada de eso, que también,  sino de un tema que me afecta casi, casi directamente. Se trata de su formación. De sus estudios. En una palabra: de sus currículos.

Desde hace bastante tiempo han ido saliendo noticias de miembros de la clase política que falsearon sus currículos. Doctores en medicina que no eran tal, ingenieros que no habían terminado los estudios, licenciados en derecho que todavía tenían asignaturas pendientes...

Sabe? Yo si que conozco  muchas personas  que terminaron sus carreras. Y después hicieron un doctorado. Y lo terminaron. Creo que para ellos esto no tiene  ningún mérito especial, para ellos es algo que mucha gente ha hecho. Es cuestión de tener interés en alguna rama del conocimiento y estar dispuesto a dedicar muchos años. Esto quiere decir que pasan tardes estudiando en lugar de hacer otras cosas. Que pasen  unos exámenes y los aprueben. Con más o menos nota, pero los aprueban. Y cuando completan la licenciatura (todas las asignaturas de la licenciatura!), Con suerte consiguen una beca y pasan cuatro años trabajando en un laboratorio para hacer el doctorado.



Hace muchos años que voy al hospital, y jamás he visto ni oído una sola queja. El trabajo les gusta y se consideran afortunados, e incluso privilegiados de poder hacerlo. El caso es que todo ello, entre licenciatura, máster y doctorado les  puede llevar ocho o nueve años de tu vida. Es un esfuerzo y merece, como mínimo, un respeto.
Hablo de médicos porque en estos momentos es con quien tengo más trato, pero  junto a ellos puedo y quiero hablar de profesores, ingenieros, historiadores, bibliotecarias, enfermeras y  otros profesionales en su sector. Todos ellos amigos míos.

Y esta es la razón de mi denuncia. La tendencia que tienen los miembros de la clase política a atribuirse estudios, títulos y doctorados que no tienen es una falta de respeto para todos aquellos que si que lo han hecho, y siguen haciéndolo. Esto quizás no sería demasiado grave pero resulta que su actitud es un desprestigio para los estudios en general. Si cualquiera puede decir que es doctor, abogado, ingeniero o lo que sea,  sin tomarse la molestia de terminar doctorado, qué reconocimiento puedo esperar con respecto al  título de mis amigos? Ni siquiera unos estudios universitarios. Cualquier persona que acabe la educación secundaria, pero que al menos lo termine, se merece que el título que ha conseguido sea valorado por el esfuerzo que ha puesto. Ustedes, inventándose currículos están haciendo un desprecio a todos los que han completado algún estudio, cualquier estudio de cualquier nivel, de manera honesta.


Ya se que no lo hace todo el mundo, que sólo son unos pocos casos. Sin embargo, cuando alguien tiene responsabilidades de gobierno, mentir sobre su currículum no es una anécdota ni mucho menos .En otro trabajo sería motivo de despido (por cierto, sería tan amable de explicarme por que con ustedes no es así?).



También se que de tramposos hay siempre. Pero lo que me irrita más, lo que me parece más grave, no es tanto que lo hagan sino que a usted y ha todos sus compañeros, ya les parece bien. Cuando el engaño lo hace un miembro de otro partido muestran una cierta indignación, y cuando es de su partido muestran una obscena comprensión y no tienen ningún problema en minimizarlo. En resumen: Les parece correcto mentir en su currículum. Aparentemente, eso de tener estudios, es algo anecdótico que no tiene más importancia. Si los pillan en la mentira simplemente rectifican y sustituyen "licenciado en..." o "doctor en..." por la expresión "tiene formación en..." que ya me disculpará, pero es una auténtica tontería. Al menos podrían poner "tiene formación en.... pero no lo suficiente como para aprobar "  Al menos, sería más exacto.

En todo caso sólo quería hacerle llegar mi malestar. No tengo ningún derecho en hacerlo, pero me hago representante de todas aquellas personas que realmente se toman la molestia de completar los estudios que hacen. Es por esto que le agradecería que la próxima vez que pase un caso, solo un caso  parecido, tomen una actitud un poco menos condescendiente. Especialmente si afecta algún miembro de su partido, sea cual sea.

Atentamente.

P.D. Sería mucho pedir que empezaran a pensar en que hablar inglés con un mínimo de fluidez fuera considerado necesario para ser dirigente político?

dijous, 10 maig de 2012

hermano lobo - 37 años






Esta mañana me han mandado algo inesperado, o sea  que me han hecho un regalo, y además  han conseguido sin querer  que publique algo en este pobre blog que hace dias no lo hacia. No es mi cumpleaños ni nada parecido, solo es un regalo sorpresa. Aqui os lo dejo para que  riais o lloreis conmigo.



Hermano Lobo fue una revista española  de humor fundada el 11 de mayo de 1972, con   Chumy Chúmez  como principal impulsor, inspirado en el semanario francés  Charlie  Hebdo  
Esta revista publicó 213 números hasta el  6 de junio de 1976.

  Va uno con un cartel que dice: "Tengo sed de justicia"

Y a su lado un preboste con chistera, que tanto puede ser un político como un banquero (hoy en día podría ser perfectamente las dos cosas a la vez), le contesta: "¡Eres un vicioso! Solo piensas en pensar y en beber”




Que lo disfruteis!



Viendo viñetas del antiguo Hermano lobo me parecen hechas hoy mismo.


 "Hay dos que están como nadando sobre unas aguas oscuras y uno dice: "Hasta que no lo analicemos no sabremos si todo esto es felicidad o es mierda".



















 Franco se muere, comienzan los avances y retrocesos de la transición, pero ni para Lluís Llach ni para el resto de sus compañeros (incluidos visitantes latinoamericanos, estadounidenses y portugueses) esto es una garantía de trabajo: prohibiciones totales del recital, a veces a última hora; acción calculada de grupos ultras a sueldo de la policía y de otros organismos, a veces disfrazados de militantes de extrema-izquierda; multas por “escándalo” y “alteración del orden público”… La revista humorística Hermano Lobo muestra en una viñeta una nota de protesta contra las prohibiciones que sufre          el cantante catalán    
Para Lluís, una de las cosas más importantes que le ha pasado, ha sido ver como “L’estaca” se convierte en una canción popular no sólo catalana, no sólo española, sino universal: versiones en griego, en alemán, en portugués, en vasco (Gorka Knorr), en occitano, en sardo, en francés, en inglés… Llegando a convertirse, en su  versión polaca, en el himno del sindicato Solidaridad.
De esta manera, “L’estaca”, esa canción metafórica a ritmo de vals, se convirtió en parte de la literatura universal, muy a pesar de algunos. Y sigue siendo muy a pesar de algunos...


Gorka Knörr cantant "L'Estaca"  






fotos de internet.serán retiradas a petición.