dimarts, 10 de juliol de 2012

que hacemos con el tiempo?


la Persistencia de la memoria. Salvador Dalí.




Dicen los evangelizadores:
“…El tiempo bien aprovechado es fuente de riqueza.
Pueblo que es avaro del tiempo, y que trabaja con tesón, es pueblo rico.
Persona afanada siempre en sus tareas, no sabe lo que es la pobreza agobiante.
Acostumbrarse a ser avaro del tiempo es aprender una de las ciencias más provechosas de la vida. Es aprender a ser rico, a ser de carácter, a ser virtuoso.
Más todavía, el aprovechar el tiempo las veinticuatro horas del día es lo más propio del cristiano. Porque ese refrán tan certero —el tiempo es oro—, en cristiano lo hemos traducido de otra manera, y decimos: el tiempo es eternidad…” [1]
 

Si quieres podemos dejar que nos acompañe ahora una de esas canciones que acarician el alma, Que tinguem sort, interpretado por esa voz que nunca nos abandonará: Luis Llach


 Que tinguem sort by Lluis Llach on Grooveshark

Estoy completamente en desacuerdo con esa opinión, incluso enunciado por enunciado me parece un panfleto ofensivo para el “sagrado” derecho al ocio, a decir verdad, prefiero la opinión de Marcel Jouhandeau: Como no tenemos nada más precioso que el tiempo, no hay mayor generosidad que perderlo sin tenerlo en cuenta.

¿Y a que viene esto?, bueno, el video este con que inicia este post “El banco de Tiempo”, que me envió un conocido, me generó una reacción alérgica que en principio me impidió verlo, prejuzgando se me antojó que no me gustaba para nada el título y por eso reservé un momento de tener mejor humor para verlo con calma y poderlo desechar tranquilamente en caso de no tener ningún interés; la razón de mis sospechas eran infundadas, lo que no me gusta es el simple título o nombre por un recuerdo de hace años, un librito que leí por sugerencia de mi amigo Lluís, se llama Momo, de Michael Ende, para ahorrar (tiempo...) Michael Ende, autor también de La historia interminable, fue uno de esos escritores que supo escribir para niños sin hacer historias tontorronas ni moralistas. Consideró que sus lectores eran suficientemente inteligentes para leer historias que se saliesen de lo corriente y cotidiano.



Trascribo la sinopsis de Momo  tomada de Wikipedia así:

Sinopsis

En las ruinas de un anfiteatro, justo afuera de una ciudad italiana sin nombre, vive una niña huérfana llamada Momo, que posee la habilidad extraordinaria de saber escuchar. Escucha de una manera tan especial que es capaz de encontrar las respuestas a los problemas de quien habla con ella, de hacer amistades e inventar juegos muy divertidos, hasta el extremo de que en su barrio la frase Vete a ver a Momo se ha convertido en proverbial. Momo tiene amistad con todos y especialmente con el barrendero Beppo y el guía turístico Gigi (también conocido como Gigi Cicerone o Girolamo).
Esta atmósfera placentera acaba con la llegada de los Hombres Grises, unos extraños individuos que representan al Banco de Tiempo y promocionan la idea de ahorrar tiempo entre la población (tiempo que puede ser depositado en el Banco y devuelto al cliente después, con interés). En realidad, hacen que la gente lo olvide todo salvo su obsesión por ahorrar todo el tiempo posible para un hipotético uso posterior. Gradualmente, la siniestra influencia de los Hombres Grises afecta a toda la ciudad: la vida se convierte estéril, se deja de hacer todo lo que se considera perder el tiempo, como el arte, la imaginación o incluso dormir. Los edificios y las ropas están hechos exactamente de la misma forma para todos y el ritmo de vida se torna ajetreado. En realidad, cuanto más tiempo ahorra una persona, menos tiene: los hombres grises lo consumen en forma de cigarros, hechos de pétalos secos de los lirios-horas que representan el tiempo. Sin esos cigarros, los hombres de gris no pueden existir.
Momo, por su especial personalidad, se convierte en un obstáculo para los planes del Banco de Tiempo. Los hombres grises intentan infructuosamente deshacerse de ella. Momo, junto a la tortuga Casiopea (que se comunica con ella gracias a los mensajes luminosos de su caparazón) se enfrentará a la dictadura de los hombres de gris y terminará con ellos. Para ello Momo deberá ir al mismo manantial del tiempo.


Idea principal
La idea principal de Momo puede ser visto como una crítica al consumismo. Muestra el peligro de verse seducido por los intereses ocultos de empresas que cuentan con el suficiente poder como para influir en el estilo de vida de la gente. En el mismo sentido es también una profunda crítica al modelo racional de concebir el tiempo, un modelo economicista que olvida esos pequeños momentos y sensaciones que sin tener valor económico y por tanto puedan parecer superfluas, son realmente importantes en la vida humana que siempre tiene una vertiente espiritual.[2]


Entenderán ahora mi preocupación inicial, pensé estos banqueros "hijos de señora de moral distraída" que  ahora también nos quieren robar el tiempo, como nos roban el dinero, y me acordé de algo que alguna vez leí a modo de verso, aunque nada rime con nada y que otro día volví a verlo  colgado por aquí:

Juego de palabras...
Mutación
(… o de como aprendieron a gustar del sol)

Están entre nosotros,
Ya no odian el ajo,
No temen a crucifijos,
No solo chupan sangre,
Vampiro, Bampiro,
Banpiro, Banquero…



Bueno, a decir la verdad, también me acorde de otro escrito mas antiguo que también comparto con vosotros:

Tiempo muerto

No ahorre tiempo, no es rentable...
¿Dónde guardamos el tiempo que no gastamos?, ¿Quién lo recibe cuando lo damos?, al fin y al cabo, si es que pudiéramos recoger en algo el tiempo que buscamos con las carreras y los afanes, cuando lo necesitemos estará pasado, será tiempo de muy mala calidad, será tiempo cansado, tiempo viejo o tiempo enfermo y que además no sabremos en que usar, será ocio insensato, tiempo para el arrepentimiento y la culpa, tiempo para la queja y en todo caso, tiempo que dejamos de disfrutar cuando estaba fresco, sabroso, virgen, impetuoso.

Ahora, después de especular con lo que quizás era eso del banco de tiempo y haberlo visto en realidad, la verdad me parece una buena idea, aunque poco práctica, no creo que mis servicios le interesen a alguien a cambio de una narración que no interesa a nadie a cambio de  compartir música que nos estremece, clases de baile de tango que finalice con masaje, la explicación u opinión de versos de Neruda, una canción cantada en catalán, en fin, las cosas que me gustaría recibir a cambio....

Todo esto para decir que me pareció buena la idea del “intercambio de servicios”, que me suena más bonito que Banco De Tiempo, como un acto pacífico de rebelión al consumismo despiadado que nos acecha




imagenes de internet. serán retiradasa petición

5 comentaris:

Eastriver ha dit...

A mí también me suena mejor... La crítica y la rabia contra los vampiros, la suscribo totalmente. Momo la leí hace años y me pareció muy mágica. Y el reloj, porque de eso hablas, de relojes y de tiempo, me deja perplejo, porque aleatoriamente vengo de otro blog en que también hablaba de tiempo y de relojes... en serio. Es el blog de Lluís, que no sé si lo conoces... a él le he escrito una coa que viene también muy bien para tu entrada: "Cosas... Hemos hablado mucho del reloj en el curso que he hecho este verano. El reloj nos apresa, nos tiene, no al revés. De modo muy borgiano. Porque nos recuerda nuestra finitud, y es como tener colgado del brazo y bien visible la fecha de caducidad.

Yo también tengo el reloj de mi abuelo (...) Me lo dieron luego la familia, y a mí me cayó muy bien porque de la misma forma que los padres y los abuelos nos recuerdan lo que somos y lo que nos espera, hacerlo más patente con un reloj es como mínimo oportuno."

Todo, todo, nos lleva al tiempo, a la vida, a la muerte. Así, sense escarafalls, que decimos en catalán, talmente como si fuéramos sabios aunque no lo seamos (yo al menos no lo soy).

Una abraçada ben forta, que no saps com m'agrada compartir aquestes coses amb gent com tu. No amb tothom es pot parlar d'aquests temes, no?

Miquel ha dit...

Y yo...es un reloj que se usele atrasar 5 minutos diarios...peor ya va bien...y la cuerda a las 12 en punto del mediodía...como hacía él...salut

Josep ha dit...

Ramon, si que conozco a Lluis, y hoy habla de relojes pero no como yo he tratado de explicar. Se trata de esto que hace un tiempo se puso de moda. Bancos del Tiempo. Es muy simple, tu haces algo para alguien y acumulas un tiempo, que este tiempo se ira restando cuando alguien haga algo por ti. Siempre sin dinero. Por esto hablo de relojes, de vampiros banqueros y de Momo. En cuando esté la palabra Banco entre medio ojito
La verdad me parece una buena idea, aunque poco práctica según de que se trate, no creo que mis servicios le interesen a alguien a cambio de una narración que no interesa a nadie a cambio de compartir música que nos estremece, clases de baile de tango que finalice con masaje, la explicación u opinión de versos de Neruda, una canción cantada en catalán,o acompañar a pasear a una abuelita, en fin, las cosas que me gustaría recibir a cambio....

Una abraçada.

Josep ha dit...

Si señor, me gusta tu respuesta. Gracias.

salut.

Hada Isol ♥ ha dit...

Siempre cuando compartimos algo en cierto modo estamos usando esos bancos de tiempo,porque aquel con quien compartimos seguro nos dará algo ,aunque mas no sea una sonrisa! ahora que me robaron el auto he recibido tanto cariño que me doy cuenta que cada vez que di o escuché estaba ahorrando para cuando mas lo necesite,es increible Josep,como han puesto la foto en facebook,algunas personas de mi ciudad siguieron esa foto del auto para ver mi perfil y me reconocieron entonces tomaron el telefono me dieron palabras de aliento y hasta me han ofrecido algo de dinero para comporarme otro auto! y son esos desconocidos que en las paradas de omnibus o en las recepciones de medicos,de la luz del gas del telefono en donde sea ,me han contado sus vidas,a los que di alivio con mis ideas sobre posibles soluciones los que hoy quieren hacer esto por mi,lo que no acepté porque nunca lo hice pensando en recibir nada! te lo juro estoy sorprendida sin quererlo consegui esto,vale la pena ser buena gente! aun cuando parece que no es asi!