dissabte, 9 de juny de 2012

ya hace tres años que le conozco...


El doctor Rozman saluda a un colega en los pasillos del Hospital Clínic de Barcelona

"MAESTRO ES EL QUE ES CAPAZ DE TENER DISCÍPULOS MEJORES QUE UNO MISMO"

El doctor Ciril Rozman es uno de los grandes referentes internacionales de la medicina. Está considerado un maestro por varias generaciones de médicos.

`[Estoy  recordando  de nuevo algo que me pasó ahora hace tres años]...

Doctor Rozman. En alguna ocasión lo he visto por este mismo pasillo. Con esta misma sonrisa y el mismo saludo.
Una vez un paciente de un doctor que usted le recomendó, me dijo: 
Josep, dice el doctor Rozman que recomiendan los místicos orientales que  para vacunarse contra la soberbia: "Sé humilde para alcanzar la sabiduría; y sé todavía más humilde cuando la hayas alcanzado".
Usted dijo de su recordado y buen amigo, el poeta José Jurado Morales que escribió: 
" Bien vale en esta vida el intercambio
 del fruto del pensar, entre los seres.
 Ofrecer al que sufre la palabra
que le ayude a barrer dolor y pena". 
Creo que estas nobles premisas, de humildad y compasión, debe tenerlas presentes un buen médico frente a su paciente.

 También recuerdo que en una entrevista le preguntaron....
¿como espera que sea el resto de su vida?
Vamos a ver... He cumplido 79 años, no lo escondo. Me encuentro en buena forma física y mejor mental, y mi agenda está tan llena que aún tengo que rechazar actos. Estoy dispuesto a morir cualquier día.

 En otra ocasión también pregunté cuantos idiomas sabia.
 -Trece, entre las muertas y las vivas. pero esto es una pérdida de tiempo
-¿Por qué?
-Porque eso que dicen de que el saber no ocupa lugar no es cierto. Con esto ocurre como con la capacidad de los CD. Cuando no cabe más, no cabe más. ---Yo mantengo una idea romántica respecto a las lenguas. Creo que todos funcionaríamos mejor con dos lenguas: una sería la materna, la de los sentimientos nacionales, y la otra, una lengua franca, el esperanto, por ejemplo.
-Doctor Rozman, se a través de sus colegas que usted dice que está encantado de morir, porque es algo que tampoco tiene tanta importancia, que vive tranquilo, al día. Y cuando llegue… pues bienvenida sea. Que le juzguen con caridad
Todo esto, al igual que todos los nombres de todas las personas que pasaron por mi vida mientras yo estuve con ustedes, los tengo escritos para siempre. Desde la señora Montserrat, que limpiaba la cámara  hasta el doctor Joan Bladé.


Quien es usted para los que no le conozcan?
El profesor Ciril Rozman, vicepresidente de la Fundación Josep Carreras, recibió el mes pasado, mayo del 2010 el premio Personalidad sanitaria del año otorgado por Ediciones Mayo tras toda una vida dedicada a la medicina científica y divulgativa.
El Dr. Rozman nació en Ljubijana (Eslovenia) en 1929. Como consecuencia de la II Guerra Mundial tuvo que abandonar su país y tras varios años en campos de refugiados en Austria e Italia, llega con dieciocho años de edad a Barcelona, ciudad donde reside en la actualidad.
Es una de las figuras más relevante de la Medicina Interna en España, con una visión propia e integral de lo que significa esta especialidad y ha centrado su investigación en la Hematología.
Su formación académica se realizó bajo la dirección de los doctores catalanes
 A. Pere Pons y Farreras Valentí.
 En 1965 obtuvo la cátedra de Patología Médica de la Universidad de Salamanca que ocupa hasta 1969 para acceder a la de la Universidad de Barcelona, sucediendo en ellas a sus dos grandes maestros. Hasta su jubilación, ha sido director del Departamento de Medicina en el Hospital Clínic de Barcelona y en la actualidad es profesor emérito de la Universidad de Barcelona y de la Escuela de Hematología “Farreras Valentí”.
En el campo de la Hematología es considerado como uno de los mayores expertos mundiales en Leucemia Linfoide Crónica (LLC), siendo el primer autor español a quien la prestigiosa revista New England Journal of Medicina encargó una revisión sobre dicha enfermedad.
Su implicación en la terapéutica hematológica se ha centrado en el Transplante de Médula Ósea y llevó a cabo el primer trasplante alogénico realizado en España. También ha desarrollado numerosas actividades relacionadas con la clínica, la promoción y la investigación. Más recientemente ha potenciado el establecimiento del primer banco español de progenitores hematopoyéticos de cordón umbilical.
El Dr. Rozman es miembro activo de los comités internacionales más relevantes en materia de trasplante de Médula Ósea y su actividad científica se refleja en más de 820 artículos, más de 350 en revistas internacionales, con aportaciones en 96 libros. Dirige el texto español de Medicina Interna (Farreras-Rotzman) con gran difusión en los países de habla hispana y es Editor Emérito de la Revista Medicina Clínica.
Entre otros honores y distinciones está en posesión de la Creu de Sant Jordi, la Medalla Narcís Monturiol y la Medalla Josep Trueta de la Generalitat de Cataluña; es Premio Rey Jaime I; Embajador la República de Eslovenia para la Ciencia y doctor honoris causa por la Universidad de Granada.


Usted, doctor Rozman, las acredita con creces. De usted se aprende solo recordándolo.





fotos de internet. serán retiradas a petición.

11 comentaris:

Eastriver ha dit...

Ostres, quin tio! Els savis son aixi, ni mes ni menys. Es un savi, una persona especial. Es mestre, no nomes de medicina, sino de la vida. La vida de vegades ens fa regals: regals humils, silenciosos, callats. I aquests regals son gent especial que, de repent, un dia ens fa una mica mes savis. Gent que viu donant-se, ensenyant, fent la seva feina amb intel.ligencia i entrega. I, en el seu cas, a mes cura.

Portes el programa savis. No saps com em va agradar aquest programa. No els vaig veure tots, nomes algun. Com el programa Singulars. Son petits programes discrets, que passen sense fer soroll, pero que ens ensenyen.

Saps que far´´e ara? M'anava a posar un peli, pero crec que em ve mes de gust de veure el Savis que proposes. Bona idea.

Miquel ha dit...

Yo hace muchos años que lo conozco, tenía 25 y tengo 59...de cuando su sala, en vez de número, se llamaba por su apellido en el Clinic...Hoy todo es más pasteurizado, diferente, de otra forma...Pero recuerdo muchos detalles...salut, un placer que lo hayas nombrado.

Mª Trinidad ha dit...

Una eminencia este doctor, muchas gracias Josep, por presentárnoslo, gracias un petó y bon diumenge.

Josep ha dit...

Si Ramon, tu ho has dit, aquest home és un regal que ens dóna la vida. Transmet saviesa només amb la seva presència, i mira que pràcticament només he parlat amb ell el mateix temps que escric això, és a dir ben poc, però profund, ja ho veus. [Segurament està molt mal expressat tot. Ho he anat fent a mesura que recordava] però no m'he deixat res. Trobo que les seves frases són dignes d'estar al costat d'altres també importants. -Miquel diu que el coneix, doncs jo l'envejo-. I pel que fa a la seva saviesa en la medicina ja ho veus. Els mateixos investigadors que igual són aquí que estan en qualsevol part del món en diuen el mestre. Hi ha un altre doctor, també català, se que el seu cognom és Boggi. Té uns 105 anys, a aquest no l'he vist mai però també diuen que és com aquest. De fet Ramon, si et fixes bé aquestes persones passen totalment per la vida en silenci, mentre altres que tot just saben fer la A, fan un soroll increïble. Moltes gràcies Ramon.

Josep ha dit...

Miquel, que suerte tienes de conocer a esta eminencia. Yo ya ves, lo conocí y a los 10 minutos desapareció de mi vista, pero solo de mi vista. Aun recuerdo todo, y como es mi costumbre apunte todas las frases que hoy he puesto. Y otro día de lo sucedido lo comentaba con otro paciente y también apunte las frases de los místicos orientales acerca de la soberbia: "Sé humilde para alcanzar la sabiduría; y sé todavía más humilde cuando la hayas alcanzado".
Cuando lo veas acuérdate de que me gustaría estar a tu lado.

Salut.

Josep ha dit...

Hola mari Trini, es verdad, es un hombre que enamora enseguida. Y no hablo de como es como médico, sino solo como persona normal.
Ya ves Miquel también lo conoce, preguntale a él que puede decir mucho más que yo.
Feliç diumenge Mari Trini.

Un petó.

genetticca ha dit...

A ese tipo de personas si los admiro, respeto y amo.
Gente que llena su vida con el interés en ayudar a los demás, que no salen en las revistas del corazón y sin embargo de ellos depende que éste funcione. Que no se prostituyen por dinero ni entran en el cículo de la corrupción. Afortunadamente no todo es mierda en este planeta,los hay queienes ,calladamente,entran en los espacios del silencio y desde allí contribuyen a que la humanidad se restablezca de los daños infrigidos por el deterioro que otros, con mucho ruido, se empeñan en causar para lograr,simplemente,un beneficio egoista para ellos mismos.

Un abrazo para ti y otro para ese angel.

Amelia ha dit...

Estoy totamente de acuerdo con el comentario de Genetticca.
Eres afortunado Josep dentro de lo que viviste conocíste a personalidad excepcionales y que realmente merecen la pena conocer porque un comentario un chascarrillo es pura sabiduría.
Un beso y un placer siempre leerte.
Amelia.

Josep ha dit...

Genetticca, te harias cruces de como son este clase de personas. Cada año (ahora cada dos) hacen un Seminario muldial sobre el tema del Mieloma ,Ya ves el enlace que he puesto. Pues todos, todos son de una ambilidad y humidad increible. Tienes toda la razón, estos no saldrán nunca en un programa de corazón, corazón.

Gràcies amiga.
Un petó.

Josep ha dit...

Amelia, estos post que pongo se los puedes pasar a Hector si eres tan amable. Verás que tienes horas para comentar. Muchas gracias por estar aquí.

Un beso.

Hada Isol ♥ ha dit...

Cuando estudiaba medicina mis profesores me hablaban más del juicio de mala praxis que del paciente en si,me mostraban la medicina tan deshumanizada que terminé por perder la vocación,ya que hacer dinero no era mi motivación,si hubiera tenido un profesor como este seguro hoy sería una buena medica,mi entusiasmo se retiró en las muchas clases teóricas en las que el ser humano era más que un paciente un cliente,y más que una profesión dignisima y humana a la medicina me la mostraron como un negocio,hoy me doy cuenta de que me equivoqué en mis decisiones,solo tuve mala suerte de que todos mis profesores de esos años eran doctores reconocidos pero muy frío y muy soberbios,he conocido otros que son una maravilla en mi etapa de ser madre.Un abrazo!