divendres, 16 de setembre de 2011

excentricidades mediáticas



Existe un señor por todos conocido que se llama Jaime Martínez-Bordiú, también conocido por haber sufrido graves problemas con la justicia. Este señor ha declarado recientemente que su  abuelito era un gran tío, una persona excelente. Y cuenta que cuando murió tenía casi 12 años y recuerda  que era encantador y muy familiar. Este tipo de declaraciones  a mi no me han sorprendido nada porque otro de los nietos del criminal que oprimió España durante 40 años, Francis Franco, ya nos había fascinado en un plató de televisión con afirmaciones bastante parecidas.  Ahora nos encontramos con otra perla, Cristiano Ronaldo.

Ha dado la vuelta al mundo con las convicciones sobre su belleza, riqueza y gran talento futbolístico, que  según él provocan envidia y fomentan al jugador contrario, agresiones injustificadas. En la misma línea de desacomplejada sinceridad, encontramos  el no va más en este circo,  nada más ni nada menos que  el primer ministro, Silvio Berlusconi, que calificó a la canciller alemana, Angela Merkel, de "culona mantecosa infollable"  según unas escuchas recientemente publicadas por la prensa italiana. He aquí algunos ejemplos de las atrofiadas neuronas de este tipo de personajes que se mueven en las más altas esferas y tienen, en ciertos casos, importantes responsabilidades entre sus manos.  Resulta difícil obviar que las desagradables palabras ilustran bastante fielmente el mundo paralelo en el que viven aquellos que las pronuncian.


La prepotencia de los futbolistas de élite no me refiero exclusivamente a un solo jugador. Dejando de lado las salidas de tono, habría que debatir en profundidad la cantidad indecente de millones que se pagan por su labor dentro del campo, así como los privilegios de los que disfrutan, en materia de impuestos y  una protección intolerable en los tiempos que vivimos . No es de extrañar que determinados deportistas tengan graves problemas con la humildad, cuando su entorno les empuja hacia la arrogancia más absoluta.  Lo único que no se es si esta forma de actuar es solo delante de las cámaras o también en privado. En el caso de la familia Franco, es bien conocida su situación económica tras el fallecimiento del abuelito. La dramática realidad de los bebés robados es un ejemplo claro de franquismo sociológico. Es imposible ocultar la vinculación de numerosos políticos de la etapa democrática con el abominable Movimiento. Todos estos acontecimientos nos conducen a las chapuzas de la Transición, de las que hoy recogemos los frutos. De manera análoga, si nos trasladamos a Italia, tampoco son tan extraordinarias las chapuceras retrosexual del Cavaliere. ¿Qué se puede esperar de un presidente que sigue en activo después de haber sido acusado de cohecho y prostitución de menoresEn definitiva, estas excentricidades mediáticas son sólo la punta del iceberg. En las alcantarillas del poder hay mucha porquería por limpiar. Y parece que pronto nos saldrá por las orejas.

4 comentaris:

Miquel ha dit...

Hay poca gente preparada para obedecer...pero menos preparada para mandar...

Xavi ha dit...

Para montar un zoológico...

Josep ha dit...

Ni que lo digas Xavi, encima me dejaba uno de los más peligrosos:la Iglesia. Termino de ver por 3º vez la pelicula Camino. Cuanta realidad, Xavi, cuanta realidad...
Un abrazo.

Josep ha dit...

Miquel, no se que pasa con los post que pongo. En este caso se ha doblado este post, y el comentario tuyo que estaba en el primer post ha pasado aquí y yo te contesté en el otro.Que follón!
Miraré que ocurre.
Una abraçada.