dissabte, 5 de març de 2011

el adoquín

Desde hace muchos años los adoquines molestaban a una ciudad hecha para el coche, y los cambiaron por un feo y negro asfalto. Nadie pensó en la particular historia de ese pequeño bloque de piedra, una perfecta escultura moderna, que en este barrio de Barcelona estaba asociada a las luchas obreras, a esas espontáneas barricadas contra la represión y el orden burgués. El adoquín ya no está en las calles. Lo han transformado en forma de ciudad compacta, donde las empresas más innovadoras conviven con centros de investigación, de formación y de transferencia de tecnología,

A través de los adoquines, la tierra, nuestra tierra, aun respiraba y crecían pequeños brotes de musgo o pequeñas briznas de hierba que buscaban la luz. A través de esas grietas las estaciones del año se comunicaban con nosotros.
Hoy, todo eso ha desaparecido de mi calle, su piel granítica de adoquines ha sido arrancada de cuajo.
Supongo que sólo los poetas entienden que bajo el asfalto y el alquitrán nunca más habrá poesía.







imagenes de internet
serán retiradas si así lo desean.

16 comentaris:

Miquel ha dit...

Todo romántico...todo poesía...todo bondad...pero no...los adoquines no se quitaron porque si...se quitaron por miedo...si por miedo...la clase dirigente no alquitranó las calles por su comodidad, para que ud, tuviera menos vibraciones, para que no traqueteara sus piernas...no....lo hizo por miedo,,,porque sabía que a la primera de cambio los adoquines sirven como arma arrojadiza, como trinchera, como amalgama de ataque...por eso se asfaltaron las urbes, para que el pueblo no tuviera armas...¿ se ha dado cuenta lo de Libia ?...esa es la explicación y no otra. Y todas acabaran asfaltadas, todas...por el bien de los políticos, por y para su salvación...ni por ud., ni por sus rodillas, ni tan siquiera por el ruido del traqueteo...mal me sabe, pero eso es lo que hay. salut

zel ha dit...

Encara n'hi ha a tants llocs... i tanta herbeta encara hi creix, mira, he tingut la sort d'anar a Roma i n'està ple!

josep estruel ha dit...

Ostras Miquel! Si te digo que acabas de romper el encanto....
Pero no me negarás que tengo razón en cuanto al barrio. Fíjate en el mapa, esta calle es de Poble Nou, y ahora ya no, pero tu sabes bien que Poble Nou era Poble Nou. Eso es, republicano.
Una abraçada .

josep estruel ha dit...

Al poble on visc ara la majoria de carrers no tenen asfalt.
És una joia, però a Barcelona ni queden ben pocs, que jo sàpiga ...
Roma ... quanta enveja em dones!
Una abraçada, Zel.

Fernando Manero ha dit...

Las calles adoquinadas eran, como dices, obras de artesanía en piedra que embellecían la ciudad e invitaban al paseo. Cuántas horas, cuánto esfuerzo requería su construcción. Tiene razón Miguel cuando recuerda lo que se hizo con los adoquines en el 68 de Paris. Pero dudo que esos proyectiles hayan sido utilizados desde entonces. Ha sido, ene efecto, el tráfico, la despersonalización del espacio público, lo que ha dado al traste con ese legado del urbanismo que se mantiene cuando se desea preservar la calle que fue como patrimonio común.

Carla ha dit...

Hola Josep, tanto tiempo...de vuelta en tu sitio y hoy encuentro un dilema del cual no conozco y no me meto.Pero te aseguro que me encanta esas calles que dan inspiración y te hacen regresar.Para mí es parte de cultura que no tendrían que arrebatar...y bueno la poesía se irá con ella.
Un fuerte abrazo amigo.

josep estruel ha dit...

A mi en particular el adoquin segun en que lugar me encantaba, daba un aire a la construción de aquel lugar. Me gustaba pasear encima de ellos. Claro está que no pueden estar en cualquier lugar, pero ahora que parece ser que el 22@ ha terminado entoncen actuan sobre las calles, pasajes o atajos. En lo que dice Miquel, pues si, pero esto era en otros tiempos, aqui durante la dictadura no, cuando se hacia era durante la Semana trágica en los sucesos de Julio de 1909, cuando se llevaban únicamente reservistas catalanes a Cuba.
Un saludo.

josep estruel ha dit...

Hola Carla, si, tanto tiempo...
Me alegra mucho que estés aquí. Puedes meterte donde quieras, la explicación es fácil y no tiene secretos.
Esta pequeña historia es de un barriod de Barcelona donde nací. Fue muy importante durante el siglo XX y la mitad del IXX, Era la fábrica de España en lo que a industria se trataba. En estos últimos años...hablo desde 1990 ha ido desapareciendo poco a poco, o muy rápido según...
Los ciudadanos de aquel barrio eramos obreros,y generalmente las casas estaban paret con paret con las fábricas más importantes. Ya no queda nada de mi barrio. Si, Barcelona es mas preciosa de lo que ya era, está de moda, es una ciudad compacta, donde las empresas más innovadoras conviven con centros de investigación, de formación y de transferencia de tecnología, pero ya no quedan adoquines...
Carla, ha sido un placer verte de nuevo. Un beso

josep estruel ha dit...

post - MI COMENTARIO _ EL ADOQUÍN‏
08:34
Respon ▼Respon
Respon a tothom
Reenvia
Suprimeix

Enviat: dimarts, 8 / març / 2011 08:34:45
Per a: Josep Estruel Filella (jose_estruel@hotmail.com)




Hola Josep,

Primero decirte que he aprendido de tu post cositas, tanto por lo que explicas como por los comentarios que te han escrito. Por otro lado sin saber ni cómo, ni dónde, ni de qué manera, siempre me han despertado cuando he tenido el placer de caminar por algún lugar que todavía los mantiene, esa sensación de nostalgia, esa olor tan característica ayudada por el musgo que sobresale del suelo y que te cuenta de alguna forma su época y todo el tiempo que lleva viviendo en este y casi desaparecido adoquín, digo que no entiendo el motivo porque yo no puedo echarlos en falta, mi juventud todavía no lo permite, pero hay algo que me lo transmite, quién sabe si estas cositas pueden despertarme alguna vez de mi ateísmo tan severo que sufro J.



Mil abrazos Josep.

josep estruel ha dit...

Hola Didi. Estoy seguro que en tu pueblo del alma aun queda alguna calle adoquinada, y te diré más: Si es un pueblo, pueblo, aun hay algo mejor... alguna calle de tierra!!.
Si es así el placer es superinmenso.
El olor a tierra mojada al llover....
Una abraçada.

josep estruel ha dit...

A propósito Didi, esto del ateísmo tan severo que sufres...
!!Lo dices como si fuera una enfermedad!!
Será porquee Rouco sigue ...??
Un beso.

Cabetià ha dit...

http://fabricasdelpoblenou.blogspot.com/2011/02/levantan-los-adoquines-los-bastardos.html

Barcelonina ha dit...

Hola!
Quina alegria veure que no sóc l'única enamorada d'aquestes precioses llambordes!... Jo encara cerco i, alguna que altra vegada, encara trobo algun trosset de carrer o plaça que han tingut la decència de deixar amb aquest bonic paviment que no només està a Roma sinó a la resta de principals capitals i ciutats europees!... Malauradament, no crec que hi hagi cap altre motiu, simplement a Barcelona es carreguen tot el que val la pena, com aquests empedrats que tant embelleixen les ciutats... Segurament van desaparèixer perquè algun endollat amb empreses de ciment i altres porqueries donava gratificants comissions als polítics de torn...

Josep ha dit...

Hola Barcelonina, moltes gràcies per escriure'm.
Jo tampoc hi veig una altra explicació a tots els excessos que fan a la nostra ciutat. Estic segur, com tu, que això només pot ser qüestió de diners.
És veritat a Roma i n'està ple!
Una abraçada.

Barcelonina ha dit...

Hola Josep!

Moltes gràcies a tu per la teva resposta i per obsequiar amb el teu blog als enamorats de la nostra city!

I, recorda, no només a Roma n'està ple!, et convido a visitar, si no ho has fet ja, és clar, totes les principals ciutats i capitals europees... ells sí han conservat l'encant incomparable d'aquest tipus de paviment!

Una abraçada
i fins aviat!

Barcelonina ha dit...

Benvolgut Josep,

Aquest cap de setmana he creat, per fi, el meu blog!

http://evaadvocadabcn.wordpress.com/

M'he fet seguidora del teu,
doncs recordava la passió compartida...
Espero veure-t'hi aviat!

Una abraçada!