dissabte, 19 de març de 2011

¿Compasión, mezquindad, interés?

La lucha contra el cáncer no es nueva en el mundo del fútbol. Se trata de una batalla que ya han librado otros jugadores, cuyo esfuerzo para superar la enfermedad tuvo la recompensa de volver a vestirse de corto. Buscar esa segunda oportunidad es el objetivo al que se tiene que agarrar Eric Abidal, que el próximo jueves será operado de un tumor en el hígado en el Hospital Clinic de Barcelona.



Quizás mi comentario les desagrade pero no puedo evitarlo. En la prensa, especialmente en la deportiva y a toda plana, han aparecido muchos comentarios sobre el tumor de hígado que padece un conocido jugador de un club de futbol. "Todo el mundo" se ha volcado para animarle en este trance y hasta alguno ha puesto pancartas en los balcones: "te necesitamos". Que este jugador tenga un tumor y, aparentemente, todo el mundo le de ánimos parece bueno; que implica bondad de las personas interesadas en su salud. La realidad es más cruda. Los muchos comentarios que ayer oí en el hospital no eran lamentaciones por su desgracia sino por la desdicha del club de no tener a un jugador que estaba sustituyendo a otro lesionado y titular indiscutible.
Siendo un poco duro y dicho de otra forma, lo que a la gente le preocupa es que la defensa del equipo empiece a hacer aguas y deje de ir en cabeza o pierda partidos. Lo que les pase a los jugadores se la refanfinfla porque, en el fondo, no son más que unos mercenarios a sueldo.
Muchos tenemos cánceres y tumores y nadie nos ha enviado tantas muestras de ánimo. En este caso estas muestras son un tanto fariseas, y más cuando ha pedido privacidad en todo este asunto. Yo, como todo el mundo deseo que una persona salga de un mal momento pero de eso a magnificarlo ocupando planas enteras de los periódicos me parece de una falsedad increíble. Si este jugador estuviera en el banquillo nadie le hubiera hecho el más mínimo caso y si no vuelve a jugar y las cosas no van bien verán como los famosos: "te queremos" o" te necesitamos" desaparecerán como por arte de magia. Pero como en este momento es una baza importante para el equipo, todos son parabienes para ensalzar sus cualidades. ¿Compasión, mezquindad, interés?

5 comentaris:

Miquel ha dit...

No lo hubiera podido escribir mejor...Y se me deja el titular del Sport, " Drama Abidal ", nada de ánimos, adelante, Ud. puede, estamos con ud....no. Drama . Para que la familia, los seres queridos, los amigos (que los tendrá) se enteren bien de lo que tiene...Lo dicho, un asco. Solo desearle lo mejor. Decirle que todo puede ir bien, que el Clinic es de fábula, que los cirujanos de primera y la maquinaria , de lo mejor. Salut

josefina ha dit...

Tienes mucha razón, en estos casos es mejor ser una persona, solo eso, y axial recibes el apoyo de los tuyos, y si tienes ganas de contarlo lo cuentas, pero yo veo que en asuntos de salud hay mucho morbo alrededor.
Felicidades por tu onomástica.
Un abrazo

Josep ha dit...

Hola Miquel. Según quien lo lea puede pensar lo que no es. Yo solo pretendo decir lo muy falsa que es mucha gente. De la forma que se lleva la cosa parece que sea más importante ser jugador, en este momento, no en otro, en este, que el pobre hombre se reponga.
Una abraçada.

Josep ha dit...

Josefina, muchas felicidades. En este caso yo no diría que es morbo, ni que sea el jugador quien desee todo este follón, al contrario. Abidal dijo que queria llevarlo con discreción. Es la gente Josefina, es la gente. Yo cuando doy ánimos a un amigo, lo hago de corazón, no por el interes de que se cure rápido por mi interes.
Un petó.

zel ha dit...

És ben cert, però em sembla que en tot és igual, mor algú desconegut i ningú en sap res. Mor algú amb una certa "fama" i tot són condols. És trist, però sembla que hi hagi categories humanes... sort que sabem que no és així!

Un petonàs!