divendres, 12 de novembre de 2010

los dictadores

 

Hace unos días, ha muerto en un hospital de Buenos Aires el ex almirante argentino Emilio Eduardo Massera. Tenía 85 años y desde hacía un tiempo estaba aquejado de una demencia que le ha ahorrado pasar los últimos años de su vida en prisión. El militar en cuestión fue uno de los tres que dirigieron el golpe de estado contra el gobierno constitucional argentino de María Estela Martínez de Perón en 1976, y responsable directo de la desaparición de varios miles de opositores a la dictadura, especialmente para su responsabilidad sobre la Escuela de Mecánica de la Armada, tristemente famosa por haber sido un importante centro de tortura.
Condenado a reclusión perpetua en 1985 por secuestros, torturas y homicidios, fue indultado en 1990 por el entonces presidente Carlos Menem. En 1998 fue procesado por el secuestro de menores durante la dictadura. En 2002 sufrió un aneurisma cerebral y en 2005 fue declarado incapaz por la demencia sobrevenida como consecuencia de la enfermedad.
Se ha hecho justicia? Como tantos otros, este criminal ha muerto en la cama, rodeado de sus seres queridos y confortado por los santos sacramentos. Después de la dictadura ha cumplido una pena ridícula de privación de libertad de cinco años y nunca se arrepintió públicamente de sus actos ni admitió ninguna responsabilidad, al contrario, reivindicaba con orgullo lo que él consideraba el ejercicio de su deber para con la patria y la religión (porque de ir a misa, como sus colegas, era mucho). Un diario argentino de Bahía Blanca, La Nueva Provincia, incluso ha escrito un elogio:

"La muerte del almirante Massera ha despertado la ira de quienes no saben perdonar y el odio de los que no pueden olvidar. Unos y otros parecen no darse cuenta que prolongan así la pasada guerra civil. Massera, cargado de años y con la experiencia de su derrota política a cuestas, hacía ya tiempo que había dado por terminada dicha contienda. En ello demostró un espíritu abierto a la reconciliación y ajeno a todo sectarismo, que lo honra".

Para mi, desde el otro lado del mundo podría decir que no hay que alegrarse de la muerte de nadie, pero esto es muy  fácil decirlo sin haber sufrido en carne propia ni en la de las personas queridas la acción delictiva de este personaje, pero seguro en su país mucha gente ha pensado que "ya está bien". En cualquier caso, la caridad cristiana cuesta de hacerla extensiva a individuos de su clase. Y pienso que   una cierta decepción y un sentimiento de impotencia debe acometer a los afectados, cuando ven que el castigo esperado se hace imposible por la extinción biológica del culpable. Muchos hubieran deseado que este individuo tuviera una larga condena de prisión, a ser posible perpetua, y algunos, en el fondo, querrían que pasara por los mismos o peores sufrimientos de los que era culpable.
Esto recuerda, por ejemplo, el caso de Pinochet, al que sólo se consiguió importunar alguna vez, pero que no pisó la cárcel ni un solo día. Muchos dictadores acaban muriendo de viejos, y la mayoría sin pisar ninguna prisión. Algunos terminan sus vidas en un exilio dorado, disfrutando de todo lo que han robado. Y  nosotros tenemos un buen ejemplo de un  dictador muerto de viejo y en el poder hasta el último momento. El día que Franco murió corrió mucho cava, pero también la amargura de que se hubiera salido con la suya hasta el final. Es lícito desearle todos los males? 
Vale desear que se mueran?
Podemos declararnos contrarios a la pena de muerte, pero desearles el peor de los sufrimientos y, si puede ser, la muerte?

Hay algunos  dictadores que acaban muy mal. El más reciente tal vez sea en Sadam Hussein, al que medio mundo vio como moría en la horca. Hace más tiempo, en Nicolae Ceaucescu y su esposa fusilados después de un juicio que fue una farsa y las imágenes de sus cuerpos distribuidas por todo el mundo, a  raíz del levantamiento que acabó con la dictadura comunista en Rumanía. Recuerdo también el caso de Macias Nguema, el presidente anterior de Guinea Ecuatorial, que fue derribado y fusilado en 1979, y al que sustituyó en el poder su sobrino Teodoro Obiang, que aún sigue en el cargo y no se piensa mover. Algunos han muerto en atentados, como el Anastasio Somoza, ex dictador nicaragüense que fue asesinado en su exilio de Paraguay en 1980, un país que por cierto entonces estaba en manos de otro dictador, Alfredo Stroessner, que moriría de viejo exiliado en Brasil. De hecho, muchos paises tienen por costumbre cambiar de gobierno mediante un golpe de estado o una guerra civil, y el presidente derrocado o se escapa por piernas o lo paga con la vida. 

 Y si nos adentramos en la historia más lejana, ya no acabaríamos nunca.
No seriamos humanos sino fuéramos contradictorios. Es por ello que los que somos contrarios a la pena de muerte en todos los casos, también somos capaces de alegrarnos de que un dictador sanguinario acabe tan mal como los casos mencionados. La mayoría, afortunadamente para ellos, tienen suerte que la justicia sea ciega.

20 comentaris:

gianna ha dit...

yo no quise escribir nada en el blog porque este tipo es mejor que este en el olvido ya hizo mucho daño
la foto que pusistes es de un periodista tambien de derecha Bernardo Neustadt, otro dinosaurio muerto
....los dinosaurios argentinos se estan muriendo de a poco...

josep estruel ha dit...

Hola Gianna. No ha sido mi intención hacer ningún tipo de daño a mis queridos amigos argentinos.
Como ves he retirado la foto. Espero que esta esté mas acorde con este individuo.
Un beso.

josefina ha dit...

Y pensar que hay gente que aplaude las dictaduras, se nota que no han sufrido en sus carnes la mano dura de esos dictadores y que les importa un bledo el sufrimiento de los represariados.
Un abrazo josep.

Alfonso ha dit...

Es tremendamente curioso como cuánto más asesino y mala personas eres más a viejo llegas. Mira Pinochet. Mira Franco.
Y no pongo más comentarios que me explayo.
Un abrazo.

Carmela ha dit...

Lamento que haya muerto sin haber pagado judicialmente los crímenes de lesa humanidad que cometió.
No fue una " guerra civil" ... porque no se luchó frente a frente.Eso sería apostar por la teoría de los "dos demonios" .Fue una lucha desigual.
Hubo lugares de tortura como la ESMA en la que las víctimas eran torturadas ... algunas hasta la muerte.
Este individuo fue uno de los responsables de los vuelos de la muerte : tiraban desde los aviones a seres indefensos al mar ....¿Así se hacen las guerras?
También está acusado del robo de criaturas ....¿A ese operativo se lo llama " guerra"?
Neustad y Grondona , reaccionarios mayúsculos, estuvieron de acuerdo con esos deleznables e inhumanos procederes.
Desgraciadamente ... voy a terminar pensando que ..." la justicia tardía ...no es justicia."

Hada Isol ♥ ha dit...

Y si Josep este tipo de gente toda vá muriendo así,la justicia llega tarde,porque ya son ancianos han vivido sus vidas cosa que las personas que han matado no han podido,sobre esa época de la historia argentina yo tengo un pensamiento propio yo hubiera deseado que todos los asesinos de esa época de un lado y del otro paguen asi sienta yo que se hizo justicia,pero se han indultado a todos de los dos lados,los más grandes cabecillas de los montoneros no han pagado y ni que hablar de los militares,que gozan de arresto domiciliario porque son" unos pobres ancianitos" para mi todo el que quitó vidas debe pagar,ninguno era santo,fué una lucha de poder,y la verdad una época durissima de nuestra historia,algunos recuerdos tengo y ha sido feo ver como eran las cosas,cuando supe que este hombre murió sentí que seguro los padres y familiares de tantissimas de sus victimas habrían vivido con dolor ese momento porque no pagó! se fué sin pagar en realidad ,que crueldad es como volver a matar a sus hijos! eso siento que todas esas personas que ansían justicia deben pasar por un dolor inmenso,aqui hoy por hoy nos matan porque si,eso no ha cambiado día a día muchos argentinos mueren victima de la inseguridad,la impunidad,la violencia,y sin embargo tampoco sentimos que haya justicia,es duro pero es así! nos sentimos tan inseguros como en aquellos tiempos,hoy no hay toque de queda pero tampoco puedes salir de noche porque te pueden matar por unos pesos.
No es justo! bajo ninguna ciscunstancia deberían asesinar a nadie! cuantas vidas se perdieron! y que al menos no puedan las familias sentir que se hizo justicia? pues yo no lo tolero!un abrazo Josep!

Eastriver ha dit...

Josep, qué espanto los dictadores... Citas a Ceaucesco y todavía recuerdo aquellas imágenes que tanto me impresionaron: Helena pidiendo clemencia y los dos cadáveres en un rincón de un patio aquella Navidad (porque fue en Navidad). Pero es cierto que es una excepción: generalmente los dictadores siempre tienen un perdón inesperado, un empujoncito para poder pasar sus últimos años en casa, y mira, los demás nos conformamos diciendo: "el pueblo ya les ha juzgado", lo cual suele ser verdad, pero también es verdad que ellos viven como pachás hasta el último momento, y otro por robar una gallina pasará sus últimos años en la cárcel. Ya sé que parece demagogia pero pasa tantas veces que ya cansa...

Y bueno, la frase del periódico me ha hecho poner a temblar. Concretamente la que dice: "la ira de quienes no saben perdonar y el odio de los que no pueden olvidar". Igual que aquí, igualito... La madre que los trajo: estos fachas son tan impresentables aquí, como allí, como en cualquier otro lugar del mundo. Son primos hermanos del horror y de la desfachatez.

Qué alegría volver a leerte.

Josefa Casas ha dit...

Hola Josep...en primer lugar decirte que es una gran alegria tenerte cerca a travéz del blog, y sobre todo con ganas de seguir peleando por causas justas, como la que te traes hoy. Yo como Argentina, me uno a la opinión de Isol, pero además agregar, tal vez una bohemia, una utopia mía, pero quiero creer que estas personas que tanto dolor han causado, han pasado en su interior una vida horrorosa, porque no puedo creer que un ser humano se quede después del horro cometido, tan tranquilo como haber ayudado a cruzar la calle a un anciano...!!! quiero creer que estas personas han sufrido lo indecible en sus noches, en sus sueños, sus pesadillas, sin amor verdadero, ni siquiera el amor de sus propios hijos, porque también sus hijos se avergonzarían de tener un padre que lleve ese nombre, ni que hablar de sus nietos, que verán la historia a travéz de otros ojos, desde otras ópticas y no creo que se sintieran orgullozos de ABUELITO.
Sé que para los familiares de sus victimas, les interesaba más, como a la mayoría de la gente, ver el sufrimiento de estas personas, en su propia carne, en una cárcel de por vida. y también lo entiendo Josep...pero yo quiero creer que este sufrimiento del que te hablé, es más terrible que el de la carne.ojalá así sea.
un fuerte abrazo Josep y hasta pronto. Josefa

Hada Isol ♥ ha dit...

Sobre la frase del diario pues es muy simple,ni olvido ni perdón! a mi no me parece que nadie tenga la ideología que tenga,tenga la religión que tenga lo que sea, se crea dueño de una sola vida,eso se debe pagar!!!!! y aqui esta gente toda es vieja y por ende tiene arresto domiciliario,como decimos aqui en mucho, Menem lo hizo! porque de los dos lados estaban pagando,y el indultó esta gente! A mi personalmente no me gusta ni un extremo ni el otro,aqui en Tucumán estuvo Bussi,y conocí yo gente que había perdido sus seres queridos de los dos lados,una amiga era hija de un militar que fué emboscado en el cerro por los montoneros ,su padre en ese momento estaba haciendo una tarea humanitaria ,llevaba enfermos que viven en zonas muy lejanas de los cerros a un hospital,lo mataron igual y conocí un amigo que estaba con su hermanita debajo de la cama mirando como los militares arrastraban a su padre y a su madre a los que nunca volvieron a ver,ambas personas han sufrido mucho,toda la Argentina sufrió esa horrible dictadura como sufrimos ahora que nuestra gente desaparezca ,que sea desantendida,que nuestros niños mueran de hambre,en esta época no hay una dictadura es cierto, pero hay un desinterés tan grande de nuestros gobernanates por su pueblo,tanta impunidad y corrupción que nos roban,nos matan,secuestran gente a montones para trata de blancas y nadie para esto!
De la dictadura, yo siento que justicia es que todos los que fueron responsables de esta pagina horrible de nuestras vidas paguen,lo cual como ves no sucede,envejecen estos hijos de puta y adquieren privilegios que juzgo yo debido a tamaño daño hecho no deberían tener!

Hada Isol ♥ ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Hada Isol ♥ ha dit...

Es verdad lo que dice Carmela ,no fué una guerra civil,la gente que murió fué la más expuesta la que apoyaba la ideología de los montoneros,te llevaban por ser amigo,por ser pareja,por haber militado aunque sea un instante,se llevaron gente muy joven llena de ideales y los torturaron,entraban en sus casas y sin que estos tengan armas los arrastraban como animales,los encerraban ,los torturaban y mataban.
Yo cuando digo que paguen de ambos lados me refiero a que los que manejaban el movimiento montoneros,que empezaron con este lio,ellos paguen,no la gente que los seguía y luego fué dañada por los militares porque eran docentes,jovenes,medicos,personas que se sentian afines a las idologias de montoneros y realmente no merecían eso ni hicieron daño alguno.Explico porque muchas veces no se me entiende!
Y todos los militares que participaron aun los que se amparan en la obediencia debida.

paolav ha dit...

NO se puede hablar de perdón si no hay arrepentimiento. Pinochet murió en condiciones similares y ni siquiera alcanzó a ser condenado, argumentando su defensa que estaba demente. Sin embargo sus seguidores y quienes participaron de su dictadura, se jactan de lo bien que lo hicieron, le rinden honores y no presentan el más mínimo grado de arrepentimiento. Todavía no se resuelven los casos de miles de detenidos desaparecidos. A los políticos les conviene olvidar y parece que la mala memoria chilena nos pasó la cuenta y ahora tenemos un gobierno con los que apoyaron al dictador. Gracias por la entrada que haz hecho, porque NO HAY QUE OLVIDAR y no me atrevo a pedir perdón y a hablar de cristianismo con las víctimas. Una cosa es la religión y otra la justicia humana...esta última tarda demasiado y no se acerca a la divina.
Un fuerte abrazo

josep estruel ha dit...

Hola Josefina. Pues ya lo ves, los mismos que aplauden son aquellos que se extrañan cuando las familias de los muertos quieren justica.
Un abrazo.

josep estruel ha dit...

Hola Alfonso. Franco y su equipo médico habitual...
Te dice algo esto?
Un abrazo.

josep estruel ha dit...

Hola Carmela.
Jamás entenderé que no haya en el mundo alguien que actue contra estos sujetos. Lo de los aviones, niños y demás desaparecidos creo que no puede haber nadie que no se acuerde.
Un abrazo.

josep estruel ha dit...

Hola Isol. Que alegría leerte. Suscribo todo lo que dices, incluso la comparación que haces entre aquellas terribles dictaduras y los tiempos actuales. Parece que sea otro tipo de exterminio.Por esto amiga mia mientras se vivan años de democracia no hay que bajar la guardia. Esta gente parece que esté esperando momentos de debilidad, para dominarlo todo a su antojo.
Un beso.

josep estruel ha dit...

Hola Ramon. Ya lo puedes bien decir que son un espanto. Pero hombre, si solo tienes que ver las viejas glórias de lo que queda del que pasó por aquí. Y esto que son democraticos...
De toda la vida, claro.
Una abraçada.

josep estruel ha dit...

Hola Josefa. Pues si amiga, a la que puedo ya levanto la cabecita y protesto lo poco que puedo, que desde nuestro pequeño espacio en este mundo bien poco se puede hacer.
Ojalá tengas razón, pero pienso que ellos mueren sin arrepentirse de nada, aunque sean unos asesinos de razones y de vidas.
Pienso que a unos personajes tan terrorificos solo cabe esperar que en la muerte les persigan nuestras memorias.
Hasta pronto Josefa.
Un beso.

josep estruel ha dit...

Hola Paolav. Claro que tienes razón. Del todo, y en el caso de Pinochet aun se estarán riendo ahora de lo que intentó el juez Garzón.Que hablando de él, aun hace pocos meses tubo problemas aqui en España por querer descubrir La Memoria Historica nuestra. Y esto que ya han pasado 70 años.
Y lo de la religión no se porque, o si lo se, pero de alguna forma siempre estan muy unidos a los dictadores.

Un beso.

Diana Puig ha dit...

Hola Josep,
La pregunta que planteas de si podemos estar en contra de la pena de muerte pero desear que una asesino como este dictador pague como se merece todo lo que ha hecho, desde mi punto de vista SI.
Hay delitos que están más que comprobados y que se saben sin ninguna duda que han sido así.
La pena de muerte por intereses políticos, religiosos, sin pruebas suficientes, por incrminar a alguien y hacerlo de la forma más fácil para quitarse el muerto las responsabilidades que están afectadas..., ahí donde pienso que se debe de prestar una atención especial. Quiero decir con esto que hay cosas que están claras y que casos como este y que no haya pagado sus males y que además sepamos de que forma han acabado sus días, es una falta de respeto para todos aquellos victimas de este ASESINO MALTRATADOR.

La justicia a veces no se debería de llamar así, porque no es JUSTA.
Un abrazo amigo mío, didi.