dissabte, 5 de juny de 2010

¿estamos ya medio hervidos?


Esta mañana Susi  me dice: Josep, imaginate una cazuela llena de agua, en cuyo interior nada tranquilamente una rana. Se está calentando la cazuela a fuego lento. Al cabo de un rato el agua está tibia. A la rana, esto le parece bastante agradable, y sigue nadando.
La temperatura empieza a subir. Ahora el agua está caliente. Un poco más de lo que suele gustarle a la rana. Pero ella no se inquieta, y además el calor siempre le produce algo de fatiga y somnolencia.
Ahora el agua está caliente de verdad. A la rana empieza a parecerle desagradable. Lo malo es que se encuentra sin fuerzas, así que se limita a aguantar, a tratar de adaptarse y
no hace nada más.
Así, la temperatura del agua sigue subiendo poco a poco, nunca de una manera acelerada, hasta el momento en que la rana acabe hervida y muera sin haber realizado el menor esfuerzo por salir de la cazuela.
Si la hubiéramos sumergido de golpe en una cazuela con el agua a 50 grados, de una sola zancada ella se habría puesto a salvo, saltando fuera del recipiente.

OPINIÓN
Creo que es un experimento rico en enseñanzas. Nos demuestra que un deterioro, si es muy lento, pasa inadvertido y la mayoría de las veces no suscita reacción, ni oposición, ni rebeldía por nuestra parte. ¿No es precisamente lo que hoy se observa en muchos ámbitos?

No será este el motivo de nuestro desencanto? 

14 comentaris:

Abuela Ciber ha dit...

Es posible pero.... creo que nuestro discernimiento es superior al de la rana y deberíamos de darnos cuenta de las estrategias que se emplean para.....asarnos.

Buenisimo lo que compartistes.

Recibe mi afecto con el deseo de buen domingooooo

mariajesusparadela ha dit...

Yo ya cocidita de todo: absolutamente desencantada y sin fuerzas para saltar.

Heidi ha dit...

Bueno. No paramos de oir que hay que adaptarse. Que la vida está llena de cambios y que debemos aprender que además de que existen y van a existir siempre, debemos ser capaces de sorteárlos...A unos les lleva un simple cambio a tardar toda una vida en reaccionar...El cambio no es malo. La transformación es necesaria. No podemos adaptarnos a todo. No debemos hacerlo si para eso debemos salir mal parados...
Muy ciertas tus palabras

Eastriver ha dit...

Excelente. Tienes toda la razón. Es una parábola. Son tan listos que saben cómo freirnos sin que nos demos cuenta.

Alfonso ha dit...

Tratamiento de shock que se llama... funciona, aunque no creo que en todos los casos :)

Hada Isol ♥ ha dit...

Nos cocinan ida y vuelta y solo sentimos olor a algo rico ,jejejeje,ni cuenta nos damos somos nosotros los que nos estamos cocinando,pero a veces cuando ya la cosa hierve saltamos de la cacerola ,agarramos las tapas y nos mandamos flor de cacerolazo y es en ese entonces que vuelan todos! lo malo es que el ciclo después comienza de nuevo! y a cocinarnos suavecito,suavecito,hasta que de nuevo tomemos la suficiente calentura como para hacer algo! Lo ideal sería aprender de la experiencia y no permitir que nos cocinen de nuevo! Un abrazo amigo mio!

Isabel ha dit...

Pues seguramente será por eso que ya no tenemos fuerza para defendernos de tanto "listo" que nos ha ido "cociendo", pero si aunamos fuerzas, seguro que entre todos, salimos de la olla, y "cocemos vivo" a mas de un hijo de puta.

Susi ha dit...

Hola Josep!
Me da la sensación de que la mayoría de personas nos cocemos a fuego lento hasta que llega un punto de inflexión. Un punto de no retorno en el que tomamos consciencia de nuestro estado e intentamos cambiarlo. Ojalá tengamos fuerzas para salir de la olla!!

José Núñez de Cela ha dit...

Muy acertada la "parabola".
A partir de notar el calor excesivo, cada uno reacciona de una manera distinta y ese puede ser otro problema: los hay que saltan de la cazuela, los hay que se acomodan y les sacan su gustito, los que se sazonan a si mismos, ... que difícil sería que saliéramos todos a comernos al cocinero!!

saludos

Abuela Ciber ha dit...

Te dejo mis deseos de un hermoso fin de semana

Cariños

Hada Isol ♥ ha dit...

Josep te dejo un abrazo amigo querido que tu y los tuyos tengan un bonito fin de semana! una abraçada.

Peter Pantoja Santiago ha dit...

...¡Excelente Reflexión!

Así es como se sienten millones de seres humanos por tantas cosas que suceden y nos rodean, una de las más marcadas es las crisis causadas por ese mal llamado POLITICOS!!

Camino a Gaia ha dit...

Tremendamente lúcida la metáfora. El ser humano (y no solo el ser humano) siempre teme los cambios, pero si los cambios se realizan gradualmente podemos aguantar hasta la muerte nadando en el absurdo.

Patri ha dit...

Josep, algún día el agua se enfriara y la rana revivirá para vengarseeeeee!!!!!!!! Jajajaja

Nos ha pasado como a la rana nos han cocinado a fuego lento sin poder hacer nada…

Mi hijo me dijo una frase que me hizo pensar:

“Papa, salen a la calle porque un equipo de futbol ha ganado algo y no lo hacemos para reclamar el estado de la crisis, no lo entiendo" (mas o menos).

Esta frase la pongo como anécdota, no quiero decir que tengamos la culpa…ok!!
Un abrazo….