dijous, 1 d’abril de 2010

tradiciones de semana santa

PRIMERA TRADICIÓN:

Hablar de la Semana Santa en España y no hablar de Los Empalaos es ya imposible, incluso ha atravesado nuestras fronteras y son muchos los extranjeros que vienen a conocer este rito ancestral que se disfruta con verdadero fervor por los vecinos de Valverde de la Vera.

Los Empalaos son penitentes que por cumplir una promesa o manda, recorren las calles de Valverde de la Vera, en solemne Vía Crucis, hasta llegar a la Ermita del Santísimo Cristo del Humilladero, en una muestra clara de un valor penitencial extremado. Descalzo y con los brazos en cruz carga un timón de arado sobre los hombros desnudos, "fajado" el cuerpo con una gruesa soga de esparto desde la cintura hasta la punta de los dedos de las manos. Coronado de espinas, se le colocan unas espadas cruzadas en la espalda, llevando como única vestimenta unas antiguas enaguas y un velo sobre la cabeza, cubriéndole el rostro para mantener el anonimato. Le acompaña un "cirineo", que tapado con una capa antigua o manta, va alumbrándole con un farolillo de aceite.

Para ver este ritual es necesario permanecer en absoluto silencio, para así apreciar el valor, sacrificio y devoción de esta tradición ancestral.

La participación de la población de Valverde de la Vera es mayoritaria durante la Semana Santa, tomando más interés la noche del Jueves Santo, debido a la expectación que conlleva el Vía Crucis de "El Empalao", no quedando un solo vecino del pueblo sin participar, bien en los actos religiosos que se celebran o bien acompañando a alguno de los penitentes durante el recorrido del Vía Crucis, ya que cada año suele haber alrededor de cuarenta penitentes "Empalaos".

La afluencia de visitantes a Valverde de la Vera es masiva durante toda la Semana Santa, rebasándose las quince mil personas el Jueves Santo y coincidiendo con la noche de El Empalao, con asistencia toda clase de medios de comunicación, radio, Televisión, prensa.

SEGUNDA TRADICIÓN:


Las tradiciones de Semana Santa riojanas tienen un peculiar punto de interés en "Los Picaos" de San Vicente de la Sonsierra. En esta localidad riojana rodeada de viñedos se mantiene la tradición de los Picaos. Es la última y única manifestación del rito penitencial que queda en España y se realiza mediante la flagelación que hasta el siglo XVIII, era una práctica frecuente.

Ya vestido con el hábito, acude a la procesión, se arrodilla ante el paso al que haya hecho la ofrenda -generalmente ante la imagen de la “Virgen Dolorosa” o el “Monumento” en la iglesia- reza una oración y, al ponerse en pie, el acompañante le retira la capa de los hombros y le abre la abertura de la espalda.El disciplinante coge la madeja por la empuñadura con las dos manos y, balanceándola entre las piernas, se golpea la espalda por encima del hombro alternativamente, a izquierda y derecha, durante unos 20 minutos. Se golpea entre 800 y 1.000 veces, hasta que el acompañante y el práctico deciden “pincharle”.El práctico “pica” tres veces ambos lados de la zona lumbar , mediante un utensilio denominado “esponja“, una bola de cera virgen con seis cristales incrustados de dos en dos. Los 12 pinchazos simbolizan a los apóstoles. Tras esto el disciplinante se golpea 20 veces más, para que la sangre que pueda haberse acumulado en la zona, pueda escapar y así evitar problemas posteriores. Tras finalizar se lavan los pinchazos con agua de romero. Las marcas de éstos quedan de por vida.

EL ESTADO CONCEDIÓ EN EL 2005 LA CATEGORÍA DE INTERES TURISTICO NACIONAL A ESTE HECHO DE INSPIRACIÓN RELIGIOSA.

Pues yo lo siento mucho, pero si yo soy fuese religioso, pondría el grito en el cielo. Lo encuentro anacrónico y salvaje.

5 comentaris:

mariajesusparadela ha dit...

La religión católica y su asociación con el sufrimiento físico...me parece terrible. Si en lugar de eso decidieran enviar un euro al día (de por vida) para labores humanitarias, no se perjudicaban a sí mismos y beneficiaban a otros.
Claro que eso no trae turistas.

josep estruel ha dit...

Tu razonamiento es aplastante María Jesús. A mi que me expliquen que gana dios con el sufrimiento de un señor que previamente ya ha sufrido por alguna cosa.
Sin embargo tu idea si que vale: Ha sufrido en alguna cosa y justamente por este motivo no desea que a otro le ocurra.
Firmo por un euro al dia (de por vida)

Un abrazo.

Fugaz ha dit...

Mira, justo Maria Jesús ha dicho lo que iba a decir yo, si en verdad esa penitencia la hacen por motivos religiosos, más valdría que en lugar de esas barbaridades, utilizasen su tiempo o su donativo en otros fines que fueran más directos a quienes lo necesitan. Ser bondadoso, tener fe, o ser mejor persona no se hace con estas salvajadas sino demostrándolo con hechos. Y punto pelota... (que sino me altero...)

Abuela Ciber ha dit...

Te diré que no esperaba menos, por acá eso o se ve.

te dire que no esperaba menos porque vi el Museo de Torturas del Peru y te quedas pasmado!!!!!!

Recibe mi abrazo amigable.

Hada Isol ♥ ha dit...

No le encuentro ningun sentido al flagelarse ,si es por pedir algo Jesús dice pidan y se les dará así que si confían en Jesús solo lo deben pedir,si creen en Dios deben saber que el cuerpo es templo del alma y se lo cuida no se lo lastima,además no puedo entender algo,son capaces de lastimarse así,pero quizás unos minutos después le están haciendo maldades a alguien,o ni se inmutan al saber que hay hambre en el mundo por ejemplo,no sirve de nada esto,más serviría que dieran muchissimo amor al projimo,(y que el sacrificio sea darle a alguien comida,dinero para que viva,colaborar en entidades de beneficencia,ya que Cristo dijo que estaría en cada hermano),o sea hacer algo util del creer en Dios,porque si uno dice que cree en Jesús y solo imita la cruz,pero nada de todo lo que el hizo mientras estuvo en la tierra,a quien sigue? además,yo no veo al Papa ni a los obispos y cardenales andar golpenadose ni el pecho ni la espalda,los mandan a los otros,así nunca encuentro el sentido a estas manifestaciones de fé,hay diez mil cosas buenas que se pueden hacer en nombre de la fé,y siempre elejimos las malas.
En nombre de la fé se mutilan,en nombre de la fé discriminan,en nombre de la fé matan,en nombre de la fé anulan campañas de prevención como el uso del preservativo,pero y? las cosas buenas para cuando? tener piedad por el otro,tolerancia ,entendimiento,para cuando?????

Un abrazo querido Josep!