dimarts, 8 de setembre de 2009

¿entre los humanos pasa igual.?


Hace mucho tiempo que como veo tantas veces las películas de WALT DISNEY, se me ocurrió pensar porque nos gusta que hayan animales buenos y animales malos.
Fijaros que
suele haber una serie de animales que los toman como protagonistas y otros tantos el papel de antagonistas, podemos coger como ejemplo la película del Rey león y fijarnos en sus personajes:

El protagonista principal, Simba, y su padre Mufasa, su madre, su compañera Nala y todas las demás leonas de su clan son animales buenos, nobles, bondadosos, justos, alegres, simpáticos... mientras que las hienas, todas las hienas, son malvadas, amargadas y resentidas...

Me podríais decir que hay un león malo, pero aún así lo han diferenciado de los demás, es decir Scar es malo porque es distinto.
Sin embargo todas las hienas son malas, pero su único fin es alimentarse. ¿Acaso no es esta la finalidad de todos los animales?
Las hienas de la película son además animales cobardes, nada más lejos de la realidad, puesto que, cuando se reúne una manada grande son capaces de enfrentarse a un grupo de leonas, la proporción suficiente es, más o menos, 3 hienas por cada leona.
Quiero pensar que todo se debe a que el león en bello y la hiena no lo es.

Volvamos a los leones: podríamos tachar a los leones machos de "vagos" y de "machistas", puesto que normalmente, son las leonas las encargadas de ir de cacería y de traerle el alimento al "rey", que permanece descansando tranquilamente a la sombra, incluso hasta 20 horas al día. No obstante cuando las leonas traen una presa, es el león el primero en comer hasta saciarse, quedando el resto para que se alimenten las leonas y los cachorros. ¿Os imagináis a Mufasa comportándose así en la película...? A que no¡¡¡

Leo en una revista especializada en el tema....
"...
los leones machos, cuando consiguen convertirse en los machos dominantes de un grupo de leonas, inmediatamente acaban con la vida de todos los cachorros del anterior macho dominante que haya en el clan, para poder dejar él su propia descendencia.
¡¡Qué bichos mas malos!! Pero bueno permitidme que os lo haya contado así, no es que yo piense que lo hacen por maldad, sino porque simplemente, parece que con este acto consiguen que las leonas, no tengan que cuidar ni amamantar a sus crías, y por lo tanto entran en celo y se muestran receptivas para que el macho pueda inseminarlas y dejar su propia descendencia."

Como este ejemplo podríamos poner a infinidad de animales de los dibujos animados.
Los malos son: buitres, alimoches, urracas, cuervos....y muchos más. Y sin embargo los pintan malos aun siendo una patrulla de limpieza ecológica fantástica, en los medios en los que habitan cumpliendo una labor imprescindible.

Y los buenos son: gatitos, ositos, y lobitos mientras no crezcan..... , tortugas, pececillos, ratones, canarios, gallinas, pingüinos , hormigas...
Un dia de estos meditaré si entre los humanos pasa igual.
!Bueno...igual lo dejo correr ¡

4 comentaris:

* HADA ISOL ha dit...

Pues la verdad es que no reflejan la realidad,creo que no se han tomado siquiera el trabajo de investigar nada antes de crear y han elegido sus personajes de acuerdo a su imagen como siempre haciendo la relación lindo/bueno,feo/malo,y en esto los humanos somos iguales,así nos rotulamos infinidad de veces.Un abrazo.

Abuela Ciber ha dit...

Que interesante lo que expones.
Da para reflexinar por varios lados.
Te dire que son peliculas para resaltar lo bueno vs. lo malo y no creo que profundicen mucho sobre la vida de los animales.
Si prestamos atencin a las tiras animadas para niños, nos pegamos en la pared!!!!
Y sintetizando te diría que prefiero ser leona que una chacala que necesita de muchos o sea , patota, para atacar, ojo digo atacar, no defenderse.

Saludos.

Alfonso ha dit...

¿Que a si a los humanos nos pasa igual? pero ¿no eramos animales nosotros también ? jjj toda esta historia parece la del gen egoísta. Se hace de todo en las especies para que esta sobreviva.
Luego están los tópicos, animales que parecen buens, animales que parecen malos.
¿Os acordáis las caras de los forajidos del oeste? Tenían cara de malos. Hoy ya no. Vemos a un terrorista de ETA y tienen cara angelical y son hasta guapos. Y ya véis lo que esconden detrás.

Fernando Manero ha dit...

No hay animales buenos y malos, aunque Disney sea maestro en ofrecernos ese contraste, que lleva a odiar a unos y a admirar a otros. Los conceptos de maldad y bondad son estrictamente humanos, derivados de la inteligencia, de la capacidad de decidir entre opciones contradictorias y de la conciencia de actuar conscientemente. Es un buen post, grato y clarificador. Entro en tu blog por vez primero y he visto que has incluido el mio en tu lista. Yo hago lo propio y te seguiré de cerca. Muy cordialmente