dilluns, 11 de maig de 2009

abuelito...el árbol no está¡


Esta historia comienza así: Hace muchos años existía un famoso pueblito, alejado de la ciudad, llamado Tanto-dá . En el medio de la única placita que tenía, había un árbol, con hojas grandes, pequeñas, medianas, verdes, rojas, amarillas, celestes y muchos colores más. No sólo era hermoso, sino que era muy grande y centenario. Él regalaba sonrisas a toda la gente, grandes y pequeños
Cada vez que alguien se sentía un poquito triste, se iba hasta la plaza, se acercaba al árbol y automáticamente se empezaba a reír. Para los chicos, Risitas, que así lo llamaban a su árbol, era un amigo más. Esperaban ansiosos que llegara la tarde para poder ir a jugar junto a él. Se trepaban en sus ramas, le cantaban canciones, se divertían mucho.
Una noche, el Señor Que-mas-dá, que era del pueblito vecino, fue hasta la placita. Miró para todos lados, se fijo que no hubiese nadie, y se acerco al árbol en puntitas. De pie.
Era un hombre muy serio, y no le gustaba que sus vecinos siempre estuvieran alegres. Entonces, empezó a arrancarle las coloridas hojas a Risitas y a dar patadas a su tronco ¡con mucha rabia!. El pobre árbol empezó a reír cada vez menos... hasta dejarlo de hacer por completo. Y cuando lo hizo, el Señor Que-mas-dá se fue satisfecho a su pueblo.
A la mañana siguiente el árbol amaneció enfermo, casi muerto. La gente se puso muy triste cuando lo vio, y la risa desapareció de sus caras. Entre ellos se miraban y se preguntaban: ¿qué le habrá pasado? ¿quién lo lastimó?.
Se pusieron a juntar sus hojitas, a cuidarlo, a regarlo, pero Risitas seguía igual. Hasta que un día, decidieron que la forma para curarlo era darle lo mismo que el siempre les dio a ellos: !Risas¡.
Se juntaron todos, hicieron un corro alrededor del árbol, se agarraron de las manos y empezaron a reír. Y rieron cada vez más fuerte, tan fuerte que hasta la tierra comenzó a vibrar. Risitas empezó a tomar vida, le volvieron a salir sus coloridas hojas y con ellas, su alegría. Empezó riéndose bajito, casi no se le oía, pero terminó riéndose tan alto que hasta contagió al Sol. Comenzaron a crecer muchas y muchas flores a su alrededor y se formó un arco iris, el más bello que habían visto en toda su vida.
La risa empezó a contagiar a los pueblos vecinos y llegó hasta la casa del Señor Que-mas-dá, y sin darse cuenta, de sus labios, comenzaron a salir risas.
Y colorín, colorado.....
Este cuento me lo contaban mis padres y mis maestros cuando era pequeño. Para aprender a querer y respetar la Naturaleza.
Yo he tratado de transmitirlo a mis hijos y ahora a mis nietos.
Mis hijos y los profesores de los pequeños tambien les enseñan a querer la Naturaleza
Mi nieta Mireia, su amigo Kepa y yo, también tenemos nuestro "Risitas". y también igual que los niños del cuento lo rodeamos entre los tres y lo abrazamos.Y miramos de acariciar sus hojas.
Siempre por las tardes al salir del "cole".
Pero la otra tarde, al doblar la esquina, el árbol no estaba.
-Abuelito, el árbol no está. Y no le han pegado....
-Lo han cortado¡... ¿Quien hace esto?

14 comentaris:

Josefa ha dit...

Hola josep. Me gusta pasar por aquí pues siempre escribes algo para reivindicar. Personas como tu son las que ayudan a construir un mundo mejor. GRACIAS.

Maria Jesús Rodríguez Melero ha dit...

Hola Josep!
Es verdad que han cortado todos los risitas de la Plaza Ricard Vinyes de Balsareny. Yo pregunté que habia pasado y me contaron que van a hacer una zona peatonal muy bonita, que los árboles estaban enfermos y que plantaran arboles nuevos.
Los viejos eran preciosos. Que lástima!
Susi

josep estruel ha dit...

Hola Josefa.
Que mas quisiera yo que poder construir algo. Lo que ocurre es que hay cosas que resultar indecentes.
Cortar árboles centenarios, alegando que estan enfermos?....o que rompen las aceras?.
Todo por hacer una calle peatonal.
Esto es un pueblo Josefa. Y para que pase un coche por esta calle....
Muchas gracias por escribir .
Un beso.

* HADA ISOL ha dit...

En Colonia Caroya hay una avenida de Plátanos que tienen 200 años,algunos están enfermos y reciben tratamiento,unos señores que visten como astronautas les ponen un quimico de noche,los hemos visto con Mili una vez cuando estuvimos de vacaciones allí,muchos se han curado y los demás se curarán sucede que lo que identifica a la colonia es la recreación que hicieron los inmigrates cuando llegaron para no extrañar su tierra tan lejana.
Por lo que creo que podrían haberlos conservado.
Me duele cuando se cortan los árboles,por lo que lamento que lo hayan hecho por allá,ya que está hecho espero que pongan muchos árboles nuevos en esa peatonal,el daño ya está hecho,que pena!
un abrazo Josep!

josep estruel ha dit...

Hola Susi.
Si, es verdad que quieren hacer una zona peatonal,otra cosa es que sea bonita.
Lo de los árboles es claramente una excusa.
No hace falta cortar unos árboles centenarios para hacer esta calle.
Con el agravante de que los coches pasarán igualmente.
Los han coetado alegando que están enfermos, pero Dolors (florista)
Dice que no, y que suponiendo que lo estén hay solución, dicho por expertos.
Susi, la verdad es que desde la esquina de la farmacia...
miras calle abajo y lo ves tan triste....
Nos pasará como la plaza de la iglesia. Tan bonita que era y tan cutre que es ahora. Y tan inutil.
Un beso.

Mariaisabel ha dit...

Josep, el ver cortar un arbol es que me pone muy mal, me entra tristeza, es como matar algo que la naturaleza nos ha regalado.
Con que facilidad quitan de enmedio lo que no les interesa y lo peor poniendo excusas. Quiz´´a es verdad que estaban enfermos, pero...lo creemos?
Una abraçada

josep estruel ha dit...

Isol.
Estos árboles que han cortado también eran plátanos. Eran grandes y preciosos, no se su edad. Pero seguro que 150 años los tenian, porque en este mismo sitio hay casas del año 1800.Ahora se ve triste.
Y es lo que tu y todos los entendidos dicen. Si es cierto que están enfermos que los curen.

Tambien es verdad que la Mireia, el Kepa y yo nos cogiamos de las manos y rodeabamos el árbol.
Bueno, según cual, porque han cortado seis.Había uno que no podiamos rodearlo.
Las ramas se enlazaban entre ellas, de uno al otro y de acera a acera.
Un beso

josep estruel ha dit...

Hola MªIsabel.
Lo que han hecho no tiene perdón.
Yo no entiendo, solo se que eran preciosos tanto en invierno como ahora.
Y querer convertir una calle de pueblo en una calle peatonal, esto es de risa.
Tu sabes que en los pueblos puedes ir tranquilamente por la calzada, y si viene un coche..se espera.
Esto no es el carrer de Pelai
Un beso.

VERÓNICA MARSÁ ha dit...

Una cosa semblante ocurrió en el pueblito manchego de una amiga. En ese llano interminable había una pequeña colinita con un árbol y un banquito que había puesto el ayuntamiento. Era muy agradable la vista. Vienen las eleciones y el nuevo "eleccionado" decide construir un campo de fútbol municipal ¿imaginais dónde? Pues sí, arrancan la colinita, árbol y banquito para allanar el terreno, que no estaba bastante llano, y ahí mismo construyen el campo¡¡¡

Besitos.

josep estruel ha dit...

Hola Verónica.
Lo que me parece es que esto no lo supera ni una película de Berlanga.
La de la España profunda.
Muy bueno el caso.
Un beso.

jdiana ha dit...

hola Josep tu relato me ha llevado a recordar que en el barrio donde me crié habia un arbol en cada esquina pero no se por que razon un día los fueron cortando, eran acacias y yo jugaba mucho en ellos, incluso recuerdo que cojia sus flores y jugabamos a fabricar colonia. Los echeé mucho de menos despues. Es verdaderamente lastimoso que corten los arboles de ese modo.
un abrazo

Adrisol ha dit...

que historia !!!

es lamentable, pero en todos lados pasa.....
en nuestro pueblo también ha pasado, y sinceramente dá lástima que corten o saquen los árboles..

un abrazo

josep estruel ha dit...

Hola JDIANA:
Pues será un caso semejante.
Aqui hay personas que han pedido explicaciones al Ayuntamiento. Y cada uno da una version diferente.
La cuestión es que nos hemos quedado sin árboles centenarios.
Lamentable de verdad.
Un beso

josep estruel ha dit...

Hola ADRISOL.
Y ahora que me acuerdo, resulta que hace un mes aproximadamente, hicieron una fiesta para los niños , que era plantar un arbolito cada niño.
Imaginate que ejemplo.
Un beso