divendres, 27 de febrer de 2009

! si tuviéramos agallas ¡


Hoy, haciendo algo que no me gusta, -ordenar libros- . Me doy cuenta que en uno de ellos habia un papel entre las hojas. Era un punto, (no se si está bien dicho "punto", yo por lo menos le llamo así). No estaba allí por casualidad. Es un capítulo en él describe este impactante diálogo de la película “Alguien voló sobre el nido del cuco“:


Os dejo el enlace por si no habeis visto la película.

QUIZÁ EL MAYOR OBSTÁCULO PARA LA LIBERTAD SEA NUESTRO PROPIO MIEDO A LA LIBERTAD
Puede que recuerdes aquella gran escena de Alguien voló sobre el nido del cuco en la que McMurphy se da cuenta de pronto de que la mitad de los internos están en el hospital de manera voluntaria:
“- ¿Queréis tomarme el pelo, tíos? - Nadie dijo nada. McMurphy comienza arriba y abajo frente al banco, pasándose la mano por su espesa mata de pelo. Camina hasta el final de la fila y luego avanza en sentido contrario, hasta llegar a la misma máquina de rayos X. La máquina silba y se mofa de él. - Tú, Billy. ¡Tú estás interno aquí, por el amor de Dios! - Billy está de espaldas a nosotros, con la barbilla apoyada en la negra pantalla, de puntillas.
- No - dice, y mira al aparato.
- Entonces, ¿porqué?, ¿porqué? ¡Eres un tío joven! Deberías estar por ahí y conducir un descapotable con el que conquistar a las chicas. Todo esto… -señala a su alrededor- ¿porqué lo soportas? - Billy no dice nada y McMurphy se aparta de él para dirigirse a otros dos pacientes-. Decidme, ¿porqué? Refunfuñáis, os quejáis durante semanas enteras y decís que no soportáis a la enfermera ni nada de lo que hace. Y durante todo este tiempo no estáis internados. Puedo entenderlo en el caso de alguno de esos viejos que hay en la galería. Están chiflados. Pero, vosotros, no es que seáis precisamente hombres corrientes de la calle, pero no estáis chiflados -Ninguno dice nada. Se dirige entonces a Sefelt-. Sefelt, ¿qué pasa contigo? No tienes nada malo, sólo ataques. Demonios, yo tenía un tío que montaba escándalos el doble de malos que los tuyos y que por si fuera poco tenía visiones del diablo, pero no se encerró en un manicomio. Podrías arreglártelas fuera si tuvieras agallas.
- ¡Eso es! - Es Billy que deja de mirar a la pantalla, con el rostro bañado en lágrimas- ¡Eso es! - vuelve a gritar-. ¡Si tuviéramos a-agallas! Podría irme hoy mismo, si tuviera agallas. Mi m-m-madre es una buena amiga de la se-señorita Ratchel y podría hacer que me firmaran el alta esta misma tarde, ¡si tuviera agallas!”


¿Es posible que parte de nuestros problemas y frustraciones se deban al hecho de que estemos asustados y autoencarcelados?

¿Es posible que nos quejamos continuamente de los demás y de nuestra mala fortuna sin decidirnos a tomar la responsabilidad de nuestras propias acciones, y a veces incluso de nuestra propia vida entera?


No se, seguiré guardando libros... aunque no me guste.

23 comentaris:

Maria Jesús Rodríguez Melero ha dit...

Hola Josep!
Me quito el sombrero!
Yo estoy asustada! De verdad! me da miedo ponerme delante de los apuntes que tengo que estudiar para las oposiciones. Porque la propia palabra me da miedo y me beo bajita ante ella. OPOSICIONES!!
AHHHHAAA!!!
Un abrazo!!

HADA ISOL ha dit...

Y si tuvieramos agallas!!!!
los miedos son terribles y paralizan demasiado,enfrentarlos es salir del pozo y ver claro, con el cielo sobre uno, el sol , la luz se percibe mejor el horizonte,gracias Como siempre me haces bien,nunca ví esa pelicula,iré al enlace que pusiste,un petó i moltes gràcies!

zel ha dit...

Aquesta peli em va impactar força...no tant però com la notícia del post anterior, avui ho he llegit al diari i he quedat a quadros, que diuen...pocavergonyes!

Ana ha dit...

"La locura a modo de escudo de protección". Pero, ¿de qué tenemos que protegernos? La libertad, sea cual sea ésta, tiene una carga demasiado pesada: la responsabilidad. Si "los internos" salen fuera deben asumir sus vidas igual que el esclavo debe responsabilizarse de la suya en el momento que logra la libertad. Es el reproche que el pueblo hebreo hace a Moisés cuando se ven en medio del desierto: "al menos en Egipto teníamos seguridad", es decir, "sabíamos a qué atenernos". La libertad que todo el mundo anhelamos y proclamamos en voz alta es también uno de los mayores "enemigos" del hombre que se instaura en la "comodidad" de una vida sin problemas que puedan interpelar su yo más profundo.
Tener agallas es salir de detrás del escudo y afrontar la realidad por uno mismo.
Un muy fuerte abrazo, Josep.

Jerusalem ha dit...

Hola Josep, creo que las agallas nos la dejamos en el bolsillo por miedo al fracaso, por miedo a no estar a la altura de lo que idealizamos...
Por eso yo simpre digo que para arreglar el mundo tenemos primero que arreglar nuestra casa interior.

Besitos

m.eugènia creus-piqué ha dit...

Si que vi la peli y me encantó, lo que no me encanta nada es ordenar libros, armarios......Un petonet.

lys ha dit...

Un blog para leer despacio. Te dejo un saludo y un hasta luego

Isa ha dit...

Hola Josep.
Ya se que lo tienes... pero has sido premiado de nuevo...
Pásate por mi blog.
Un abrazo.

Rachel ha dit...

hola josep, así lo creo yo también, si tuviéramos más agallas en la vida viviríamos más tranquilos sin tanta presión ni miedo al fracaso, a no poder con algo...Es imprescindible una buena base de confianza en nosotros para tirar hacia delante. Me pasaré por el enlace de la peli.
Un petonet,
Rachel

Diana Puig ha dit...

Hola josep, yo primero y hace muchos años leí el libro de "volar sobre en nido del cuco", entonces era muy niña y me costó mucho entenderlo, sin embargo lo tenía un poco como presente para leerlo cuando fuera más mayor, porque le pregunté a mi padre una serie de cosas sobre el libro y las respuestas tampoco las entendí, me aconsejó que lo leyera cuando fuera más grande y así lo hice. Te puedes creer que me reí mucho porque claro no es lo mismo el libro que la pelí, es más, en el libro, te ríes, te asustas, lloras, te emocionas, pero no dejas de estar en la mente de los locos, hoy en día diría que no tan locos. Después vi la película, claro hay diferencia, pero la idea es la misma, "el indio impacta más en el libro que en la película" y eso que ya en pantalla es grande ....:))). Una recomendación muy sabia, porque el miedo nos paraliza y nos controla, no dejándonos vivir la vida de una forma más completa con muchos más margen, estamos sometidos a una presión constante de cómo han de ser las cosas y si te sales de ese margen, ya no eres normal y incluso te pueden juzgar de "LOCO". Un maravilloso post, un abrazo con todo mi cariño, didi.

Tere ha dit...

Personalmente y no quisiera pecar de prepotente siempre me han sobrado agallas,no sólo respecto a mí sino también en cuanto a los demás,pero no basta con eso,en la vida se necesitan muchos ingredientes para que la combinación sea buena,y no depende solamente de nosotros,vivimos interrelacionados,juntitos como un castillo de cartas,dependiendo unos de otros,por eso cuando se le dice a los niños,a los jóvenes que pueden ser lo que quieran ¿no les estaremos lanzando a un mundo de frustraciones,de imposibles?.
Ana lo dice muy claro: libertad con responsabilidad.
Eso es agradable,pero también cansado,difícil,arriesgado,
satisfactorio pero no gratuito,se deja la piel por el camino.
Muy interesante todo lo que planteaste.
Un abrazo,querido amigo

josep estruel ha dit...

Hola Susi¡
No Susi, yo se que a ti no te asusta nada. Ya se la cantidad de apuntes que tienes para las "opos"
Lo conseguirás, como todo lo que tu emprendes.
Un petó.

josep estruel ha dit...

Claro que son terribles los miedos Isol. Pero si no les hacemos frente
como mínimo jamás sabremos si somos o no capaces de conseguir algo.
Un beso.

josep estruel ha dit...

Hola Zel.
Si, es una gran película llena de lecciones que casi nunca las ponemos en practica.
A veces pienso que quizas sea por la comodidad que nos ofrece una vida mas o menos tranquila.
La excusa es decir: "Ya estoy bien como estoy"
Un petó.

josep estruel ha dit...

Hola Ana¡
Que gran explicación la tuya.
Tu resumen es muy bueno.
"Tener agallas es salir de detrás del escudo y afrontar la realidad por uno mismo."
Es esto Ana.Se que no es fácil de lograr, pero tendríamos que hacerlo a menudo o cuando haga falta.
La liberdad nadie la regala.
Una abraçada.

josep estruel ha dit...

Jerusalem.
Puede ser que no las saquemos del bolsillo. Este es el error.
Los grandes pueblos son sabios porque afrotan las situaciones.
Y si caen saben levantarse.
Una abraçada/Un abrazo.

josep estruel ha dit...

Jerusalem.
Puede ser que no las saquemos del bolsillo. Este es el error.
Los grandes pueblos son sabios porque afrotan las situaciones.
Y si caen saben levantarse.
Una abraçada/Un abrazo.

josep estruel ha dit...

Hola Gènia.
Menos mal que encuentro a alguien que tampoco le gusta ordenar armarios.
A ti no te pasa que cuando terminas(agotada, por descontado) justamente cuando cierras las puertas, siempre ves una manta que no cabe?
Un petó.

josep estruel ha dit...

Hola Lys.
Gracias por el saludo.
Yo también pasaré por tu blog
Un beso.

josep estruel ha dit...

Hola Isa.¡
Muchas gracias por tu saludo.
Yo también pasaré por tu blog, que por cierto hace unos dias que no lo hago.
Una abraçada/Un abrazo.

josep estruel ha dit...

Hola Rachel.
Si que es verdad que hay que tener una buena base de confianza en nosotros para tirar hacia delante.
Pero fíjate que hay personas que ni esto intentan.
Es posible que sus miedos esten mas en no saber como levantarse, que en la propia caída.
Un petó.

josep estruel ha dit...

Didi.
Esre libro para mi también considero que es difícil de entender(por lo menos para mi)
Está lleno de reflexiones que son muy complicadas de poner a la practica.
En la "peli" su escudo es el Sanatorio mental. En la vida puede ser cualquier cosa.
A veces hablamos con Susi de estas cosas, y aunque ahora leas de ella que está asustada... de esto nada.
Querer es poder. Esto lo dice un millon de veces.
Un petó.

josep estruel ha dit...

Hola Teresa¡
No, no creo que seas prepotente.
Tienes razón. A veces no depende de uno construir y enfrentarse a las cosas de la vida.
Pero Teresa, te fijas que está lleno de personas que nunca intentan nada. Se puede fracasar o no, pero por lo menos no pasar de puntillas.
Eso si, tal como dices, procurar ser todo lo responsable posible.
Un beso.